El mayor crimen de la humanidad: la malaria

El mayor crimen de la humanidad: la malaria

SERGIO PARRA

La malaria es probablemente la enfermedad más letal para la humanidad. Es la única enfermedad, además, que encontramos en el grupo de las provocadas por protozoos, o parásitos.

En la actualidad, más de 800 millo nes de personas al año la contraen a partir de la picadura de un mosquito hembra del género Anopheles. Una vez la enfermedad entra en nuestro torrente sanguíneo, ataca a nuestro hígado, donde planeará el asalto a nuestro cuerpo para reproducirse.

Azote histórico

La malaria acaba con una vida cada 30 segundos. El 75 por ciento de las víctimas son niños de menos de cinco años de edad. A diferencia de la fiebre amarilla, la malaria se ceba en los jóvenes y en quienes tienen el sistema inmune debilitado. Las vacunas para la malaria están en desarrollo, pero no hay disponible todavía una vacuna completamente eficaz.

Mapa Paises Malaria Hue669c804fd051e4d3d5885c92fbb5e9d 274012 760x0 Resize Lanczos 2

Que fallezcamos de malaria, o que estemos más o menos enfermos tras ser invadidos por ella, dependerá de la cepa del virus de la malaria que hayamos contraído. Es posible infectarse de más de una especie a la vez, aunque por lo general la cepa más mortífera es la que supera a las demás.

En total, hay más de 450 tipos diferentes de parásitos de la malaria, inoculadas por 70 de las 480 especies de mosquito anófeles. Todos estos parásitos afectan a los animales de todo el mundo, pero solo cinco afectan a los humanos. Tal y acomo abunda en ello Timothy C. Winegard en su libro El mosquito. La historia de la lucha de la humanidad contra su depredador más letal:

Tres de dichas especies, P. knowlesi, P. ovale y P. malariae, además de ser muy raras, tienen una tasa de mortalidad comparativamente baja, o nula. P. knowlesi hizo en fecha reciente el salto zoonótico desde los macacos en el Sudeste Asiático, mientras que P. ovale y P. malariae, las menos comunes, ahora solo existen casi exclusivamente en África occidental. Podemos descartar que hayamos contraído una malaria provocada por estos tres parásitos, lo que nos deja con los contrincantes más peligroso y extendidos que lucha por la hegemonía de nuestra salud y nuestra vida: P. vivax y P. faciparum.

Plasmodium faciparum es un vampiro asesino en serie, responsable del 90 por ciento de las muertes debidas a la malaria en todo el mundo, 85 por ciento de las cuales actualmente se producen en África. Pero es que la malaria no solo supone, y ha supuesto a lo largo de la historia, un enorme coste humano. También ha acarreado un gigantesco coste económico.

Hoy se estima que la malaria endémica le cuesta a África aproximadamente entre 30.000 y 40.000 millones de dólares anuales de pérdidas en productos comerciales. El crecimiento económico en los países con malaria es entre el 1,3 por ciento y el 2,5 por ciento inferior a la media global ajustada. A lo largo de la época contemporánea posterior a la Segunda Guerra Mundial, esto equivale a un producto interior bruto (PIB) acumulado de un 35 por ciento inferior al que se hubiera obtenido sin presencia de la malaria.

La mortalidad debida a la malaria ha sido mayor que cualquier otra enfermedad en todo el mundo. Algunos informes de los asentamientos europeos en los trópicos reportan que más del 90% de muertes eran causadas por la malaria y otras enfermedades tropicales. A lo largo de la historia han vivido algo más de 108.000 millones de Homo sapiens. Podemos estimar que alrededor de 96.000 millones de personas han vivido antes de 1900. Y entre el año 8000 a.C. y el 1650 habrían vivido unos 85.000 millones. Una pesadilla que, aunque se haya reducido en gran parte, continúa existiendo en nuestro planeta.

En España la malaria fue conocida casi siempre con el nombre de “tercianas” o “fiebre terciana” (de 3 días) benigna causada por el Plasmodium vivax y en menor grado la fiebre terciana maligna causada por el Plasmodium falciparum y la fiebre de cuatro días causada por el Plasmodium malariae fueron endémicas hasta la mitad del siglo XX. En 1943 se diagnosticaron unos 400 000 casos y se registraron 1.307 muertes debidas a la malaria. El último caso autóctono se registró en mayo de 1961. En 1964, España fue declarada libre de malaria y recibió el certificado oficial de erradicación

https://www.xatakaciencia.com/

Más años, más kilos: por qué nos cuesta más adelgazar con el paso de los años y cómo podemos solucionarlo

Resultado de imagen de Más años, más kilos: por qué nos cuesta más adelgazar con el paso de los años y cómo podemos solucionarlo"

No todo mejora con la edad. Hasta la persona más positiva lo sabe. Una de esas cosas que empeoran con los años es nuestro metabolismo. Poco a poco, el consumo energético, entre otras muchas cosas, va decayendo.

Esto tiene un resultado terriblemente claro: cada vez nos cuesta más perder peso y menos ganarlo. Como decimos, esta es solo una consecuencia, por supuesto; una manifestación de lo que nos está ocurriendo. Esto es lo que nos pasa con los años.

Razones ‘de peso’ que evitan que lo perdamos

Como todo en nuestro cuerpo, la pérdida de peso solo es atribuible a un conjunto complejo de factores. Podemos tratar de explicarlo simplificándolo mucho, pero no haremos más que eso, hacerlo de manera algo simplista. Lo primero que tendremos en cuenta es el gasto calórico y nuestro metabolismo basal.

Como ya hemos hablado en más de una ocasión, el metabolismo no se puede “activar” como si de un interruptor se tratase. Lo único que nos permite activar nuestro metabolismo es nuestra composición corporal. En concreto, la proporción de músculo. Cuanto más músculo, más energía consumimos.

