‘EL ARTE DE LOS PEQUEÑOS PASOS’: UN ILUMINADOR TEXTO DE ANTOINE DE SAINT-EXUPÉRY

UN TEXTO HECHO A LA MEDIDA PARA UN MOMENTO DE ADVERSIDAD COMO EL QUE MUCHAS PERSONAS ESTÁN VIVIENDO ACTUALMENTE
El arte de los pequeños pasos': un iluminador texto de Antoine de ...

Antoine de Saint-Exupéry vivió una vida llena de acontecimientos y momentos sui generis. Nació en una familia aristócrata católica francesa y su padre murió cuando él era un adolescente. Se convirtió en piloto, viajó por todo el mundo, cobró fama como héroe de guerra, vivió tórridos romances y fue un gran escritor, aunque su fama en este ámbito fue más bien póstuma (antes destacó más bien como aviador). Por supuesto, a Saint-Exupéry se le recuerda especialmente por El principito, obra inspirada parcialmente en el accidente aéreo que vivió el autor en 1935 (cuando su avión se estrelló en el desierto de Libia) y del cual milagrosamente sobrevivió, luego de que un beduino lo encontró al borde de la deshidratación y sufriendo fuertes alucinaciones.

Aunque Saint-Exupéry es conocido por esta novela corta y algún otro escrito similar, póstumamente se publicaron textos cortos de corte más espiritual, como es el caso de la oración conocida como El arte de los pequeños pasos. Si bien no hay completa certidumbre sobre su autoría, este texto que le ha sido atribuido (incluso por la Iglesia católica) a Saint-Exupéry se ha convertido a últimas fechas en una de las oraciones más compartidas en las redes sociales. Y ello justificadamente, pues está hecho a la medida de los tiempos difíciles.

Esta pequeña obra es un llamado a la compasión, la aceptación y a vivir en el presente (algo fundamental para un momento de incertidumbre). Como dice al final: “No me des lo que pido, sino lo que necesito”.

A continuación compartimos una traducción del texto y el original en francés.

Señor: enséñame el arte de los pequeños pasos.

No pido milagros ni visiones, ¡pido fuerza para la vida diaria! Dame la atención y la creatividad para notar a tiempo los conocimientos y experiencias que me atañen personalmente.

Fortalece mis elecciones al discurrir del tiempo. Dame la capacidad de distinguir lo esencial de lo secundario. Te pido fuerza, autocontrol y mesura para no dejarme llevar por la vida, sino más bien organizar sabiamente cada momento de la jornada. Ayúdame a enfrentar lo mejor posible lo inmediato, y a reconocer que esta hora es la más importante.

Otórgame la lucidez para reconocer que la vida está acompañada de dificultades y equívocos, y que estos son oportunidades para crecer y madurar.

Haz de mí un ser humano capaz de acompañar a quienes se encuentran en lo más bajo.

No me des lo que pido, sino lo que necesito.

¡Enséñame el arte de los pequeños pasos!

¡Así sea!

*

Seigneur, apprends-moi l’art des petits pas.

Je ne demande pas de miracles ni de visions, mais je demande la force pour le quotidien! Rends-moi attentif et inventif pour saisir au bon moment les connaissances et expériences qui me touchent particulièrement.

Affermis mes choix dans la répartition de mon temps. Donne-moi de sentir ce qui est essentiel et ce qui est secondaire. Je demande la force, la maîtrise de soi et la mesure, que je ne me laisse pas emporter par la vie, mais que j’organise avec sagesse le déroulement de la journée. Aide-moi à faire face aussi bien que possible à l’immédiat et à reconnaître l’heure présente comme la plus importante.

Donne-moi de reconnaître avec lucidité que la vie s’accompagne de difficultés, d’échecs, qui sont occasions de croître et de mûrir.

Fais de moi un homme capable de rejoindre ceux qui gisent au fond.

Donne-moi non pas ce que je souhaite, mais ce dont j’ai besoin.

Apprends-moi l’art des petits pas!

Ainsi soit-il!

