“La muerte de Dios” por Friedrich Nietzsche

 
La cita inspiró una ansiosa portada de la revista Time de 1966 y una franquicia de películas de predicación de 2016 que trabajó duro para inocular a los fieles contra las seductoras amenazas del ateísmo: “Dios está muerto”, escribió Friedrich Nietzsche en su libro de 1882 de aforismos incisivos, La Gaya Ciencia, e inconscientemente acuñó una frase ahora inseparable de las guerras culturales del siglo XX. Por supuesto, Nietzsche sabía que estaba lanzando un cóctel molotov a las guerras culturales de su tiempo, pero no explotó las cosas por puro placer. En cambio, su afirmación contundente estaba en el corazón de lo que Nietzsche veía como un problema tremendo y una realización necesaria.
"La muerte de Dios" por Friedrich Nietzsche

Para aclarar, Nietzsche nunca quiso decir que había habido algún tipo de dios sino que había muerto en la historia reciente. “Más bien”, escribe Scotty Hendricks “que nuestra idea de uno” se había convertido en una reliquia de una era pre-científica. El filósofo, “un ateo para su vida adulta”, no encontró lugar para la creencia cristiana en un mundo posterior a la Ilustración: “Europa ya no necesitaba a Dios como fuente de toda moralidad, valor u orden en el universo; la filosofía y la ciencia fueron capaces de hacer eso por nosotros”. Aceptar este hecho bruto puede imponer una pesada carga existencialista, ya que así como una fuerte filosofía y ética: el pensamiento teológico está profundamente arraigado en la filosofía y el lenguaje occidentales, o como escribió Nietzsche: “Me temo que no nos deshacemos de Dios porque todavía tenemos fe en la gramática”.

He aquí, el texto más significativo de Nietzsche, en relación a la muerte de dios….titulado “El loco” (Audio) 

 

Un naturalista metafísico comprometido , Nietzsche, sin embargo, vio que así como lo perseguía su estricta educación religiosa, incapaz de deshacerse fácilmente de las huellas del Dios cristiano, también lo hacía la civilización europea, particularmente la sociedad burguesa alemana que a menudo atacaba. “Dios esta muerto; pero dada la forma en que son las personas, puede que durante milenios haya cuevas en las que muestren su sombra. ¡Y nosotros también debemos derrotar su sombra también! ”. La“ sombra ”de Dios sigue nuestras ideas sobre la moralidad. Temiendo abandonar el pensamiento religioso, nos aferramos a él incluso en ausencia de religión. Nos preguntamos qué ocupará su lugar, excepto por el nihilismo generalizado y destructivo, una condición que Nietzsche temía inevitable.

Nietzsche incluso vio el discurso científico como perseguido por ideas de agencia divina. “Tengamos cuidado de decir que hay leyes en la naturaleza”, escribe en la Gaya Ciencia , “Solo hay necesidades: no hay nadie que mande, nadie que obedezca, nadie que transgreda. Una vez que sabe que no hay propósitos, también sabe que no hay accidente; porque solo contra un mundo de propósitos la palabra ‘accidente’ tiene un significado ”. Sin embargo, lejos de alejar la fuente del significado humano, Nietzsche busca liberar a sus lectores de la idea de que“ la muerte se opone a la vida ”, o que perder una creencia apreciada es una catástrofe.

Por el contrario,  pensó que la creencia en Dios nos hacía “criaturas cobardes, cobardes, sumisas” y profundamente libres. Él creía que seguiríamos siéndolo hasta que aceptamos nuestro lugar en la naturaleza, una hazaña fácil en una época tan impregnada de pensamiento divino. “¿Cuándo terminaremos con nuestra precaución y cuidado?”, Se preguntó Nietzsche, “¿Cuándo ya no nos oscurecerán todas estas sombras de Dios? ¿Cuándo tendremos una naturaleza completamente deificada? ¿Cuándo comenzaremos a naturalizar a la humanidad con un puro, ¿naturaleza recién descubierta, recién redimida?

