No digas guay, di que está to ‘gucci’

          Rocío Cañero

thumb image

 

No necesitamos artículos de lujo en nuestras vidas para ser felices, pero pocos haríamos ascos a un Fendi o un Gucci. Y quien diga que no, miente. El lujo se adueñó de la iconografía del trap y buen número de sus canciones exhiben en sus letras marcas carísimas con las que alardear de estatus. El postureo es el postureo y puestos a fardar, a ver quién la tiene más gorda.

Las marcas de lujo y el trap se hicieron ojitos. Se gustaron tanto que unas, lejos de sentirse desprestigiadas, aprovecharon el filón para rejuvenecer sus colecciones (sin bajar el precio), y el otro transformó ese lujo en algo más de andar por casa. Se llevó a esas marcas a su terreno y las convirtió en nuevos adjetivos que expresasen lo mejor de lo mejor, lo que mola y lo estupendo.

ta to gucci

Y en la carrera por ver quién se quedaba con ese honor, ha sido Gucci la triunfadora. Las cosas ya no son guays, están to guccis. Y que se jodan los boomers, a quienes esa apócope de todo usado como intensificador les hará estallar los tímpanos y sufrir un desprendimiento de retinas.

Una playa del Mediterráneo sin turistas, con esas olas calmadas, esa arena blanca y ese solecito rico, solo para ti y tu cuerpo serrano, está to gucci. Un lujo al que poco más se podría añadir salvo un mojito.

A golpe de flow, poco a poco se ha ido haciendo poderosa. Ya en 2018 la revista Rapetón explicaba en su Facebook lo que los traperos Cauty y Rafa Pabón querían decir con esa expresión en el lanzamiento de su videoclip Ta to Gucci.

“Ta To Gucci” – «Ta To» es corto para “Está todo” y aunque Gucci sea una marca, en este caso Gucci es “Good” que significa “Bien o Bueno” . La próxima vez que te pregunten “¿Como va todo?” Contesta con TA TO GUCCI!

La RAE, preguntada en Twitter, interpretó que el origen de gucci estaba en la palabra inglesa good, como señalaba Rapetón. Pero otros, como Alberto Bustos, ven más una lexicalización de la marca Gucci. Lo suyo, entonces, es que se escribiera en minúsculas y adaptada (guchi). Pero como es más probable que se quiera emplear una grafía más asociada a la marca italiana, mejor en cursiva (gucci) porque la RAE así lo aconseja. Y seguir un buen consejo, ya se sabe: está to gucci.

 

 yorokobu.es

Calamares con olivas negras, receta de guiso marinero fácil con un toque diferente

Calamares con olivas negras, receta de guiso marinero fácil con un toque diferente

Los calamares son un ingrediente muy versátil y es frecuente encontrarlos todo el año, ya sea en fresco o congelados, a muy buen precio. Es por eso que esta receta de calamares con olivas negras os la recomiendo como una variante al ya clásico guiso marinero que se suele preparar en casi todas las casas.

Para realizarlo os aconsejo que uséis calamares en pieza y no en anillas precortadas, que nunca suelen ser de la misma finura ya que se trata de otras especies de cefalópodos menos sabrosos. Pedirle al pescadero que os los limpie sin abrir y después ya lo cortáis fácilmente vosotros mismos en rodajas. Os va a encantar la mezcla de sabores de este plato.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Calamares frescos800 g
  • Diente de ajo picado1
  • Cebolleta picada1
  • Aceitunas negras200 g
  • Tomate seco60 g
  • Perejil1
  • Vino blanco50 ml
  • Caldo de pescado o fumet o agua50 ml
  • Aceite de oliva virgen extra50 ml
  • Laurel2
  • Pimentón dulce
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Cómo hacer calamares con olivas negras

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total45 m
  • Elaboración10 m
  • Cocción35 m

Comenzaremos dejando los tomates secos en remojo en el aceite de oliva para que se hidraten durante una hora antes de empezar a cocinar. Después seguimos limpiando los calamares, retirando la cabeza y los tentáculos y cortando los cuerpos en anillas. Cortamos la cebolleta menuda. Ponemos una cazuela con el aceite de oliva y sofreímos los calamares durante unos cinco minutos a fuego fuerte.

