El compañerismo

Resultado de imagen de Jennifer White peta

El martes de la semana pasada, en el programa Good Morning Britain del canal británico ITV apareció Jennifer White, portavoz de la asociación animalista PETA, que –apropiadamente acompañada por un señor con un perro en brazos al cual no dejaba de acariciar– pidió a los espectadores que dejaran de referirse a los animales de compañía como mascotas .

Según Jennifer White, llamarlas mascotas es denigrante para las bestias que tenemos en casa, generalmente gatos y perros, pero también conejos, hámsters, loros o canarios en jaulas, peces en peceras… Dijo: “Mucha gente, en casa, tiene perros o gatos y se refiere a ellos como mascotas , y a ellos mismos como amos , y eso implica que consideran que los animales son una posesión”. Como PETA (siglas de People for the Ethical Treatment of Animals) contiene la palabra inglesa para mascota – pet –, el presentador del programa, Piers Morgan, le dijo que lo que pedía era absurdo y que su misma asociación tiene pet en su nombre: “¿Queréis prohibir la palabra pet pero queréis que vuestra asociación se siga llamando PETA? ¿No os dais cuenta del problema? Pero, claro, luego mascota es ofensivo…”.

Al perro o al gato que tengáis en casa no lo llaméis ‘mascota’, porque es denigrante

Como palabra alternativa a mascota , Jennifer White propone utilizar compañero .

–Hola, compañero perro –dice el hombre concienciado cuando vuelve a casa, deja las llaves sobre la cómoda y saluda al chucho que ha pasado el día a solas, encerrado en el piso, mientras su compañero hombre estaba en el trabajo.

–Guau –le contesta el perro mientras menea la cola.

–Hola, compañeros mininos –dice la mujer concienciada cuando vuelve a casa y saluda a sus quince gatos, que se han dedicado a roer la alfombra de la sala mientras ella estaba en la oficina.

–Miau –dicen algunos de los gatos, porque el resto pasa totalmente de la llegada de la mujer.

–Hola, compañero loro –dice el jubilado que vuelve a casa tras revisar, un día más, todas las obras del barrio.

–Hola, compañero loro –le contesta el loro, que ya hace años que ha memorizado la frase y ahora empieza a repetir una canción que oye a menudo desde el piso del vecino, sobre todo en verano, cuando las ventanas están abiertas: “No era això, companys, no era això / pel que varen morir tantes flors, / pel que vàrem plorar tants anhels. / Potser cal ser valents altre cop / i dir no, amics meus, no és això”.

QUIM MONZÓ

https://www.lavanguardia.com/opinion

El inútil «experimento» de «saborear» soja con los testículos, desmontado por la ciencia real

Un estudio publicado en PNAS en 2013 encontró células del gusto en zonas del cuerpo diferentes de la boca, incluidos los genitales, lo que ha sido malinterpretado por muchos internautas

Recipiente con salsa de soja en su interior en un restaurante

Todo comenzaba hace unas semanas: una usuaria de la popular red social TikTok difundía un estudio científico que había encontrado por Twitter donde se afirmaba haber hallado células receptivas del sentido del gusto (es decir, las que tenemos en la lengua y con las que somos capaces de detectar los sabores) en partes del cuerpo como el cerebro, los pulmones y los testículos. Con esta información, la famosa «tiktoker» retó a sus seguidores masculinos a probar de alguna manera lo que ella entendió como la capacidad de los genitales masculinos de «saborear» la comida. Una mala interpretación que, sin embargo, se ha convertido en viral y ha acabado extendiéndose como la pólvora, con varios «voluntarios» mojando su aparato reproductor en salsa de soja. Pero, ¿qué hay de ciencia en todo esto?

Tres estudios científicos sobre el tema

En realidad, poco o nada si lo que se desea es realizar un experimento científico. Aunque es cierto que sí existe el estudio, publicado en la revista PNAS en febrero de 2013. En él, Bedrich Mosinger y sus colegas del Monell Chemical Senses Center, en Filadelfia, explican que se sabía desde hacía tiempo que estos receptores se encontraban no solo en los testículos, sino también en los espermatozoides, pero que se desconocía su función exacta. Para conocerla, los investigadores probaron a inhibir estas células en ratones, lo que les llevó a detectar problemas reproductivos en los animales: sus espermatozoides no se formaban correctamente y, además, eran inmóviles, lo que producía que los machos fuesen estériles. Por ello, el grupo sugirió que estas células probablemente tenían algo que ver con la formación de los espermatozoides, lo que abría todo un campo en la investigación de la esterilidad masculina, incluida la de los hombres.