 

Cabe insistir en que la autoría de este texto se encuentra en disputa o es poco precisa. La atribución que se le hace a Saint-Exupéry del mismo parece deberse a la semejanza de esta “oración” con un texto incluido en Citadelle, un texto que el autor redactó al mismo tiempo que sus obras mayores y más conocidas (El principitoPiloto de guerraTierra de hombres). Citadelle se publicó póstumamente en 1948, a partir de manuscritos de Saint-Exupéry que si bien habían sido leídos antes a un amigo suyo (Pierre Drieu La Rochelle), no se sabe a ciencia cierta la forma final que el autor les daría como obra lista para imprimirse.

Entre otros apuntes, Saint-Exupéry incluyó en Citadelle una “Oración a la soledad” (sección CXXIV del libro), la cual comienza de este modo:

Ayez pitié de moi, Seigneur, car me pèse ma solitude. Il n’est rien que j’attende. Me voici dans cette chambre où rien ne me parle. Et cependant ce ne sont point des présences que je sollicite, me découvrant plus perdue encore si je m’enfonce dans la foule.

[Ten piedad de mí, Señor, pues la soledad me pesa. No es nada que haya esperado: verme en esta habitación donde nada ni nadie me habla. Y, sin embargo, no son en lo absoluto presencias lo que pido, pues me descubro todavía más perdido cuando me disuelvo entre la multitud.]

(El fragmento completo puede consultarse en este enlace, en francés).

Tal parece que, por algún azar, el texto conocido como “Los pequeños pasos” se confundió en algún momento con esta otra plegaria y aquel, a falta de autor conocido, comenzó a ser atribuido a Saint-Exupéry.

Sea como fuere, la poca claridad en esta cuestión no le resta belleza o pertinencia al texto y, como sugiere Borges en alguno de sus cuentos (“Pierre Menard, autor del Quijote“) y varios teóricos de la literatura, al final tanto la experiencia literaria como el mensaje que podamos extraer de un escrito dependen menos del autor que de las cualidades del texto en sí y de la creatividad del lector.

Así que sin duda podemos decir, junto con el artífice anónimo de la oración que nos ocupa: “¡Señor! ¡Enséñame el arte de los pequeños pasos!”.

 

https://pijamasurf.com

“Arreglen el techo antes de que llueva”

Electores tendrán que escoger entre delincuentes: Alfredo Campos ...

INAMOVIBLE EN CUANTO A QUE LA EXISTENCIA DE UN CREADOR NO PUEDE SER PROBADA CIENTÍFICAMENTE, BERTRAND RUSSEL SOSTENÍA QUE EL FUTURO SOLO ES POSIBLE DESDE ESA PERSPECTIVA, LA CIENTÍFICA, QUE EMPERO PROYECTA UNA SOCIEDAD ATERRADORA SI SIGUE ESTANDO AL SERVICIO DEL PODER. PEOR AÚN: LA SITUACIÓN SE TORNA CATASTRÓFICA CUANDO ESOS POLOS DE DECISIÓN POLÍTICA IGNORAN LA VOZ DE LOS CIENTÍFICOS.

EN UN DOCUMENTO FECHADO EN SEPTIEMBRE PASADO, EXPERTOS DE LA ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD ALERTARON DE LA AMENAZA REAL DE EXPANSIÓN MUNDIAL DE UNA ENFERMEDAD SIMILAR A LA GRIPE EN SOLO 36 HORAS CON UN CÁLCULO DE 80 MILLONES DE MUERTOS, DEVASTACIÓN NO VISTA DESDE LA PANDEMIA DE INFLUENZA ESPAÑOLA QUE MATÓ EN 1918 A 50 MILLONES. LA JUNTA DE MONITOREO DE PREPARACIÓN GLOBAL DE LA OMS, CON GRO HARLEM BRUNDTLAND Y ELHADJ AS SY A LA CABEZA, ADVIRTIÓ QUE UN PATÓGENO DE RÁPIDO MOVIMIENTO TIENE EL POTENCIAL DE MATAR A DECENAS DE MILLONES, DESESTABILIZAR LAS ECONOMÍAS Y AMENAZAR LA SEGURIDAD NACIONAL.

UNA PANDEMIA GLOBAL COMO SOBRE LA QUE ADVIERTE, PRECISA EN EL DOCUMENTO, SERÁ CATASTRÓFICA, CREANDO ESTRAGOS E INSEGURIDAD, PARA LO QUE EL MUNDO NO ESTÁ PREPARADO. MUCHOS SISTEMAS DE SALUD, SOBRE TODO DE PAÍSES POBRES, COLAPSARÁN.

