Narcos: ficción y realidad

Resultado de imagen de serie narcos

No hay ficción sobre el narco que pueda superar argumentalmente la realidad del narco. El narco es superior a la imaginación. Siempre hay un error en querer agregar imaginación a los hechos del narco. Narcos, de Netflix, es quizá lo mejor que se ha filmado sobre el narco real, porque no inventa mucho y es claro que se equivoca donde inventa. Se trata de una contradictoria hazaña de la imaginación: pegarse lo más posible a la realidad. La historia real del narcotráfico, como digo, desafía la imaginación más desbordada. Se trata, para empezar, de un mundo clandestino con dos orillas: la de los narcotraficantes y las de sus perseguidores, esta última dividida a su vez en la de los perseguidores estadunidenses y las de los perseguidores locales, mexicanos o colombianos: laberinto insoluble por méritos propios. Son dos o tres mundos opuestos en principio, pero conectados en la realidad a sangre y fuego, mezclados a sangre y fuego por la complicidad, la rivalidad, las ganancias, la ambigüedad y los escenarios cambiantes que todo lo anterior va produciendo. El narco del que hablamos como si fuera un mundo claro, ilegal, separado del nuestro, es en realidad un mundo próximo, fluido, regido por la mezcla de los intereses de un gigantesco mercado negro donde manda una lógica cambiante de amigos/enemigos y perseguidos/perseguidores. Los amigos/enemigos, perseguidos/perseguidores de hoy son los amigos/enemigos, perseguidos/perseguidores de mañana. Esta es, creo, la gran propuesta argumental de Narcos Netflix: juegan ahí todos los jugadores del mercado informal de la droga en una lógica sangrienta de amigos/enemigos que cambia según los caprichos del propio mercado, según la historia y de la corrupción política de cada día. Los narcos no pueden existir sin la complicidad de sus perseguidores. A mayor persecución, mayor violencia, a mayor violencia mayor complicidad, a mayor complicidad mayor mercado negro, a mayor mercado negro, mayor ganancia. Quizá la diferencia cualitativa de la serie Narcos de Netflix, tanto en las temporadas de Colombia, como en las de México, es que los perseguidores son tan importantes en la historia como los perseguidos, y tan visibles y tan ambiguos , por momentos tan ilegales y tan violentos como ellos. 

hector.aguilarcamin@milenio.com

https://www.milenio.com

Qué significan las llaves y otros secretos de ‘Locke & Key’

Meredith Averill, showrunner y guionista de la serie, habla sobre la adaptación de ‘Locke & Key’.

Resultado de imagen de ENTRETENIMIENTO Qué significan las llaves y otros secretos de 'Locke & Key'

El siete de febrero, Netflix estrenó una nueva serie que rápidamente se ha colocado entre las favoritas del público, pues actualmente Locke & Key está en el segundo lugar de lo más visto en la plataforma. 

 

«La historia de Locke & Key cuenta las vivencias de la familia Locke,  que viaja desde Seattle hasta su hogar ancestral, Casa Llave, en Matheson, Massachusetts. Se están mudando después de una terrible tragedia. Su padre, Rendell Locke, fue asesinado por uno de sus estudiantes, y ellos se mudan a Matheson para comenzar una nueva vida. Pero cuando llegan a Casa Llave descubren que la casa está llena de llaves mágicas que los transportan a increíbles aventuras. Pero las llaves también los llevan a descubrir que hay una mujer demonio llamada Dodge que ha quedado atrapada en un pozo dentro de esta propiedad. Bode la descubre en el episodio piloto, ella se escapa del pozo al final del episodio, y a partir de ese momento, comienzan las aventuras. Al mismo tiempo, los niños también están descubriendo que su padre tenía alguna conexión con estas llaves y eso es parte del gran misterio de nuestra primera temporada. ¿Qué conexión tenía su padre con las llaves cuando era adolescente y vivía en Casa Llave? ¿Y cuál es la conexión entre su muerte y las llaves?», cuenta Meredith Averill, showrunner y guionista de la serie, habla sobre esta adaptación tan especial.

Sobre el enfoque creativo que se le está dando a la serie, la showrunner aseguró que no querían centrar tanto en la historia de terror: «La versión de Hulu indudablemente se centraba más en la historia de terror. Yo  sentí que ese tono no es el más adecuado para la historia, al menos no para mí. Queríamos hacer algo más centrado en la familia y en lo que estos personajes enfrentan, y también en la alegría que estas llaves les pueden dar. También  queremos incluir el elemento del terror. Ese equilibrio en el tono es muy muy importante para la serie y es un punto muy difícil de encontrar. Pero con estos personajes en particular hemos podido dar en la tecla y fue muy emocionante».

Qué significan las llaves y otros secretos de Locke & Key 1

Una de las cosas más particulares de la serie es la Casa Llave,  Averill cuenta cómo es: «Es lo opuesto a Hill House, la casa de “La maldición de Hill 

House”, porque es una casa muy acogedora, muy cálida. Casa Llave es una casa en la que deberías sentir ganas de vivir. Estuvo descuidada durante muchos años, entonces cuando la familia Locke se muda, se siente como que necesita amor y cariño. Hay muchos momentos de asombro y tiene también algo de enigmática. Rory agregó muchísimos detalles extra en toda la casa. El papel con el que está empapelada la habitación de Kinsey está lleno de llavecitas que parece que cuelgan de la pared. En el vestíbulo, se pueden ver pequeñas cerraduras en los pisos. Hay letras “K” y “H” en toda la casa que representan el nombre de Casa Llave en inglés, “Keyhouse”. Realmente le prestó muchísima atención a cada detalle. No es como una casa de cómic, porque queríamos que se viera terrenal, como una casa que podría existir en el mundo real. Pero sí tiene algo que la hace especial».