Por lógica inversa, cuanto menos músculo, más fácil es que acumulemos esa energía de una manera más “eficiente”, por muy mala que sea la palabra en esta ocasión. Y sí, con la edad, e intensificado por el sedentarismo, se da el fenómeno conocido como sarcopenia, una pérdida natural de músculo.

Photo 1560579183 B7c69367cb00

Además de esta cuestión, nuestra fisiología no funciona igual. Los cambios hormonales comienzan a jugar en nuestra contra. La movilización de las grasas, apoyada por la pérdida muscular, ya no es tan eficiente. La bajada en la producción de estrógenos y testosterona invitan a acumular más grasa, y nos hace sentirnos con una necesidad menor de estar activos. Esto nos lleva al último paso.

Poco a poco, a medida que nos hacemos más mayores, descienden las ganas de movernos, lo que también ayuda a que descansemos peor, aunque esto viene con la edad también. Pasamos menos horas de actividad física y, por tanto, más tiempo acumulando que quemando. Y, de esta manera, terminamos de cerrar el ciclo del por qué nos cuesta más adelgazar.

Esto es más una carrera de fondo

Independientemente de que de jóvenes seamos más o menos deportistas, lo cierto es que si queremos combatir la obesidad y el sobrepeso en las etapas adultas debemos trabajar desde el principio. Insistimos, no hablamos de practicar deporte moderado o intenso (aunque es conveniente y aconsejado) sino mantenernos activos.

¿Por qué desde jóvenes? El cuerpo tiene un tiempo de adecuación, y no es precisamente corto. Los cambios metabólicos son progresivos y adaptativos. Esto es importante ya que así funciona nuestra homeostasis, el sistema de “seguridad” que nos mantiene vivos. Las complejísimas cadenas de retroalimentación se unen a un sistema de control a largo plazo que reacciona lentamente y con mucha inercia.

Photo 1542721790 74002ebdfd40

Esto afecta a todos los niveles, desde el hormonal, controlado por las glándulas secretoras y las cascadas de señales; hasta el físico, con factores como la acumulación de grasas, glucógeno o los picos diarios de glucemia, que también ayudan a regular estos aspectos. En general, cualquier cambio ha de trabajarse a largo plazo, y desde joven, cuando nuestro cuerpo y nuestro metabolismo es mucho más plástico.

Precisamente, con la edad, esta plasticidad se va perdiendo a medida que los tejidos envejecen. Esto termina por encajarnos en ciertos perfiles metabólicos muy difíciles de cambiar si queremos hacerlo “a última hora”. Pero bueno, nunca es tarde si la dicha es buena, como dice el refrán. Aunque mejor será prepararse desde antes.

¿Podemos prevenir esta ganancia de peso?

Por supuesto. La cuestión no es tan complicada como parece, de hecho, aunque sí es difícil porque requiere de tesón. En primer lugar, trabajar la musculación es increíblemente importante como podremos imaginar. No por nada, pero, como ya hemos dicho, el músculo es el verdadero “activador metabólico”, encargándose del consumo de energía.

Hacer deporte moderado e intenso ayudará a esto mismo, aumentar la cantidad del músculo, pero también a descansar mejor. El deporte, practicado una hora antes de dormir, ha demostrado ser beneficioso para el descanso, entre otras cosas. Descansar adecuadamente se relaciona con un mejor control de peso. También se enlaza a sufrir menos estrés y enfermedades de origen psicológico, lo que también se relaciona con la pérdida de peso.

Por último, y no menos importante, es conveniente controlar nuestros hábitos de vida: mejorar nuestra dieta, reduciendo azúcares, comiendo más sano, más fibra, más agua, más proteína… junto a algo de actividad física en nuestro día a día son las pautas más adecuadas para ayudarnos a no caer en el sobrepeso.

Como vemos, esto no es complicado, pero tampoco es fácil si queremos empezar desde cero. Mucho mejor es hacer un cambio paulatino en el estilo de vida, algo que nos permita adherirnos a estos cambios saludables. ¿Y cómo es más fácil comenzar con ello? Pues, como ya hemos dicho, lo mejor es hacerlo cuanto antes, para ganarnos a nosotros mismos en esta carrera de fondo.

Imágenes | Unsplash

https://www.xatakaciencia.com/biologia

«Haz feliz a tu nariz»: así era la publicidad de cocaína en las locas revistas de los años 70

Luis Landeira

«Haz feliz a tu nariz»: así era la publicidad de cocaína en las locas revistas de los años 70

“¿Nos hacemos una loncha?” En la actualidad, y muy a pesar de su alto precio, su baja calidad y lo perseguido que está su tráfico, la cocaína es una droga completamente democratizada, consumida por propios y extraños, obreros y empresarios, ricos y pobres, hipsters y cuñaos. Vamos, que la cocaína es uno de esos productos que no necesita publicidad: se vende sola, diga lo que diga la Organización Mundial de la Salud. Pero no siempre fue así.

Durante la década de los setenta, la farlopa («nieve», la llamaban entonces en las calles) era como el Dom Pérignon de las drogas: una sustancia cuyo consumo estaba envuelto en un halo de prestigio y glamour. No en vano, cuando el presidente Richard Nixon inició su famosa “guerra contra las drogas” en 1971, se cebó con la marihuana, el LSD o la heroína, pero dejó a la coca en paz. Y no es broma.

Tal y como se recoge en un documento oficial de La Casa Blanca fechado en 1975, la fariña en aquellos tiempos se consideraba una sustancia que “no tiene consecuencias serias tales como el crimen, la hospitalización o la muerte”. Así, toneladas de perico salían de Colombia y cruzaban todo el Caribe hasta llegar a Estados Unidos. En una época en la que las fronteras eran mucho más laxas, el polvo blanco invadió literalmente las calles norteamericanas.

