Poesia y prosa de ALEQS GARRIGÓZ

Poesia y prosa de ALEQS GARRIGÓZ

CALDO DE CULTIVO

El primer tufo del experimento tardío de las vacas adolescentes alberga en su jocoso espíritu un delirio de cadáveres inútiles que devoran el suburbio de clases judiciales en el crespo vaivén de las huidas arborescentes y nítidas que logran coronar mi plenitud en la vehemencia del claustro inmaculado y traslúcido sin que la higuera de tórtolas resolutas e indiferentes escape al trance de quienes abigarrados en el extremo de un plenilunio juicioso prestan su jacinto a un tío habitado de esperma hilado a la manera de los mismísimos trenes glotones que hasta el kilometraje invicto se retrasan por la manifestación de robustas patrias de maquillaje envuelto en simetrías irreverentes ya caducas o ahora tiránicas cobijadas bajo el respeto de gladiadores yuxtapuestos en la miseria abundante que quiere salar un trozo de óxido cuando hay que contradecir al culpable que frena el verbo estar en su máxima resolución hermafrodita y azulina si no cabalga en hijos indefensos ante la harta estría silábica frenando un misterio sin poderes semejantes a iones largos cuando el viento alimenta el bosque y sus tigres que son fuentes oligofrénicas bañadas en la forma de esos gorriones empacados en sus propios trajes abolidos por la frontera imantada de jacales que sobran antes de la hacienda tutelar porque es plena de vibratorio miedo total parecido al resentimiento de estar colgado y emparedado entre flechas que a nada engullen sino una alfombra básica estando hincada y sumisa ante la sapiencia harta de nuevo hasta el frenético mar de aquelarres lentos y pesados albergadores de la muerte en cada esquina por el placer de gobernar tu jirón de zapatos violentos tan placidamente si no nos guían al primer espasmo ancestral de calidoscopios torcidos comiendo un ajo explotado hasta la menor nube en fa menor considerada por su luminoso espacio que aplasta esos huevos en su flácida representación de bigotes azufrado y miles de vendimias vigentes al poniente saludador de manantiales e invictos de Dios en la guerra del verano de hilos suficientes para enterrar su sinfonía que habré saltado lo mismo que veinte océanos jóvenes y fríos cuando su túnica de salmón plateada vislumbre cada mínimo terreno galante sin algo oprimido por un acta de alboroto al que es necesario replicar huyendo de sátiras transeúntes deliberadamente hostiles alrededor de este paraíso donde clavas trece gusanos a mi escarmiento que no es igual a la trepanación de un grito violeta que hace como nueve torpezas que advierte a nuestro parecer un sin fin de volcaduras hacendosas porque valen lo que Judas si no presionas a su síndrome taciturno de ácidos volcánicos analfabetas y dementes en tonos que da pavor enamorar o incluso girar hasta el vértigo clerical de su mismo esplendor volcado hasta siempre si antes no regresamos con irreversibles multitudes en claras huestes delirantes haciendo un turbio proselitismo de caballos agridulces que es preferible omitir a amar blandamente vislumbrando infiernos voladores para escapar ante mí sin estar siendo acosados ante la voluntad del místico fruto de jugos gástricos gozosamente hechos para este sentido vicioso permutando un frasco de pastillas cubiertas de cien ilusionistas que aspiran a viajar hasta la casa de ella que cuida buenas jorobas floridamente acomodas entre los mismos muertos celestes proyectados a la inversa de las realidades que se jactan de trasponer claras tempestades del oriente menor.

ESTRUCTURAS PROFUNDAS

Sin tu desmesura erguida en la sensación de las calabazas mecánicas no vivo.

El plenilunio es como la fatalidad de los tobillos rotos y la arena movediza viscosa.

Todo último profeta tocará la mariposa vuelta al nombre de la serpiente embarazada.

Ofrecemos en sacrificio este sabor a gravedad cero y talco disoluto baratísimo.

