‘Minimás’: frases con puntería de dardo

           

thumb image

Entre el agua de la ducha, a Carmen Camacho le asaltan minimás

Atrapa algunas y otras bajan por el desagüe. 

Tienen la fluidez del pez. Se mueven igual: rápidas, resbaladizas. Pero no son lo mismo: las minimás son «aforismos a los que les da cosa llamarse así», explica la poeta en su libro Zona franca

A Camacho, la palabra aforismo le parece grande, quizá rimbombante, porque las frases de dardo que ella escribe están muy en el suelo. Aparecen al paso de la acera, al vapor de la ducha, al bullicio de la conversación de bar. En ellas hay «calambres exquisitos, voces de la calle, el regate del pensamiento, plomillos, un verso suelto, las chispas que saltan de los sueños» y, a la vez, un «aguijón de metal poético». 

Ahí se juntan los dos ingredientes que atribuye la poeta andaluza a sus minimás: «mirada y palabra punzante». Por eso, con tanto aforismo –que es más bien un pincho–, Zona franca, más que libro, es un alfiletero.

 

Los polizones viajan escondidos en etcéteras. 

Los zapatos acaban pareciéndose a sus dueños. 

Soy la piedra en la que tropiezo. 

Sea cual sea la respuesta: a partir de ciertas preguntas nada vuelve a ser igual. 

Cuando te entre una certeza, siéntate a reflexionar hasta que se te pase. 

Pocas cosas más ingenuas que el racionalismo. 

Guárdate de quien se siente poseedor de la verdad, pero más aún de quien se cree facultado para dispensar el bien. 

Narciso peina sus bigotes. Encuentra una cana. Arranca el espejo. 

Ni medio vacío ni medio lleno: madres que ven el vaso siempre a punto de caer. 

El amor no sabe firmar. 

¡Ay, si las camas tuvieran caja negra!

Para algo la tecla más extensa escribe silencios. 

Amorzuelo: 1. Contentura, 2. Tristumbre, 3. Olvidanza. 

Los científicos realizan sus experimentos como desconfiando del mundo. 

Insulso el pan y la vida de molde. 

Fe de erratas de un progresista: donde dije utopía, quise decir autovía

 

Home

 

Una cita de Freud

Las 101 mejores frases de Sigmund Freud y el Psicoanálisis
Volvamos, entonces, sobre uno de los supuestos que hemos insertado, con la esperanza de poder refutarlo enteramente. Hemos edificado ulteriores conclusiones sobre la premisa de que todo ser vivo tiene que morir por causas internas. Si adoptamos este supuesto tan al descuido, fue porque no nos pareció tal. Estamos habituados a pensar así, y nuestros poetas nos corroboran en ello. Quizá nos indujo a esto la consolación implícita en esa creencia. Si uno mismo está destinado a morir y antes debe perder por la muerte a sus seres más queridos, preferirá estar sometido a una ley natural incontrastable, la sublime Ἀνάγκη {Necesidad}, y no a una contingencia que tal vez habría podido evitarse. Pero esta creencia en la legalidad interna del morir acaso no sea sino una de las ilusiones que hemos engendrado para «soportar las penas de la existencia»
Sigmund Freud, “Más allá del Principio del Placer” 1920
http://selvadevariaopinion.blogspot.com/

Tzvetan Todorov en 16 frases

El filósofo Tzevan Tódorov.

El pensamiento del filósofo giraba en torno a una pregunta: ¿cómo vivir? Aquí algunas de sus instrucciones básicas -rumiadas durante 77 años- para rodear lo importante: el amor.

Lorena G. Maldonado 

 

El pensamiento de Tzvetan Todorov gira en torno a una pregunta: ¿cómo vivir? Al final, el hombre que estudió la poética de los formalistas rusos, la filosofía del lenguaje, la conquista de América, los campos de concentración, ciertas formas de la pintura y el pensamiento ilustrado, sólo tenía una gran duda terrenal. Cómo hacerlo aquí. Tal vez parezca una simpleza, pero es la cuestión que lo abraza todo. Y, sobre todo, que ahonda en lo único que nos golpea de frente, que nos atraviesa, que nos implica irremediablemente: la felicidad. Cómo alcanzarla. Ni siquiera la democracia la garantiza, reflexionaba. De hecho, no, no la garantiza en absoluto.

Decía Todorov -nacido en la Bulgaria comunista, afincado en Francia- que lo sagrado del mundo moderno es el amor. “Pocas personas se sacrificarían hoy día por Dios, por la nación o por la clase obrera, es decir, por abstracciones, pero muchos padres están dispuestos a sacrificarse si la vida de sus hijos está en peligro y lo mismo se podría decir de otras formas de amor”, sostenía. El filósofo hablaba de lo tangible, de lo que entendemos. Por ejemplo, estudiaba cómo puede cambiarnos la vida un encuentro por azar con alguien en el metro. Ahí la transformación alquímica de los sentimientos: “Una persona sonríe a otra por la calle, y si los dioses están con nosotros, si se han echado los dados de una cierta manera, estos encuentros fortuitos se pueden transformar en la base, el fundamento de toda una vida”.

Teníamos que callarnos y dejarlo hablar. Hoy, una buena forma de hacerlo es recopilando sus mejores frases, como un rosario de verdades vitales.

1. “Comprender al enemigo quiere decir también descubrir en qué nos parecemos a él”. 

2. “La inmensa mayoría de los crímenes colectivos fueron cometidos siempre en nombre del bien… Las causas nobles no disculpan los actos innobles”. 

3. “La guerra es más poderosa que las razones por las que se va a la guerra. Hoy casi todas las guerras que lidera Occidente se presentan como si fueran humanitarias”. 