Qué significan las llaves y otros secretos de Locke & Key 2

Si ya viste la serie, sabrás que las llaves son un aspecto muy relevante dentro de la historia: «Las llaves son centrales en la serie, son las que dan inicio a toda la acción.  Representan uno de los temas más importantes de la serie, que es la idea de la identidad. Cada una de las llaves tiene el poder de cambiarte o de cambiar tu mundo de alguna manera, y todas te hacen la misma pregunta: “Si tienes el poder de hacer algo, y si deberías hacerlo”. Hablamos largo y tendido en la sala de guionistas de cada llave y de cómo mostrarlo. ¿La realización de qué deseo  esconde cada llave? ¿Cuáles serían las maneras más excitantes en las que se podría usar una llave y también cuáles serían las más peligrosas?». 

La propia guionista revela qué significa cada llave:

«La llave Donde sea te permite transportarte a cualquier parte del mundo, siempre que hayas visto una puerta en ese lugar. 

La llave Mental te permite meterte en tu propia cabeza y rememorar tus recuerdos. 

La llave Eco abre la casa del pozo, y una vez que entras, puedes hacer aparecer a una persona muerta. Pero cuando la persona vuelve, queda confinada a la casa del pozo. No puede salir de ahí. 

La llave Fuego actúa como un fósforo. Si la deslizas sobre algo, se enciende. 

La llave Fantasma va dentro de la Puerta Fantasma, la cual se encuentra en el  estudio de invierno de Casa Llave. Si la colocas en esa puerta y cruzas el umbral, tu  cuerpo corpóreo cae al piso y te conviertes en un fantasma. Y puedes volar a cualquier parte del mundo. 

La llave Reparadora abre un gabinete donde puedes colocar algo roto y se arregla mágicamente. 

La llave Sombra va dentro de una pieza que se llama la Corona de sombras.Quien use la Corona de sombras puede conjurar a un ejército de sombras que harán lo que esa persona les ordene. 

La llave Caja musical va dentro de una cajita de música especial. Quien ponga la llave en la cajita de música y la abra puede susurrar una acción dentro de la cajita y usar como títere a alguien para hacer lo que quiera. 

La llave Omega es la llave más importante. Es la llave que Dodge está buscando durante toda la temporada. La llave Omega abre la Puerta Negra, que es una puerta en las profundidades de unas cavernas que están cerca de Casa Llave. 

La Puerta Negra lleva a otra dimensión, la dimensión de donde proviene Dodge. La llave Planta puede manipular la materia, generalmente a las plantas, y puede usarlas como armas. En la escena del cementerio está la llave Planta. 

Tenemos algunas llavecitas sorpresa, pero preferimos no hablar de ellas todavía».

Qué significan las llaves y otros secretos de Locke & Key 3

Por último, Meredith Averill describió en sus propias palabras qué significa para ella “Locke & Key”: «Lo que es genial de “Locke & Key” es que es una fusión de muchos géneros diferentes. Tenemos un drama familiar, una historia de niños que maduran, la temática del terror y también hay fantasía. Si eres fanático de “Harry Potter”, de “Stranger Things” o de “La maldición de Hill House”, creo que muchos de estos elementos confluyen de una manera hermosa en “Locke & Key” y la convierten en una serie realmente única».

https://culturacolectiva.com/entretenimiento/

Marta Peirano y la economía de la atención: “Somos menos felices y menos productivos que nunca porque somos adictos”

Retrato de Marta Peirano.Derechos de autor de la imagenÁLVARO MINGUITO

Image caption
La periodista Marta Peirano se especializa en tecnologías de vigilancia y manipulación masiva.

 

“Te ha llegado un correo, un mensaje, un hechizo, un paquete. Hay un usuario nuevo, una noticia nueva, una herramienta nueva. Alguien ha hecho algo, ha publicado algo, ha subido una foto de algo, ha etiquetado algo. Tienes cinco mensajes, veinte likes, doce comentarios, ocho retuits. Hay tres personas mirando tu perfil, cuatro empresas leyendo tu currículum, dos altavoces inalámbricos rebajados, tres facturas sin pagar. Las personas a las que sigues están siguiendo esta cuenta, hablando de este tema, leyendo este libro, mirando este vídeo, llevando esta gorra, desayunando este bol de yogur con arándanos, bebiendo este cóctel, cantando esta canción.”

Así rapta tu cerebro, tu voluntad, tus horas de sueño, de amor y de paseo “la economía de la atención” de la que habla la periodista española Marta Peirano en su último libro revelador: El enemigo conoce el sistema.

Así también sus dueños se enriquecen, como cuenta en sus páginas. Y tienen trabajando a los mejores cerebros del mundo para aumentar las ganancias mientras les entregamos todo. “El precio de cualquier cosa es la cantidad de vida que ofreces a cambio”, dice.

Desde los noventa, en que descubrió la escena Hacker en Madrid, hasta hoy, no ha dejado de mirar la tecnología con ojo agudo, crítico y pensante. Su libro relata desde los inicios libertarios de la revolución digital hasta su temible y potencial dictadura, que avanza a pasos agigantados, sin que nos demos mucha cuenta.

Marta Peirano es una de las protagonistas de los diálogos del Hay Festival Cartagena.

Short presentational grey line

Dices que la economía de la atención nos roba horas de sueño, de descanso, de vida social, ¿cómo la explicarías?

La economía de la atención o el capitalismo de vigilancia gana dinero consiguiendo nuestra atención. Es un modelo de negocio que depende de que instalemos sus aplicaciones, para tener un puesto de vigilancia en nuestras vidas. Puede ser una smart tv, un móvil en el bolsillo, un altavoz inteligente, una suscripción a Netflix, a Apple.

Y quiere que las uses el mayor tiempo posible, porque así estás generando datos que los hacen ganar dinero. Mientras más generas, más valioso es su banco de datos.

TeléfonoDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES

¿Qué datos se generan mientras veo una serie, por ejemplo?

Netflix tiene muchos recursos para lograr que en vez de ver un capítulo a la semana, como hacíamos antes, veas toda la temporada en una maratón. Su propio sistema de vigilancia sabe cuánto tiempo pasamos viéndola, dónde la paramos para irnos al baño o hacernos la cena, cuántos episodios somos capaces de ver antes de quedarnos dormidos. Eso les ayuda a refinar su interfaz.