«Haz feliz a tu nariz»: así era la publicidad de cocaína en las locas revistas de los años 70

Y como las modas sanitarias de la época consideraban que aquel polvillo tan parecido a la harina molaba, se toleraron hasta anuncios de prensa que publicitaban tanto el polvillo en sí como todo tipo de artilugios para guardarlo, conservarlo y consumirlo de la manera más cómoda. Cajitas, tubitos, esnifadorcitos, botellitas, frasquitos, pesitas o picadorcitos especialmente diseñados para consumidores de merca.

Muchos de estos anuncios fueron creados por David Wilfert, director de la agencia publicitaria The World’s Best Ever, especializada en campañas relacionadas con las drogas, y aparecieron en revistas más o menos contraculturales de la época como Head, Rush, Flash, Stoned Age, Hi-Life o la muy longeva High Times, que aún se publica en nuestros días.

Y ya sin más preámbulos, pasemos a contemplar una alucinante selección de anuncios narcóticos rescatados de aquellos irrepetibles días de vino y farlopa.

«Haz feliz a tu nariz»: así era la publicidad de cocaína en las locas revistas de los años 70
«Haz feliz a tu nariz»: así era la publicidad de cocaína en las locas revistas de los años 70
«Haz feliz a tu nariz»: así era la publicidad de cocaína en las locas revistas de los años 70
«Haz feliz a tu nariz»: así era la publicidad de cocaína en las locas revistas de los años 70
«Haz feliz a tu nariz»: así era la publicidad de cocaína en las locas revistas de los años 70
«Haz feliz a tu nariz»: así era la publicidad de cocaína en las locas revistas de los años 70
«Haz feliz a tu nariz»: así era la publicidad de cocaína en las locas revistas de los años 70
«Haz feliz a tu nariz»: así era la publicidad de cocaína en las locas revistas de los años 70
«Haz feliz a tu nariz»: así era la publicidad de cocaína en las locas revistas de los años 70
«Haz feliz a tu nariz»: así era la publicidad de cocaína en las locas revistas de los años 70
«Haz feliz a tu nariz»: así era la publicidad de cocaína en las locas revistas de los años 70
«Haz feliz a tu nariz»: así era la publicidad de cocaína en las locas revistas de los años 70
«Haz feliz a tu nariz»: así era la publicidad de cocaína en las locas revistas de los años 70
«Haz feliz a tu nariz»: así era la publicidad de cocaína en las locas revistas de los años 70
«Haz feliz a tu nariz»: así era la publicidad de cocaína en las locas revistas de los años 70
«Haz feliz a tu nariz»: así era la publicidad de cocaína en las locas revistas de los años 70
«Haz feliz a tu nariz»: así era la publicidad de cocaína en las locas revistas de los años 70
«Haz feliz a tu nariz»: así era la publicidad de cocaína en las locas revistas de los años 70

https://blogs.publico.es/strambotic/

¡ENERGÍA INSTANTÁNEA! TE DECIMOS CUÁLES SON LAS FRUTAS CON MÁS AZÚCAR

Por Animal Gourmet

frutas con más azúcar

Las frutas con más azúcar en ocasiones nos pueden intimidar y más ahora con dietas que restringen el consumo de carbohidratos. ¡No te asustes! Son ingredientes aliados y te platicamos por qué.

Definitivamente, el exceso de azúcar es un inconveniente hablando de salud pero no todo es malo hablando de este endulzante y mucho menos cuando es natural.

Aunque no lo creas, hay una estrecha relación entre el consumo equilibrado de fruta y una disminución en el riesgo de enfermedades asociadas con la obesidad. Esto es por la fibra que aportan, la cual ayuda a sentirte satisfecho y a evitar que el azúcar en la sangre se dispare.

Como tip de decimos que cuando consumas frutas con más azúcar combínalas con ingredientes que las equilibren como crema de cacahuate o yogurt griego.

Frutas con más azúcar

Chabacano

Azúcar total: 1 taza en rodajas, 15.3 g

Fibra: 3.3 g

Hay una diferencia abismal en la azúcar que tiene un chabacano fresco y uno seco o cristalizado. Si eliges comer el fresco tendrás un plus de vitamina A y potasio.

frutas con más azúcar

Toronja

Azúcar total: 1 taza de gajos 15.9 g

Fibra: 3.7 g

Sí, tiene bastante azúcar pero también está llena de vitaminas y antioxidantes, con media toronja está perfecto tu consumo.

frutas con más azúcar

Kiwi

Azúcar total: 1 taza en rodajas, 16,2 g

Fibra: 5.4 g

Te tenemos una sorpresa, la cáscara del kiwi se puede comer, ¡sí!

Tiene una gran cantidad de fibra que reduce el colesterol además de antioxidantes y vitamina C. Si sufres insomnio, es un gran aliado para conciliar el sueño.

frutas con más azúcar

Piña

Azúcar total: 1 taza en cubos, 16.3 g

Fibra: 2,3 g

Tiene bastante azúcar, por lo que te recomendamos comerla en porciones pequeñas; para nuestra buena suerte, la piña es rica en manganeso, un elemento esencial para la producción de energía.

frutas con más azúcar

Ciruela

Azúcar total: 1 taza en rodajas, 16,4 g

Fibra: 2,3 g

La ciruela tiene la gran ventaja de tener compuestos fenólicos que ayudan a prevenir el síndrome metabólico que aumenta las enfermedades relacionadas con obesidad.

¡ENERGÍA INSTANTÁNEA! TE DECIMOS CUÁLES SON LAS FRUTAS CON MÁS AZÚCAR

Naranja

Azúcar total: 1 taza en gajos, 16,8 g

Fibra: 4.3 g

¿Sabías que ingerir vitamina C antes de un entrenamiento disminuye los dolores musculares? ¡No le tengas miedo! es un aliado para una vida saludable.