Meses después, se publicó una revisión por parte de un equipo de la Universidad Shanghai Jiao Tong (China) en la revista «Molecular Human Reproduction» en la que se ahondaba en los resultados. En ella se explica que tal vez la presencia de estas células en los espermatozoides les sirviese como una especie de «detector» en su camino de fecundación al óvulo. A pesar de todo, apuntan que «aunque los receptores del gusto están ampliamente dispersos en diversos sistemas de órganos, la función de estos receptores en muchos tejidos sigue sin estar clara a pesar de los avances recientes». Además, incide que aún es más complicado explicar su función en los testículos y en los espermatozoides.

Justo hace un año, una nueva publicación en la revista «International Journal of Molecular Sciences» apuntaba que, tal y como sospechaba el equipo de Mosinger, «los receptores de sabor son funcionalmente operativos para controlar la producción exitosa de esperma». Pero, en ninguno de los tres estudios se afirma nada de que estas células presentes en el aparato reproductor masculino puedan hacer que se «saboree» de alguna forma con esa parte del cuerpo. Es decir, el experimento es totalmente inútil y para nada científico.

Como «saborear» con la piel de la mejilla

«Las papilas gustativas están solamente en nuestras bocas y en el esófago superior, y son un grupo de células receptoras del gusto. Las señales de las papilas gustativas se envían desde la boca al cerebro para que podamos percibir conscientemente los sabores (…) Sin embargo, las células gustativas presentes en los testículos no activan la corteza gustativa en el cerebro», explica para Sciencealert Emma Beckett, experta en nutrición de la Universidad de Newcastle, en Australia. «Puedes pensar en ellas como cualquier otro receptor en el cuerpo que está monitorizando el medio ambiente. Pueden detectar infecciones, ya que las bacterias tienen compuestos estructurales dulces y secretan sustancias amargas y agrias como desechos. Por ejemplo, hay pruebas de que las células presentes en los pulmones y la nariz están involucradas en la regulación de las respuestas inflamatorias», continúa.

Por ello, los hombres que aceptaron el desafío y aseguraron haber detectado el gusto «umami» de la salsa de soja con sus genitales o han mentido o están equivocados. Además de que el experimento, en cualquier caso, no es válido, ya que las células se encontraron en los testículos en sí y las «cobayas humanas voluntarias» mojaron sus escrotos (la piel que rodea a los testículos), por lo que «sería como tratar de probar la salsa de soja frotándola en la parte externa de la mejilla», afirman en Scienciealert.

Así que antes de utilizar la soja para otro propósito diferente del ordinario e incurrir en una acción totalmente innecesaria y, quien sabe, si peligrosa, mejor no hacer caso a virales de internet y acudir a fuentes fiables. Mucho más si, además, la incalificable acción se va a comunicar al resto del mundo virtual como parte de cualquier reto que involucre nuestro propio cuerpo.

https://www.abc.es/ciencia

 

Un viaje alucinante por el ‘merchandising’ independentista

Iñaki Berazaluce

Un viaje alucinante por el ‘merchandising’ independentista

“Un d’aquests dies, aquestes botes us passejaran”.

Sóc catalá, no un espanyol de merda. ¡Visca Catalunya!”, puede leerse en la confraternizadora camiseta que luce este superhéroe catalán que nos comparte nuestro querido lector Alfredo Belmonte en Twitter. La camiseta es de traca, pero corremos el riesgo de que su blanco nuclear nos deslumbre y no nos deje ver las espectaculares botas camperas con la ‘estelada’ que están diciendo “One of these days these boots are gonna walk all over you”..

Hemos visitado los badulaques de la nación catalana, de Tortosa a Verga, para concluir con pesar que el mal gusto no conoce fronteras o, mejor dicho, que la proliferación de fronteras fomenta el horterismo. A nosotros, que chapurreamos el catalán en la intimidad, esto de cubrir la tapa del wáter con una funda de la estelada nos resulta tan catalanista como usar la Moreneta como pisapapeles.

Un viaje alucinante por el ‘merchandising’ independentista

Foto: @eseele / Twitter.

este3
este15

Porque no nos engañemos: aquí no estamos hablando del sentimiento nacional sino de la pela… tanto con el merchandising como con la independencia propiamente dicha. La estelada, la bandera nacional importada de Cuba por el protocatalanista Vicenç Albert Casteller, le queda a una corbata como un par de pistolas a un Cristo crucificado. Un poquito de sisplau.