TEDROS ADHANOM GHEBREYESUS, DIRECTOR GENERAL DE LA OMS, LO RESUMIÓ CON UNA PINCELADA COLOQUIAL: “ARREGLEN EL TECHO ANTES DE QUE LLUEVA”. NADIE ESCUCHÓ, NADIE EN LAS ESFERAS DE PODER DE NINGÚN PAÍS, NADIE EN ESTADOS UNIDOS ENFRASCADOS EN LA PRÓXIMA ELECCIÓN, NADIE EN FRANCIA PELEANDO CON LOS CHALECOS AMARILLOS, NADIE EN GRAN BRETAÑA LIDIANDO CON EL BREXIT, NADIE EN CHINA CON SUS LUCHAS COMERCIALES, NADIE EN ITALIA DETENIENDO BARCAZAS DE MIGRANTES Y NADIE EN ESPAÑA REPARTIÉNDOSE EL PASTEL DE LA GOBERNANZA. NADIE EN BRASIL, POLARIZADO EN LA FIGURA DE JAIR BOLSONARO, Y NADIE EN MÉXICO, DIVIDIDO ENTRE LOS REPROCHES Y LOS ELOGIOS A LÓPEZ OBRADOR.

PARA DECIRLO CON BERTRAND RUSSELL, EL PODER ES COMO EL HOMBRE QUE GENERALIZA CON ESO DE QUE LOS CUERPOS SIN APOYO EN EL ESPACIO CAEN, SIN TOMAR EN CUENTA LOS GLOBOS Y LAS MARIPOSAS, MIENTRAS QUE EL CIENTÍFICO QUE CONOCE LA TEORÍA SABE POR QUÉ CIERTOS CUERPOS EXCEPCIONALMENTE NO CAEN. EL PROBLEMA ES QUE LOS PRIMEROS NO ESCUCHAN A LOS SEGUNDOS Y POR ESO HOY NOS ASOMAMOS AL ABISMO.

 

HTTPS://WWW.MILENIO.COM/OPINION/ALFREDO-VILLEDA/FUSILERIAS/ARREGLEN-EL-TECHO-ANTES-DE-QUE-LLUEVA

Anticuerpos

Que Europa no se ame a sí misma quizá sea un reflejo del resto de las contradicciones que aquejan a los seres humanos y a las instituciones por ellos levantadas

Pedro Sánchez participa en el Consejo Europeo por videoconferencia el 26 de marzo.
Pedro Sánchez participa en el Consejo Europeo por videoconferencia el 26 de marzo. MONCLOA

 

Europa está resultando un poco antieuropea, lo que viene a ser como si El Corte Inglés, la Renault, Nissan, Mercadona, Alcampo o el BBVA se detestaran a sí mismos o a sí mismas, qué lástima. Bueno, hay matrimonios que se rompen en la noche de bodas y escritores cuya última voluntad es que se haga una pira con sus obras completas. Hay poetas que se pegan un tiro frente al espejo, como para matarse dos veces, y organismos que sufren reacciones alérgicas ante su propio semen, todo ello por no hablar de las guerras civiles en las que vecinos y hermanos se fusilan mutuamente al paso alegre de la paz, etcétera. También hay familias desfamiliarizadas e individuos desindividuados. Muchos adoramos las grasas industriales, que nos producen colesterol, y rechazamos las verduras frescas, que nos lo quitan.

Que Europa no se ame a sí misma quizá sea un reflejo del resto de las contradicciones que aquejan a los seres humanos y a las instituciones por ellos levantadas. Aquí, los analistas más conspicuos se han referido siempre a Europa como si, lejos de formar parte de ella, fuéramos una de sus colonias: Europa ordena esto, Europa manda lo otro, Europa decreta lo de más allá, que es como si yo hablara de mi hígado como si se encontrara en Indonesia. Somos teóricamente Europa, pero emocionalmente la describimos como a la madrastra de los cuentos, sobre todo después de asistir al modo en que se ensañó con Grecia cuando lo de entonces. Lo peor es que lo hizo por su bien, que es la excusa de los profesores partidarios del castigo físico. Soy europeísta hasta el tuétano, pero no sé si tiene sentido ser más papista que el Papa.