Otra de las ventajas es que es una gran fuente de selenio, que ayuda a acelerar la tiroides y aumentar el metabolismo.

¡ENERGÍA INSTANTÁNEA! TE DECIMOS CUÁLES SON LAS FRUTAS CON MÁS AZÚCAR

Cerezas

Azúcar total: 1 taza, 17,7 g

Fibra: 2.9 g

Las cerezas son una dulce fruta de verano y aunque son pequeñas tienen una gran cantidad de potasio que ayuda a controlar la presión arterial. También contienen antioxidantes que nos protegen de enfermedades cardiovasculares.

¡ENERGÍA INSTANTÁNEA! TE DECIMOS CUÁLES SON LAS FRUTAS CON MÁS AZÚCAR

Plátano

Azúcar total: 1 taza, en rodajas, 18,3 g

Fibra: 3.9 g

Los plátanos son una de las frutas con mala fama pero es momento de quererlos de nuevo.

Los nutrientes del plátano ayudan a conciliar el sueño, desarrollar músculo y quemar grasas. Piénsalo dos veces antes de decir que no.

¡ENERGÍA INSTANTÁNEA! TE DECIMOS CUÁLES SON LAS FRUTAS CON MÁS AZÚCAR

Mandarina

Azúcar total: 1 taza en gajos, 20,6 g

Fibra: 3.5 g

El aroma a la mandarina anuncia la llegada del otoño y también que el año está por terminar.

No solo es de nuestras consentidas, tiene vitamina B12 que es responsable de la salud del cabello, por si acaso buscas algo que ayude a reducir la pérdida o retrasar la aparición de canas.

¡ENERGÍA INSTANTÁNEA! TE DECIMOS CUÁLES SON LAS FRUTAS CON MÁS AZÚCAR

Mango

Azúcar total: 1 taza en cubos, 22.5 g

Fibra: 2.6 g

Además de ser delicioso, está lleno de vitamina A, B6 y C que protegen los ojos, el corazón y mejora nuestro sistema inmune.

A pesar de ser una de las frutas con más azúcar, tienen una gran cantidad de antioxidantes que son un aliado para prevenir el cáncer.

¡ENERGÍA INSTANTÁNEA! TE DECIMOS CUÁLES SON LAS FRUTAS CON MÁS AZÚCAR

Uvas

Azúcar total: 1 taza, 23,4 g

Fibra: 1,4 g

El dolor de cabeza que te queda después de tomar un par de copas de vino se debe a la cantidad de azúcar de las uvas. No te angusties, vale la pena por todos los antioxidantes.

¡ENERGÍA INSTANTÁNEA! TE DECIMOS CUÁLES SON LAS FRUTAS CON MÁS AZÚCAR

Granada

Azúcar total: 1 taza, 23.8 g

Fibra: 7.0 g

El jugo de granada normalmente no necesita edulcorantes añadidos por su gran contenido de azúcar no solo eso, tienen una cantidad importante de vitamina C que nos ayuda a tener una piel radiante.

¡ENERGÍA INSTANTÁNEA! TE DECIMOS CUÁLES SON LAS FRUTAS CON MÁS AZÚCAR

Higo

Azúcar total: 1 taza, 29.3 g

Fibra: 5.2 g

El higo es perfecto para ponerlo en tartas, galletas y pasteles ¡y cómo no con su gran contenido de azúcar! Los higos tienen prebióticos, vitaminas A, E, K, calcio y magnesio.

Te dejamos con un antojo: envuelve mitades de higos en jamón serrano y queso de cabra, es un equilibrio perfecto de sabor.

¡ENERGÍA INSTANTÁNEA! TE DECIMOS CUÁLES SON LAS FRUTAS CON MÁS AZÚCAR

Virus olímpicos

La prevención sirve para evitar riesgos, pero a veces también conlleva algunos

AVIER SAMPEDRO

 Imagen en 3D del virus de la gripe.
Imagen en 3D del virus de la gripe. NATIONAL INSTITUTES OF HEALTH

En preparación para los Juegos Olímpicos del año que viene, Japón ha importado muestras activas de Ébola y otros cuatro virus letales. Si el lector está planeando ir a ver los Juegos de 2020, es posible que se acabe de rajar, pero la intención del Gobierno nipón es virtuosa. A una sede olímpica viajan decenas de miles de visitantes de todo el mundo, y unos Juegos son por tanto una excelente oportunidad para la propagación de los agentes infecciosos. El Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas japonés (NIID) ha desarrollado unos análisis de sangre que permitirán a los médicos decidir, en caso de un brote viral, si dar de alta a un paciente o dejarlo en cuarentena. Y para examinar si esas pruebas son eficaces, los científicos nipones necesitan virus activos de Ébola, Lassa, Marburg y las fiebres hemorrágicas de Sudamérica y Crimea-Congo. Cinco angelitos con espinas bajo las alas.

La prevención sirve para evitar riesgos, pero a veces también conlleva algunos. Cuando la Organización Mundial de la Salud dio por erradicada la viruela en 1980, tras una década larga de exitosa vacunación planetaria, designó dos laboratorios de alta seguridad en los CDC (centros para el control de enfermedades en Atlanta, Estados Unidos) y en Vector (centro estatal de investigación en virología de Novosibirsk, Rusia) para que guardaran bajo siete llaves las últimas muestras del virus. En siglos pasados, la viruela mataba a uno de cada tres infectados, sobre todo si eran niños, y un escape del virus resultaría hoy todavía peor, puesto que 40 años de erradicación nos han dejado a todos sin defensas inmunológicas contra él. En caso de un brote de viruela imprevisto, sin embargo, se consideró que guardar muestras facilitaría enormemente el desarrollo de fármacos y vacunas. Prevenir un brote implica en este caso asumir el riesgo de mantener las muestras.