El día de hoy la goma habrá asesinado el tren de cada placer desagradable.

Hay que saber que las sillas necesitan beber clavicordios que marcan la hora del funeral.

El derroche de enclaustradas infecciones huele a hongos que no saben decir no.

Me has sido enviado por la ducha de las ratas bebedoras de humor vítreo y filamentos rocosos.

Para saber es necesario desacelerar el perineo estirado por la multa anacoreta.

Una mula es el dolor que la mugre tiene de los acuarios flotantes de Hitler.

Los frenillos aclaran la condición hilarante de mis víctimas girando el té depresivo.

Sartenes flotan sobre girasoles triangulares naciendo de mapaches galardonados con estruendo.

Por la vértebra del sulfuro conocemos tratados de imantaciones grotescas para hornear mejor.

Un albañil es el colapso nervioso acrecentado sabiamente por la justicia de cierta ira.

PARA UN PSICOANÁLISIS

La

claudicación, tú,

no sabes nada.

Eres la plenitud

de los saberes arcaicos

que no vuelan.

Pero basta.

(En el tedio abriremos

el tiempo

a la misma necedad.)

*

Yo, yo, yo.

¡Y nada más yo!

NÄIF

Es una zona de protozoarios

Donde nace el río de los holocaustos.

Se pinta sola la metralleta abandonada

Cuando la cruzan las urracas

Y ciertos profetas de la risa.

RECETA DE COCINA

INGREDIENTES:

1 litro de pus de uñas encarnadas

1 vaso de semen de ochenta días a la intemperie

200 gramos de costras de niños no bautizados

1 cuchara de mugre de inglés de soldado

100 gramos de recorte de uñas con micosis de los pies de un anciano

66 pelos de axilas de un chimpancé negro

50 gramos de mocos de tuberculoso

PROCEDIMIENTO:

Licuar todo, escupir cinco veces en él y ya está listo para comerse.

MÁXIMAS

1

No soy feliz porque soy egoísta:

la dicha se comparte, mientras que el dolor se atesora.

2

El Mal lucha con el odio

y se regocija en la tristeza.

ALEQS GARRIGÓZ (Puerto Vallarta, México 1986). Empieza su carrera publicando Abyección (2003). Trabajos posteriores son: Luces blancas en la noche (2004), Perturbación de la mente (2004), La promesa un poeta (2005), De naturaleza amarga (2007) Páginas que caen (2008, 2013), La risa de los imbéciles (2013). En 2006 figura en la antología Nueva Poesía Hispanoamericana, a cargo de la editorial madrileña Lord Byron. Premio de Literatura Adalberto Navarro Sánchez 2005, otorgado por la Secretaria de Cultura de Jalisco. Premio de Literatura 2008 de la municipalidad de Guanajuato. Premio Espiral 2011 y 2012 de Poesía otorgado por la Universidad de Guanajuato. Mención Honorífica en el I Concurso de Cuento y Poesía de la Univesidad Marista de Querétaro, en el V Concurso de Poesía María Luis Moreno, de la ciudad de Guanajuato y en el I Concurso de Poesía La Palabra de mi voz, de la editorial estadounidense Entre Líneas. Ha publicado poemas en diversos medios impresos y electrónicos de México, España y algunos países de Latinoamérica. Figura en una decena de antologías literarias editadas en México.

Colaboración: José Antonio Íñiguez

http://www.revistaelhumo.com/

Receta de verano: ensalada de pasta italiana con pesto verde

Receta de ensalada de pasta al pesto verde o genovés.

Si la ensalada de pasta fuera un libro sería uno de Borges: son múltiples los caminos que se bifurcan en su mezcla y acepta casi cualquier paradoja. Clásico entre los clásicos, fuerza de la naturaleza gastroveraniega, es tan versátil como los ingredientes que puede cargar. Forma un lienzo de blanco cereal donde el cocinero puede pintar combinaciones infinitas, incluida la salsa de pesto genovés, como en la fórmula que os presentamos hoy.