Si llegamos al capítulo cuatro y nos vamos a la cama, saben que es el punto de desconexión, entonces llaman a 50 genios para que lo resuelvan y en la siguiente serie nos quedemos hasta el capítulo siete.

¿Los mayores cerebros del mundo trabajan para lograr que perdamos la voluntad?

Todas las aplicaciones que existen se basan en lo que hasta ahora era el diseño más adictivo, el de las tragaperras (tragamonedas) que hace que un sistema produzca la mayor cantidad de pequeños acontecimientos inesperados en el menor tiempo posible. En la industria del juego se llama event frequency. Cuanto más alta es la frecuencia, más rápido te enganchas, pues es un loop de dopamina.

Cada vez que hay un evento, te da un chute de dopamina, cuantos más acontecimientos encajas en una hora, más chutes, que es lo que te genera adicción.

Portada de "El enemigo conoce el sistema".Derechos de autor de la imagenMARTA PEIRANO
Image caption“El enemigo conoce el sistema” es el libro sobre el que hablará Marta Peirano durante el Hay Festival en Cartagena.

¿Cada tweet que leo, cada posteo de Facebook que llama mi atención, cada persona de Tinder a la que doy like, es un evento?

Son eventos, y en la psicología del condicionamiento existe el condicionamiento de intervalo variable, en el que no sabes lo que va a pasar. Abres Twitter y no sabes si vas a retwittear y te vas a convertir en la reina de tu pandilla durante los próximos 20 minutos.

El que no sepas si vas a tener premio, castigo o nada, hace que te enganches más deprisa.

La lógica del mecanismo provoca que sigas intentando, para entender el patrón. Y cuanto menos patrón hay, más se atasca tu cerebro y sigue, como las ratitas de las cajas de Skinner, que fue quien inventó el condicionamiento de intervalo variable. La rata le da a la palanca de manera obsesiva, tanto si sale comida como si no.

Los adultos pueden entenderlo, pero ¿qué pasa con los niños que llegan a tener síndrome de abstinencia cuando no están enganchados a Instagram, YouTube, Snapchat, Tik Tok?

Las redes sociales son como máquinas tragaperras, que están cuantificadas en forma de likes, de corazones, de cuánta gente ha visto tu post y genera una adicción especial, porque es lo que dice tu comunidad, si te acepta, si te valora. Cuando esa aceptación, que es completamente ilusoria, entra en tu vida, te vuelves adicta, porque estamos condicionados para querer encajar en el grupo, nuestra vida depende de que se nos acepte y se nos valore.

Han conseguido cuantificar esa valoración y convertirla en un chute de dopamina. ¿Se enganchan los niños? Más rápido que nadie y no es que no tengan fuerza de voluntad, es que ni siquiera entienden por qué puede ser malo para ellos.

No dejamos que nuestros hijos beban Coca Cola y coman gominolas, porque sabemos que el azúcar es dañino, pero les damos pantallas para que se entretengan, porque así no tenemos que interactuar con ellos.

¿Y qué podemos hacer?

Interactuar con ellos. Un niño que no tiene una pantalla se aburre. Y un niño aburrido, molesta, si tú no estás dispuesto a interactuar con tu hijo, porque a lo mejor prefieres estar haciendo otras cosas.

¿Mirando tu propia pantalla, por ejemplo?

Vemos familias enteras pegadas al móvil y lo que está pasando es que cada uno está gestionando su propia adicción. Todo el mundo sabe que las tragaperras son malas, que la heroína es mala, pero con Twitter, con Slack, con Facebook, no lo saben, entre otras cosas, porque también se han convertido en herramientas de productividad.

Entonces yo, que soy periodista, cuando veo el Twitter es porque necesito estar informada. La peluquera en el Instagram estará mirando cómo se lleva el pelo, hay una excusa para todos.

La adicción es la misma, pero cada uno juega distinto y nos decimos que no es una adicción, sino que estás al día y que eso aumenta tu productividad.

¿Nos podríamos calificar como adictos tecnológicos?

No somos adictos a la tecnología, somos adictos al chute de dopamina que ciertas tecnologías han infiltrado en sus plataformas. Esto no es un accidente, es deliberado.

Hay un señor que da clases en Stanford a quienes montan startups para generar ese tipo de adicción.

Hay consultores en el mundo que van a las empresas para explicar cómo provocarla. La economía de la atención utiliza la adicción para optimizar el tiempo que pasamos delante de las pantallas.

Esto también ocurre con la comida, como cuentas en el libro, nos manipulan con los olores, los ingredientes y nos culpamos por carentes de voluntad y de auto control…

Es casi un ciclo de maltrato, porque la empresa contrata a 150 genios para crear un producto que te produce adicción instantánea.

Te hackean el cerebro para que la combinación exacta de grasa, azúcar y sal le genere bienestar, pero como no aporta nutrición a cuerpo, nunca se te pasa el hambre y tienes una especie de cortocircuito: tu cerebro te está diciendo dame mas, esto es bueno, pero el resto de tu cuerpo dice tengo hambre.

Mujer mirando su móvil en la calle.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image caption“Tu adicción no tiene que ver con el contenido de las aplicaciones.

Como el anuncio de Pringles, “Once you pop you can’t stop”, (Cuando haces pop, ya no hay stop) lo cual es absolutamente cierto, porque abro un frasco y hasta que no me lo he comido entero, no puedo pensar en otra cosa.

Luego ellos te dicen, bueno, esto es porque tú eres un gocho, tienes gula. ¡El pecado de la gula!. Como no sabes controlar, te voy a vender un producto que puedes comer y comer y no te va a engordar, los yogures cero, la Coca-Cola zero. Ganan por todos lados y la culpa es parte de ese proceso. Ahora mismo en Silicon Valley hay un montón de gente que hace aplicaciones para que pases menos tiempo usando las otras aplicaciones. Ése es el yogur.

Esta toma de conciencia, de comprender cómo funciona, ¿ayuda?, ¿es el primer paso?

Pienso que sí y también darte cuenta de que tu adicción no tiene que ver con el contenido de las aplicaciones.