Otro caso bien notable es el de las investigaciones sobre el virus de la gripe aviar H5N1. Su especialidad es infectar a los pájaros, y ocasionalmente ha saltado a los humanos, en ambos casos con alta letalidad, pero por suerte se transmite fatal de una persona a otra. Un laboratorio holandés y otro estadounidense llevan años interesados en descubrir las mutaciones que le convertirían en un agente igual de letal, pero tan trasmisible entre humanos como la gripe común. Da miedo solo pensarlo, y de hecho las investigaciones fueron paralizadas por la Administración de Obama, aunque después reactivadas por la de Trump. El argumento de los científicos es que conocer esas mutaciones nos permitirá detectarlas cuando ocurran en la naturaleza. De nuevo, prevención implica riesgo.

El NIID japonés que ha importado ahora los cinco virus está en Musashimurayama, un pueblo de 70.000 habitantes al oeste de Tokio. Muchos de ellos no parecen muy felices con la idea de tener todos esos horribles agentes fatales como vecinos, según informa Mark Zastrow en Nature. De hecho, el laboratorio es el único de alta seguridad biológica (BSL-4, en la jerga) que hay en Japón, y lleva 40 años sin ejercer como tal por la oposición de los vecinos de Musashimurayama, precisamente. Los que viven en el barrio entienden los riesgos de una fuga viral, pero no calculan, ni seguramente les importa, el peligro que supone no hacer nada, para Japón y el mundo. Un dilema.

https://elpais.com

Plaza Sésamo habla con los niños sobre las adicciones de sus padres

Alrededor de 5,7 millones de niños menores de 11 años viven en hogares afectados por el consumo de sustancias en Estados Unidos

barrio sesamo
La marioneta Karli (izda) y Elmo (dcha) hablan en una escena de Plaza Sésamo. Youtube

ALMUDENA BARRAGÁN 

La fuerte crisis por el consumo de opioides que vive Estados Unidos dejó en 2018 más de 68.000 muertes por sobredosis de drogas, según el Centro Nacional de Estadísticas de Salud. De ellas, en torno a la mitad, estuvieron relacionadas con el consumo de opioides sintéticos como el fentanilo y el tramadol.

Pendientes del desarrollo de la infancia, el programa educativo Sesame Street(conocida como Plaza Sésamo en México y Barrio Sésamo en España) hablaron de ello en uno de sus shows y diseñaron un contenido especial en el que una de sus marionetas, Karli, habla con una niña de 10 años, Salia Woodbury, sobre la situación de adicción que viven sus padres en casa.

“Hola, soy yo, Karli. Estoy aquí con mi amiga Salia. Nuestros padres han tenido el mismo problema: la adicción”, dice Karli mientras mira a cámara.

“Mamá y mi papá me dijeron que la adicción es una enfermedad”, responde Salia. “Una enfermedad que hace que las personas sientan que deben deben consumir drogas o beber alcohol para sentirse bien”, explica Karli.

“Mi madre estaba teniendo dificultades con la adicción y sentí que mi familia era la única que estaba pasando por eso, pero ahora conocí a muchos otros niños como nosotras y me hace sentir que no estamos solas”, dice la marioneta junto a la niña que responde, “y está bien compartirles a otras personas lo que sentimos”.

Según Sesame Workshop, que elabora este tipo de contenido especial sobre temas que tratar con los más pequeños, alrededor de 5.7 millones de niños y niñas en Estados Unidos menores de 11 años viven en hogares con un padre con adicción a alguna sustancia.

Según la doctora Clara Fleiz, investigadora del Instituto Nacional de Psiquiatría en México, este tipo de campaña de sensibilización es muy necesario ya que los problemas de adicción en la familia suelen gestionarse desde la negación y el estigma social.

Los niños que son testigos y conviven con la adicción de sus padres, pueden tener después “ansiedad, depresión, irritabilidad, estrés postraumático y sufrir bullying en el colegio”, explica la doctora Fleiz, quien considera fundamental hablar de las adicciones desde la infancia. “Hay que hablar del problema con toda la sociedad y bajarlo a los ojos de los niños”, señala.

Por ello, considera acertada la conversación de Plaza Sésamo. “A partir de la empatía entre la niña y el personaje, generas un mensaje para los niños de apoyo y se construyen lazos de solidaridad al decirle al público: Estoy pasando lo mismo que tú“, añade la doctora Fleiz, quien dice que hay que trabajar y desmontar los estigmas hacia la mujer que consume cualquier droga, más si son madres. Tal y como hace el video de Plaza Sésamo.

La conversación de Karli y Salia se complementa con otros dos videos en los que aparece el padre de Elmo, explicando que la adicción es una enfermedad y una charla entre Karli, Elmo y Chris donde la marioneta de color verde cuenta que su madre asiste a una reunión especial para adultos y que ella va a otra con niños para contar cómo se siente.

Este ejemplo se suma al argumento de otras series en la televisión estadounidense que trata las adicciones como Euphoria (HBO) o The Connors(ABC).

https://verne.elpais.com

Adiós a los pinchazos: llega una cápsula oral de insulina

Científicos de EEUU lo han probado con éxito en animales. Se trata de un dispositivo que llega al intestino, se une a la pared intestinal y libera el fármaco para su absorción en el torrente sanguíneo. Alimente ha hablado con sus diseñadores

Patricia Matey

Foto:

Ni es la primera vez, ni será la última. La adherencia a la medicación de los enfermos crónicos es el mayor hándicap al que se enfrentan los médicos. Y si esa ‘lealtad’ a cumplir estrictamente con la terapia pasa por que sea inyectada, las cosas se complican aún más.

Muchos medicamentos, especialmente aquellos hechos de proteínas, no pueden tomarse por vía oral porque se descomponen en el tracto gastrointestinal antes de que puedan surtir efecto. Un ejemplo es la insulina, que los pacientes con diabetesdeben inyectarse diariamente, incluso varias veces al día.