Se puede jugar, por ejemplo, con el tipo de pasta empleada (espirales, macarrones, lacitos, hélices, fusilli, farfalle…). Con todo tipo de hortalizas (frescas o asadas), frutos y pepitas, legumbres cocidas, y también proteínas, como embutidos, encurtidos, ahumados, escabeches… Acepta con gusto al cicerone del queso, conductor de sabores, pastor de vinagretas. Bien hecha y aliñada, la ensalada de pasta refuerza cualquier ágape y es un primer plato o único estupendo.

La pasta se cuece y se sirve fría. Los comensales sentirán el alivio de una fuente de energía fresca, muy aromática y en general poco pesada. Días de playa, de monte, o de asfixia en el asfalto. ¡No importa! La ensalada de pasta no falla.

Dicen los gurús que la pasta debe salir siempre al dente, si queremos que conserve su firmeza y no convierta el plato en un potingue chicloso. Puede adaptarse a otras recetas (una ensalada de pasta a la caprese, por ejemplo, o echarle atún, huevos duros, pipas, fresas, menta…).

En esta ocasión, con el verano empezando a desplegar sus lomos de reptil sobre las rocas calientes, vamos a por un clásico italiano (ellos también disfrutan de lo que llaman la pasta fredda), una ensalada de pasta al pesto verde, o genovés, muy refrescante.

Es fácil de preparar. La suavidad del queso, junto a la potencia del pesto, generan un buen contraste. Puedes añadirle otros ingredientes, como salmón ahumado y rúcula (¡experimenta!).

Receta de ensalada de pasta al pesto verde

Ingredientes 4 personas:

    • 400 gr. de pasta fusilli, macarrones, lazos…

  • Queso mozzarella o similar o, si te gusta más fuerte, tipo feta o parmesano. También puedes combinarlos.
  • Tomates cherry o tomates secos en aceite (hidratados en agua caliente unos 15 minutos antes).
  • Aceitunas negras.
  • 250 gr. de pesto verde (aquí tienes la receta para prepararlo).
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.

1. Cuece la pasta ‘al dente’:

Pon la pasta en abundante agua con sal. Cuécela alrededor de 15 minutos (o hasta que esté al dente). Sácala inmediatamente del agua, pásala a un colador y por agua fría para detener la cocción.

2. Monta la ensalada con la salsa pesto:

Vuelca la pasta en un bol amplio y riégala con un chorrito de aceite de oliva. Agrega la salsa de pesto en la cantidad que gustes, pero que la pasta quede bien impregnada y aromatizada por la mezcla. Echa un poco de sal. Introduce los tomates cherry (lavados y cortados por la mitad). Agrega las aceitunas negras, sin hueso, y cortadas también por la mitad. Añade varias porciones de queso (en bolitas, lascas o cuadrados pequeños). Remueve. Pon la ensalada en el frigorífico y espera, entre media y una hora, hasta que esté fresca. Puedes ponerle también unas hojas de albahaca como decoración.

https://blogs.publico.es/recetas-caseras-nutricion-saludable

‘Homo ludens’

El gol es nuestro destino en lo universal, la única forma de que las dos Españas se abracen

Loa jugadores de la Selección española celebran en San Petersburgo la victoria ante Suiza que les da el pase a la semifinal de la Eurocopa.
Loa jugadores de la Selección española celebran en San Petersburgo la victoria ante Suiza que les da el pase a la semifinal de la Eurocopa.KIRILL KUDRYAVTSEV / POOL / EFE
 