Para Nietzsche, la masa de personas tal vez nunca lo haga. Se reserva su redención para “el tipo de personas que solo importan; Me refiero a lo heroico “. Al no convertirse en héroes, la gente común de la modernidad está destinada a seguir el camino del” último hombre “, escribe una figura, escribe Hendricks,” que vive una vida tranquila y confortable, sin pensar en la individualidad o el crecimiento personal. . ”Un consumidor pasivo. Podemos leer la filosofía de Nietzsche como un elitismo completo o como un llamado al lector al heroísmo personal. De cualquier manera, la ansiedad que aprovechó ha persistido durante 134 años y muestra pocas señales de disminuir para muchas personas. Para otros, la inexistencia de un ser supremo no tiene ningún efecto en su salud psicológica.

Para miles de millones de taoístas y budistas, por ejemplo, el problema nunca ha existido. Nietzsche sabía tal vez tanto sobre la religión oriental como sus contemporáneos, gran parte de su conocimiento contaminado por la visión pesimista de Arthur Schopenhauer sobre el budismo. “Comparado con la visión del mundo [de Schopenhauer]”, escribe Peter Abelson, “Lo cual es muy severo, el budismo parece casi alegre”. Nietzsche podría ser igualmente severo, a menudo como una cuestión de polémica, a menudo como una cuestión de humor, a veces descartando otros sistemas religiosos con un poco menos de desprecio que el cristianismo. Pero él resume uno de sus valores ateos clave en una supuesta cita del Buda: “¡No halagues a tus benefactores! Repita este dicho en una iglesia cristiana, y al instante despejará el aire de todo lo cristiano. ”Vivir sin creer en Dios, sugiere una y otra vez, es estar completamente libre de servidumbre y ser completamente responsable de uno mismo.

https://www.bloghemia.com/

El halo de impunidad de los Legionarios de Cristo

Foto: Reuters / Max Rossi Foto: Reuters / Max Rossi

Pese a las denuncias en su contra por abuso sexual, por encubrir violaciones y por su relación con el escándalo financiero conocido como los Panama Papers, personajes cercanos al extinto fundador Marcial Maciel mantienen el poder de la congregación, así lo reflejan documentos a los que Proceso tuvo acceso y testimonios que advierten del riesgo de que dicho grupo clerical conocido como “los macielistas” mantenga el control de los Legionarios tras el proceso de renovación de la cúpula que inicia el lunes 20 en Roma.

ROMA (Proceso).– Identificados como “macielistas” por su vínculo con su fundador fallecido en 2008, Marcial Maciel, los miembros de la cúpula de la vieja guardia de los Legionarios de Cristo no sólo siguieron activos y en plenitud de sus facultades, permanecieron en la cima del poder de la congregación religiosa pese a los escándalos más recientes, a la nueva ola de denuncias de víctimas de abuso sexual y a los juicios que se abrieron en 2019.

Tampoco ha importado que parte del clero mexicano y el Vaticano estén revisando su posición por las acusaciones de encubrimiento.

En ese contexto, la denunciada organización deberá elegir a su nuevo líder en una reunión clave (capítulo general, en el lenguaje legionario) que se realizará en la capital romana en los próximos días.

Las múltiples acusaciones revelan que muchos de los colaboradores más cercanos a Maciel no fueron separados de los puestos de poder en la legión y exponen que el grupo no ha perdido terreno ante los enfrentamientos directos con otros miembros del clero.

“Uno de los problemas es que la mayoría no está preparada para enfrentar a la cúpula, a aquellos que desde siempre están en los puestos de poder”, explica Adriana Lozano, consagrada del Regnum Christi (el brazo seglar de los Legionarios), quien recientemente emprendió una batalla en favor de las víctimas de los sacerdotes pederastas y cuya lucha históricamente ha tenido poco apoyo público de parte de los miembros de la congregación.

Sin embargo, el esfuerzo de Lozano se ha intensificado en los últimos meses y ha sumado aliados. “Personalmente he recibido muchísimo apoyo del nuncio apostólico en México (Franco Coppola) y del promotor de Justicia de Monterrey (Pedro Pablo González Sias)”.