A lo que íbamos es que Europa debería liberar eurobonos como el sistema inmune segrega anticuerpos.

https://elpais.com

Homenaje a la cocina de nuestras abuelas

I. Un fantasma en los macarrones…

macarrones abuela

La anécdota es verídica y pasó en uno de esos días complicados de la crisis del 2008. Cocinar era para este redactor como una oración, un bálsamo. Se repetía a menudo aquel juego de palabras: 2+1, 2+1… Estrés. Al anochecer, sin embargo, estaba salvado, el sofrito en marcha. Iba a preparar unos macarrones gratinados y a olvidarse por un rato del jodido mundo…

Tras un sorbo de cerveza, le vino un recuerdo lejano y precipitado, que transportaba además una voz. No sin sorpresa, creyó que el sofrito, como encantado, estaba queriéndole decir algo:

“Te quiero muchísimo…”, escuchó.

Reconoció la voz de su abuela, fallecida varios años antes. Cayó en la cuenta que justo llevaba entre manos la misma receta que ella le preparaba de niño, los sábados.

Recordó los últimos momentos que habían pasado juntos, difíciles: él, adolescente, y ella perdiendo la cabeza. Quedaron, evidentemente, muchas cosas por decirse.

“Muchísimo…”, repitió el sofrito.

Comprendió que una salsa de tomate es más que una salsa. Que un plato de macarrones es como una secuencia en el ADN: contiene información oculta, cosas que estaban dichas sin haberse pronunciado jamás.

II. Homenaje a nuestras abuelas: o cómo la cocina mediterránea se llama esperanza.

 

dieta mediterránea

 

Año 2020. Llegó el futuro. Este es un virus que crece por las escaleras de los patios, que busca casas viejas y residencias de ancianos. Muchos de nuestros mayores están atrapados, solos, con escasa movilidad dentro del inmovilismo del confinamiento.

Abuelas confundidas, asustadas, en cuarentena. Gente en realidad importante. Ellas son nuestro vínculo, la cadena de transmisión con los acontecimientos pasados. El refrán africano es cierto: cada vez que muere un anciano es como si ardiera una biblioteca. En estos meses veremos caer muchas Alejandrías. Fuentes de amor que serán secadas. Las abuelas han sido tan importantes en nuestra historia que hasta nos han regalado un adjetivo gastronómico: cocina de abuela, plato de abuela, que es un sinónimo de dieta mediterránea.

Es curioso que en momentos de crisis muchos se acuerden de ellas. El preso piensa en los platos que ésta le preparaba; el científico demanda que retornemos a esa dieta que multiplicó nuestra longevidad y que puede protegernos en el arresto; muchos ciudadanos, hoy encerrados por el estado de alarma, empiezan a ser como ellas, a entender que el tiempo es en realidad tan esponjoso como la masa de una croqueta.

Si uno visita el oráculo de Google se dará cuenta cómo el interés por las recetas se ha disparado durante este confinamiento, como nunca antes, y que muchas de las buscadas son tradicionales, como las lentejas con verduras, o las albóndigas en salsa, tienen un gran volumen de eso que llaman “search”.

Lo estaremos haciendo no solo para distraernos o porque sea más saludable. Es un homenaje, acaso inconsciente. Intuimos que un espíritu vive en esas recetas y, como animistas gastronómicos que por suerte aún somos, no nos gustaría perderlas.

III. ¿Cómo la dieta mediterránea podría salvar el mundo?

la dieta mediterránea

La dieta mediterránea puede reducirse a esta frase de abuela: “Algo con carne”, más que “carne con algo”. A dicha ecuación hay que sumarle siempre el aceite de oliva, los productos de temporada y la proximidad, el producto local, como ya explicamos en una entrada anterior.

Son los ladrillos con los que cocinaban en esta Península, y en Italia también, en Grecia o Marruecos… Se construye con alimentos frescos. Gran variedad de frutas y verduras. Amistad eterna con el olivo, el trigo y la vid. Pescados, frutos secos, especias y condimentos, lácteos… y sobre todo arte.

Es la pirámide nutricional que aún sigue en pie en el desierto de los ultraprocesados, las grasas trans, y los conservantes. Si pensamos en la estructura de este monumento, la base de la dieta mediterránea empieza por lo más sano, que sustenta todo el edificio: una correcta hidratación, el líquido mágico, beber vasos de agua con asiduidad o en infusiones de hierbas. Y en este confinamiento se convierte en prioritario.