Cada año 386.000 personas son diagnosticadas de diabetes mellitus tipo 2 en España. Son datos del estudio di@bet.es, llevado a cabo entre 2016 y 2017, que cifra la incidencia de este tipo de diabetes en la población adulta en 11,58 casos por cada 1.000 personas al año.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Con la esperanza de encontrar una alternativa a esas inyecciones, los ingenieros del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, de sus siglas en inglés), que trabajan con científicos de Novo Nordisk, han diseñado una nueva cápsula de medicamentos que puede transportar insulina u otros fármacos proteicos y protegerlos del ambiente hostil del tracto gastrointestinal. Cuando la cápsula llega al intestino delgado, se descompone para revelar microagujas solubles que se unen a la pared intestinal y liberan el fármaco para su absorción en el torrente sanguíneo.

Langer, profesor asistente en el Departamento de Ingeniería Mecánica del MIT, y Giovanni Traverso, gastroenterólogo en el Hospital Brigham and Women’s, son los autores principales del estudio, que aparece en ‘Nature Medicine‘.

“Nuestro sistema podría modificar la ciencia del suministro de fármacos así como su desarrollo”

En declaraciones a Alimente, Giovanni Traverso reconoce: “El desarrollo de un dispositivo que permite el suministro oral de productos biológicos (macromoléculas) es transformador con respecto al suministro de fármacos, ya que tiene la capacidad de cambiar la forma en que suministramos péptidos, proteínas (incluidos los anticuerpos monoclonales) y ácidos nucleicos. Esto podría modificar la ciencia del suministro de fármacos así como su desarrollo”.

“Estamos realmente satisfechos con los últimos resultados del nuevo dispositivo de administración oral que nuestros miembros de laboratorio han desarrollado con nuestros colaboradores, y esperamos ver que ayudará a las personas con diabetes y otros pacientes en el futuro”, insisten los científicos.

En las pruebas en cerdos mostraron que esta cápsula podía cargar una cantidad comparable de insulina a la de una inyección, permitiendo su rápida absorción en el torrente sanguíneo después de que se liberaron las microagujas.

Microagujas

Langer y Traverso habían desarrollado previamente varias estrategias novedosas para la administración oral de medicamentos que generalmente deben inyectarse. Esos esfuerzos incluyen una píldora cubierta con muchas agujas pequeñas, así como estructuras en forma de estrella que se despliegan y pueden permanecer en el estómago de días a semanas mientras liberan medicamentos. “Gran parte de este trabajo está motivado por el reconocimiento de que tanto los pacientes como los proveedores de atención médica prefieren la vía de administración oral sobre la inyectable”, dice Traverso

A principios de este año desarrollaron una cápsula del tamaño de un arándano que contiene una pequeña aguja hecha de insulina comprimida. Al llegar al estómago, la aguja inyecta el medicamento en el revestimiento del estómago. En el nuevo estudio, los investigadores se propusieron desarrollar otra que pudiera inyectar su contenido en la pared del intestino delgado.

“La mayoría de los medicamentos se absorben a través del intestino delgado”, dice Traverso. En parte, debido “a su área de superficie extremadamente grande: 250 metros cuadrados, o aproximadamente del tamaño de una cancha de tenis. Además, carece de receptores de dolor en esta parte del cuerpo, lo que potencialmente permite microinyecciones en el intestino delgado sin ocasionar molestias para administrar medicamentos como la insulina”, recuerda el experto.

Para permitir que su cápsula llegue al intestino y realice estas microinyecciones, los investigadores la recubrieron con un polímero que puede sobrevivir en el ambiente ácido del estómago, que tiene un pH de 1,5 a 3,5. Cuando la cápsula alcanza el intestino delgado, el pH más alto (alrededor de 6) hace que se abra y se desplieguen tres brazos cruzados dentro de la cápsula.

Cada brazo contiene parches de microagujas de 1 milímetro de largo que pueden transportar insulina u otras drogas. Cuando los brazos se abren, la fuerza de su liberación permite que las pequeñas microagujas penetren en la capa superior del tejido del intestino. Después de la inserción, estas se disuelven y liberan el medicamento.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

En tejidos humanos

“Realizamos numerosas pruebas de seguridad en tejidos animales y humanos para garantizar que el evento de penetración permitiera la administración del fármaco sin causar una perforación de espesor total ni ningún otro evento adverso grave”, dicen los investigadores.

En este sentido, el científico Traverso admite: “Nos tomamos muy en serio la seguridad y, en teoría, dos áreas de preocupación con los nuevos sistemas de dosificación incluyen el posible bloqueo intestinal y la perforación de la pared gastrointestinal. Con respecto al riesgo de bloqueo intestinal, hemos desarrollado un sistema de 2 partes (aplicador de cápsula y brazo múltiple) donde ambas partes se dividen en segmentos más pequeños que otras formas de dosificación sólidas que ya están aprobadas y en uso general para garantizar que el sistema bautizado como LUMI se excrete sin un riesgo significativo de obstrucción”.

“En cuanto al riesgo de perforación, nos hemos centrado específicamente en el intestino delgado con parches de microagujas para el parto y hemos realizado pruebas tanto en el intestino humano como en el del cerdo. Además, diseñamos el LUMI para limitar la profundidad de penetración de la microaguja y así maximizar la seguridad”, apostilla.

“Creemos que los ensayos en humanos podrían llegar en dos o tres años”

“En las pruebas en cerdos, los investigadores mostraron que las cápsulas de 30 milímetros de largo podían administrar dosis de insulina de manera efectiva y generar una respuesta inmediata para reducir la glucosa en sangre. También mostraron que no se formaron bloqueos en el intestino y los brazos se excretaron de manera segura después de aplicar los parches de microagujas”.

