Los delfines aprenden a usar herramientas de sus colegas

Estos cetáceos usan unas conchas para capturar peces y aprenden a hacerlo de sus pares, igual que los grandes simios, y no solo de sus madres

La tradición hace al hombre verse como la cumbre de la creación y como la única criatura inteligente del planeta y en algunos casos hasta del universo. Le lleva también a medir la inteligencia de los otros seres en comparación con la suya y a olvidar que hay otros animales con muchas características que se suelen considerar humanas: por ejemplo, los cetáceos viven en grupos que mantienen relaciones complejas y estrechas, hablan entre sí y tienen dialectos regionales; los gorilas tienen amigos para toda la vida y celebran grandes reuniones anuales.

De hecho, cuanto más se estudia el comportamiento de primates y cetáceos, más sorprende encontrar rasgos que solemos asociar a nuestra naturaleza esencial. Esta semana, un estudio publicado en « Current Biology» ha revelado que los delfines pueden aprender habilidades de sus compañeros, y no solo de sus madres. En concreto, así es como descubren cómo usar conchas vacías para capturar peces.

«Nuestro estudio muestra que el comportamiento de forrajeo, donde los delfines atrapan peces dentro de conchas marinas vacías, se extiende a través del aprendizaje social entre compañeros muy próximos», ha dicho en un comunicado Sonja Wild, primera autora del estudio y científica de la Universidad de Leeds (Reino Unido). «Esto es sorprendente, porque los delfines y otras ballenas dentadas suelen seguir la estrategia de imitar a las madres para aprender a forrajear».

Un delfin emergiendo con una concha para vaciarla de agua y capturar al pez al que persiguió para que se metiera en la concha
Un delfin emergiendo con una concha para vaciarla de agua y capturar al pez al que persiguió para que se metiera en la concha – Sonja Wild – Dolphin Innovation Project

¿Qué es exactamente lo que los delfines aprenden de sus colegas? Básicamente siguen a sus presas, normalmente peces, hasta conchas vacías dejadas en el fondo. Cuando los peces se meten dentro, los delfines introducen su hocico y suben con ellas hasta la superficie, para vaciarlas de agua y que el pez caiga dentro de su boca.

Los delfines aprenden a usar herramientas de sus colegas

De hecho, este curioso comportamiento es el segundo ejemplo conocido de uso de herramientas por parte de los delfines, aparte del uso de esponjas marinas de una forma similar a las conchas.

Estos descubrimientos se consiguieron entre 2007 y 2018, cuando un grupo de científicos estuvo sondeando la Bahía de los Tiburones, en Australia. En total, identificaron a más de 1.000 delfines del Indo-Pacífico (Tursiops aduncus) y registraron 5.300 encuntros con ellos. Además, pudieron observar el comportamiento del forrajeo con conchas en 42 ocasiones.

La importancia de aprender de los iguales

Por medio de análisis de redes sociales, relaciones genéticas y factores ambientales, los investigadores averiguaron que este comportamiento se extiende dentro de generaciones y no entre generaciones: es decir, no se aprende de las madres, sino de los «colegas».

«Esto subraya los parecidos entre cetáceos –el grupo que incluye delfines, ballenas y porpoises– y los grandes simios a a hora de transmitir los comportamientos culturales», ha dicho Michael Krützen, coautor del trabajo y científico de la Universidad de Zurich (Suiza) que comenzó estas investigaciones.

¿Por qué ocurre esto, teniendo en cuenta las enormes diferencias entre los ambientes y las evoluciones de ambos animales? «Hay fuertes similitudes entre ambos», ha continuado Krützen. «Ambos son mamíferos longevos, con grandes cerebros y con gran capacidad para innovar y transmitir culturalmente sus comportamientos».

Sonja Wild ha matizado que no todos los delfines recurren con la misma frecuencia a este comportamiento, por lo que sospechan que es posible que «algunos delfines hayan dominado su habilidad más que otros».

Por último, la investigadora ha dicho que estas investigaciones son relevantes para comprender cómo los delfines son capaces de adaptar su comportamiento a ambientes cambiantes. «Aprender de otros permite una rápida expansión de comportamientos en las poblaciones, así que se ha sugerido que las especies con estas capacidades tienen más facilidad para sobrevivir».

https://www.abc.es/ciencia

El futuro de la carne: ¿sueñan los ‘gourmets’ con bistecs generados en impresoras 3D?

Es un acertijo culinario. ¿Cuál será el futuro de la carne? ¿Qué clase de bistec comeremos en unas décadas? ¿Sabrá a chuleta sin ser cerdo? ¿Carne vegetal, como el cordero herbal de los mitos antiguos? ¿Conseguiremos un pollo alternativo, con alas, muslos, pechugas, pero sin sufrimiento? ¿Cenaremos deliciosas quimeras?

Modelado en 3D de un bistec de carne creado por impresión. Novameat.
Modelado en 3D de un bistec de carne creado por impresión. Novameat.

Acompáñennos solo unos pasos hacia adelante en el futuro. La ciencia se dispone a imprimirles un entrecot. Idéntica forma, tal vez sabor. Un filete salido de una máquina. ¿Lo querrán hecho o en su punto? Frente a esta innovación, dan ganas de parafrasear al maestro Philip K. Dick: ¿soñarán los gourmets con chorizos eléctricos?

Si en un artículo anterior explicamos cómo la dieta mediterránea tradicional podría salvar el mundo, en este vamos a adentrarnos en otro camino posible, y quizás complementario, de esta transición ecológica: el de las llamadas carnes alternativas. Una tendencia gastronómica alentada por el creciente vegetarianismo, la preocupación por la salud y la crisis climática.

Habrá negocio porque este es uno de los grandes desafíos del siglo. La carne, el alimento estrella de la dieta occidental, tendrá que redefinirse en las próximas décadas si no queremos convertir la Tierra en algo parecido a un jardín arrasado por una fiesta de paquidermos. La idea de la FAO de que comenzáramos a comer insectos (excelente fuente de proteínas sostenibles) parece que no cuajó.

El impacto medioambiental de la carne, especialmente del vacuno y porcino, es insostenible. Su aportación a la salud está cada vez más cuestionada por médicos y nutricionistas. Por no hablar de un asunto de ética primaria: en un momento u otro deberemos resolver el dilema del sufrimiento animal.

El futuro, según numerosos estudios, pasa por comer menos carne y redefinir nuestras dietas. Pero nos encanta el lomo, el bistec, las chuletas, las salchichas. Hemos hecho de ellos un pilar, la base de la pirámide, hecatombe en los encuentros campestres. Es el sabor de la vida moderna, inagotable fuente de proteínas, la esencia del foodporn

La nueva carne vegetal: sabor y textura

Una de las líneas de investigación y de comercio son las llamadas carnes vegetales (plant-based, en inglés). Este es un sector emergente que une tecnología de tejidos con la de los sabores. Son vegetales que imitan al pollo, por ejemplo. Usan la nueva alquimia: cruzan las proteínas de hortalizas y legumbres con la apariencia y el gusto del producto animal.

Bistecs, con sus grasas y tendones, pero sin vaca presente. Filetes que tienen la misma textura, tacto y un gusto similar (o todavía aproximado). Laboratorios que están investigando cómo lograr un oxímoron: el chuletón sin buey.

Novameat es una empresa de biotecnología asentada en Barcelona y fundada por el ingeniero Giuseppe Scionti. Están trabajando en un prototipo que podría reinventar las reglas de esta gastronomía incipiente. Trabajan mediante tecnología de impresoras 3D en un modelo de bistec hecho exclusivamente con carne vegetal (principalmente proteínas de guisantes y algas). Su filete 2.0 ha sido citado por el periódico The Guardian como el más realista hasta el momento. Esta es la pinta que tiene.