El perfume para oler como un catalán de pro

este4

El arroz «a la catalana»

este2

La corbata para hacer bienes con los Pujol

este22

La funda para la tapa del W.C. para cagar como un buen patriota

este13

El dominó de la estelada

este16

El inevitable caganer (al menos la caca es marrón y no rojigualda)

este10

El sostén catalanista para ir a la Diada como una señora

este12

Un superhéroe de Springfield, provincia de Lleida

este17

Un icono nacional catalán de toda la vida: el Seat 600

este21

La braga-tanga con la estelada a la altura del monte de Venus

este19

Lo mismo pero en gayumbos…

este7

… Y los condones, claro, para follar como un verdadero patriota

elcondo

Babero independentista

este9

De oca a oca y me independizo porque me toca

este14

Los Reyes Magos de Oriente (Figueres)

este20

La coca del Capitán Catalunya

este5

Un pastel con la senyera, probablemente tóxico

pastel

Con esta funda podrás mirar a España por el retrovisor del pasado

retro

La bebida energética para que no desfallezca tu fervor nacional

Catpower

Eso mismo

rolling

Visto en TwitterLas fotos están tomadas sin pudor del Pinterest Merda Amb Estelada (lo de “merda” es de su cosecha). 

https://blogs.publico.es/strambotic

La temperatura de los testículos de los carteros gana el premio de ciencia insólita

Una máquina para cambiar pañales, los animales que hacen caca cúbica y las bacterias que hay en el dinero también fueron galardonados en la parodia de los Nobel

J. DE J.

La temperatura de los testículos de los carteros gana el premio de ciencia insólita

La temperatura de los testículos de los carteros, los animales que hacen caca cúbica, una máquina para cambiar pañales o las propiedades anticancerígenas de la pizza son algunas de las insólitas investigaciones que han sido galardonadas este viernes con el premio Ig Nobel en una ceremonia celebrada en la Universidad de Harvard en Cambridge (EE.UU.). Esta parodia de los Nobel premia cada año los estudios científicos más disparatados que «primero hacen reír y después hacen pensar». [Estos son los de Ig Nobel 2018].

En la edición número 29 de los galardones, la revista de humor científico «Annals of Improbable Research» (Anales de la Investigación Improbable) escogió diez meritorias investigaciones. El Ig Nobel de economía fue a parar al equipo compuesto por dos científicos holandeses y uno turco que han constatado algo que ya sospechábamos: el dinero es sucio. Han descubierto que el dinero en papel es una gran fuente de transmisión de bacterias. Cosa lógica si se tiene en cuenta que es algo que pasa de mano en mano, pero a lo que nadie hace ascos.

Los investigadores que dicen que los billetes son una gran fuente de transmisión de bacterias, en la ceremonia de los Ig Nobel
Los investigadores que dicen que los billetes son una gran fuente de transmisión de bacterias, en la ceremonia de los Ig Nobel – Reuters

Uno de los hallazgos más celebrados, con gran motivo, fue el del científico italiano Silvano Gallus. Haciendo promoción de uno de los productos estrella de su patria, urge a la sociedad a consumir pizza por sus enormes beneficios para la salud. Dice que este plato es anticancerígeno. Por supuesto, le fue entregado el trofeo de medicina.

Gallus acepta el premio por su estudio sobre las bondades de la pizza
Gallus acepta el premio por su estudio sobre las bondades de la pizza – Reuters

En esa aspiración por honrar los hallazgos de la vida diaria, el iraní Iman Farahbakhsh destacó en la categoría de ingeniería por inventar una máquina que cambia automáticamente los pañales. Fue patentada en los Estados Unidos en julio de 2018. Dios mío, ¿dónde la venden?

El lado más caliente

Siguiendo con la infancia, cinco japoneses ganaron el Ig Nobel de química por su estudio sobre el volumen de saliva producida diariamente por un niño de cinco años, publicado en 1995. Uno de sus autores, Shigeru Watanabe, de la Universidad de Meikai, asistió a la ceremonia en Boston junto con sus hijos adultos, que participaron en el estudio hace 25 años.

Un equipo francés, que no pudo hacer el viaje, se mereció el premio de anatomía. Los investigadores realizaron varios experimentos con grupos de hombres vestidos y desnudos para conocer si existen diferencias de temperatura entre ambos lados del escroto. En una de las pruebas participaron once carteros, que pasan bastante tiempo de pie, y en otra, once conductores de autobús, obligados a estar sentados ante el volante.

Una vez medidas las temperaturas de las partes nobles de los voluntarios (cada dos minutos con sondas conectadas), el equipo llegó a la conclusión de que el lado izquierdo está más caliente que el derecho. Una diferencia térmica que podría contribuir a la asimetría en los órganos genitales externos masculinos.