Calamares con olivas

Añadimos el ajo, la cebolleta y los tomates secos, la sal, la pizca de pimentón dulce, el laurel y la pimienta. Dejamos** sofreír todo junto cinco minutos**, entonces añadimos el vino blanco y el caldo de pescado y guisamos durante veinte minutos a fuego medio. Cuando pase el tiempo añadimos las olivas negras y seguimos cocinando durante otros ocho minutos.

Con qué acompañar los calamares con olivas negras

Los calamares con olivas negras se deben servir bien calientes acompañados de su salsa; como guarnición para este plato le quedan estupendas unas patatitas nuevas cocinadas al vapor. Una forma distinta de preparar los calamares en cazuela.

https://www.directoalpaladar.com/

68 voces, 68 maneras de ver el mundo

Captura de pantalla 2021-02-04 a las 9.19.28

El proyecto “68 Voces – 68 corazones”, de Gabriela Badillo, es una serie animada de cuentos indígenas mexicanos narrados en su lengua originaria, creados bajo la premisa “Nadie puede amar lo que no conoce”. Según su autora, el proyecto “fue creado para ayudar a fomentar el orgullo, el respeto y el uso de las lenguas indígenas mexicanas entre quienes las hablan y quienes no las hablan, así como ayudar a reducir la discriminación”.

Si entráis en su web, podéis encontrar todos los cortos con las diferentes historias narradas en las diferentes lenguas y subtituladas en castellano. Las ilustraciones son preciosas y las historias nos transportan al universo creado por estas culturas. Aquí tenéis, por ejemplo, “La creación de los kumiai”, que explican la creación del mundo a partir de una serpiente “que había devorado todo el conocimiento”:

Esta otra historia fundacional, en la lengua Cmiique iitom (Seri), explica que el mundo fue creado a partir de la arena recogida por una gran tortuga en el fondo del océano:

O también esta historia en lengua Ch´ol, sobre los doce hombres que sostienen la tierra sobre sus hombros:

No os quiero abrumar con más ejemplos (ni siquiera a mí me ha dado tiempo aún a ver todos los vídeos), pero solo os puedo pedir encarecidamente que entréis y echéis un vistazo a algunas de las historias, porque este es uno de los proyectos más bonitos que he visto nunca en internet. Creo que muchas de estas historias funcionarían muy bien como cuentos para niños, tal vez les ayude a comprender que el mundo está lleno de culturas fascinantes y de grupos humanos que no ven el mundo como nosotros. Y que muchos pueden desaparecer. Luego pruebo con los míos 🙂

Enlace: “68 Voces – 68 corazones” | Link directo al canal de YouTube | Vía Openculture

* Por cierto, para interesados en el asunto de las lenguas amenazadas, recomiendo escuchar el capítulo que le dedicamos en Catástrofe Ultravioleta: Babel

http://www.fogonazos.es/

No son lo mismo, pero…

Ver las imágenes de origen

En efecto, no son lo mismo, pero aún tienen que demostrar que son mejores. “No nos confundan”, ha dicho una y otra vez el presidente López Obrador, tras lo cual suele citar ejemplos de las infamias y corruptelas que caracterizaban a las administraciones anteriores. Mirado sin apasionamientos creo que habría consenso de que el gobierno de la autollamada Cuarta Transformación es distinto al de sus predecesores, el problema es que sus críticos dirían que es distinto para peor, e invocarían una larga lista de calamidades que le achacan o citarían quizás lo que hubiera hecho el gobierno del PRI o el PAN para afrontar la crisis y apoyar a la planta productiva.

Aunque yo me quedo pensando que lo que esos gobiernos habrían hecho durante la crisis es más de lo mismo que hicieron antes: lucrar con negocios paralelos en provecho de ellos mismos y sus amigos. En abstracto, uno pensaría que un gobierno que se plantea el combate a la corrupción, la austeridad y las finanzas públicas responsables y la mejoría de las condiciones de las mayorías, es preferible a los gobiernos que provocaron buena parte de los problemas estructurales que hoy padecemos.