Bistec de carne vegetal. Novameat.
Bistec de carne vegetal creado mediante impresora 3D. Novameat.

En la fotografía es indistinguible. Misma forma y color. Si ustedes pudieran darle un mordisco notarían además que es fibroso. “Hemos desarrollado una tecnología que permite hacer un producto de carne vegetal fibrosa, como si fuera un músculo, y por primera vez sostenible”, explica Joan Solomando, ingeniero alimentario a cargo del proyecto de Novameat.

Imita a la carne porque tienen una radiografía del bistec real, analizado cada punto: de su resistencia en el mordisco a su estructura íntima. Hay estudios que mediante ensayos físicos han medido la compresión y atracción de un filete para determinar su resistencia y textura al milímetro.

Lo imitan gracias a una técnica llamada micro-extrusión (que produce micras de fibra). Lo hacen a pequeña escala y con impresoras 3D. Crean tejidos vegetales que se comportan cual textura de carne en la boca, ligamentos que emulan a los tendones. “Con estos parámetros, puedo decir científicamente que estoy haciendo algo que lo sentirás igual que si estuvieras comiendo cerdo o vacuno”, explica.

Dicen que es sostenible porque han renunciado a la soja, un ingrediente común en la carne vegetal que se comercializa. “Llegamos a un acuerdo con nuestros inversores para usar proteínas sostenibles y por eso descartamos el uso de soja. Es un punto importante, porque está relacionada con muchas problemáticas medioambientales, como la desforestación del Amazonas. Y la carne de pollo vegetal actualmente está hecha en el 99% de soja”, explica. Ellos han apostado por proteínas de guisante y de arroz, pues esta tecnología, aseguran, les permite utilizar diferentes fuentes de cultivos.

bistec impresora 3D. Novameat
Bistec vegetal. Novameat.

En búsqueda de la imitación de carne perfecta

La carne vegetal no es un recién llegado. Lleva décadas en el mercado, pero parece que ha saltado a la siguiente generación. Está cada vez más avanzada si hablamos de sabores y aromas, como las hamburguesas de las empresas Impossible Foods o Beyond meat, en Estados Unidos, o el pollo vegano de Heüra, en Catalunya.

Algunas compañías presumen de que los chefs que han probado sus productos apenas llegan a notar la diferencia de sabor con el animal que imitan. Aunque quizás pequen aún de optimistas o tenga mucho que ver con cómo se prepara el plato.

Uno de los grandes obstáculos ha sido, y sigue siendo, la textura. La soja no se parece en nada a los músculos de un animal. El guisante no es cerdo ni en el sueño más extravagante y húmedo de Dalí. Esto ha sido resuelto con mayor o menor acierto con la carne picada o pollo. Pero el bistec de ternera, el faraón de los carnívoros, el santo grial, se resistía.

El proyecto de Novameat busca cruzar esa frontera. Y curiosamente, asegura Solomando, uno de los sectores más interesados en esta clase de desarrollos es la industria cárnica (en los EEUU Burger King ha firmado un acuerdo con la empresa Impossible Foods para vender la Impossible Whopper).

“Nosotros hemos empezado por la parte más difícil que es conseguir la textura y la apariencia. Que cuando muerdas no parezca carne picada sino una textura similar al bistec de ternera”, explica. También están trabajando con un prototipo de chuleta de cerdo y piensan desarrollar productos de pescado.

Usan un extracto de proteína de guisante. Así crean una composición simplificada con unos valores parecidos a la carne real (22% de proteína, el color similar mediante un extracto de remolacha, una parte de grasa 100% vegetal, fibras de algas, agua y aromas naturales).

Con estos ingredientes hacen filamentos en la impresora 3D. Los filamentos imitan la fibra de los músculos. Estos músculos se ordenan mediante un tejido tridimensional. Es una microestructura que elabora en conjunto una macroestructura que será el bistec final.

carne vegetal fibrosa.
Microestructuras fibrosas de carne vegetal. Novameat.

El resultado se puede consumir en crudo (son productos vegetales al fin y al cabo), pero se cocina para potenciar el sabor. “Solo necesitas una plancha, un poco de aceite, sal y pimenta”, dice Solomando. La impresión 3D les permite hacer estos prototipos de manera rápida. Quién sabe si en un futuro esta tecnología llegará a los hogares en lo que llaman nutrición personalizada.

Novameat está trabajando ahora en el sabor de su bistec, un elemento clave. “Es verdad que comemos por los ojos, pero seguimos comiendo por la boca. Nos gustaría contar con el sector de la alta cocina para desarrollar esta fase”, añade. El sabor es complicado. Sale, en parte, de elementos volátiles de la carne que son muy difíciles de imitar. Si lo consiguen, trabajarán en el último parámetro: los valores nutricionales.

“Queremos hacer una carne que sea igual o mejor que la carne tradicional. Con la impresión 3D podríamos añadir complementos, como el omega 3, que es algo que no existe en la naturaleza”, explica. Los bistecs vegetales que están imprimiendo tienen niveles “bajísimos” de grasa, pero tendrán que subirlos, confirman, si quieren acercarse al sabor de la ternera.

Precisamente una de las críticas a estas carnes vegetales es que si bien no parten del sufrimiento animal tampoco terminan siendo del todo saludables. Contienen grasas y sal, entre otros componentes que buscan multiplicar la raíz del sabor. Las hamburguesas vegetales del mercado, por ejemplo, van cargadas de calorías.

“El margen de mejora es altísimo, pero yo creo que el desarrollo en estas tecnologías va a ser exponencial, porque no nos queda otra. Tenemos que dar una alternativa tecnológica a la carne tradicional que haga más fácil la transición del modelo actual, que no es muy sostenible, a un modelo seguramente híbrido entre un tipo de carne y la otra”, alega Solomando. Por el momento el producto que están desarrollando a pequeña escala es todavía caro, unos 30 dólares el kilo. Pero dicen que será asequible cuando lo escalen y usen una tecnología distinta a la impresión 3D.

Proteínas de ciencia ficción

Las carnes alternativas están teniendo éxito entre veganos -como el rollo de salchichas de la empresa Greggs- y cadenas de hamburgueserías como Goiko ya las incluyen en sus menús. Pero todavía queda mucho camino por recorrer.

Actualmente solo pueden comercializarse las basadas en plantas, pues cumplen con todas las normativas al usar productos aptos para el consumo humano. Pero hay otras líneas de investigación más sorprendentes: son las llamadas cell-based. Es decir, cultivan células usando técnicas de biomedicina experimental, muy parecidas a las que se usan para crear órganos y tejidos, pero para formar en este caso hamburguesas sanguinolentas.

Este tipo de tecnología es cara y fronteriza. No pueden comercializarse sus productos en ningún lugar del mundo. Pero qué extraña imagen contienen, ¿verdad? Qué límites éticos asombrosos. Cuánto futurismo en estado presente, aunque todavía latente, en la vieja hamburguesa, a punto de ser saboreada por el paladar de la ciencia-ficción.

¿El entrecot del mañana será de guisantes o legumbres, engañando así a nuestros sentidos? ¿O tal vez lo crearán en una probeta, hecho con los mismos ingredientes que usa la madre naturaleza pero sin holocausto animal? ¿Avanzamos hacia un modelo mixto, donde comeremos carne tradicional y alternativa? ¿No hubiera sido más fácil hacer caso a la FAO con sus sencillos snacks de saltamontes?