Por encima del agua, están las frutas, verduras, en variedad de colores y texturas, cocinadas o crudas, los panes, pastas, arroces y cuscús y otros cereales como comida principal.

Un poco más arriba, encontramos otros alimentos que también deberían ser consumidos con frecuencia: algunos lácteos bajos en grasas, el ajo y la cebolla, y utilizar especias para reducir la sal.

Ya escalando a un consumo de varias raciones semanales, encontramos las carnes blancas, los huevos, pescados y legumbres. Arriba, casi en el final -y por ello alimentos que deben reducirse- las patatas (aunque depende de su sistema de cocción), las carnes rojas y las procesadas.

En la cúspide, como un malvado faraón al que rendir el mínimo tributo posible: los dulces.

Se trata de una dieta reconocida internacionalmente y Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Es una de las más sanas y equilibradas que existen, la más sostenible para nosotros, y la que mejor cuida el planeta. Una forma de comer juntos, aunque ahora no podamos hacerlo. Le pusieron el adjetivo mediterráneo porque queda pintón pero en realidad es una dieta sustentada, inventada y mimada por mujeres.

Mujeres que por cosas del machismo quedaban relegadas a la cocina. Hombres que no comprendían que ese era el verdadero muro que sustentaba la civilización. Perderlo sería no solo una estupidez sino una traición al sentido común y a nuestras abuelas. Hoy esta dieta debería ser cocina de todos: mujeres, hombres, y cuántas almas quepan en un cuerpo…

Ha tenido que venir el ser más pequeño de la Tierra para recordarnos lo importantes que son nuestros mayores. Mil años de dieta y tradición no pueden desaparecer por descubrir el sushi, el aguacate o la pereza. Las recetas de nuestras abuelas solo requieren un poquito menos de Netflix.

Son una voz presente en los macarrones gratinados como vínculo que nutre, y que nos transmiten Esperanza, Milagros, Lidia, Gertrudis, Maribel…

¿Cuál será tu receta secreta? ¿Cuál de ellas está esperando decirte algo?.

IV. Epílogo.

macarrones de la abuela carne picada chorizo

Se nos olvidó contar el final de esta historia de fantasmas gastronómicos que abría el artículo, y cuya trama es de amor, ya lo saben, como en la peli de Ghost, pero sin Patrick Swayze y Demi Moore, solo con Oda Mae Brown y su vínculo invisible con la tribu.

“Yo también te quiero muchísimo, gracias, gracias…”, le respondió el redactor atónito al sofrito vaporoso. Los ojos estaban humedecidos, aunque achacó este desliz a la cebolla.

 

JAVIER RADA

https://blogs.publico.es/recetas-caseras-nutricion-saludable

Venezuela: resistir, además, a Trump

Venezuela: resistir, además, a Trump

 

Ni EEUU son los paladines de la libertad ni la letra de Resistiré, la canción que suena en toda España en los balcones, la escribió el Duo Dinámico. Lo hizo Carlos Toro, hijo de Carlos Toro Gallego, condenado a muerte por la dictadura franquista, 17 años en la cárcel y militante del Partido Comunista de España. Unos cardan la lana y otros llevan la fama. Las revistas de ciencia política más prestigiosas sobre democracia son norteamericanas. Defienden la democracia norteamericana. Por la plata baila el mono.

“Parte del pueblo norteamericano, que en las películas de gángster va casi siempre con los gangsters y no con la policía, vota a Trump. Y Trump sabe que con esa gente, no hay mejor cortina de humo que una guerra”

Parece que no puede haber Presidente de los EEUU que no tenga su guerra. Sobre todo al final de su primer mandato, cuando se juega  la reelección. Aunque también son muy socorridas las guerras cuando las cosas van mal a la interna y hay que hacer un llamado patriota a un pueblo, el norteamericano, que en las películas de gángster va casi siempre con los gangsters y no con la policía. Esa gente vota a Trump. Y Trump sabe que con esa gente, no hay mejor cortina de humo que una guerra.