El siguiente paso: “Estamos trabajando con Novo Nordisk, nuestros colaboradores y socios en estos esfuerzos para ayudar a resolver el desafío de la administración oral de productos biológicos. Anticipamos primero que los ensayos en humanos llegarán en los próximos 2-3 años, a medida que continuamos amplificando y desarrollando nuestras tecnologías para expandir la fabricación, la seguridad y la eficacia en animales grandes, incluidos perros y cerdos”.

Aunque los investigadores usaron insulina para demostrar el nuevo sistema, creen que también podría usarse para administrar otros medicamentos proteicos como hormonas, enzimas o anticuerpos, así como fármacos basados en ARN.

“Podemos administrar insulina, pero vemos aplicaciones para muchas otras terapias y posiblemente vacunas“, dice Traverso. “Estamos trabajando muy de cerca con nuestros colaboradores para identificar los próximos pasos y aplicaciones donde podemos tener el mayor impacto”, añade.

https://www.alimente.elconfidencial.com/bienestar

Radiografía de un cerebro enganchado al móvil

Luis F. Callado

thumb image

Durante los últimos años, el empleo de las nuevas tecnologías se ha extendido con fuerza en la sociedad. Está prácticamente generalizado el uso de internet en toda la población, principalmente entre los más jóvenes. Según datos de la encuesta del Ministerio de Sanidad ESTUDES 2018, el 99,6 % de los estudiantes de 14 a 18 años había utilizado internet en los últimos 12 meses.

El principal problema radica en que se puede pasar fácilmente de un uso generalizado de las nuevas tecnologías a un abuso de las mismas. Se ha detectado que el uso compulsivo de las nuevas tecnologías (internet, teléfono móvil, juegos online…) es un fenómeno creciente de nuestro tiempo, sobre todo, en los grupos de gente más joven.

Las últimas encuestas ESTUDES muestran que mientras casi un 3 % de la población de 15 a 64 años hace un uso compulsivo de internet, la prevalencia de este problema es siete veces mayor entre los estudiantes de 14 a 18 años.

El uso patológico de las nuevas tecnologías ha trascendido en los últimos años la consideración de trastorno del control de impulsos para encuadrarse dentro de las adicciones de comportamiento o sin sustancia. Se acepta que tiene una base común con el resto de conductas adictivas clásicas. Esta raíz común hace que la prevalencia de consumo de drogas como el alcohol y el cannabis sea superior entre los individuos que realizan un uso compulsivo de internet.

¿Qué pasa en el cerebro?

Conocemos desde tiempo atrás los mecanismos cerebrales que median la adicción a sustancias como el alcohol, la cocaína o el tabaco. Pero la aparición de estas nuevas adicciones sin sustancia ha obligado a los investigadores a repensar los mecanismos que podrían explicar este nuevo fenómeno.

En las personas que presentan dependencia a las nuevas tecnologías se han observado cambios estructurales y/o funcionales en regiones cerebrales como la corteza prefrontal, cingular, orbitofrontal y el sistema límbico. Estas zonas alteradas están implicadas en el procesamiento de fenómenos como la recompensa, la motivación o el control de impulsos.

Alteraciones similares aparecen también en personas con otros tipos de adicciones asociadas a drogas de abuso clásicas como la cocaína o las anfetaminas. El riesgo de aparición de estos trastornos es mayor entre los adolescentes porque las regiones cerebrales implicadas no han terminado de madurar a estas edades y son más vulnerables.

Estos déficits estructurales conllevan también un peor funcionamiento de estas regiones cerebrales. Aumenta la impulsividad, disminuye el control del comportamiento y crece la dificultad para tomar las decisiones más acertadas. Todos estos fenómenos contribuyen a generar un mayor riesgo de desarrollar una dependencia de las nuevas tecnologías.

Así reacciiona un cerebro enganchado al móvil
Iakov Filimonov / Shutterstock

En los sujetos que abusan de las nuevas tecnologías se ha descrito la existencia de alteraciones neuroquímicas y genéticas.

Características de las personas más vulnerables

También se ha descrito en los sujetos que abusan de las nuevas tecnologías la existencia de alteraciones neuroquímicas y genéticas que podrían contribuir a una mayor vulnerabilidad de estas personas a convertirse en dependientes de estas tecnologías. Factores como la existencia de estados emocionales alterados, una baja autoestima, una falta de identidad o una personalidad tímida o insegura pueden ser también factores de riesgo a tener en cuenta para valorar el peligro de desarrollar una dependencia a las nuevas tecnologías.

Como consecuencia de esta dependencia pueden aparecer síntomas ansiosos, irritabilidad, desajuste emocional y problemas en la interacción social. Los adictos a las nuevas tecnologías descuidan habitualmente sus rutinas diarias para permanecer más tiempo conectados, o bien sustraen horas al sueño nocturno, invirtiendo el ritmo circadiano. La cantidad y la calidad de su sueño son peores que en la población general. Esto disminuye el rendimiento académico o laboral asociado a la falta de concentración.

Permanecer conectados a la red más de 3 o 4 horas diarias facilita el aislamiento de la realidad, el desinterés por otros temas, los trastornos de conducta, así como el sedentarismo y la obesidad. También puede generar alteraciones físicas como sequedad de ojos, pérdida de audición, dolor de cuello y de espalda o inflamación e incluso artrosis de la articulación de la base del dedo pulgar. No basta con tratar estas afecciones de manera directa si no modificamos los hábitos que las han provocado. Si no lo hacemos, volverán a aparecer.

Es importante conocer tanto los mecanismos que median la dependencia a las nuevas tecnologías, como los factores de riesgo para su aparición. El objetivo es poder aplicar políticas de prevención eficientes y centradas en los grupos de población más vulnerables.

Una educación adecuada basada en la información veraz y en las evidencias científicas puede ser clave a la hora de reducir el riesgo de generalización del abuso de las nuevas tecnologías.