No somos profetas… Lo único claro es que la carne de este presente-futuro es ya sorprendente. Algo imposible hace 10 años. Lo querré muy hecho, míster K. Dick.

https://blogs.publico.es/recetas-caseras-nutricion-saludable

El extraño caso del hombre que no puede ver los números

Un individuo con una insólita anomalía cerebral proporciona una nueva visión de la consciencia

Cuando se le mostraba un número, el hombre solo veía una mezcla de líneas que definía como espaguetis

Cuando se le mostraba un núno. Sin embargo, a diferencia del alzheimer, los síntomas de presentación generalmente no están relacionados con la memoria, sino que son motores y somatosensoriales», explica en un correo electrónico a ABC David Rothlein, graduado en la Johns Hopkins y ahora en el VA Boston Healthcare System. Además del problema con los dígitos, RFS tiene temblores severos y dificultad para hablar debido a problemas de control motor con su mandíbula y otros síntomas.

mero, el hombre solo veía una mezcla de líneas que definía como espaguetis – UNIVERSIDAD JOHNS HOPKINS

 

RFS, esas son sus iniciales, es un individuo de 70 años con una anomalía cerebral única en el mundo. No puede reconocer los números del 2 al 9. Cuando se le muestra un dígito, solo ve una mezcla de líneas que describe como «espaguetis» y no tiene la menor idea de qué dígito está mirando. Por lo demás, su visión es normal. Por ejemplo, puede identificar letras y otros símbolos. La causa es una atrofia extensa en la corteza y los ganglios basales.

Para los investigadores de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore, Maryland (EE.UU.), RFS demuestra que los seres humanos podemos tener un procesamiento cerebral extenso sin ninguna consciencia. Es decir, que nuestro cerebro puede identificar algo como una cara o una palabra sin que nosotros nos demos cuenta.

Este paciente, que tenía 60 años cuando los investigadores empezaron el estudio en 2011, tiene una rara condición neurodegenerativa llamada degeneración corticobasal (CBD). «De alguna manera es como el alzheimer. Es degenerativo, por lo que sus síntomas empeoran progresivamente. Los síntomas comienzan tarde en la vida y todavía no se sabe por qué algunas personas lo desarrollan y otras La incapacidad de ver los números es algo único. El equipo no conoce ningún caso igual. El análogo más cercano, apunta Rothlein, podría ser un fenómeno llamado prosopometamorfopsia por el que algunas personas, debido a convulsiones o alguna otra interrupción del funcionamiento del cerebro (accidente cerebrovascular, etc.), ven las caras distorsionadas (por ejemplo, la mitad de una cara parece estar derritiéndose). Al igual que el caso de RFS, este tipo de transformación es altamente selectivo para una categoría visual, ya que no conduce a la distorsión de los objetos que se parecen, «pero a diferencia de RFS, la distorsión es selectiva a las caras y el alcance de la interrupción perceptiva de los casos notificados parece ser menos severo: ¡aún pueden reconocer que están mirando una cara!», señala el científico.

Curiosamente, según publican los autores en «Proceedings of the National Academy of Sciences», para que el cerebro de RFS funcione de manera tan particular tiene que ser capaz de identificar los dígitos. Los graves problemas ocurren solo con los números y nada más. «Cuando mira un dígito, su cerebro tiene que ‘ver’ que es un dígito antes de que no pueda verlo, es una verdadera paradoja», explica el científico cognitivo Michael McCloskey, autor principal del estudio. «En este documento, lo que hicimos fue tratar de investigar qué procesamiento se llevó a cabo fuera de su conocimiento».

Un violín sobre un tres

Los investigadores encontraron que RFS tampoco podía ver nada colocado cerca o encima de un dígito. Cuando le mostraron un 3 grande con una imagen de un violín dibujado, no pudo ver el violín. Si la imagen estaba lo suficientemente lejos del número, podía verla normalmente.

Para investigar la actividad cerebral que ocurre cuando RFS recibe estímulos críticos, el equipo realizó unos experimentos usando electroencefalografía (EEG). De esta forma, podían registrar las ondas cerebrales mientras RFS miraba un número con una cara incrustada. Las grabaciones mostraron que su cerebro detectó la presencia de una cara, a pesar de que él no era consciente de ello. De hecho, su respuesta cerebral fue la misma que cuando le mostraron una cara que podía ver claramente.

«Estos resultados muestran que el cerebro de RFS está realizando un procesamiento complejo en ausencia de conciencia», dice Rothlein. «Su cerebro detectó los rostros en los dígitos sin que él lo supiera», agrega. Un segundo experimento de EEG con palabras incrustadas en números mostró que el cerebro de RFS estaba reconociendo las palabras a pesar de que él no las veía.

La clave de la consciencia

Los neurocientíficos suponen comúnmente que la consciencia visual va de la mano con este nivel de actividad neuronal, pero los resultados del equipo sugieren que se requiere un procesamiento neuronal adicional para la consciencia, y es este procesamiento adicional el que se ve afectado en RFS. El complejo procesamiento requerido para detectar e identificar rostros, palabras y otros estímulos visuales no es suficiente para la conciencia si el procesamiento adicional no continúa. «La gran pregunta es entonces: ¿qué nos hace conscientes de lo que vemos? Si bien no tenemos una respuesta definitiva a esto, nuestros resultados son consistentes con las nociones de que la conciencia coincide con la integración de la información en múltiples niveles de procesamiento», apunta Rothlein.

¿Es posible que algo similar ocurra en el cerebro de otras personas con patologías neurales y no hayamos podido identificarlo? «¡Mucho! Los síntomas que no entran en las categorías convencionales pueden pasarse por alto o descartarse. Alternativamente, un diagnóstico de agnosia, dislexia o discalculia no habría capturado la naturaleza de este problema particular», argumenta el investigador.

https://www.abc.es/ciencia

15 Lugares científicamente inexplicables que realmente existen

15 Lugares científicamente inexplicables que realmente existen-NATION

El mundo es un lugar extraño y estos lugares sólo terminan de comprobarlo.

Algunos los llaman lugares científicamente imposibles, pero nosotros decidimos llamarlos lugares científicamente inexplicables, y son 100% reales.

En este magnífico planeta hay un lago en donde el agua es verde y un volcán donde la lava es azul neón. Hay un río en donde las tormentas eléctricas interminables rabian encima de él, e incluso un pozo en donde osos de peluche se petrifican al contacto. No sabemos por qué y quizás nunca lo averigüemos, pero estos lugares son reales y simplemente impresionantes.

#1 El pozo que petrifica

15 Lugares científicamente inexplicables que realmente existen

15 Lugares científicamente inexplicables que realmente existen-NATION

Aunque la historia parece más una leyenda que una verdad, existe un pozo en Knaresborough, North Yorkshire, en donde el agua se desliza por un acantilado y convierte en piedra todo lo que toca.

El proceso normalmente toma de tres a seis meses. Y la gente ha colocado de todo, desde osos de peluche hasta bicicletas para convertirlos en piedra. Muchas personas en los viejos tiempos creían que el pozo estaba maldito por una bruja o algún ser místico. Sin embargo, los científicos afirman que el agua del pozo contiene una cantidad inusualmente alta de minerales (otro de sus misterios) y que forma una capa sólida de mineral endurecido sobre cualquier objeto con el que entra en contacto.

#2 Grüner See: un parque que ”se sumerge” cada primavera

15 Lugares científicamente inexplicables que realmente existen15 Lugares científicamente inexplicables que realmente existen

Grüner See está cerca de las montañas Hochschwab. Durante los inviernos, toda el área está completamente cubierta de nieve. Cuando la nieve se derrite en primavera, los lagos del parque se abruman y todo el parque se hunde bajo el agua. Nadie sabe exactamente por qué sucede pero algunos tienen la teoría de que el exceso de nieve en las montañas es la causa.
Lo más increíble es cuan impecablemente intacto queda el parque bajo el agua. Si fueras a bucear, verías bancos, puentes, plantaciones e incluso flores intactas que no se supone que sobrevivan bajo el agua.