Pero más allá de las intenciones, que sean mejores que los anteriores o no lo sean, es algo que la realidad tendría que demostrar. ¿Son mejores, como argumenta AMLO obsesivamente todas las mañanas, o son peores, como tienen a bien restregárnoslo en la cara columnistas y medios de comunicación todos los días? Si queremos ser honestos, no es fácil determinarlo en medio de tanta alharaca. Y se dificulta todavía más por el terrible efecto distorsionador que provoca la pandemia planetaria y la devastadora crisis económica que la acompaña. Más allá de las fobias y filias que provoca López Obrador en lo personal, un hombre que inspira amores y odios con la misma intensidad, habría méritos inobjetables en el desempeño de su gobierno en temas como el combate a la evasión fiscal o el manejo responsable en las relaciones con el volátil y peligroso Trump, particularmente para efectos de la firma del tratado comercial.

Pero de igual forma, incluso los que simpatizamos con muchas de sus banderas, encontraríamos aspectos cuestionables en la 4T, cómo es la gestión contradictoria de las campañas de salud respecto al Covid o el incendiario clima de polarización que sostiene el presidente con efectos adversos sobre la inversión. El tiempo dirá si los avances en la urgente agenda con los mexicanos más pobres y la lucha contra los vicios públicos que AMLO intenta erradicar compensarán los costos en materia productiva que su proyecto de transformación ocasiona.

El 25% del PIB lo aporta el sector público y el otro 75% la iniciativa privada. Al final del sexenio habrá que evaluar si la 4T terminó gestionando mejor que los gobiernos anteriores este 25%, es decir si la administración pública es más eficiente, productiva y menos onerosa. Ojalá. Pero de lo que no tengo duda, por desgracia, es que en lo referente al otro 75% los resultados serán más magros de lo que habrían sido con otras administraciones. Tampoco es de espantarse, considerando que el gobierno de la 4T explícitamente propuso un movimiento pendular en favor de los pobres; me parece que era una necesidad tanto por razones éticas como el riesgo de inestabilidad social ante la exasperación popular en la que nos encontramos. Hacer un ajuste con propósitos redistributivos, incluso con un costo con cargo al crecimiento, era justificable.

Solo espero que este no sea excesivo y de serlo habrá que analizar cuánto de ello fue responsabilidad del estilo personal con que la presidencia lo ha llevado.   Al final muchos aspectos de la valoración que reciba el gobierno de AMLO serán subjetivos, desde luego, dependiendo del criterio político e ideológico con el que se mire. Y seguramente habrá claros y oscuros. Pero hay un tema, me parece, en el que López Obrador no puede permitirse fallar: el combate a la corrupción. Los señalamientos que ha hecho la Auditoría Superior de la Federación sobre algunas prácticas de opacidad y desaseo en la aplicación de los programas sociales tendrían que ser respondidos o subsanados de inmediato por el gobierno. Nadie pretende que este sea perfecto; la administración pública es demasiado vasta y compleja como para asumir que las buenas intenciones se traducen en automático en realidades.

López Obrador respondió este lunes que los datos de la ASF estaban equivocados, lo cual no es una buena señal; habría sido más sensato asumir la posibilidad de que existan negros en el arroz y estar dispuesto a corregirlos de inmediato, de ser el caso. Con todo, fue alentador que no haya descalificado a la institución como lo ha hecho con otros autores de señalamientos, quizá porque se trata de una dependencia autónoma emanada de la Cámara de Diputados, donde domina su partido. De allí lo delicado de la acusación.