No existe en la historia un líder político, desde Pericles a Churchill, que haya levantado una ovación en sus mítines que se parezca ni de lejos a la que provoca un delantero centro que mete un gol por la escuadra o un portero que para un penalti. Y si ese gol supone la victoria definitiva del equipo nacional, en nuestro caso se consigue el milagro de que las dos Españas se levanten de sus asientos con los brazos abiertos, lancen un grito unánime de entusiasmo y se abracen. Esa fraternidad espontánea dura mientras los neurotransmisores del cerebro producen una descarga conjunta de dopamina y serotonina, que llena de placer y felicidad las vísceras de millones de españoles de cualquier edad, clase social e ideología. En ese momento el simio patriota que cada hincha lleva dentro siente una convulsión orgásmica que le devuelve a los ancestros de la tribu. El homo ludens, el que juega, es anterior al homo sapiens, el que piensa, y al homo faber, el que trabaja. El juego es el origen de la inteligencia compartida y no es necesario que lo haya dicho el historiador Johan Huizinga, porque yo he visto con mis ojos cómo jugaban los hijos pequeños de una familia de gorilas en la selva de la cordillera de los Volcanes en Ruanda y se comportaban con los mismos gestos de alegría y enfado como esos niños que a los cuatro años ya se divierten compitiendo en el tobogán del parque. A este mundo se ha venido a jugar. De hecho todo es un juego, la guerra, la política, las finanzas y tal es el desconcierto en que se vive hoy que el fútbol se ha convertido en lo más coherente del sistema. Once multimillonarios en calzón corto con el propósito compartido de meter el balón en la portería contraria que ponga al simio de pie en la grada, en el bar o en el sofá de casa. El gol es nuestro destino en lo universal, la única forma de que las dos Españas se abracen.

https://elpais.com/opinion/

Una historia de Europa (V)

Una historia de Europa (V)

Érase una vez una montaña alta y sagrada a la que llamaban Olimpo, que estaba en lo que hoy llamamos Grecia. En torno a esa montaña, por la época en que los judíos salían de Egipto en busca de la tierra prometida, unos trece o catorce siglos antes de que naciera Cristo y más o menos cuando los hombres empezaron a usar el hierro en lugar del bronce, se fue formando un país que todavía entonces eran muchos pueblos y ciudades, hechos (como casi todos se hicieron) de invadidos e invasores.

En vez de un solo dios, aquellos fulanos tenían varios que vivían en plan familia Telerín en ese monte griego. La gente no les rezaba para que perdonasen sus pecados ni para ser mejores personas, sino para cosas prácticas como tener buenas cosechas, viajar seguros, degollar y esclavizar a los enemigos, disponer de pan para comer, agua para beber, fuego para calentarse y llegar a viejos en el mejor estado posible. Para eso ofrecían sacrificios derramando vino, matando animales (hecatombe significa sacrificar cien bueyes), les dedicaban bailes, cánticos y cosas así. La peña era también muy supersticiosa, y de que un ave volase a la derecha o la izquierda, de unos relámpagos o de cualquier chorrada así dependía librar batallas, viajar y toda clase de iniciativas. Incluso, en un lugar llamado Delfos, había un chiringuito de adivinación del futuro al que llamaban Oráculo, donde se formaban colas para preguntar; y como las respuestas siempre eran ambiguas, cada cual las interpretaba a su manera.

Ibas y preguntabas si tu marido te engañaba con la esclava de casa, el oráculo respondía “Todo puede ser”, y tú, como estabas de tu marido hasta la bisectriz, al volver a casa lo envenenabas haciéndole un salmorejo con cicuta. Todo eso, como digo, giraba en torno a una religión presidida por una docena de dioses principales y un montón de secundarios, que a su vez generaron infinidad de subcontratas gestionadas por semidioses, héroes y otros personajes hasta formar una multitud fascinante, que a su vez generaría unas leyendas y una literatura sin cuyo conocimiento es imposible comprender los símbolos y referencias de la Europa que venía de camino. En cuanto a los moradores del Olimpo, los dioses principales no eran buenos y virtuosos como imaginamos a los de ahora. Al contrario, eran adúlteros, lujuriosos, envidiosos, violadores, incestuosos, coléricos, tramposos e impresentables. Unos verdaderos hijos de puta. Además, cada uno tenía sus seres humanos preferidos, favoreciendo a unos y fastidiando a otros. Zeus, que después sería el Júpiter romano, era el padre y rey de todos, la máxima autoridad, aunque los otros, sobre todo las diosas, se choteaban de él y lo engañaban como a un chino de los de antes.