#3 El árbol dentro del árbol

15 Lugares científicamente inexplicables que realmente existen

Mientras manejas por el campo de Piemonte en Italia, puedes encontrarte con algo extraño. Hay un cerezo que se ve exactamente como pues, bueno, un cerezo. Pero el hecho de que está creciendo sobre una morera perfectamente saludable, lo vuelve increíble.

A veces, una plantación genéticamente diferente crece en un árbol, pero normalmente estas cosas son pequeñas y de corta duración. Sin embargo este evento apodado The Double Tree of Casorzo es algo verdaderamente único. Hay dos árboles completamente formados y sanos, ambos de 5 a 7 metros de ancho, pero uno crece encima de otro.
La hipótesis más común es que un pájaro u otro animal dejó caer una semilla de cereza en el tronco hueco de la morera y el fenómeno comenzó.

#4 Una colorida e interminable tormenta eléctrica en el Río Catatumbo

15 Lugares científicamente inexplicables que realmente existen15 Lugares científicamente inexplicables que realmente existen

Una tormenta marina es terrorífica y hermosa. Pero el río Catatumbo en el oeste de Venezuela lleva este concepto a un nivel completamente nuevo. Aloja una tormenta que nunca se detiene. Exactamente a las 7:00 p.m. el rayo comienza a estrellarse en el agua. La tormenta continúa por 10 horas y ocurre 260 noches por año.

Hay diferentes teorías sobre por qué sucede; la más común es la presencia de uranio en el lecho de roca. La teoría es complicada y no es aceptada por todos los científicos. Dice que la forma de las montañas hace que los vientos cálidos colisionen con el aire frío de los Andes. El agua se evapora debajo y hay una presencia de metano en un campo petrolífero cercano, todos estos factores contribuyen.

Pero eso es solo una teoría, nadie sabe con certeza por qué sucede. En 2010, la tormenta se detuvo misteriosamente, los cielos se aclararon y todo estuvo en calma durante aproximadamente 6 semanas. Luego volvió a rugir y ha continuado desde entonces.

#5 El lago que cambia de color en la Isla de Hokkaido

15 Lugares científicamente inexplicables que realmente existen

15 Lugares científicamente inexplicables que realmente existen

En la isla de Hokkaido en Japón, se encuentra un lago espectacular. El lago es sereno y el agua es azul eléctrico. Pero espera, tan pronto como cambies tus ángulos de visión, el agua cambia de color; es un verde apagado ahora. Esto sucede continuamente en el lago, incluso más cuando las estaciones están cambiando. El lago cambia su color de agua de azul a verde, de ida y vuelta.

Sorprendentemente, el lago es hecho por el hombre. Los lugareños crearon una presa cerca y establecieron un lago artificial donde se juntaría el agua bloqueada por la presa. Imagine su sorpresa cuando el agua cambió dramáticamente de color en cuestión de segundos.

Los científicos afirman que este fenómeno es causado por la presencia de partículas de hidróxido de aluminio que entran en contacto con el agua.

#6 Las rocas cantantes de Pennsylvania

15 Lugares científicamente inexplicables que realmente existen

En una colina en Pennsylvania, hay un campo que contiene rocas. Nadie sabe de dónde vinieron y cómo terminaron allí. No hay una montaña más alta o un acantilado cercano que descarte la posibilidad de que puedan haber caído por deslizamiento de tierra.

Pero eso ni siquiera es la parte más extraña. Cuando golpeas cualquiera de estas rocas, hacen un sonido … ¡sí, un sonido musical! Los investigadores han revelado que las rocas están haciendo estos sonidos por sí mismos. Cuando se golpea una sola roca, se emite un tono que los oídos humanos no pueden escuchar. Pero cuando pones dos rocas cerca unas de otras y las golpeas, sus tonos interactúan y podemos escucharlos.

Estas rocas también han alentado a los entusiastas alienígenas que creen que no son de nuestro mundo. O que vienen de un planeta alienígena o son restos de una nave espacial.

#7 Las luces del valle de Hessdalen

15 Lugares científicamente inexplicables que realmente existen

Los residentes de Hessdalen Valley, Noruega viven continuamente en el reino de un gran misterio científico. Casi todas las luces nocturnas aparecen en el cielo. Son de colores brillantes, danzan, cambian de forma, parpadean de manera inconfundible y desaparecen, solo para aparecer al día siguiente durante la noche. Esto ha estado sucediendo durante cuatro décadas, al menos. Los científicos están perplejos por este misterio. Sin embargo, hay teorías, pero ninguna parece ser lo suficientemente buena.

Una teoría sugiere que el lago es radiactivo. El radón monta partículas de polvo y, al elevarse, se descompone y produce luces. Otra teoría sugiere que la base del valle está llena de ácido sulfúrico. El azufre reacciona al agua y produce lo que los científicos llaman “chispas”. Cientos de pruebas se han realizado para identificar la causa exacta, pero fue en vano.

#8 El río hirviente de Shanay – Timpishka

15 Lugares científicamente inexplicables que realmente existen

En el Amazonas se encuentra un río tranquilo que es angustiosamente aterrador. Shanay-Timpishka está tan caliente que te puede hervir vivo. La temperatura llega a los 91 ° C (196 ° F) y los científicos no están seguros de por qué. Normalmente los ríos y lagos calientes son alimentados por volcanes, ¡pero este se encuentra a más de 700 kilómetros del volcán más cercano!
Cuando un animal entra al agua por error, se hierve inmediatamente. Los ojos de los animales se derriten en el cráneo. Antes de que los animales lleguen a un lugar seguro, el agua llena su cuerpo y su pulmón, cocinándolo desde adentro. Es un río muy malo en el que resbalar y caer.

La teoría más plausible establece que el calor del núcleo de la tierra escapa a través de finas grietas y líneas. El calor llega al río y el agua se calienta. Sin embargo, no hay explicación de cómo tal cosa puede suceder.

#9 Cueva Movile

15 Lugares científicamente inexplicables que realmente existen15 Lugares científicamente inexplicables que realmente existen

En Rumania, hay una cueva que no ha visto un rayo de luz en 5,5 millones de años. El resultado: tiene una atmósfera completamente diferente de la tierra. La cueva fue descubierta accidentalmente por los trabajadores de una compañía de la planta de energía. Estaban buscando un área aislada para instalar el campamento cuando accidentalmente abrieron el camino extraño y terrible.

La cueva tiene un lago de ácido sulfúrico. El aire es increíblemente tóxico y está lleno de sulfuro de hidrógeno. La existencia de la cueva no es la parte más extraña. Lo más maravilloso de la cueva es lo que existe dentro de ella. Los investigadores han encontrado al menos  33 especies que viven dentro de la cueva. Estas son especies nuevas y no existen (y tal vez no puedan) en cualquier parte del mundo. Se alimentan de la espuma que se encuentra en las piedras, por lo tanto, se adaptan a vivir en una atmósfera sulfúrica.

#10 Lago Karachai, un lago radioactivo

15 Lugares científicamente inexplicables que realmente existen

La Unión Soviética tenía muchas fábricas nucleares y la mayoría de ellas estaban mal planificadas e inseguras. Dentro de una de esas fábricas hay un lago. El agua del lago tiene más material radioactivo que en cualquier otro lugar en la tierra. El lago Karachai es tan radiactivo que morirá en una hora si te paras cerca de él.

Los soviéticos arrojaron desechos nucleares al lago. Sus prácticas nucleares han causado algunos problemas con el lago en el pasado. En 1957, una explosión hizo explotar la fábrica y las partículas radiactivas se extendieron más de 23,000 kilómetros. El área es más radioactiva que Chernobyl.