No eres adicto a las noticias, eres adicto al Twitter, no eres adicto a la decoración de interiores, eres adicto al Pinterest, no eres adicto a tus amigos ni a sus maravillosos hijos cuyas fotos postean, eres adicto al Instagram.

La adicción la genera la aplicación y cuando lo entiendes, empiezas a verlo de otra manera. No es falta de voluntad, están diseñadas ofrecerte loops de dopamina, que te dan una satisfacción inmediata y te arrastran de cualquier otra cosa que no te la da, como por ejemplo jugar con tu hijo, pasar un rato con tu pareja, irte al campo o terminar un trabajo, que requieren una curva, porque hay satisfacción, pero no es inmediata.

De todo lo que cuentas, manipulaciones, vigilancia, adicciones, ¿Qué es lo que más te atemoriza?

Lo que más me preocupa es la facilidad con la que se convence a la gente de que renuncie a sus derechos más fundamentales y que llegue a decir ¿a quién le importan mis datos?, ¿a quién le importa dónde he estado? cuando hace 40 años había gente muriendo por el derecho a reunirse con otros, sin que el gobierno supiera quiénes eran, por el derecho a tener conversaciones privadas en la intimidad, o el derecho de que tu empresa no sepa si en tu familia hay un enfermo de cáncer.

Ciudadanos mirando el teléfono móvil en China.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image caption“No somos adictos a la tecnología, somos adictos al chute de dopamina que ciertas tecnologías han infiltrado en sus plataformas”.

Nos ha costado mucha sangre conseguirlo y ahora lo estamos abandonando con una ligereza que no es natural, es implantada y alimentada por un ecosistema que se beneficia de esa ligereza.

Cuando uno manda un correo sabe que lo pueden a leer, pero es verdad que pensamos ¿a quién le va a importar lo que escribo? ¿Importa de verdad?

Realmente no le importa a nadie, hasta que le importa, porque todo ese material queda almacenado y si está disponible para el gobierno, éste tendrá herramientas para contar cualquier historia sobre ti, sin que lo puedas rebatir.

Puede decir que tales días estuviste con cierta persona y tú no sabes ni dónde estabas, ni quién es esa persona, pero los datos lo cuentan y probablemente son ciertos, pero la historia no lo es.

Si el gobierno te quiere meter presa porque haces un fanzine que no le gusta, puede buscar la manera de vincularte a un terrorista. ¿Cómo? pues a lo mejor vuestros hijos fueron juntos al colegio durante un tiempo y puede demostrar que las matrículas de vuestros coches coincidieron una y otra vez en la misma carretera durante tres años. En ese sentido tus datos son peligrosos.

Dices en el libro que “Cada día se generan 2,5 quintillones de datos, en parte enviando colectivamente 187 millones de correos y medio millón de tuits, viendo266.000 horas de Netflix, haciendo 3,7 millones de búsquedas en Google o descartando 1,1 millones de caras en Tinder”, ¿qué pasa con todo eso?

Estamos obsesionados con nuestros datos personales, mis fotos, mis mensajes, pero el valor real es estadístico, porque tus mensajes más los de 3.000 millones de personas más, le dicen a una empresa o a un gobierno quiénes somos colectivamente.

Ellos los utilizan, primero para poner personas susceptibles a disposición de los publicistas. Y segundo, para crear predicciones, porque este es un mercado de futuros.

Saben que cuando en un país de ciertas características sube el precio de la electricidad entre un 12% y un 15%, pasa tal cosa, pero si sube entre un 17% y un 30% pasa otra. Las predicciones sirven para manipular e ir ajustando tus actividades, para saber, por ejemplo, cuánto puedes putear a la población con el precio de las cosas antes de que se te revelen o se te empiecen a suicidar en masa.

Como lo que estalló en Chile, que empezó con una pequeña subida en el preciodel pasaje de metro, pero la gente siguióprotestando…

A lo mejor el gobierno chileno no lo está procesando de esa manera, pero Facebook lo está haciendo, Google lo está haciendo, porque toda la gente que está en la calle tiene el móvil en el bolsillo. Y lo han llevado durante los últimos años de su vida.

Facebook sabe en qué barrios han pasado qué cosas y por qué, cómo se reúne la gente y cómo se cómo se dispersa, cuántos policías tienen que llegar para que la manifestación se disuelva sin que haya muertos.

Facebook en barra de navegación.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image caption“Facebook sabe en qué barrios han pasado qué cosas y por qué, cómo se reúne la gente y cómo se cómo se dispersa”.

Todos los móviles hablando a la vez permiten saber cómo puedo hacer lo que quiero sin que se levante de la población. Y después predecir lo que pasa, para acallarla lo antes posible.

Pero ¿quién está dispuesto a prescindir del móvil, de internet? ¿cuál es el camino del ciudadano normal?

El problema no es el móvil, no es Internet. Todas las tecnologías de las que somos dependientes son las herramientas de la vida contemporánea, voluntariamente las ponemos en nuestros móviles, pero no requieren de la vigilancia para funcionar, ni necesitan vigilarte para darte un servicio. No tienen por qué, lo que pasa es que la economía de los datos es muy golosa.

¿Es tan jugoso el negocio que lo van a hacer igual aunque intentemos poner límites?

Es muy difícil que un gobierno pare los pies a tecnologías que le facilitan un control tan interesante de la población. Pero la idea es exigir que eso pase, porque no debería ser así.

Si ahora mismo desactivas todos los sistemas de geolocalización de tu móvil, te van a seguir geolocalizando, solo que tú no vas a saber dónde estás, lo único que haces es desactivarlos para ti.

Igual que cuando en Facebook o en Twitter y bloqueas a alguien para que no vea lo que posteas, o lo bloqueas para todos, entonces solo lo ves tú… y Facebook. Lo que pasa en sus centros de datos, pasa para ti y para ellos. No puedes bloquear a Facebook, porque estás en Facebook.

¿Estás planteando que tenemos que rebelarnos y exigir la privacidad?