Uno de los autores, Roger Mieusset, es un reconocido experto en medicina reproductiva de la Universidad de Toulouse, inventor de un «calzoncillo térmico» que se puede usar como anticonceptivo bajo ciertas condiciones.

Patricia Yang y David Hu, del Instituto de Tecnología de Georgia en Atlanta, celebraron su segundo Ig Nobel en la ceremonia. Los investigadores obtuvieron el primero en 2015 por descubrir la «ley de orinar», que establece que todos los mamíferos vacían sus vejigas en unos 21 segundos. Este año, se han llevado el premio de física por descubrir cómo los wombats, unos marsupiales gorditos de un metro de largo y patas cortas nativos de Australia, hacen caca cúbica, algo único en el mundo animal.

Una de las maravillosas investigadoras de la caca cúbica
Una de las maravillosas investigadoras de la caca cúbica – Reuters

Cirujanos entrenados como perros

El premio de psicología ha ido a parar al alemán Fritz Strack, que descubrió que sostener un lápiz en la boca nos hace sonreír forzosamente, pero no nos vuelve más felices. Por su parte, el de educación médica fue para dos científicas estadounidenses por utilizar una técnica de entrenamiento con animales para capacitar a los cirujanos a hacer cirugía ortopédica. Vamos, que los médicos se preparaban como si fueran perros. Y el de biología, para un equipo internacional por descubrir que las cucarachas magnetizadas muertas se comportan de manera diferente a las cucarachas magnetizadas vivas. (¿?)

En cuanto al galardón de la Paz, se lo llevó otro equipo internacional de siete investigadores, que publicaron en 2012 los resultados de un estudio para medir el placer de rascarse una picazón. Eso da mucha tranquilidad, sí.

El japonés Shiguru Watanabe acepta el Ig Nobel en química del Nobel real Richard Roberts
El japonés Shiguru Watanabe acepta el Ig Nobel en química del Nobel real Richard Roberts – Reuters

«¡Para, estoy aburrida!»

Todos estos galardones fueron entregados en una gala gamberra en la que participaron premios Nobel de verdad. Como es tradicional, el público lanzó aviones de papel y un hombre, vestido con una falda escocesa, se subió al escenario para tocar la gaita.

Las reglas de la gala también fueron poco convencionales: los organizadores pusieron en práctica medidas extraordinarias para evitar que los galardonados excedieran el tiempo que se les había concedido para dar un discurso. Cuando los discursos se alargaban, una «dulce» niña de ocho años gritaba de manera un poco estridente: «¡Por favor, para, estoy aburrida!».

Al contrario que en los Nobel, los ganadores de estos premios no reciben dinero y pasan muy pronto al olvido sin influir en la ciencia. Eso sí, disfrutan de un buen rato y se llevan a su casa un diploma firmado por varios Nobel de verdad y, algo menos valioso pero mucho más práctico, un vaso de cartón con un cepillo de dientes.

https://www.abc.es/ciencia/

Así suenan las letras del reguetón leídas como si fueran poesía

Un estudiante puertorriqueño recita en Twitter canciones de Bad Bunny y Plan B

reggaeton 2019

A. BUENO H. LLANOS 10 SEP 2019 – 05:28 CDT

“Sigue tu camino que sin ti me va mejor / Ahora tengo a otras que me lo hacen mejor / Ahora soy peor, ahora soy peor, por ti”. No es Baudelaire, sino Bad Bunny. El puertorriqueño Víctor Emanuelle Ramos se preguntaba cómo sonarían las letras de canciones de reguetón leídas como si fuera poesía.

Aprovechando su voz grave y el estudio de grabación que se ha ido montando poco a poco en su casa, este estudiante de Ciencias Políticas de 23 años publicó este 6 de septiembre un vídeo jugando con este contraste, a modo de broma. La repercusión ha sido tal, que ya ha compartido otras grabaciones similares en redes sociales.

Así suenan las letras del reguetón leídas como si fueran poesía

Víctor Emanuelle @DonVictorRamos

Cuando no tengo nada más que hacer, me pongo a declamar canciones de reguetón.43,8 mil20:10 – 4 sept. 2019Información y privacidad de Twitter Ads9.050 personas están hablando de esto

“Siempre me han dicho que tengo un talento natural con la voz y que debía aprovecharlo. En la universidad empecé a hacer radio y locución. Durante una prueba de sonido, decidí leer la letra de una canción del dúo Plan B“, cuenta Ramos a Verne por teléfono desde Puerto Rico, con una voz tan profunda como en sus vídeos.