El lago ha sido cubierto con concreto para evitar que ocurran estos desastres. Aún así, todo el lugar es inquietantemente inestable y masivamente radiactivo.

#11 La ciudad dormida de Kalachi

15 Lugares científicamente inexplicables que realmente existen

La ciudad de Kalachi, Kazajstán no es creación de Disney. Es tan real como se pone. Los ciudadanos de Kalachi enfrentan una epidemia muy peculiar. La gente simplemente colapsa en siestas al azar, incluso mientras van en la carretera. También informan pérdida de memoria, fatiga y alucinaciones. La epidemia afecta a personas de todos los géneros y edades. Kazajstán incluso ha recomendado evacuaciones. Pero no están más cerca de resolver el problema.

Una teoría sugiere que los residentes se enfrentan a algún tipo de envenenamiento por radiación ya que el área está cerca de la mina de uranio. Sin embargo, hay defectos en la teoría. Todos los análisis de sangre y otros monitoreos han encontrado cero evidencia. En segundo lugar, hay una ciudad que está más cerca de la mina que Kalachi y que no han informado de tal epidemia.

#12 Círculos de Namibia

15 Lugares científicamente inexplicables que realmente existen

15 Lugares científicamente inexplicables que realmente existen

Hay un misterio ecológico en los desiertos de Namibia. Hay campos de hierba con círculos tallados en ellos a intervalos regulares. Los círculos están casi perfectamente creados y pueden tener un diámetro de 10 a 65 pies (si estás pensando en la película The Signs, no estás solo). Olvídate de explicar los círculos, los científicos ni siquiera están seguros de las preguntas más básicas, tales como; ¿Por qué hay círculos? ¿Por qué no una forma aleatoria?

Nada crece en estos parches de círculo. Los científicos han llegado a varias teorías y todas han sido desacreditadas casi de inmediato. En 2013, Norbert Juergens, un científico ambiental, dijo que las termitas eran la causa de los círculos. Pero en 2015, el biólogo Walter Tschinkel probó la hipótesis y la desmintió.

#13 El zumbido de Taos

15 Lugares científicamente inexplicables que realmente existen

Un zumbido apenas audible que no puede identificar puede enfurecerlo. Todos hemos estado allí cuando una cortadora de césped distante o nuestro televisor comienza a hacer ruido, a menos que, y hasta que no encontremos su origen, parezca que nuestro cerebro se está comiendo por dentro. Ahora imagine el dolor y la frustración de los residentes de Taos en Nuevo México.

Desde principios de la década de 1990, un gran número de residentes de Taos se han quejado de un zumbido constante. Se puede escuchar en toda la ciudad y ha vuelto loco a la gente. Durante 20 años varios investigadores han intentado localizar el zumbido, pero no tuvieron éxito. Algunos científicos han planteado la hipótesis de que los residentes de la ciudad son “súper oyentes”, que pueden detectar sonidos que los humanos normales no pueden detectar. ¿Pero eso no plantea más preguntas de las que responde?

#14 The Devil’s Kettle en Minnesota

15 Lugares científicamente inexplicables que realmente existen

15 Lugares científicamente inexplicables que realmente existen

En lo que respecta a los misterios naturales, el Devil’s Kettle en Minnesota es uno de los más intrigantes. En un punto particular a lo largo del río Brule, el agua del río se divide en dos. Una división continúa su curso hacia el Lago Superior y la otra división, ¡bien, no tenemos idea de a dónde va! Los científicos saben que tiene que terminar en algún lado, pero no sabemos dónde está eso.

Los científicos primero trataron de poner tinte en la tetera y esperaron para ver qué parte del lago cambia de color. Fue un esfuerzo fútil, nada apareció. Luego decidieron probarlo con bolas de ping pong, pero también desaparecieron sin dejar rastro. ¡¿Qué demonios está pasando ?! Todos sabemos que las leyes de la ciencia dictan que el agua debe aparecer en alguna parte. Incluso si se almacena bajo tierra, debe haber marcas y debe ser rastreable. Alienígenas, universo paralelo, falla en nuestra programación, ¿algún truco maya?

#15 Kawah Ijen, el volcán con lava azul

15 Lugares científicamente inexplicables que realmente existen

Guardando lo mejor para el final, te presentamos con Kawah Ijen, un volcán que escupe lava distintivamente azul. Hay una mina de azufre construida en el volcán. La lava azul no es en realidad lava; es azufre

Los gases sulfúricos dentro del volcán se calientan y se disparan. Al principio, las llamas azules se elevan unos 5 metros en el aire. Los gases luego se enfrían y forman un azufre líquido. El azufre líquido es un líquido azul de aspecto majestuoso que fluye como una lava del volcán.

El aire es tóxico y necesitas máscaras de gas para trabajar en la mina o deambular a su alrededor. Esto no ha sucedido en ningún otro lugar del mundo. Es un espectáculo verdaderamente único y maravilloso.

https://nation.com.mx

Detectan un extraño resplandor verdoso en Marte

El Satélite para el estudio de Gases Traza (TGO) de la misión ExoMars de la ESA ha detectado este fenómeno que nunca antes se había visto en otro planeta distinto a la Tierra

Detectan un extraño resplandor verdoso en Marte

Un extraño halo verde sobre la superficie marciana. Eso es lo que ha captado el Satélite para el estudio de Gases Traza (TGO) de la misión ExoMars de la Agencia Espacial Europea (ESA), quien lleva orbitando Marte desde 2016 para conocer con más detalle la atmósfera de nuestro vecino. Se trata de la primera vez que se detecta en un planeta diferente de la Tierra, por lo que significa un hito espacial de relevancia.

«Una de las emisiones más brillantes observadas en la Tierra proviene del resplandor nocturno. Más específicamente, de los átomos de oxígeno que emiten una longitud de onda de luz particular que nunca se ha visto alrededor de otro planeta, Jean-Claude Gérard, de la Universidad de Lieja, Bélgica, y autor principal del nuevo estudio publicado en Nature Astronomy. «Sin embargo, se prevé que esta emisión exista en Marte durante unos 40 años, y, gracias a TGO, la hemos encontrado», explica en un comunicado.

El mecanismo en la Tierra

En la Tierra, el oxígeno resplandece durante las auroras polares, cuando los electrones cargados, procedentes del espacio interplanetario, chocan con la alta atmósfera. La emisión de luz debida al oxígeno confiere a las auroras polares su característica tonalidad verdosa. No obstante, la aurora no es más que una de las formas en que las atmósferas planetarias brillan. En el caso de planetas como la Tierra y Marte, la luminiscencia es constante durante el día y la noche mientras la luz solar interactúa con átomos y moléculas de la atmósfera. Los resplandores diurnos y nocturnos se deben a mecanismos algo distintos: los nocturnos se producen cuando se recombinan moléculas descompuestas, mientras que los diurnos surgen cuando la luz del Sol excita directamente átomos y moléculas como las de nitrógeno y oxígeno.

En la Tierra, el resplandor nocturno verde es muy tenue, por lo que lo mejor es verlo de forma trasversal, tal y como muestran numerosas imágenes espectaculares tomadas por astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional (ISS). La debilidad del resplandor puede ser un problema cuando se busca alrededor de otros planetas, ya que el brillo de su superficie puede taparlo.

Cómo se pudo ver el halo en Marte

Gérard y sus colegas pudieron detectar esta emisión en Marte utilizando un modo de observación especial del TGO. Uno de los conjuntos de instrumentos avanzados del orbitador, conocido como NOMAD (Nadir y Ocultación para el descubrimiento de Marte) e incluido el espectrómetro ultravioleta y visible (UVIS), puede observar en varias configuraciones, una de las cuales coloca sus instrumentos para apuntar directamente hacia el marciano. superficie – también conocido como el canal ‘nadir’.