Su legítima señora era Hera, la Juno romana, cuyo cuñado Poseidón (el Neptuno del tridente), hermano de Zeus, era rey del mar, capaz de generar tormentas y apaciguarlas por la cara. Hefesto o Vulcano, el dios del fuego, era cojo, feo, gruñón, curraba en una fragua, y en ella lo pintaría Velázquez muchos siglos después. Dionisio, más conocido hoy por Baco, era un borracho que te rilas; y Ares, o sea Marte, dios de la guerra, un psicópata militarista que sólo era feliz cuando había batallas y masacres de por medio. PUBLICIDAD Hermes (el Mercurio de los romanos), mensajero de los dioses, había salido el listo de la familia, dotado para los negocios y las juntas de accionistas. Artemis, luego Diana, aficionada a cazar y pasear por los bosques con arco y flechas, no quería ver a los hombres ni de lejos y era la feminista de la familia.

Atenea o Minerva, nacida de un martillazo que Hefesto le dio a Zeus en la cabeza, salió medio guerrera, tenía los ojos verdes y era diosa de la sensatez y la sabiduría (no es casual que la clave del conocimiento se atribuyese a una mujer y no a un hombre). Otros parientes eran Vesta, que presidía el hogar familiar, Ceres, diosa de la agricultura, y Plutón, que gobernaba el mundo subterráneo y vivía bajo tierra, en plan topo. Mención aparte merecen Apolo, que era el guaperas de la familia y conducía una especie de Ferrari celeste, y Afrodita, o sea, nada menos que Venus: la diosa de la belleza y del amor, la Marilyn Monroe del Olimpo. Una señora espectacular, de las que paraban la circulación de las cuadrigas cuando salía a darse una vuelta por el mundo. La guapa entre las guapas. Y que nos viene de perlas para cerrar este episodio, porque en el siguiente veremos cómo ese mismo bellezón, al aceptar una manzana de manos de un simpático chaval llamado Paris, lió un pifostio considerable que acabaría llamándose Guerra de Troya. Con la que nuestra vieja Europa, por así decirlo, iba a entrar ya en serio en la Historia. 

https://www.milenio.com/opinion/arturo-perez-reverte/escrito-en-espana/una-historia-de-europa-v

TEORÍAS DE CONSPIRACIÓN Y NUEVA OLA HACEN QUE RUSIA COQUETEE CON VACUNACIÓN OBLIGATORIA

FUNCIONARIOS PÚBLICOS RUSOS DEBERÁN VACUNARSE O PODRÁN PERDER SU EMPLEO
Teorías de conspiración y nueva ola hacen que Rusia coquetee con vacunación  obligatoria

Rusia fue el primer país en aprobar una vacuna, la Sputnik V y empezó su campaña de vacunación hace más de seis meses. Sin embargo, sólo ha logrado vacunar con una dosis al 16% de la población. Esto no se debe a que falten las vacunas o a que no se hayan podido organizar vacunaciones de manera masiva. 

En realidad Rusia, con una población de 144 millones de personas, podría fácilmente hoy estar en una situación similar a Estados Unidos y tener a más de la mitad de la población vacunada. Pero no es así y el país euroasiático esta viviendo una nueva ola de covid-19, focalizada en Moscú. En los últimos días se han superado todos los días más de 20 mil casos y se ha registrado el número de muertos más alto. Las razones por las que está sucediendo esto son complejas, pero una parte importante se debe a las teorías de la conspiración que abundan en Rusia, algo a lo que el mismo gobierno ruso ha contribuido.   