El reguetón es desde hace más de una década un fenómeno cultural que ocupa las listas de éxitos musicales de todo el planeta. Es la exportación más popular de Puerto Rico para el mundo. “Nos sentimos muy orgullosos de esta música, aunque es cierto que hay un debate muy activo sobre si sus letras son machistas”, cuenta el estudiante.

Tras el éxito del primer vídeo, que se ha llegado a reproducir en las plantallas de una macrodiscoteca de México, lanzó un segundo con la letra de Soy peor de Bad Bunny, músico mucho más popular en el mundo que el grupo Plan B. Esta segunda grabación supera el millón de visualizaciones en Twitter en sus primeras 48 horas de publicación.

Así suenan las letras del reguetón leídas como si fueran poesía

Víctor Emanuelle @DonVictorRamos

Pregunta: ¿Las letras de Bad Bunny pueden ser leídas como poesía?

Respuesta: Yeh yeh yeh.80,8 mil10:00 – 6 sept. 2019Información y privacidad de Twitter Ads18,9 mil personas están hablando de esto

Así suenan las letras del reguetón leídas como si fueran poesía

Víctor Emanuelle @DonVictorRamos

⚰️
⚰️
⚰️

Me enviaron esto. En un antro en San Pedro, México. He muerto, búsquenme en la otra vida. 5.53310:17 – 8 sept. 2019Información y privacidad de Twitter Ads664 personas están hablando de esto

En su tercer vídeo, regresa por petición popular a Plan B con el tema Guatauba, aunque asegura no tener claro de si va a convertir esta parodia recurrente en un proyecto a largo plazo, como le sugieren muchos usuarios de redes sociales.

Así suenan las letras del reguetón leídas como si fueran poesía

Víctor Emanuelle @DonVictorRamos

Lo que yo quiero es una gata.9.4506:03 – 9 sept. 2019Información y privacidad de Twitter Ads2.662 personas están hablando de esto

Más allá de la broma, estos vídeos demuestran cómo la cultura pop es un poderoso vehículo a la hora de generar conversación. Así ha ocurrido con el punk de Sex Pistols en los 70, la movida madrileña en los 80 y el techno alemán tras la caída del muro de Berlín en los 90.PUBLICIDAD

inRead invented by Teads

A su manera y a pesar de sus contradicciones, el reguetón también se ha convertido en símbolo de libertad. “Tiene algo inherentemente político. Solo hay que ver el perreo masivo a modo de protesta de este verano, ante la mansión del gobernador Ricardo Roselló justo antes de que dimitiera a su cargo“, recuerda Ramos.

Lo que sí que tiene claro después de recibir tanto elogios por sus habilidades para la locución es que desea combinar la política y la comunicación en su carrera profesional. Ramos ya colabora con el podcast informativo Plan de Contingencia. Y en su tiempo libre, confiesa, prefiere leer textos de Cortázar y versos de la poetisa argentina Alfonsina Storni antes que los de Bad Bunny.

Hemos convertido los versos reguetoneros que el puertorriqueño ha popularizado en Twitter en poemas medievales. Aquí puedes leerlos.

Así suenan las letras del reguetón leídas como si fueran poesía
Así suenan las letras del reguetón leídas como si fueran poesía
Así suenan las letras del reguetón leídas como si fueran poesía

https://verne.elpais.com

Una diseñadora crea unas sillas para acabar de una vez por todas con el ‘manspreading’

Strambotic

Una diseñadora crea unas sillas para acabar de una vez por todas con el ‘manspreading’

El despatarrar se va a acabar. Así lo ha dictaminado la diseñadora Laila Laurel, de la Universidad de Brighton, que acaba de desvelar sendos taburetes con los que resuelve de un plumazo el ‘manspreading‘, esto es, la costumbre de (ciertos)hombres de espatarrarse en el transporte público e invadir el espacio de otros hombres y mujeres.

Las dos sillas diseñadas por Laurel como parte de su proyecto final de carrera, ‘Una solución para el ‘manspreading’, están orientadas a hombres y mujeres. Para ellas, el asiento incluye una pequeña pieza de madera en el centro, de modo que las usuarios se sienten con las piernas ligeramente abiertas (un ejemplo flagrante de ‘womanspreading‘), en tanto la versión masculina incorpora sendos carriles para las piernas, de forma que las rodillas tiendan a tocarse y los testículos queden bien oprimidos, igual que sus propietarios.