«Las observaciones anteriores no habían capturado ningún tipo de resplandor verde en Marte, por lo que decidimos reorientar el canal nadir UVIS para apuntar al ‘borde’ de Marte, similar a la perspectiva que se ve en las imágenes de la Tierra tomadas de la EEI», agrega la coautora Ann Carine Vandaele del Institut Royal d’Aéronomie Spatiale de Belgique, Bélgica, y la investigadora principal de NOMAD.

Estudiando otros resplandores

El estudio del resplandor de las atmósferas planetarias puede ofrecer mucha información sobre la composición y la dinámica de una atmósfera, y revelar cómo se deposita la energía de la luz solar y del viento solar, la corriente de partículas cargadas procedente de nuestra estrella.

Comprender las propiedades de la atmósfera marciana no solo tiene interés científico, también es fundamental para operar las misiones que que se enviarán a medio plazo al Planeta Rojo. La densidad atmosférica, por ejemplo, afecta directamente a la resistencia experimentada por los satélites en órbita y por los paracaídas utilizados para posar sondas en la superficie marciana.

https://www.abc.es/ciencia

La historia negra del huevo: de enemigo del corazón a cardioprotector

huevos
Monicore. Pixabay.

Esta es la historia del difícil matrimonio entre el huevo y la salud. Y se parece a un drama, una leyenda negra. Uno de esos thriller en los que el héroe se convierte a mitad de película en el malo de la trama para después, gracias a un giro imprevisto, volver a ser el bueno. En este culebrón hay un juicio público, pruebas de desayunos grasientos, muchas pistas falsas y una acusación capital.

Un alimento común en nuestras dietas, un comestible barato y vulgar, que un día despertó en las portadas de los periódicos siendo poco menos que enemigo público, un corruptor de las cenas, un terrorista del colesterol, como si las gallinas se hubieran vengado de nosotros tras tantos años de esclavitud y sufrimiento. Un juicio que sigue su curso, pues cada cierto tiempo reaparece algún estudio que lo señala.

Pocos alimentos han sido tan vilipendiados como amados. Perennes en nuestras neveras, estas esferas ricas en proteínas y lípidos, protegidas por su característica cáscara, han sido acusadas de muchas cosas. Su estrecha relación con el colesterol desató el acoso a finales del siglo XX.

Se acabaron los tiempos de vivir tranquilo, frito, a la plancha, ranchero, o bañado en mayonesa. Imaginen el susto: el huevo ha sido acusado hasta de provocar “muerte prematura”, como en un polémico estudio publicado el año pasado en la revista médica JAMA, muy discutido en el ámbito de la salud. Otros, en cambio, hablan maravillas de él. Casi tiene el estatus de “superalimento”. Lo valoran como unos de los comestibles más completos que existen, una fuente de proteínas espléndidas que bendice nuestras mesas si atendemos a la moderación, la cocción idónea y una dieta saludable.

Hasta cuenta, cual héroe trágico, con una jugosa anécdota. Emma Morano, una de las mujeres más longevas del mundo, antes de morir aseguró que su secreto para llegar a llegar a los 117 años fue -genética a parte, y algún vasito de aguardiente de por medio- una dieta de huevos crudos diarios.

Su leyenda negra

Puede que la Historia haya sido injusta con el humilde huevo. No hace tanto estaba considerado el enemigo número uno de las dietas. Especialmente desde que a finales de los años 60 del siglo pasado, las autoridades sanitarias americanas apuntaran a su relación con el infarto de corazón y otras enfermedades cardiovasculares. Hoy, sin embargo, como el reo que sale de la prisión, ha sido indultado por la mayoría de instituciones sanitarias.

La Fundación Española del Corazón emitió hace unos años una nota de prensa exculpándolo, retirando décadas de restricciones sobre su consumo. En 2014, escribieron esto, y estaba clara, bien engrasada, parecía ovalada su opinión: “Por su alto contenido en colesterol, históricamente se ha relacionado a la ingesta de huevo con un aumento del riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular, pero la Fundación Española del Corazón pretende modificar esta creencia, en base a los resultados obtenidos por diversos estudios que no solo no han encontrado una relación directa entre su consumo y el aumento de cardiopatías, sino que también señalan que existen numerosos beneficios de este alimento en nuestra salud”.

El huevo ya no estaba poché. Regresaba del cautiverio. Los gourmets sintieron alivio. Hasta los huevos fritos -jamás indultados en esta discusión por la fritura- se pusieron chulos. ¿Pero qué había pasado? ¿Cómo pudo un alimento aparecer en 1984 en la portada de la revista Time como el desayuno de “las malas noticias” y terminar después siendo un aliado de la dieta saludable?.

Fue en 1973 cuando la Asociación Americana del Corazón ordenó limitar la ingesta de huevos, a un máximo de tres por semana. La razón se debía a su anatomía. Una sola yema de huevo mediano contiene 200 miligramos de colesterol, y el exceso de colesterol en sangre afecta al sistema cardiaco y puede producir la muerte.

El huevo atacaba el corazón, en resumen, así que era necesario restringir su consumo, y muchos sanitarios emprendieron una campaña contra él. Pero las cosas han cambiado mucho desde los años sesenta. Hoy la mayoría de nutricionistas y médicos consideran que esta fama fue más bien injusta, y son menos dados a las restricciones. La relación entre el colesterol dietético (el que obtenemos por los alimentos) y el colesterol en sangre no parece tan clara como antes, o por lo menos ha sido matizada, como afirman los nutricionistas de la Universidad de Harvard.

Según el Departamento de Nutrición de dicha institución, el huevo, aunque alto en colesterol, contiene nutrientes adicionales que pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedades del corazón. Es un alimento moderado en grasas, y estas son monoinsaturadas y poliinsaturadas, es decir, las llamadas saludables.

Relación no demostrada

Los mayores estudios realizados hasta la fecha, como el Egg consumption and risk of coronary heart disease and stroke: dose-response meta-analysis of prospective cohort studies, publicado en el British Medical Journal, no han encontrado evidencia de que en la población sana el consumo de huevos esté relacionado con un aumento del riesgo de enfermedades. Lo cual, según los nutricionistas, tampoco debería llevarnos a la conclusión de que tras la gran guerra contra el huevo estemos ahora en los locos años veinte de las tortillas con queso. Pasarse en su consumo podría igualmente producir ciertos problemas. Los huevos muchas veces van acompañados de productos sospechosos, patatas fritas, pan blanco o de molde, beicon, etc. Y no es lo mismo un huevo frito con abundante aceite que un huevo cocido.

Hoy parece asentado que un huevo al día podría ser en general un límite razonable dentro de un estándar de seguridad que no dañara el corazón, si bien la visión integral de la nutrición actual obliga siempre a llevarlos en contexto, a atender al resto de nuestra alimentación y al ejercicio físico que realizamos, antes de valorar si algo es saludable o no en la dieta. Para algunas instituciones la ingesta recomendada sigue estando aún entre 3 y 5 huevos por semana.

Las personas que tienen el colesterol alto o padecen diabetes o enfermedades cardíacas, por ejemplo, sí deben restringir su consumo a juicio de los nutricionistas y médicos. Es decir, el huevo ya no es el enemigo del pasado, la esfera de la que salieron los monstruosos dinosaurios y los infartos, pero tampoco está en el podio absoluto de los alimentos más saludables, como las proteínas de origen vegetal de las legumbres, por ejemplo.