4. “No deja de ser cierto que un terrorismo revolucionario precedió y convivió al principio con el terrorismo de estado, y que no se puede comprender el uno sin el otro”. 

5. “Creo que el rol de los intelectuales no es seguir la corriente, sino perseguir la libertad, preguntarse por ella, y transmitir los resultados de su pesquisa. Y no tener miedo”. 

6. “Cuando los acontecimientos vividos por el individuo o por el grupo son de naturaleza excepcional o trágica, el derecho (a la memoria) se convierte en un deber: el de acordarse, el de testimoniar”. 

7. “La humanidad no puede vivir sin ideales. Si no tuviera más ideales, habría habido una mutación de la especie. Hay momentos de ceguera e inconsciencia, pero uno se puede despertar de esos momentos”. 

8. “A veces los escritores, y también los críticos y los profesores, olvidan que la gran vocación de la literatura es hacer sentido de nuestra vida, y la encierran en un ejercicio estéril, puramente formal”. 

9. “La Historia nos ayuda a salir de la ilusión maniquea en la que a menudo nos encierra la memoria: la división de la humanidad en dos compartimentos estancos, buenos y malos, víctimas y verdugos, inocentes y culpables”. 

10. “Intento que mi vida sea tan rica como sea posible, aun en el simple hecho de cocinar. Es una acción que da sentido, porque la comida se hace para los otros, se comparte con los otros, es un don, es una obra efímera que desaparece de la noche a la mañana, es una obra para recomenzar todos los días…”. 

11. “En sus cartas a Sand, Flaubert mantiene un credo que había formulado de este modo en una carta dirigida a otra amiga en 1857: La vida es tan espantosa que el único medio para poderla soportar es evitarla. Y se la evita viviendo en el Arte, en la búsqueda incesante de lo Verdadero que proporciona lo bello”.

12. “La democracia no ofrece la plenitud a sus ciudadanos. Tener buena seguridad social no lo hace a uno feliz. Tener una jubilación decente no hace que uno se sienta realizado. La democracia es eso: asegurar la jubilación, una buena cobertura médica, buenas condiciones de trabajo, etcétera. Pero ¿Y una vez que se obtuvo eso? Era un medio y no un objetivo en la vida”. 

13. “Si, como ser humano, al final de mi vida me preguntaran qué es el éxito, respondería que es haber vivido una vida en la que viví, amé y respeté y fui respetado por los otros a los que amé y respeté. Disculpe que use tanto la palabra “vida” o el verbo “vivir”, pero prefiero no buscar ni sinónimos ni otras formas de decirlo. El éxito de una vida entera, de una vida completa, es el éxito en las relaciones humanas. Una vida sin amor habrá sido desastrosa”. 

14. “Si hoy en día me pregunto porqué amo la literatura, la respuesta que me viene a la cabeza de forma espontánea es: porque me ayuda a vivir. Ya no le pido tanto, como en la adolescencia, que me ahorre las heridas que podría sufrir en mis encuentros con personas reales; más que excluir las experiencias vividas, me hace descubrir mundos que se sitúan en continuidad con ellas y me permiten entenderlas mejor. Más densa y más elocuente que la vida cotidiana pero no radicalmente diferente, la literatura amplía nuestro universo, nos incita a imaginar otras maneras de concebirlo y de organizarlo”. 

15. “Héroe es quien permanece imperturbablemente concentrado”. 

16. “El poeta fracasa inevitablemente en todas las otras vías de realización. Habituado, acostumbrado (por él mismo) con el absoluto, exige de la vida lo que ésta no le puede dar”. 

https://www.elespanol.com/cultura/libros/

¿Es así?

Resultado de imagen para selva de varia opinion

Cuanto más tiempo paso en este mundo más idiotas me parecen los humanos (me incluyo en el grupo). Siempre fue así, imagino. No han cambiado la digestión, ni la respiración, ni la elegante forma que tenemos de reproducirnos. Es irremediable. Somos una broma de la naturaleza. Un chiste amargo. Pobre del inocente, del que no ve la maldad o el desprecio detrás de la sonrisa.

Francisco Alba

http://selvadevariaopinion.blogspot.com/

Paseante

Resultado de imagen para selva de varia opinion

*Al trabajador no le queda más remedio que ser honrado. Al pobre no le queda más remedio que ser delincuente.

*La castidad es una enfermedad de transmisión religiosa. 

*El paseante se detiene en medio de su vagar y se pregunta, ¿qué es todo esto? *Yo sé que la vida es un sueño y que no puedo dejar de soñarla. Cuando muera no despertaré, dejaré de soñar. 

*Hoy he vuelto a cometer el mismo pecado que cometo todos los días: no he mirado con asombro a un árbol.

*El trabajo envilece.

*La educación de una persona puede medirse por la distancia que se toma con respecto a los demás.

*Todas las aglomeraciones son una falta de educación.*Son zafios, son necios, son groseros, son gentuza. Pero no les desprecio.

 *Melancólica verdad: no escasea el talento. 

*Nos animan a seguir en la pelea los mismos que están resguardados de las explosiones.

*Mis enemigos son mis enemigos. Los que dicen defender mis intereres también lo son. 

*Era una realidad tan prosaica que ni siquiera tenía ganas de cometer adulterio.

*Pasó por el mundo sin… y le llegó la muerte. 

*Enmienda a Aristóteles: “Todos los hombres tienen por naturaleza el deseo de copular”

*A quien madruga yo creo que Dios le escupe.

*Poner el mundo patas arriba es dejarlo como está. 

*No podemos arreglar el mundo. Pero sí podemos salvar a un individuo. 

*Tener fama universal de buena persona y no despreciarse a uno mismo por eso.

 Publicado por Francisco Alba 

http://selvadevariaopinion.blogspot.com/