Según cifras reportadas por Aljazeera, el 62% de los rusos no quiere ser vacunado y el 56% dice no temer el virus. Algunas personas no confían en la calidad de la vacuna rusa, la cual Putin ha comparado con un rifle Kalasnikof, el cual es famoso por ser infalible. La vacuna rusa ha sido aprobada en otros países pero localmente es vista con sospecha.

Muchos rusos además creen que la vacunación y la pandemia son pruebas de la existencia de un gobierno global o de un “nuevo orden mundial” que busca controlar a la población e implementar su agenda. Estas ideas han sido promovidas por el mismo régimen de Putin anteriormente que se ha presentado como haciendo frente al poder global, como un bastión de autonomía en un mundo controlado por fuerzas oscuras.

Como muestra Adam Curtis en sus dos más recientes documentales, la administración rusa ha incorporado tácticas de desinformación y manipulación de la percepción desde hace años como uno de los ejes que ha permitido a Putin y a su grupo mantenerse en el poder por más de 20 años. Central a esto ha sido el papel de  Vladislav Surkov, quien se desempeñó como Jefe Diputado Primero de la Administración Presidencial, y es considerado el principal ideólogo del régimen. Surkov trabajó antes en agencias de relaciones públicas y tiene una formación en la literatura y en el arte. Según Curtis, la política rusa ha hecho del teatro político y las teorías de conspiración (incluso contra ellos mismos) para crear una atmósfera enrarecida en la que nadie sabe ya qué es verdad y qué es mentira. 

El resultado de todo esto es que el pueblo ruso no cree en el gobierno y sospecha de toda campaña masiva burocrática (también como herencia indeseada del pasado soviético). Algunas personas creen que más que estar en contra de la vacunación y la ciencia se trata de una forma de protesta contra el gobierno (aunque seguramente son las dos cosas).

En respuesta a esto el gobierno ruso ha iniciado una campaña masiva en la que los restaurantes no podrán servirle a personas que no tengan su certificado de vacunación o presenten una prueba negativa. De manera controversial también gran parte de los servidores públicos tendrán que vacunarse si no quieren perder su empleo. Personal de bancos e instituciones educativas tendrá también que vacunarse antes del 15 de agosto o podrán perder su puesto. El gobierno ha dicho que no es una vacunación obligatoria, pues tienen la libertad de buscar otro empleo. En otras provincias se busca atraer a las personas con pequeños montos de dinero, regalos, billetes de lotería o pases para museos.

https://pijamasurf.com/

¿A qué espera el Estado español para condenar el franquismo?

Franco no ha muerto, se ha reencarnado en numerosos cuerpos y está muy  animado – Kaos en la red

Por Pedro Casas, miembro de la Plataforma por un Centro de Memoria de la Cárcel de Carabanchel

No soy abogado, y es posible que algunas de las afirmaciones que voy a hacer en este escrito puedan ser matizadas o corregidas desde el punto de la arquitectura legal; pero no creo que estas posibles matizaciones afecten al fondo de lo que quiero exponer.

Un Estado, que se autoproclama democrático, no es tal si no realiza una condena explícita del régimen dictatorial que fue implantado tras un golpe de estado contra un gobierno democrático y legítimo, y que implantó el terror de Estado como forma de dominación durante los 39 años que duró el franquismo.

Esta afirmación no pretende quedarse en el mero ámbito de las aspiraciones estéticas; de no producirse la condena del régimen, antitético de la democracia, que además fue impuesto por la fuerza violenta de una parte del ejército que se rebeló contra el poder legítimo, la pretensión de democrático del actual régimen queda en entredicho. La defensa de la vida, para ser creíble, tiene que ir aparejada con la condena del asesinato y el castigo a quien lo practica. De la misma manera, la defensa de la democracia, para que sea creíble, debe complementarse con la condena de la dictadura, en particular si además fue padecida por el mismo país que se reclama democrático.