Grandes aportes nutricionales

Tiene, eso sí, interesantes aportes nutricionales que lo convierten en una buena alternativa a la carne – recordemos que hoy la roja está en entredicho- o al pescado, y es un aliado del deporte o suplemento en las dietas, recomendado en menores y embarazas.

Es muy rico en vitaminas y minerales, como la A, D, E, B-12, o el yodo, hierro, zinc, selenio, fósforo, entre otros nutrientes. Es un alimento que permite conseguir una buena dosis de energía (dos huevos aportan unas 141 kcal.), y apenas contiene hidratos de carbono o grasas saturadas, los enemigos públicos de este siglo.

Ofrece proteínas de muy buena calidad (especialmente la clara, que contiene albúmina) y de alto valor biológico, según la Fundación Española del Corazón. Está compuesto básicamente de agua (alrededor de un 88%), proteínas y grasas, algunas cardioprotectoras como el omega 6. La FAO lo ha declarado además como un alimento esencial para luchar contra el hambre y la desnutrición, porque es fuente fundamental de aminoácidos, energía, y oligoelementos esenciales.

En la montaña rusa nutricional, al huevo le ha ocurrido lo mismo que al aceite de oliva en el pasado o los pescados azules. Los estudios de meta-análisis y revisiones sistemáticas hasta la fecha dudan de esa relación directa con la enfermedad cardiovascular, pero sigue arrastrando sospechas si hablamos de las cantidades diarias permitidas. Incluso se encontró evidencia de que el consumo de hasta un huevo al día podría reducir el riesgo del ictus en un 12%.

La temida yema, donde se concreta el colesterol, es a la vez el espacio multivitamínico que ofrece 13 nutrientes esenciales. Entre ellos está la vitamina D, que no suele encontrarse en los alimentos. Parte de la población española acusa déficit de esta vitamina, a pesar de ser fundamental para la salud de nuestros huesos. Ocurre algo parecido con la B-12.

El humilde huevo, creador de la vida reptante en la tierra, señor de las paradojas eternas de quién fue primero si él o la gallina, ha regresado a nuestras dietas, hasta nuevo aviso, con la yema bien alta, si bien, aún conserva esa sombra del pasado, ese “algo habrá hecho” de los vecinos en corro.

Otra cosa muy distinta es el dolor del lugar del que provienen, su origen enjaulado. Seguramente la siguiente batalla que deba enfrentar el polémico alimento: ¿podemos permitirnos un comestible excelente, rico en vitaminas y buenas grasas, pero que surja de un sufrimiento inconmensurable, que avergüence a la comunidad de los seres sintientes?. La historia del huevo no está cerrada.

https://blogs.publico.es/recetas-caseras-nutricion-saludable

El ADN revela uno de los grandes misterios de los Rollos del Mar Muerto

Las pieles sobre las que fueron escritos muestran diversas procedencias animales, por lo que todo apunta a que no todos fueron escritos en el mismo sitio

Muestras de los Rollos del Mar Muerto antes de ser analizadas

Muestras de los Rollos del Mar Muerto antes de ser analizadas – Shai Halevi

Los Rollos del Mar Muerto son una colección de más de 25.000 fragmentos con manuscritos antiguos en los que se pueden encontrar las copias más antiguas de la Biblia. De hecho, la datación sitúa la mayoría sobre el año 250 a. C., si bien hay algunos que rondan el 66 d. C. Los primeros siete manuscritos fueron descubiertos accidentalmente por pastores beduinos a finales de 1946, en una cueva en las cercanías de las ruinas de Qumrán (en la región de Cisjordania), pero después fueron hallados nuevos trozos que complicaron la reconstrucción de su historia global, sobre todo porque no se conoce su orden. Ahora, investigadores de la Universidad de Tel Aviv (Israel) y de la Universidad de Uppsala (Suecia) han usado una pista para ayudar en este esfuerzo: las «huellas digitales» del ADN de las pieles de animales donde fueron escritos.

«El descubrimiento de los Rollos del Mar Muerto es uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes jamás realizados», afirma Oded Rechavim uno de los autores de las conclusiones del estudio que se acaba de publicar en « Cell». Sin embargo, según explica el investigador, plantea dos desafíos: «El primero, la mayoría de ellos no se encontraron intactos, sino que se desintegraron en miles de fragmentos que después tuvieron que clasificarse y reconstruirse, sin conocimiento previo de cuántas piezas se perdieron para siempre; y, en el caso de las composiciones no bíblicas, no se sabe cómo debería leerse el texto original. Dependiendo de la clasificación de cada fragmento, la interpretación de cualquier mensaje podría cambiar dramáticamente».

El segundo punto es que la mayoría de los pergaminos no llegaron a los investigadores directamente de las cuevas, sino a través de traficantes de antigüedades. Como resultado, no está claro de dónde provienen muchos de los fragmentos, lo que provoca que sea mucho más difícil reunirlos y en su contexto histórico adecuado.

Mezclando ADN antiguo y lenguaje

Desde su descubrimiento, los académicos han tratado de como un rompecabezas: basándose principalmente en las propiedades visibles de los fragmentos para conocer su relación con otros fragmentos. En este nuevo estudio, Rechavi y sus colegas, incluidos Noam Mizrahi (Universidad de Tel Aviv) y Mattias Jakobsson (Universidad de Uppsala), decidieron buscar evidencias más profundas. De cada pieza, extrajeron el ADN antiguo de los animales que se usaron para hacer los pergaminos. Luego, utilizando análisis forense, trabajaron para establecer la relación entre las piezas, mezclando el análisis genético con las pistas que ofrecía el lenguaje en el que estaban escritos los textos.

La primera de las sorpresas la reveló el ADN: pertenecían principalmente a ovejas. El equipo consideró que las piezas escritas sobre la piel de este animal estarían relacionadas, más aún si las ovejas estaban emparentadas de alguna manera -si eran de la misma especie es más probable que las escribiera la misma persona que si cambiaba de familia ovina-. Sin embargo, no fue todo tan fácil.

Ovejas y vacas

Los investigadores se toparon con un caso interesante en el que dos piezas que se creía que estaban relacionadas en realidad estaban escritos sobre dos pergaminos procedentes de diferentes animales, en concreto ovejas y vacas. En concreto, el ejemplo más notable provino de pergaminos que comprenden diferentes copias del libro bíblico y profético de Jeremías, algunos de los pergaminos más antiguos conocidos.

«El análisis del texto encontrado en estas piezas de Jeremías sugiere que no solo pertenecen a diferentes pergaminos, sino que también representan diferentes versiones del libro profético. El hecho de que los rollos estén hechos de una especie animal diferente, además de con un lenguaje distinto, es indicativo de que su origen no es el mismo», afirma Mizrahi.

Lo más probable, explica el investigador, es que los fragmentos de vaca se escribieran en otro lugar, ya que no era posible criar vacas en el desierto de Judea. El descubrimiento también tiene implicaciones más grandes: los investigadores escriben que el hecho de que diferentes versiones del libro circularan en paralelo sugiere que «la santidad del libro bíblico no se extendió a su redacción precisa» Es decir, que las religiones del judaísmo y el cristianismo adoptaron unos mensajes que, en realidad, no fueron escritos de ese modo. Pero esto puede ser más una oportunidad que un problema: «Nos enseña sobre la forma en que se leyó este texto profético en ese momento y también tiene pistas sobre el proceso de evolución del mensaje», afirma Rechavi.

Cueva de Qumran
Cueva de Qumran – Shai Halevi

Otras sorpresas

Otro de los descubrimientos fue la relación entre las diferentes copias de una obra litúrgica no bíblica conocida como «Canciones del Sacrificio del Sábado», que se encuentran tanto en Qumran como en Masada. El análisis muestra que las diversas copias encontradas en diferentes cuevas de Qumran están estrechamente relacionadas genéticamente, pero la copia de Masada es distinta.