Y como los EEUU son el matón del barrio, siempre tiene víctimas para escoger. Luego se encarga Hollywoood de señalar a las víctimas como culpables. Incluso de que les tengan que matar los paracaidistas, el General Custer o un batallón de marines en Vietnam. ¿O no van todos los niños del mundo con el VII de caballería y odian a los sioux y a los apaches que estaban allí desde siempre? ¿Te irías de copas con el sargento de hierro o con Ho Chi Min?

Así que después de machacar a los apaches, a los mexicanos, a los españoles, a los filipinos, a los vietnamitas, a los tailandeses y a los coreanos, y de intentarlo sin éxito con los cubanos, Reagan invadió Granada, y puso en marcha la guerra contra Nicaragua y la guerra de las galaxias; Bush padre y la invasión de Panamá; Clinton y la primera guerra de Irak; Bush hijo con Afganistán e Irak ; Obama, por eso de que es premio Nobel de la paz, la emprendió contra Libia, Pakistán, Somalia, Yemen y Siria.

“El último intento fue mandar a un militar traidor, Clíver Alcalá, con armas vía Colombia y con conocimiento de Guaidó para intentar el enésimo golpe de Estado”

¿Y Trump? Pues Trump no hace más que intentarlo con Venezuela. Porque así, además, sus empresas se quedarían con el petróleo de los venezolanos. Porque no hay más misterio. Invaden países para despistar a su población y, al tiempo, hacer negocio. Cuando alguien en España, en Colombia, en Brasil o en Venezuela dicen que Maduro es un dictador y que tienen que entrar los marines, es porque piensan que les va a tocar algún barril de ese petróleo. A ellos o a sus jefes.

Después de hacer Trump el payaso con el payaso de Guaidó; después del fiasco de Cúcuta, con música de Alejandro Sanz y Miguel Bosé; después de hacer el show de saltar la verja cuando podía haber entrado por la puerta, el último intento fue mandar a un militar traidor, Clíver Alcalá, con armas vía Colombia y con conocimiento de Guaidó para intentar el enésimo golpe de Estado.

Les pillaron militares colombianos y se frustró el asunto. Los gringos sacaron al militar golpista de Colombia y ahora se ha convertido en un confidente de los EEUU. Otro. Que repetirá las mismas mentiras que nunca han podido demostrar todos los confidentes anteriores. Pero servirá para que los medios de comunicación, que son propiedad de esa gente, hagan un show con las declaraciones de ese tipo. Una película con malos actores y con un guión que hemos leído mil veces.

“Van a morir cientos de miles de norteamericanos porque el demente de Trump no quiso aplicar la cuarentena cuando todos los expertos y la experiencia en otros países lo pedía a gritos”

Para hacer todo más creíble, Trump, el loco de Trump, ha ofrecido una recompensa por los gobernantes venezolanos, ha incrementado las sanciones al país, y por sifuera poco además del bloqueo comercial en mitad de la crisis del coronavirus, ahora pretende un bloqueo naval a las costas venezolanas. Como hicieron con Nicaragua para tumbar en su día al gobierno sandinista. Estados Unidos no tolera la democracia en lo que considera su patio trasero.

¿Y por qué ahora? Pues porque van a morir cientos de miles de norteamericanos porque el demente de Trump no quiso aplicar la cuarentena cuando todos los expertos y la experiencia en otros países lo pedía a gritos. Pero era más importante el negocio. Por eso la extrema derecha española y latinoamericana están con Trump: porque solo les interesa el dinero.

“Pronto habrá elecciones en Venezuela y podrán recuperar la senda del diálogo. Aunque a Trup no le interesa lo más mínimo que haya diálogo en el país”

Y no son patriotas. Porque los patriotas nunca van contra los pueblos. Venezuela necesita poder comprar medicinas y alimentos, que les devuelvan el dinero que les están robando en los EEUU, que la oposición y el gobierno se sienten a discutir sin presiones de Trump. Pronto habrá elecciones en Venezuela y podrán recuperar la senda del diálogo. Aunque a Trup no le interesa lo más mínimo que haya diálogo en el país. ¿Recuerdan la letra? Resistiré, para seguir viviendo/ Soportaré los golpes y jamás me rendiré/Y aunque los sueños se me rompan en pedazos/ Resistiré, resistiré.

 

https://blogs.publico.es/juan-carlos-monedero