Una diseñadora crea unas sillas para acabar de una vez por todas con el ‘manspreading’

«Esta práctica se enmarca en la cuarta ola del feminismo, y está inspirada en las piezas del proyecto Everyday Sexism de Laura Bates, una plataforma en la que las mujeres pueden testificar sobre el sexismo que sufren», explica la propia Laila Laurel a The Independent. «Quise identificar y desafiar los problemas que rodean a estar sentado y que potencialmente son específicos de género, como el despatarre».

Una diseñadora crea unas sillas para acabar de una vez por todas con el ‘manspreading’

Gracias a esta idea, Laurel ha recibido el Premio Belmond de talentos emergentes. «Es una idea imaginativa con aspecto global, un diseño audaz y con un propósito importante en la sociedad de hoy», explicó el jurado, que le otorgó 1.000 euros en estancias hoteleras, según informa El Periódico.

Metro de Madrid informa

El término ‘manspreading’ llegó abrupta y sonoramente en 2017 como parte del debate sobre los micro (y macro) machismos. Aquel año, Metro de Madrid puso en marcha una campaña pidiendo a los usuarios masculinos que limitaran su ángulo de apertura de piernas al sentarse para no incurrir en la invasión del espacio ajeno, esto es, en el ‘manspreading‘ o despatarre.

Una diseñadora crea unas sillas para acabar de una vez por todas con el ‘manspreading’

Visto en The Independent y El Periódico. Más información en el Instagram de Laila Laurel.

https://blogs.publico.es/strambotic

Cómo usar Juego de Tronos para divulgar sobre salud

J2

“Canción de bata y fonendo” es una cachondada y una maravillosa fórmula para divulgar ideada por los chicos de Yo, doctor, que consiste en tomar a los personajes de Juego de Tronos y describir algunas de sus características de su salud para explicar cómo funcionan. Así, por ejemplo, utilizan a Hodor para hablar de la afasia, al “Perro” para hablar de quemaduras y al lobo “Fantasma” para explicar en qué consiste el albinismo.

Pinchando en cada imagen podéis ver más detalles y ver el tuit original en el que lo han compartido. Y no os olvidéis de seguirlos, es una alegría que en España haya cada vez más gente con este ingenio y este talento para divulgar ciencia! 🙂

J3J4

J1j5

La basura del porno

La basura del porno

Porno y  basura; dos términos que para muchas personas van unidos según su sistema de valores y que, desde ahora en Japón, será una realidad palpable. Las calles niponas han comenzado a instalar contenedores de basura que reproducen en una pequeña pantalla imágenes y sonidos de estrellas del porno cada vez que se arroja un residuo. Y sí, lo han adivinado, sólo estrellas porno mujeres.

El distrito de Shibuya, en Tokio, ha sido el primero en inaugurar esta, me van a perdonar, soberana estupidez, que corre a cargo de una de las productoras de películas X más famosas en Japón, la firma Soft On Demand.

Los creadores de la iniciativa la venden como un remedio al grave problema de basura en las calles que sufre este distrito. Desde la compañía se atreven, incluso, a hablar del “poder de los vídeos porno” para mejorar el medio ambiente. ¿Realmente esperan que la mala educación de quienes arrojan residuos al suelo vaya a mejorar porque una moza en ropa interior grite “¡más, más!” cuando tiras al interior de la papelera un envoltorio de chicle? ¿Han realizado un estudio sociológico para saber a ciencia cierta que quienes más ensucian las calles son hombres heterosexuales o mujeres lesbianas?

Lo que sí parece claro es que, más allá de la cosificación de la mujer que realizan, al hombre no lo tienen en mucha mejor estima. De otro modo, no se entiende que cuanto más grande es el desperdicio que tiras -algo que detecta gracias a los sensores interiores-, más ‘caliente’ será la reacción de la actriz porno. Hasta 60 sonidos diferentes tiene pregrabados.

Pretender ser “eróticos” y no “ofensivos”, según apuntan los creadores es una utopía. El invento ni creo que “haga felices a las personas” ni que vaya a mejorar el entorno… y si lo hace, será a costa de menospreciar a la mujer en el espacio público. Sencillamente, cambian una basura por otra basura.

No es la primera vez que Soft On Demand pone en marcha descabelladas iniciativas para darse bombo publicitario. No hace mucho tiempo, instalaron bicicletas generadoras de electricidad a medida que los hombres subidos en ella pedaleaban mientras veían porno en realidad virtual a través de unos visores. Un despropósito.

David Bollero

https://blogs.publico.es/kaostica

“Papá, ¿por qué han pintado el cielo?”