Las pruebas también confirman que algunos otros fragmentos de origen incierto probablemente provenían de otros lugares y no de las cuevas de Qumran, como es el caso de un trozo de una copia del libro bíblico de Isaías, uno de los libros más populares en la antigua Judea. Los investigadores señalan que probablemente este pergamino provenía de otro sitio, lo que sugiere la existencia de un nuevo yacimiento o cueva que aún no ha sido descubierto por la comunidad arqueológica.

Aunque la evidencia de ADN se suma a la comprensión, solo puede «revelar parte de la imagen y no resolver todos los misterios», apunta Rechavi. Los investigadores tuvieron que extraer ADN de pequeñas cantidades de materiales, a lo que se refieren como «polvo» de pergamino en ciertos casos, además de que no se han analizado todas las muestras existentes, en algunos casos por falta de recursos y en otros porque directamente es imposible porque podrían deteriorarse.

Aún con todo, los investigadores esperan que se analicen más muestras y se agreguen a la base de datos para trabajar hacia un «genoma» más completo de los Rollos del Mar Muerto. Además, se podría utilizar este enfoque para estudiar cualquier material antiguo que contenga ADN intacto.

https://www.abc.es/ciencia/

Hallan extraña criatura que cambia de forma en el fondo marino

Hallan extraña criatura que cambia de forma en el fondo marinoHallan extraña criatura que cambia de forma en el fondo marino

Un grupo de científicos a bordo del buque Nautilis se quedó impresionado cuando observaron a una de las criaturas más extrañas y raras del mar. Al principio solo vieron una burbuja flotando en la nada.

La burbuja tenía la forma de una campana, en seguida se transformó en algo parecido a un cono de viento. Una de las cosas más extrañas aún, fue una misteriosa mancha roja aferrada en su interior.

La extraña burbuja no es más que unas de las medusas más raras y menos estudiadas del mar.

Se llama Deepstaria (nombrada así por el buque de investigación que descubrió su género por primera vez en la década de 1960). Sólo se ha visto una docena de veces en el último medio siglo.

No se sabe mucho sobre este extraña medusa que cambia de forma, lo único que se sabe es que extienden su cuerpo para enguillar a cualquier presa confiada que nade muy cerca de ella.

Esto quizá explique la mancha roja dentro de ella. Al acercarse más a ella, los científicos vieron que se trataba de un pequeño isópodo vivo, un tipo de crustáceo que se alimentaba en el fondo que pudo haber nadado voluntariamente hacia la medusa extendida para protegerse de otros depredadores. Se han observados a isópodos aferrarse a otras Deeepstaria, aunque no se sabe si comparten una relación simbiótica.

MIRA EL VIDEO:

El equipo de Nautilus encontró este par a unos 2.500 pies (750 metros) bajo el agua en el Pacífico Central. Tal vez encuentre más criaturas extrañas en su viaje que durará hasta octubre.

https://www.planetacurioso.com

Hallan restos de 60 mamuts donde se construye nuevo aeropuerto en México

Hallan restos de 60 mamuts donde se construye nuevo aeropuerto en MéxicoHallan restos de 60 mamuts donde se construye nuevo aeropuerto en México

En noviembre del año pasado fueron hallado 14 restos de mamut en dos grandes pozos en Tultepec, en el Estado de México. Ahora se han encontrado los restos de 60 mamuts en el área donde se construye el nuevo aeropuerto en Santa Lucía.

Se cree que esa área era la entrada a la cuenca de México, una especie de nicho ecológico donde iban los mamuts.

https://www.planetacurioso.com

La ración K, la dieta de moda durante la Segunda Guerra Mundial

Un nutricionista asesoró al gobierno estadounidense para asegurar una correcta alimentación en el frente de batalla

Kit de desayuno de la ración K
Kit de desayuno de la ración K – Wikipedia

La alimentación durante la guerra es un tema verdaderamente apasionante, sobre el que se ha debatido poco y reflexionado menos. En las primeras guerras documentadas los ejércitos se despreocupaban totalmente de la alimentación de su ejército, y eran los propios combatientes los que se tenían que asegurar su manutención.

Este hecho propició anécdotas muy curiosas desde familias completas que acompañaban a la tropa, hasta verdaderos supermercados ambulantes -con centenares de animales y toneladas de productos agrícolas- que seguían a los ejércitos hasta el frente de batalla.

En 1775 el Congreso de Estados Unidos tomó cartas en el asunto y asignó raciones de comida al ejército según hombre y semana, toda una innovación. Durante la Guerra Civil americana (1861-1865) se asignó un personal específico para que preparase la comida y la repartiese entre las compañías.

A pesar de todos estos avances, no fue hasta 1902 cuando aparecieron los primeros cocineros militares y, ese mismo año, la marina norteamericana publicó un manual con cien recetas de cocina.

El siguiente gran salto se produjo en la Primera Guerra Mundial, las trincheras, el barro y la posible contaminación con gas hizo necesario que los soldados se aprovisionasen con comida enlatada y con productos deshidratados. Sabemos que en esa contienda el ejército estadounidense distribuía contenedores de medio centenar de kilogramos herméticamente sellados y con alimentos para una veintena de hombres.

Unidad de cena de la ración K
Unidad de cena de la ración K – Wikipedia

De la ración A a la K

Durante el periodo entreguerras aparecieron las primeras dietas militares. La ración A, compuesta en un setenta por ciento por carnes y vegetales y que debía servirse caliente; la ración B, muy similar pero con productos enlatados; o la ración D, pensada para el regimiento de caballería.

La ración D, a diferencia de las anteriores, contenía una ración de chocolate amargo, mantequilla de cacahuetes y azúcar. Por último, estaba la ración C que ofrecía una terna de menús “variados”: carne con judías verdes, carne con guisado de verduras y carne con picadillo de verduras.

Cuando Estados Unidos entró en la Segunda Guerra Mundial, el Departamento de Guerra decidió renovar la alimentación militar y, para ello, contó con el asesoramiento de un nutricionista, que diseñó la conocida “ración K”.

La letra es la inicial del apellido del experto en nutrición: Ancel Keys, un estadounidense que acuñó el término “dieta mediterránea”. Fue un personaje inquieto. Durante su juventud se dedicó a los oficios más variados, desde minero hasta marino mercante, pasando por recogedor de guano de murciélago.

Más adelante se graduó en Ciencias políticas y económicas, y tan sólo tres años después hizo lo propio en zoología. Su primer doctorado no tardó en llegar y fue en oceanografía y biología marina. No contento con esto se doctoró por segunda vez en fisiología, por la Universidad de Cambridge. Dicho de otro modo, Keys no era médico.

Derroche de sibaritismo

Unidad de cena de la ración K
Unidad de cena de la ración K – Wikipedia

Su famosa ración estaba compuesta de: dos paquetes de galletas, cigarrillos, chicles, azúcar, café instantáneo y una llave para abrir conservas, las cuales podían ser de carne, huevos, fruta, queso, jugo de limón, naranja o uva.

Además, se incluía cerillas, papel higiénico, sal, chocolate, dulces, caramelos y tabletas para purificar el agua. Como curiosidad, las últimas comidas, además, contenían una cuchara de madera. En conjunto, la ración K aportaba unas tres mil calorías diarias.

En el desembarco de Normandía se decidió dar un toque gastronómico, y se elaboró una ración específica: galletas de la ración K, chocolate de la ración D, café soluble, caldo deshidratado, caramelos, barras de fruta, carne enlatada, goma de mascar y tablas multivitamínicas. Una exquisitez culinaria que, seguro, hizo las delicias de los estómagos más exigentes.

https://www.abc.es/ciencia