Esperemos que el tema no termine en un debate de adjetivos y descalificaciones. Desde luego, los adversarios políticos lo tomarán como municiones inapelables para establecer de una vez y para siempre que en materia de corrupción este gobierno es lo mismo, sin reparar en matices o la diferencia entre un soborno de Odebrecht o la compra de una refinería chatarra y expedientes inventados para cobrar una beca del Programa Jóvenes Construyendo el Futuro. Pero igualmente grave sería que el gobierno simplemente lo considerar un ataque de sus enemigos o un asunto electorero.  Es indispensable que el gobierno atienda punto por punto con seriedad y responsabilidad los señalamientos realizados. Su respuesta será decisiva para los que creemos que, pese a todo lo que pueda ir mal, es fundamental la impronta que este gobierno puede hacer en el saneamiento de la administración pública.

Al final, como todo en la vida, lo gobiernos cargan con un epitafio; lo único que Andrés Manuel López Obrador no se puede permitir es que en el epitafio de su sexenio no se incluya la frase: “hizo una diferencia en materia de corrupción”.

https://www.milenio.com/opinion/jorge-zepeda-patterson/pensandolo-bien/no-son-lo-mismo-pero

El ADN más antiguo jamás secuenciado revela claves de la evolución de los mamuts

DAVID DÍEZ-DEL-MOLINO

Postdoctoral Researcher, Centre for Palaeogenetics, Stockholm University

LOVE DALÉN

Professor in Evolutionary Genetics, Centre for Palaeogenetics, Stockholm University

Ilustración del mamut de la estepa, antecesor del mamut lanudo. Beth Zaiken/Centre for Palaeogenetics, Author provided
Ilustración del mamut de la estepa, antecesor del mamut lanudo. Beth Zaiken/Centre for Palaeogenetics, Author provided

Cuando hablamos de mamuts, la mayoría de la gente piensa en el mamut lanudo, la especie más característica de la Edad de Hielo. Sin embargo los mamuts son un grupo amplio de especies que se originaron en África hace unos 5 millones de años, para luego expandirse a lo largo de Eurasia y América del Norte.

Hace un millón de años solo había una especie de mamut en Siberia, el mamut de la estepa. Hasta ahora se pensaba que estos mamuts eran la especie ancestral de todas las que aparecieron más tarde, como el mamut lanudo o el mamut colombino.

En nuestro último estudio, hemos secuenciado el ADN de restos de mamut de más de un millón de años de antigüedad hallados en depósitos de permafrost. Hemos descubierto un linaje nunca antes descrito y otros aspectos sorprendentes de la historia evolutiva de estos animales.

¿Cómo se recupera un ADN tan antiguo?

En el 2017, unos colaboradores paleontólogos nos enviaron fragmentos del molar de tres mamuts de la estepa encontrados en el permafrost Siberiano en los años 70 del siglo pasado. Se sabía que podían tener más de un millón de años de antigüedad. De haber sido recuperados en la penísula ibérica, estos mamuts habrían convivido con los primeros Homo antecessor de Atapuerca.

Unos días más tarde, nuestra compañera Patrícia Pečnerová entró en el laboratorio con un objetivo claro: extraer ADN de estas muestras de mamut extremadamente antiguas. ¡Y lo consiguió!

Una vez que secuenciamos ese ADN, tuvimos que analizar si realmente provenía de los mamuts o simplemente se trataba de ADN contaminante de bacterias y microbios. Utilizamos un molde: el genoma del elefante africano, un pariente cercano del mamut.

Con la ayuda de algoritmos complejos y superordenadores, comparamos las secuencias genéticas de los mamuts con las del elefante para buscar similitudes y así poder ordenarlas.

En total, entre las tres muestras pudimos recuperar miles de millones de secuencias de ADN de mamut. Patricia se apresuró a crear árboles filogenéticos –como un árbol de familia de los mamuts– con estos datos y, ¡bingo!, quedó claro que teníamos ADN de mamut de más de un millón de años.

Antes de poder explorar las implicaciones, dedicamos muchas horas a certificar que las muestras eran tan antiguas. Por ejemplo, una de las características de un ADN tan degradado es un patrón conocido de mutaciones causadas por reacciones químicas. Otra es que se encuentra fragmentado en pequeñas secuencias. Nuestro ADN claramente presentaba estos dos patrones típicos.