Pero no contra las empresas. Es natural que aprovechen una fuente de financiación tan barata y gloriosamente efectiva.

Lo que no es natural es que un gobierno que está diseñado para proteger los derechos de sus ciudadanos lo permita. Y es que cada vez más gobiernos han llegado al poder gracias a ese tipo de herramientas, por eso no van a controlarlas, salvo que teman que les quiten el poder con los mismos trucos sucios que usaron ellos.

Marc Zuckerberg durante su testificación ante el Congreso de Estados Unidos sobre el caso de Cambridge Analytica.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLos gobiernos discuten sobre si es necesario limitar el poder de las empresas que manejan grandes cantidades de datos, como Facebook.

Entonces, ¿qué es lo que hay que hacer? Pienso que empezar a convertir ese tema crucial en un tema político a nivel local y general, es decir, acción colectiva, acción política.

¿Está ocurriendo este debate en alguna parte del mundo?

En las primarias demócratas de la campaña presidencial 2020 de Estados Unidos, está siendo uno de los temas cruciales. Se debate si estas empresas deben ser gestionadas de otra manera o ser divididas, porque además son monopolio.

Sin embargo, en Europa y en Latinoamérica nos hemos hartado de hablar de las fake news, de su efecto, de las campañas tóxicas. En España ha habido tres elecciones generales en tres años y ningún político habla de esto.

¿El sistema es nuestro enemigo entonces?

Estamos integrados y dependemos de sistemas que no sabemos cómo funcionan ni lo que quieren de nosotros. Facebook, Google y otros, dicen querer que nuestra vida sea más fácil, que nos pongamos en contacto con nuestras personas queridas, que seamos más eficientes y trabajemos mejor, pero su objetivo no es ese, no están diseñados para eso, sino para chuparnos datos, manipularnos y vendernos cosas.

Nos explotan, y encima, estamos menos conectados, somos menos felices y menos productivos que nunca, porque somos adictos.

Línea

*Esta entrevista es parte de la versión digital del Hay Festival Cartagena 2020, un encuentro de escritores y pensadores que se realiza en esa ciudad colombiana entre el 30 de enero y el de febrero.

https://www.bbc.com/mundo/noticias

Karl Marx | Serie completa subtitulada en Español

Serie de 7 capítulos, que cuenta la vida del fundador del Marxismo. 

Karl Marx | Serie completa subtitulada en Español
La serie está centrada en la amistad con Friedrich Engels, el romance con su esposa Jenny von Westphalen y su juventud militante en la Primera Internacional. 

La producción fue encargada por la oficina de Marxismo del gobierno chino y la compañía de animación Dongmantang. 

La serie fue anunciada en 2018 por el servicio de streaming Bilibili como parte de la celebración del bicentenario del nacimiento de Marx. 

La serie de siete episodios fue creada para atraer a los jóvenes al marxismo, y se transmitió semanalmente en Bilibili entre el 28 de enero y el 4 de marzo de 2019. 

Zhong Jun, el guionista principal de la serie, produjo una versión webcomic .

El anuncio de la serie atrajo el interés internacional, y su video promocional tuvo más de 200,000 visitas el día de su lanzamiento.

La serie fue producida por el estudio de animación Dongmantang o Wawayu en asociación con la Academia China de Ciencias Sociales.

Aquí pueden ver condensados en un solo video, los 7 capítulos de la serie. 

Suscribete a nuestro canal  en Youtube
https://www.bloghemia.com

David Lynch interroga a un mono acusado de asesinato en Netflix

Sin previo aviso, el cineasta compartió el filme de 17 minutos en Netflix. Surreal, en blanco y negro y protagonizado por un animal que habla, es el más puro estilo de Lynch.

Consuelo Calderón
David Lynch interroga a un mono acusado de asesinato en Netflix
What did Jack do?

Estrenado para su cumpleaños número 74, el director David Lynch vuelve a sorprender, y confundir, con su nuevo corto. Como un regalo de cumpleaños para sus seguidores, Netflix estrenó What did Jack do?, protagonizado por el cineasta y un mono que le responde.

Vestido con traje y corbata, David Lynch mantiene una tensa conversación con Jack Cruz, el acusado de asesinato, mientras el humo de un cigarro llena la habitación. En blanco y negro, con un aire misterioso, el corto recuerda a la ópera prima del cineasta, Eraserhead.

Jack Cruz, que aparece en los créditos como “él mismo”, es el atormentado mono que, con una boca agregada a través de efectos especiales, responde las preguntas del detective. O más bien, las evita. Vestido con un traje, está involucrado con una gallina llamada Toototabon, que también aparece en los créditos como “ella misma”.

De allí, la conversación entre los personajes se vuelve surreal, incomprensible entre frases inconexas. “Como un diálogo entre dos personas que hablan en el sueño: suena como si Lynch hubiese maliciosamente generado el guión en un semi-aleatorizado programa. El diálogo siempre está al borde de colapsar en algarabía pero nunca lo hace”, escribió The Guardian en su reseña.

La última película dirigida por Lynch, hasta la fecha, fue Inland Empire en 2006. Aunque el director volvió en el 2017 con una tercera temporada de la serie de culto Twin Peaks.

https://culto.latercera.com

Vampirismo, Marvel y Jared Leto: 5 impactantes revelaciones del tráiler de ‘Morbius’

Resultado de imagen para Vampirismo, Marvel y Jared Leto: 5 impactantes revelaciones del tráiler de 'Morbius'

Ya tenemos tráiler oficial de Morbius, el vampiro viviente de las historietas de Marvel.

Recientemente se filtró una fotografía de Jared Leto caracterizado como Morbius, el vampiro viviente de Marvel Studios que ha generado muchas expectativas y este lunes por fin se reveló el tráiler de la película.

La intención de Sony podría ser crear un propio Universo Cinematográfico de Spider-Man , es por eso que está produciendo películas como esta para empezar a tejer historias.