Este es uno de los grandes déficits de la actual monarquía parlamentaria que aspira a ser una democracia plena, pero que no lo es, entre otras cosas por esta ausencia de condena.

Lo que es preciso es una declaración solemne, realizada por el órgano que ostenta la soberanía popular (el parlamento) y con fuerza de ley. Sólo así se podrá dar un paso adelante en todo lo referente a memoria democrática.
Sabido es que la sublevación militar, al ser frenada por el gobierno legal y el pueblo, desembocó en una cruel guerra. Y también que las fuerzas de ocupación, según iban conquistando pueblos y ciudades, fueron sembrando el terror con cientos de miles de personas asesinadas y enterradas en fosas comunes.

Tuvieron que pasar 25 años desde la muerte del dictador para que fuesen los nietos de aquellos desaparecidos (los hijos, que vivieron en el silencio y el terror, no fueron capaces) quienes comenzaran a buscar a sus familiares para honrar su memoria. Y ello contribuyó a desarrollar un potente movimiento pidiendo justicia y reparación, y exigiendo responsabilidades a los artífices de la represión franquista que todavía permanecen vivos.

No soy yo la persona más cualificada para hacer un balance completo de lo conseguido por este movimiento resurgido en estas dos últimas décadas; pero sí me atrevo a reconocer que, a pesar de los pocos avances legales o en otros ámbitos, sobre todo si lo comparamos con el camino que aún queda por recorrer, su mayor contribución ha sido lograr hacer consciente a una sociedad, que había aceptado mayoritariamente la amnesia de la transición, de la verdadera naturaleza del régimen dictatorial de Franco, de los más crueles y prolongados de la historia moderna mundial.

Se discute sobre los límites de la libertad de expresión, y conviene aclarar conceptos. Una cosa es defender ideas y formas de organización política diversas, que incluso podría amparar la existencia legal de partidos que defienden sistemas más autoritarios (suele ser la práctica habitual de los regímenes democráticos); y otra cosa es hacer apología de regímenes concretos que han practicado el terror y el exterminio de importantes capas de población, por razón de ideología, religión, raza u otras cuestiones.

No se puede admitir la defensa de sistemas asesinos, como lo fue el nazismo en Alemania, el fascismo en Italia o el franquismo en España. Este es el límite a la libertad de expresión: se pueden defender ideas y proyectos políticos, pero no regímenes concretos que practicaron el asesinato y el terror de estado.

Por eso no es aceptable que los jueces digan que la fundación Franco puede ser legal, ya que se trata de la exaltación del máximo responsable de un régimen opresor y exterminador. Pero para que los jueces, aunque sean de ideología franquista, no puedan dictar autos o sentencias de esa naturaleza, debe haber un soporte legal que lo impida, y eso no existe todavía.
No se trata solo de que Millán Astray, al que pretenden reponer una calle en Madrid, participase activamente en el golpe de estado del 36; de lo que se trata es que colaboró con el régimen franquista de manera muy activa, lo que debe generar el rechazo y nunca el enaltecimiento.

Mientras no se produzca esta declaración de condena del franquismo, las leyes de memoria parecerán leyes para compensar en parte a ciertas víctimas directas de la represión. Pero lo que en realidad quieren las víctimas (víctimas del franquismo fuimos tod@s, aunque algunas personas sufrieron en sus carnes la parte más cruel de la represión, por rebelarse contra la tiranía) es que se haga justicia, que se reconozca la nulidad del régimen anterior, incluidas sus sentencias, y se abandone definitivamente la malvada equidistancia de los “dos bandos en lucha fratricida”.

Va siendo hora de que los partidos políticos, cada diputado y diputada, se retraten y digan con claridad si condenan el régimen franquista; ahora al menos hay una mayoría progresista que lo haría posible. La historia los juzgará.

https://blogs.publico.es/verdad-justicia-reparacion