“Papá, ¿por qué han pintado el cielo?”

“Papá, ¿por qué han pintado el cielo?”, me decía Vera de pequeña de esas líneas que dibujan los aviones, que a veces se entrecruzan y forman parcelas de cielo, y que para algunos son el elemento primordial de una teoría conspirativa, la de los chemtrails.

A simple vista, los chemtrails chemical trails o estelas químicas, serían como esas líneas de condensación que dejan los aviones, pero compuestas en realidad por productos químicos dirigidos a cambiar el clima y que se presuponen perjudiciales de alguna manera para la población, que los asume sin enterarse. Presuntamente pocos saben de dónde parten estas fumigaciones malintencionadas clandestinas, tal vez de distintos Gobiernos y de oscuras organizaciones internacionales.

Así se puede seguir desarrollando el asunto hasta el infinito y más allá, aunque al margen de si esta teoría es cierta, medio cierta o no lo es, lo que es un bulo a fecha de hoy es que Alemania haya admitido que ha fumigado a su población, utilizándola como cobayas, como se ve ahora en las redes gracias a varios medios de allende los mares.

“Papá, ¿por qué han pintado el cielo?”

Esta noticia falsa que vuelve es vieja y se basa en un vídeo de la cadena de televisión privada alemana RTL que viene siendo manipulado y malinterpretado desde hace una década. Desde entonces nunca ha dejado de estar presente cada año en medios de todo el mundo, también gracias al creador de cadenas de patrañas en Internet Tanker Enemy.

Alemania, el Gobierno alemán, no ha admitido que haya participado en experimentos de ese tipo. En todo caso habría sido esa televisión germana con sus testimonios de primera mano sobre “aviones militares del Ejército Federal Alemán” que “están manipulando nuestro clima, algo que los investigadores y expertos presumían y sus sospechas se han visto confirmadas”.

Tampoco es cierto que “meteorólogos españoles” hayan denunciado que “España está siendo fumigada por aviones para cambiar el clima”, que es otra fake news cíclica sobre este tema.

“Papá, ¿por qué han pintado el cielo?”

Esto de los chemtrails tiene una amplia documentación en Internet, que también prueba que efectivamente el cielo ha sido fumigado en ocasiones en distintos lugares del mundo y se desconoce por qué. Si es una práctica habitual, programada, hasta qué punto y para qué, ya es otra historia.

“Papá, ¿por qué han pintado el cielo?”

La fumigación existe, aunque está prohibida con fines militares y aviones fuera del control oficial del radar para cambiar el clima, pero la ley la autoriza como iniciativa gubernamental con otros objetivos. También es real que ya hay más sitios de coña que convencidos sobre este tema, como varias páginas de Facebook que llevan por nombre En ocasiones veo chemtrails.

El asunto de los chemtrails es similar al de los ovnis y los extraterrestres, que se cree o no pero nunca se sabe. Hay testimonios, avistamientos, pruebas gráficas… y todo sigue en el aire. Y en los cielos en ambos casos.

https://blogs.publico.es/bulocracia

La dilatada historia del alargador de penes

Iñaki Berazaluce

La dilatada historia del alargador de penes

No, no lo inventó Austin Powers, como tampoco lo inventó internet, con esas estafas que a la hora de la verdad servían para comprar solo una lupa. Aunque pueda sorprender, el alargador de penes tiene una historia centenaria y un solo objetivo: mejorar las entrepiernas de muchos hombres, con mayor o menor éxito. En un principio, no era solo una mera cuestión de alargar centímetros. Lo que pasa es que al hombre los argumentos visuales le entran mejor (dicho sin doble sentido alguno, por supuesto).

El alargador de pene tal y como lo conocemos hoy en día nació en 1874, de la mano del doctor estadounidense John King. En principio, era una bomba de vacío que, colocada en el miembro viril, tenía el objetivo de lograr una erección, introduciendo sangre en las venas de esa cosita que tiene nombres mil. Desgraciadamente, esta erección desaparecía al retirar la bomba, así que de poco servía.


La dilatada historia del alargador de penes

Aun así, la idea prosperó, pero habrían de pasar varias décadas hasta que, en 1917, se solventara ese problemilla con las erecciones volátiles. El austriaco Otto Lederer consiguió entonces una patente de un objeto destinado a personas impotentes, que podrían mantener, gracias a su cachivache, relaciones sexuales. Su propuesta consistía en un anillo que se colocaba en la base del pene y que estaba conectado a un manguito que hacía vacío sobre dicho anillo. La sangre entraba en el miembro masculino y se producía una erección y, por tanto, la sensación de que su tamaño era mayor. Además, al retirar el manguito, y a diferencia del invento del doctor King, el anillo ayudaba a mantener la erección durante un mayor periodo de tiempo. Todo eran ventajas.