Luis F. Callado, Profesor Agregado de Farmacologia, Universidad del País Vasco / Euskal Herriko Unibertsitatea

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original.

La Seguridad Social va a financiar dejar de fumar con Champix: qué es, cómo funciona y qué hay que saber sobre él

Resultado de imagen para La Seguridad Social va a financiar dejar de fumar con Champix: qué es, cómo funciona y qué hay que saber sobre él

SANTIAGO CAMPILLO

Fumar no es una epidemia, aunque sus consecuencias son tan drásticas como las de estas. Ahora, el Gobierno de España ha decidido echar una mano a quienes deseen dejar de fumar.

Por primera vez, el Sistema Nacional de Salud financiará un tratamiento con vareniclina, que ha demostrado en Estados Unidos, y Europa, ser una ayuda eficaz que aumenta en 10 las posibilidades de dejar el tabaco de una vez por todas.

¿Qué es la vareniclina?

Este medicamento fue descubierto por la farmacéutica Pfizer, y descrito en 2005. Esta sustancia proviene de la modificación de un alcaloide llamado citisina, presente en una planta, la Calia secundiflora. La Calia sp., también conocido como “frijolito”, es una fabácea, de la familia de las legumbres como las judías o las habas.

Esta molécula es lo que se conoce como agonista, es decir, un competidor molecular. ¿De quién? Pues es un competidor de la nicotina. La cistisina se modifica químicamente para que sea más efectiva y tenga una farmacología adecuada en nuestro cuerpo. El resultado es la vareniclina, o Champix, que es su nombre comercial. Este medicamento fue aprobado en 2006 en Estados Unidos y, meses después, en Europa.

Photo 1544829894 Eb023ba95a38

Como decíamos, la vareniclina es un agonista nicotínico. Eso quiere decir que compite con ella por ocupar su posición en los receptores nicotínicos. Estos, entre otras muchísimas cosas, son los que activan el sistema de recompensa. La nicotina estimula dicho sistema y, cuando no está presente, genera síndrome de abstinencia.

La vareniclina reduce la intensidad de dicho síndrome de abstinencia, permitiendo que sea más fácil luchar contra la necesidad que general el tabaco, pero no elimina las ganas de fumarTampoco evita que surjan los típicos síntomas que aparecen cuando un fumador deja de fumar, como la ansiedad el cambios de humor, etc., aunque los reduce. El medicamento no es infalible, pero ha demostrado incrementar diez veces las posibilidades de dejar de fumar.

¿Cómo funciona el tratamiento para dejar de fumar con vareniclina?

El tratamiento depende de muchos factores, entre ellos, de la persona. Normalmente se inicia mientras el paciente aún sigue fumando. En ese momento, se le indica que los tres primeros días ha de tomar una pastilla de media dosis, y los cuatro siguientes dos medias dosis al día.

Mientras que algunos pacientes dejan de fumar prácticamente al instante, otros reducen los cigarrillos fumados. La mayoría mantiene más o menos la cifra habitual de cigarrillos diarios. Esto es una muestra de lo diferente que puede resultar el medicamento en cada persona.

Photo 1535452904930 2d7a700e88e8

Tras esta fase de introducción, el paciente debe elegir un día entre el octavo y el decimocuarto día, a la segunda semana de tratamiento, para dejar el tabaco de forma radical. Entonces se le administra una dosis por la mañana y otra por la tarde. A partir de aquí el paciente seguirá tomando la misma dosis durante varias semanas (normalmente durante cuatro meses).

Según el fabricante, es aconsejable que pasadas las primeras semanas se consulte con el médico para ir manteniendo o reduciendo las dosis hasta dejar el medicamento por completo. En caso de efectos secundarios molestos, debe suspenderse cautelarmente el tratamiento y acudir al médico de inmediato.

¿Cuándo estará disponible y cómo se administrará?

La ministra de Sanidad, Bienestar Social y Consumo en funciones, María Luisa Carcedo, señalaba el domingo pasado que se están ultimando los trámites para que la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS) incluya por primera vez la vareniclina.

En concreto, Champix será la marca financiada, la cual pasaría a ser prescrita de manera sistemática en el servicio de atención primario. El medicamento será llevado por la ministra en funciones a la próxima comisión interministerial de precios, lo que es el último paso para que sea posible su financiación como medicamento para la deshabituación de tabaco.

Esto quiere decir que podríamos ver el medicamento en nuestro sistema sanitario en pocas semanas. Todavía no sabemos qué protocolo de prescripción, tratamiento y orientación médica se asociará al medicamento pero, al menos, sabemos que todo el mundo podrá acceder a este medicamento, beneficiando, de entrada, a más de 70.000 personas, según la prensa.

¿Qué efectos secundarios tiene el Champix?

En principio, los efectos secundarios de la vareniclina no van más allá que los de otros medicamentos: náuseas, vómitos, insomnio, flatulencias… sin embargo, al ser un principio activo que actúa sobre los receptores nicotínicos, algunos pueden resultar más graves.

Aunque no es normal encontrarlos, algunos de los efectos secundarios neuropsiquiátricos incluyen la depresión, cambios de humor repentinos, mala coordinación física o, incluso, alucinaciones y reacciones paranoides. Estos, como decimos, no son habituales y dependen mucho de la neurología de la persona.

Photo 1491438590914 Bc09fcaaf77a

Según indican los investigadores, influyen numerosos aspectos, entre ellos, la personalidad del paciente, el síndrome de abstinencia, la neurofisiología… Por todo ello, es importante recibir el tratamiento solo con ayuda de un profesional y bajo atención médica.

El principio de precaución advierte que es necesario suspender el tratamiento si comienzan a aparecer alguno de estos síntomas de manera severa. No obstante, una monitorización constante del paciente ayuda a seguir su estado y evitar las consecuencias de este tipo de problemas.

Imágenes | Unsplash

https://www.vitonica.com