Estas son las 5 revelaciones que tuvimos después de ver el tráiler:

1. Será una película de origen, la historia es un poco diferente, Jared Leto empieza de guapo. Enfermedad en la sangre.

Vampirismo, Marvel y Jared Leto: 5 impactantes revelaciones del tráiler de Morbius 1

2. Despliegue de poderes como ecolocación (sonar de murciélagos).

Vampirismo, Marvel y Jared Leto: 5 impactantes revelaciones del tráiler de Morbius 2

3. Está ubicada después de ‘Far From Home’ (Aparece Spider-Man en una pared con Morbius y dice ASESINO encima. Por cierto, este Spiderman es el de Sam Raimi de 2002. ¿Acaso estarán tratando de conectar un nuevo Spiderverse?)

Vampirismo, Marvel y Jared Leto: 5 impactantes revelaciones del tráiler de Morbius 3

4. Muy al estilo de ‘Joker’, veremos la transformación de Jared Leto en el vampiro Morbius, hasta tenerlo en todo su esplendor.

Vampirismo, Marvel y Jared Leto: 5 impactantes revelaciones del tráiler de Morbius 4

5. Se encontrará con Vulture. Puede ser una nueva amenaza de gran tamaño para Spider-Man. Recordemos que Vulture rechazó a Scorpion en “Homecoming” para entrar a la iniciativa de los Sinister Six (la mayor alianza de villanos de Spidey). Además, Adrian Toomes sabía la identidad de Spider-Man desde antes de que se hiciera pública y decidió no traicionarlo.

https://culturacolectiva.com/

¿Dónde está Hernán Cortés?

Hernán Cortés. CC: Dominio público
Hernán Cortés. CC: Dominio público

Jana Kluiber

El 2 de diciembre de 1547 murió Hernán Cortés; quizá, tras Cristóbal Colón, la figura más conocida de la historia de la expansión del antiguo Imperio español en el continente americano. Se podría pensar que su muerte marcaría el fin de sus viajes, pero la historia tuvo otros planes: sus restos mortales fueron trasladados ocho veces, hasta que finalmente encontraron su lugar eterno en la pared del Templo del Hospital de Jesús Nazareno en la Ciudad de México en 1836. Allí, Cortés descansa en paz hasta hoy en día.

Tumba de Hernán Cortés. CC: Dominio público
Tumba de Hernán Cortés. CC: Dominio público

Su tumba está marcada por una placa de bronce con su escudo de armas y la inscripción “HERNÁN CORTÉS. 1485-1547”. Quizá sea porque su contemporáneo Colón se llevó toda la fama por el ‘descubrimiento’ de América pero, juzgando por las sepulturas, francamente, Cortés parece una persona olvidada por la historia.

Menos mal que Amazon Prime se encargó de recordarlo debidamente con su nueva producción, ‘Hernán. El nombre de la conquista’, que se ha estrenado este 21 de noviembre con ocasión del 500 aniversario de su llegada a la costa mexicana. Los productores afirman que el propósito es presentar a la figura polémica de Cortés desde diferentes perspectivas porque, como todos sabemos, la historia depende de quién la cuenta. En este caso, la cuenta Amazon Prime, que por mucho que relate cada capítulo a través de otra figura lo hace con el fin de crear un producto de entretenimiento que devuelva los 1.5 millones de dólares que ha costado la producción de cada (!!!) episodio de la serie. Por lo tanto, no es de extrañar que la trama se enfoque en la relación amorosa entre Cortés y su traductora Malinche y los efectos especiales creados por la empresa ‘El Ranchito’, que ya demostró sus habilidades en la creación de los reinos de Game of Thrones. Sirviéndose de estos ingredientes básicos de éxito, condimentados con actores conocidos y el misterio que nos provocan los hechos históricosla serie tiene todo el potencial para complacer el gusto actual y convertirse en el nuevo –y, en el mercado español, el primer– éxito de Amazon Prime.

En resumen, ‘Hernán’ no va a decepcionar a quienes quieren pasar un rato entretenido. Quienes se esperaban una aportación al debate sobre la historia que vincula Europa y las Américas sí podrían salir un poco amargados. Una vez más, toca hacerse su propio panorama de los sucesos. Porque siempre hay que tener mucho cuidado cuando alguien nos quiere contar su versión de la historia con tanta persistencia. No vaya a ser que acabemos como Hernán, sumergido en una ideología que le prometió grandes emociones y riqueza, ambas haciéndolo ciego a la injusticia y violencia implicada en sus expediciones.

¿O ya es demasiado tarde?

La ideología de la Conquista se basó en la premisa que hacía falta llevar la religión cristiana y la civilización europea a la población autóctona porque los europeos lo consideraban un modelo mejor. Se estableció una narrativa que separaba los europeos de ‘los otros’, los indígenas, que, asimismo, justificaba la violencia y la dominación. 

Hoy nos encontramos frente a una narrativa parecida. Esta vez, establece una brecha entre ‘nosotros’, los europeos, frente a ‘ellos’, los migrantes, que nos hace creer que no tenemos nada en común. Eso nos permite escuchar noticias sobre fronteras cerradas y las realidades terribles que producen sin implicarnos demasiado.

Aunque había un tiempo, hace unos 500 años, en el que nosotros, los españoles, descendientes de los fenicios, celtos, íberos, varias tribus germánicas, romanos y árabes que formaron la población de la península ibérica, fuimos en grandes números a las Américas. Muchos se quedaron, junto a la población indígena, mezclándose con ella, convirtiéndose así en este tejido diverso en el que consiste la ciudadanía de los diferentes países de Latinoamérica hoy. Se podrían enumerar muchos movimientos más, pero en realidad, no hace falta recurrir a la historia. Si miramos a nuestro alrededor, ¿cuántas personas encontramos que todavía viven en el mismo lugar en el que nacieron? ¿Y que nunca se han movido a otra parte, aunque fuera por un tiempo?

Por lo tanto, todos somos migrantes. Algunos, como Hernán Cortés, incluso hasta después de su muerte.

https://blogs.publico.es/conmde

Lorena Ramírez, corredora rarámuri: “¿Seguirán tomando fotos cuando me detenga?”

Resultado de imagen de Lorena Ramírez, corredora rarámuri: “¿Seguirán tomando fotos cuando me detenga?”"

