Cantabrico

Cantabrico by S. Reberdito
Cantabrico by S. Reberdito

EL HOMBRE Y EL MAR

¡Hombre libre, tu siempre preferirás el mar!
La mar es el espejo en que tu alma se mira,
en su onda infinita eternamente gira,
y tu espíritu sabe lo amargo saborear.

Hundiéndote en su seno, desnudo para el viaje,
la acaricias con brazos y ojos; tu corazón
se distrae muchas veces de su propia canción
al escuchar la suya, indómita y salvaje.

Los dos sois tenebrosos y a la vez sois discretos:
hombre, nadie ha llegado al fondo de tu abismo;
¡oh mar!, nadie ha llegado a tu tesoro mismo;
¡con tan celoso afán guardáis vuestros secretos!

Y entre tanto que pasan siglos innumerables,
sin piedad y sin miedo uno y otro atacáis,
de tal modo la muerte y el combatir amáis,
¡oh eternos luchadores, oh hermanos implacables!

(Charles Baudelaire)

Amebas pecadoras

27328_Indefinite_Divisibility_f

(Basado en el cuento “Los globos de fuego” de
Ray Bradbury)

era un brazo
era un pie
era una boca
era un dedo
era una mujer
era un hombre
era un pecado
más.

las amebas no pecan
no matan
no roban
no mienten
no comen manzanas
no tienen con que
por qué será.

era astuto
era inteligente
era capaz
era mujer
era hombre
era un pecado
más.

las amebas ya pecan
ya tienen sexo
brazos, bocas
comen manzanas
no viven en el paraíso
por qué será.

era un nacimiento
era una madre
era padre
era un aborto
era una buena mujer
era un buen hombre
era simple
era un pecado
más.

fuente: mundopoesia

Sonetos para Jacko

SABINA 2

1.
El pobre niño rico, el viejo loco,
el negro blanco, el calvo cincuentón
con peluca de Barbie y pantalón
de húsar nunca se limpió los mocos.

Ni debajo ni lejos de los focos
quiso seguir creciendo el rey del pop,
disfrazado de Bambi o Robocop,
chavales, a dormir, que viene el coco.

Fugitivo de Harlem y del gueto,
tanto talento y tan escasas luces,
su voz le puso swing al siglo veinte.

con su exhibicionismo glam paleto
cubierto de medallas, deudas, cruces,
en Thriller ya bordó el muerto viviente.

2.
Los padres de los hijos que amó tanto,
las madres de alquiler que lo chulean,
saben que no era un criminal ni un santo
condenado a bailar con la más fea.

Lo más libre que tuvo fue su canto,
su grito de gallito de pelea,
a la hora de la póstuma marea
no nos une el amor sino el espanto.

Con sus tres churumbeles tan probeta
no echó un polvo que no fuera de talco
la ON punto G de Peter Pan.

Walk on the moon con guante en la bragueta,
con burka, purpurina y catafalco,
el circo americano, Neverland.

Joaquin Sabina (publicado en Interview)

Gatos

SABINA HUMO

joaquin sabina

No obedecen al amo
los gatos
pero saben
que los dioses son ángeles
caídos.

No babean por huesos
los gatos
pero suelen
abrigarle el silencio
a las viudas
y estirarse en la alfombra
y bostezar
como si hubieran heredado
el sol
y dormir y dormir
arzobispales
y cazar una mosca
haciendo ochos.

Adoran los cojines
los gatos,
se ovillan en rincones
inauditos,
alacenas, rendijas,
claroscuros
ignotos donde cabe
un alfiler,
recelosos y altivos
sin carné,
baberos de bebés
sin cochecito,
cunitas para huérfanos
de todo.

Secretos micifuces
imprevistos,
qué goce contemplaros
a la hora de la siesta,
suspendiendo las mates
y aprendiendo
la impúdica lección
de la vida privada
de los gatos.

Poema: Gatos
Año: 2009, Interviú
Letra: Joaquín Sabina

Siete veces

De la pagina web de Luis gonzalez de Alba, www.luisgonzalezdealba.com, me encontre con una preciosa cancion que interpreta Giorgios Dalaras, cantante griego, con una musica bellisima y evocadora de Stamos Semsis y y la letra, con gran fuerza motivadora, escrita por Giorgos Pavriano y que el mismo Luis nos hizo el favor de traducirla del griego dice asi:

Lo que no puedas abrir, cierralo   y  lo que no puedas masticar, escupelo

lo que no puedas morder, besalo y lo que hayas aprendido hasta ahora olvidalo.

Y recuerda siempre esto: De siete veces que caigas, levantate ocho, y recuerda siempre esto: De siete veces que caigas, levantate ocho.

GiorgosDalaras Lo que no puedas resucitar, entierralo, lo que no puedas decir con palabras, escribelo, lo que no puedas soportar, soportalo y lo que odies mas, amalo.

Y recuerda siempre esto: De siete veces que caigas, levantate ocho, y recuerda siempre esto: De siete veces que caigas, levantate ocho.

Y recuerda siempre esto: De siete veces que caigas, levantate ocho.