Cuenta a Proceso que González Sias le ofreció escribir una carta a Eloy Bedia, un directivo legionario que además otras víctimas y testigos han denunciado por encubrir los abusos de Fernando Martínez, quien en días recientes fue expulsado del sacerdocio por orden del Papa Francisco.

“Así nació la carta que el tribunal eclesiástico de la Arquidiócesis de Monterrey le envío a Bedia”, explica la mujer vía telefónica.

De acuerdo con esa misiva fechada en noviembre último y firmada por González Sias, por Lozano y un grupo de víctimas, a Bedia se le pide no participar en el capítulo general que los Legionarios celebrarán el próximo lunes debido a “su clara incapacidad para asumir decisiones apropiadas de gobierno en favor de la infancia y de los formandos”.

El texto también expone la negativa del actual director de los Legionarios, Eduardo Robles-Gil, a otorgar acceso a los archivos internos de la congregación.

Sin embargo, la carta no causó el efecto esperado; Bedia no sólo no respondió, su nombre fue incluido como uno de los convocados a la importante cumbre en Roma.

“Todo esto es muy doloroso para mí. Me mintieron en la cara cuando primero supe de los abusos (de Martínez) y los denuncié. Y siguen con esas actitudes. No hay interés alguno por las víctimas”, afirma Lozano, quien ha sido amenazada por sus recientes señalamientos.

Otra fuente del Regnum Christi consultada por este semanario se cuestiona sobre el peso que tiene la disidencia en los Legionarios. Recuerda que en el anterior capítulo general que se realizó en 2014 hubo algunas personas que expresaron su inconformidad, “pero fueron sepultados y ninguna acción hubo”.

Bajo el anonimato por temor a represalias, esta persona relata que algunos jóvenes estadunidenses han amenazado con abandonar la congregación “si las cosas no cambian pronto”.

No obstante, confiesa que la disidencia aún no tiene la fuerza para competir por la cúpula de la congregación. “Por eso nuestra lucha dependerá de los apoyos externos que logremos sumar”.

Precisamente ese apoyo podría llegar de Coppola, representante del Papa en México y cuyos esfuerzos cada vez son más abiertos.

En junio último, el nuncio apostólico de México tuvo un traspié con una de las denunciantes de Martínez, pero corrigió su posición la semana pasada cuando declaró a un medio de comunicación religioso que esperaba que el Vaticano se ocupe de la “red de encubrimiento” que durante tres décadas ocultó los abusos de Martínez.

Por los comportamientos inadecuados del gobierno de esta congregación, “el tribunal eclesiástico de Monterrey ha pedido a la Congregación para la Doctrina de la Fe la autorización para abrir un proceso penal y un proceso para reparación del daño”, agregó Coppola.

Acusaciones

Lo que representa una tarea insólita para una nunciatura, Coppola ha comenzado a recibir a aquellos que buscan denunciar los abusos de otros legionarios.

Entre las acusaciones destaca la que una persona presentó en diciembre último por un presunto caso de abuso sexual cometido en los ochenta en el seminario de Ajusco, en la Ciudad de México.

En una comunicación que hizo llegar a Proceso, Coppola explicó que están trabajando para que las víctimas sean atendidas y “encuentren el camino más adecuado para presentar su denuncia y erradicar así este flagelo de la Iglesia”.

El representante del Vaticano agregó que falta decidir ante cuál instancia judicial presentarán formalmente las acusaciones y consideró que los recientes casos podrían destapar más reportes de violaciones.

Señalados

Para Erick Emmanuel Escobar Hernández, quien en 2010 abandonó a los Legionarios de Cristo, las declaraciones del nuncio reflejan que “finalmente conseguimos el apoyo de la Iglesia”.

Activista que ha luchado por darle voz a las víctimas de los sacerdotes pederastas, considera que lo alarmante es que varios directivos de la congregación acusados de encubrir abusos sexuales fueron votados para participar en la elección del futuro gobierno de los Legionarios.

“Hay encubridores en el capítulo general. Eso es seguro. Por algo les votaron (como integrantes delegados para participar en el encuentro). Pero estoy seguro de que otros legionarios no saben nada de esto y que sólo son una minoría los que de verdad quieren el cambio”.