Un documental producido por Gael García Bernal sigue los pasos de la joven durante sus últimas carreras

ALMUDENA BARRAGÁN 

En medio de la sierra Tarahumara, Chihuahua (norte de México) hay un lugar conocido como Guachochi (El Hormiguero), donde no llega el ruido del tráfico ni el humo de las fábricas. Tampoco se escuchan los gritos de apoyo ni los flashes de las cámaras. Cuando sopla el viento, en El Hormiguero solo se mueven las ramas de los árboles y poco más.

En medio de toda esa inmensidad, Lorena Ramírez, la famosa corredora rarámuri, aparece vestida de amarillo brillante. Su falda, camisa y huaraches (sandalias) se mueven con energía en medio de los riscos, mientras cuida de sus cabras.

Esta joven rarámuri de 24 años -de 22 cuando grabaron el documental-, camina como corre. Es una mujer veloz que a veces parece que está impulsada por un motorcito, sus pies se despegan del suelo con facilidad. Dice que sus huaraches llevan 500 kilómetros a cuestas. Los ha paseado por Tenerife (España), Ciudad de México, Puebla y Chihuahua. Cada carrera le ha valido reconocimientos y premios. A sus espaldas lleva más de 15 carreras.

La miniserie documental de Netflix Río Grande, Río Bravo, dedica uno de sus episodios a la corredora. Producido por Gael García Bernal y dirigido por Juan Carlos Rulfo, el capítulo de 28 minutos –titulado Lorena, la de pies ligeros– sigue a Ramírez en varias de sus carreras y enseña algunos aspectos de su vida junto a su familia. Está disponible en la plataforma desde el pasado 20 de noviembre.

Del Ultra Trail Cerro Rojo, al mundo

Equipada con su vestimenta tradicional y sus sandalias, la joven rarámuri se hizo famosa hace un par de años tras ganar el UltraTrail Cerro Rojo, una carrera de 50 kilómetros en Puebla. En 2016 quedó tercera en los 80 kilómetros del Ultramaratón Caballo Blanco y en 2015 obtuvo la cuarta posición en la categoría de 100 kilómetros en el ultramaratón de los Cañoñes en Guachochi, Chihuahua. Una de las carreras más duras y salvajes que existen en México. 

Desde que su nombre se hiciera conocido dentro y fuera del país, Ramírez ha protagonizado varias entrevistas, portadas de revista y hasta algún que otro anuncio en televisión. También ha participado en carreras en el extranjero –como la Tenerifle Bluetrail, en España– y ha protagonizado un videoclip de Jorge Drexler. Le dicen “Lorena, la de la raza de bronce” o “la de los pies ligeros”. Aunque varias marcas deportivas le hacen regalos, la joven prefiere sus huaraches. “No sería Lorena sin mi falda”, dice mientras mira sus medallas colgadas en la pared.

En la mayor parte del documental, Lorena corre. Con viento, lluvia o sol, corre y habla poco. Con el rostro serio la mayor parte del tiempo, lo que dice lo hace en lengua rarámuri o tarahumara. No sabe mucho español por ello, en las entrevistas está acompañada de su hermano, quien habla por ella. “A los ganadores no les gusta hablar”, sentencia el padre de la chica. “Mis hermanas no pudieron ir a la escuela, tenían que cuidar a los animales”, agrega el hermano de la joven.

El fenómeno Lorena hace que todos quieran pararse a su lado, llevarse una foto de recuerdo, un souvenir junto a este portento de la naturaleza. Ninguno habla con ella. “Seguirán tomando fotos mientras gane. ¿Me seguirán tomando fotos cuando me detenga?”, dice la corredora. Después desaparece entre la gente.

https://verne.elpais.com/

Veinte años del estreno de ‘Los Soprano’, la serie que cambió las reglas de la televisión

Ha habido muchos después, y puede que quizá alguno antes, pero ninguno como Tony Soprano, ese personaje lleno de aristas y brutal al que David Chase nos enseñó a querer como personaje durante seis temporadas.

Ahora es habitual, pero entonces llegar a encariñarse con un personaje como Tony Soprano no era tan común. HBO
Ahora es habitual, pero entonces llegar a encariñarse con un personaje como Tony Soprano no era tan común. HBO

MARÍA JOSÉ ARIAS

Han pasado 20 años desde que la doctora Melfi abriese la puerta de su consulta y dijese aquello de “¿Mr. Soprano?”, dirigiéndose al tipo de semblante adusto y complexión fuerte que estaba sentado en su sala de espera. Con ese gesto de adelante no solo le invitó a entrar en su consulta, sino a la casa de millones de espectadores que a partir de ese momento y semana tras semana se sentaron en sus sofás, como él en el diván, para conocer un poco más a ese mafioso que acudía a terapia y todo su mundo. [ATENCIÓN: ESTE ARTÍCULO CONTIENE ‘SPOILERS’]

Dos décadas después de aquello, cuando se lanza al aire la pregunta de cuál es la mejor serie de la historia de la televisión, Los Soprano sigue siendo la respuesta de muchos y se disputa el título con otras grandes como The Wire y El ala oeste de la Casa Blanca, que también celebra este año su veinte aniversario. En una época, la actual, en la que cada temporada se estrenan series memorables y sobresalientes, seguir figurando en los rankings siempre en las primeras posiciones es un mérito del que pocas pueden presumir. En el caso de la creada por David Chase eso se debe a infinidad de razones.

Producciones televisivas buenas siempre ha habido en todas las épocas, pero Los Soprano es única porque supuso un cambio en las reglas del juego, marcó un punto de inflexión. Nos descubrió que el protagonista no tenía por qué ser un tipo sin nada al que reprochar, que podía ser alguien trastornado en muchos sentidos, violento hasta ser capaz de matar con sus manos a alguien de su propia sangre al mismo tiempo que se presentaba como lo que él entendía como un buen padre y esposo y, pese a todo eso, conquistar al espectador. Ahora es habitual, pero entonces llegar a encariñarse con un personaje como Tony Soprano no era tan común. Él fue quien despejó el camino a los que vinieron después: Jimmy McNulty, Walter White, Don Draper… Seres humanos despreciables en muchos aspectos y grandes personajes.