Linajes desconocidos y orígenes híbridos

Lo primero que intentamos resolver fue la posición de nuestras muestras en el árbol evolutivo de todas las especies conocidas de mamuts.

Nuestros resultados indicaron que una de ellas, de 1,1 millones de años de antigüedad y a la que llamamos Adycha (el río cercano a los depósitos de permafrost donde se excavó), pertenece a un linaje de mamuts ancestral al mamut lanudo.

Sin embargo, la muestra más antigua (Krestovka), de 1,2 millones de años, parecía pertenecer a un linaje de mamuts nunca descrito. Colocarla en el árbol evolutivo era más complicado. En algunos análisis parecía estar más relacionada con el mamut lanudo y en otros con el mamut colombino.

Resolver este enigma nos costó incontables horas de discusión y complicados análisis genéticos. Pero al final dimos con la clave: el mamut colombino era resultado de la hibridación de dos linajes distintos de mamuts. Nuestros resultados sugieren que la mitad del genoma del mamut colombino procede del linaje del mamut de Krestovka y la otra mitad del linaje del mamut lanudo.

Colmillo de mamut lanudo en Siberia. Love Dalén, Author provided
Colmillo de mamut lanudo en Siberia. Love Dalén, Author provided

Estudiando la evolución en tiempo real

El mamut lanudo se caracteriza por sus adaptaciones al clima ártico. Por ejemplo, tiene el pelo espeso y enmarañado, las orejas y la cola pequeñas para evitar perder calor a través de ellas, depósitos de grasa subcutánea y ritmos circadianos adaptados al ártico.

En nuestro estudio, seleccionamos aquellos genes relacionados con estas adaptaciones en el mamut lanudo y los comparamos con el genoma de uno de nuestros especímenes antiguos, Adycha. Sorprendentemente, descubrimos que la mayoría de estas adaptaciones, más del 85 %, estaban ya presentes en el genoma de este mamut de hace más de un millón de años.

Creemos que esto tiene implicaciones más allá de la evolución de los mamuts. Una de las disyuntivas más clásicas en el campo de la biología evolutiva es la velocidad a la que actúa la selección natural. Existen dos hipótesis opuestas: que la evolución es un proceso gradual y constante en el tiempo, o que se producen acelerones evolutivos justo cuando se originan especies nuevas.

Nuestros resultados sugieren que, al menos en el caso del mamut lanudo, la primera hipótesis es más correcta. No encontramos evidencia de un acelerón en la velocidad de la selección natural en la época en la que se origina la especie. Además, la gran mayoría de sus adaptaciones características ya estaban presentes mucho antes del origen de la especie, estimado hace unos 700 000 años.

Love Dalén y Patrícia Pečnerová con un colmillo de mamut. Gleb Danilov, Author provided
Love Dalén y Patrícia Pečnerová con un colmillo de mamut. Gleb Danilov, Author provided

¿Podremos recuperar ADN incluso más antiguo?

Hasta ahora, el ADN más antiguo que se había podido recuperar pertenecía a los restos de un caballo de entre 560 000 y 780 000 años de antigüedad hallado en Yukon, Canadá.

Nuestros mamuts comparten una característica clave con este caballo: sus molares fueron recuperados de depósitos de permafrost, una capa de suelo que ha permanecido a temperaturas bajo cero desde hace cientos de miles de años. Al estar congelado, la degradación del ADN de estos restos se ha ralentizado tanto que ha permitido que se conservase hasta hoy.

Por eso, pensamos que, para poder recuperar material genético incluso más antiguo, la mejor oportunidad reside en los restos de mamuts u otros animales que se hayan preservado en permafrost. Lamentablemente, los depósitos de permafrost más antiguos datan del Pleistoceno temprano, hace unos 2,6 millones de años, por lo que esta fecha es probablemente el límite temporal máximo para recuperar ADN.


Este artículo ha sido publicado originalmente en The Conversation

https://blogs.publico.es/otrasmiradas/