Sin embargo, este anillo con manguito no se hizo popular hasta los años 70, cuando el alargador de penes tal y como lo conocemos hoy en día fue comercializado con el nombre de Erecaid. El Erecaid fue idea de un emprendedor, Geddins D. Osbon, que dijo haber usado personalmente su dispositivo durante más de 20 años sin detectar ningún tipo de fallo y, además, buscaba constantemente mejoras.

La dilatada historia del alargador de penes

El dispositivo recibió el visto bueno de la FDA (la oficina estadounidense de alimentos y medicamentos) en 1982, a pesar de que muchos médicos no lo veían con buenos ojos. Sin embargo, con el tiempo, en Estados Unidos se consideró (y se considera aún) bastante bueno a la hora de tratar la disfunción eréctil; más recientemente, la Asociación Estadounidense de Urología alabó las virtudes de estos cacharros para sus pacientes.

Mientras tanto y tras el Erecaid, muchas otras empresas fabricaron sus propias bombas para solucionar las disfunciones eréctiles… o no exactamente para eso.

Porque el hombre medio no ve ese tipo de ventajas sanitarias en estas bombas de vacío. Más bien ve otro tipo de puntos a favor. Y las lleva viendo desde que en el imaginario colectivo se empezaron a ver como la herramienta perfecta para incrementar el tamaño del pene. Desde ‘sex shops’ a tiendas ‘online’, son publicitados para conseguir un tamaño ‘nachovidalesco’ y no por sus virtudes para lograr erecciones imposibles a causa de la falta de riego sanguíneo.

A la vez, estos cacharros se vieron favorecidos por la revolución sexual que Occidente ha vivido desde finales de los años 60: fue entonces cuando empezaron a ser vistos sin recelos lo que parecían ser juguetes sexuales y prácticas de autoexploración sexual; vamos, que comprobar que los genitales se podían tunear (supuestamente) comenzaba a molar.

Por otra parte, los avances industriales permitían crear alargadores más baratos y eficaces. Sería ya en el siglo XXI cuando incorporaran motores eléctricos o indicadores de presión, con los que los interesados solo tenían que darle a un interruptor y esperar a que se pusieran en marcha.

La dilatada historia del alargador de penes

Éxito trans

Además, pasado el tiempo, los alargadores de pene (o las bombas de vacío para combatir la disfunción eréctil, como queramos llamarlas) han despertado un gran interés entre los hombres transexuales, también entre aquellos que quieren conservar el pene. Por internet se encuentran testimonios de chicos que aseguran que, dándole al manguito todos los días, se consiguen resultados visibles.

La popularidad de la bomba entre los transexuales llegó con el doctor Toby Meltzer. Meltzer operaba el clítoris a muchas mujeres que querían ser hombres para que pareciera de mayor tamaño e incluso tuviera la apariencia y posición de un pequeño pene, con su diminuto glande. Es lo que se conoce como metoidioplastia. Tras ello, la aplicación del alargador mejoraría los resultados. Probablemente, el doctor King era incapaz de imaginar que su aparato terminaría teniendo este uso.

Derribando mitos

Sin embargo, a lo largo de la dilatada y robusta vida del alargador de penes han surgido muchas dudas sobre sus beneficios para conseguir un rabo de elefante (y no nos referimos al de espantar las moscas, precisamente). Un estudio de la Universidad de Teherán empleó a 37 hombres activos sexualmente para aplicarse una bomba de vacío en el pene tres veces a la semana durante 20 minutos y a lo largo de seis meses. Tras este periodo, la medida media del pene había pasado de 7,6 a 7,9 centímetros: había sido poco eficaz. Eso sí, un 30 % de los encuestados se mostraban satisfechos con este crecimiento. Como curiosidad, hubo quien se hizo un hematoma mientras le daba a la bomba, aunque desapareció sin necesidad de intervención.


En cualquier caso, la historia del alargador de penes es ya centenaria, aunque parece que su bienestar es más bien psicológico. Sin olvidar, por supuesto, aquellas ventajas a la hora de arreglar la disfunción eréctil. Porque al fin y al cabo nació para eso, para erguir un mástil. Los problemas que tienen otros con los centímetros llegaron con el tiempo.

Con información de Daily DotMedscapeVedsystems y Sizedevelopments.

https://blogs.publico.es/strambotic/