Los Soprano fue importante, entre otras muchas cosas, por su planteamiento. Colocar a un mafioso en una posición tan vulnerable como la consulta de una psiquiatra nada más arrancar se vio como todo un atrevimiento por parte de Chase, pero también toda una declaración de intenciones. La que presentó aquel 10 de enero de 1999 no tenía intención alguna de ser una serie al uso, algo que se hubiese visto antes. Ni en el género mafioso ni en el del drama familiar, que de eso también hay mucho en Los Soprano. Lo prometió entonces con aquella primera escena tras unos títulos de crédito que son historia de la televisión y lo cumplió a lo largo de las seis temporadas en las que se desarrollo toda su psicología, su biografía familiar, vital y criminal y la de una nube de personajes que crecieron junto a él.

Tony Soprano es uno de los grandes antihéroes y protagonistas que han existido y existirán en la televisión, y el mérito hay que repartirlo entre quien le dio la vida en el papel y quien lo hizo delante de la cámara, James Gandolfini. Cuando hace seis años el actor fallecía a los 51 años en Roma, quedó patente que su nombre siempre viviría ligado al de su personaje. Interpretó a otros muchos más, todos ellos con ese talento que le caracterizaba, pero su muerte temprana le impidió dejar atrás la sombra de Tony Soprano. Se hicieron grandes mutuamente. Esa mirada algo triste de párpados perezosos, esa voz que se imponía al resto, ese magnetismo que desprendía y ese gesticular con las manos fueron parte del viaje que este mafioso de Nueva Jersey que decía dedicarse a la gestión de residuos hizo desde la consulta de una psiquiatra a un fundido a negro que no contentó a todos.

Porque Los Soprano también fue una de esas series en las que el final no satisfizo de manera unánime. Por suerte para Chase, el equipo de guionistas y todos los demás implicados, entonces Twitter era solo una aplicación en pañales sin los millones de usuarios que hoy en día acuden a poner el grito en el cielo cuando un desenlace no les gusta dando por hecho que ellos lo habrían escrito mejor. Que se lo digan a J. J. Abrams, Damon Lindelof, David Benioff, D. B. Weiss y tantos otros que han tenido que sufrir la ira de los tuiteros. Pero por mucho que no haya unanimidad, hay que reconocerle a su responsable que esa escena final fue tan valiente como lo fue la primera, coherente, memorable y mítica.

Más allá de Tony Soprano

Uno de los aspectos que más se le ha aplaudido siempre a esta serie es que no se lo jugase todo a la carta de un personaje principal tremendamente poderoso y potente, sino que arriesgó con las subtramas y dotó de vida y personalidad propia a todo el cartel de secundarios. Cada seguidor de Los Soprano tendrá el suyo propio, pero es más que probable que muchos de ellos coincidan en dos que contribuyeron a hacer más grande a Tony y que gozaron de líneas de texto y escenas gloriosas.

Uno de ellos fue Paulie Gualtieri (Tony Sirico). El otro, Chris Moltisanti (Michael Imperioli). Los dos queridos, respetados por el patriarca y con un final muy distinto pero igualmente épico. Desde la neblina de haber visto la serie hace mucho, Paulie surge como ese mafioso en chándal cuya fidelidad era indiscutible. El otro, como el sobrino que quiso volar y con el que Tony mostró su lado más humano, pero también esa bestia que llevaba dentro. Los dos juntos en la pantalla eran dinamita. Podrían haber tenido su propia serie y la habríamos visto.

Luego estaban esos personajes femeninos, cuidados y bien construidos que tanto importan para entender quién es Tony Soprano. Empezando por su madre y acabando por su psiquiatra. Livia Soprano (Nancy Marchand) era, como suele decirse, para echarla de comer a parte. Principal culpable de que su hijo fuese así, resultó ser una mujer cruel y desagradable que poco sabía del instinto maternal. Jennifer Melfi (Lorraine Bracco) se desveló como mucho más que una doctora, como alguien capaz de hacer frente a alguien tan poderoso como quien se sentaba en su diván y, aunque a veces con miedo, llevar las riendas de su relación profesional/personal. Y entre medias de ambas, Carmela Soprano (Edie Falco), alejada del estereotipo de mujer del jefe que solo está ahí para ver, oír y callar. Carmela tenía mucho que decir, y lo dijo.

Ellas y ellos eran de la famiglia. Algunos por su relación de consanguinidad, otros por los lazos que unen el camino de dos personas cuando sus vidas se cruzan. Pero todos importantes en esa familia más grande que iba más allá de la mansión con piscina de la que cada mañana un tipo con una bata abierta, a pecho descubierto y medalla al cuello emergía para recoger el periódico. De escenas como esa está llena Los Soprano, una serie que además de sus personajes, sus tramas, su visión de la mafia de hoy en día, de la familia, de la lealtad, la traición y hasta la religión es recordada también por sus puros, sus atuendos chandaleros, sus joyas siempre a la vista, sus patos y sus platos. Porque en una serie con personajes de raíces italianas, la comida debía estar muy presente. Los mafiosos también comen y los de la serie de Chase lo hacían a menudo y abundantemente. Aunque a veces cometiesen el pecado de congelar y recalentar la pasta. Ni siquiera Los Soprano, en toda su grandeza, era perfecta al 100%. Nadie ni nada lo es.

El 10 de junio de 2007 se emitía el último capítulo, Made in America. La serie se iba a negro y comenzaba la leyenda, que pronto se verá acrecentada con el estreno en 2020 de The Many Saints of Newark, precuela cinematográfica en la que se verá a un joven Tony Soprano interpretado por el hijo de Gandolfini, Michael. En la primera imagen vista de esta nueva historia, además del parecido con su padre, en lo que todo el mundo se fijó al ser publicada es en que llevaba la medalla que acompañó a Tony durante las seis temporadas.

https://www.publico.es/culturas