Escobar Hernández, quien a sus 18 años ya era sacristán en el seminario español de Salamanca, confiesa su enojo por haber estado como legionario en contacto directo y a diario con Martínez.

Otro de los personajes que fueron votados para participar en el encuentro en Roma es Óscar Náder, quien en marzo próximo deberá enfrentar un juicio relacionado con el presunto intento de extorsión a una víctima en Italia.

Elegido como representante de Monterrey, Náder está acusado de participar en una red que presumiblemente buscó impedir que se dieran a conocer los abusos cometidos por Vladimir Reséndiz Gutiérrez, ya condenado en segunda instancia el sábado 8 por un tribunal italiano.

De acuerdo con los documentos que este medio ha tenido acceso, además de Náder otros legionarios acusados también han sido convocados al capítulo general en Roma: Luca Gallizia y Antonio León Santacruz.

Según lo que una víctima relató en diciembre, León Santacruz es el superior de los Legionarios del seminario de Salamanca (España) que desestimó su denuncia y lo regresó a México con un boleto de avión y 100 dólares en el bolsillo.

Los documentos obtenidos también indican que León es el autor de una ficha de 1994 en la que plasma su preocupación por la “bajísima capacidad” de Reséndiz Gutiérrez de controlar “sus impulsos sexuales”.

Cercanos a Maciel

A la par de las nuevas denuncias contra los encubridores y los sacerdotes pederastas, personas identificadas como legionarios y exlegionarios impulsan desde noviembre último una petición en la página Change.org para que diversos personajes cuestionados de la congregación se abstengan de acudir al capítulo general.

De acuerdo con la solicitud que hasta ahora ha sido firmada por 6 mil personas en internet, además de Bedia piden que no participen Evaristo Sada, Luis Garza, Ricardo Sada y Emilio Diáz Torre. Todos ellos son colaboradores cercanos y conocidos de Marcial Maciel.

Las fuentes consultadas por Proceso explican que entre los 66 convocados al encuentro en Roma figuran al menos 20 “macielistas”.

En un comunicado emitido el 10 de diciembre último, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) criticó abiertamente a los Legionarios de Cristo por no haber avanzado en la reparación del daño de las víctimas de Fernando Martínez y por no haber señalado a los encubridores.

Sin revelar los nombres de los responsables, el 21 de diciembre pasado los Legionarios reconocieron que 175 menores de edad fueron víctimas de abuso sexual por parte de sacerdotes de su congregación, actos cometidos desde su fundación en 1941.

Es por esa razón que las víctimas y la disidencia de los Legionarios reconocen que aún es largo el camino que falta para obtener justicia. “Desgraciadamente el sentir de la mayoría de los Legionarios es que las víctimas son una espina para la congregación. No las entienden, no entienden el sufrimiento que sienten; sólo las ven como una molestia”, afirma otro miembro del Regnum Christi que pide que se reserve su identidad. “Muchos piensan que los críticos lo único que quieren es destruir a la legión”, añade.

Para el exlegionario Víctor Pajares, es necesario reclamar una renovación real de la congregación. En el presente mes envió a la legión una carta abierta con cinco puntos en los que, además, recuerda el involucramiento de la organización en el escándalo financiero conocido como los Panama Papers.

“La mía fue una carta a los Reyes Magos. Es una carta propositiva; no espero que se vaya a tomar en cuenta”, dice.

“Hay gente que no tuvo nada que ver con Maciel. Ellos son los que podrían hablar… pero no lo hacen. Los siguen considerando intocables. Quizá sea que no están formados para ser autónomos y vivir en el mundo real, o quizá por conveniencia”, añade Pajares.

Proceso buscó a los Legionarios de Cristo para conocer su posición sobre los señalamientos en su contra. En particular, se solicitó entrevistas con los personajes llamados a no participar en el próximo capítulo general. Sin embargo, la oficina de comunicación social de la congregación rechazó la petición de este medio.

Este reportaje se publicó el 19 de enero de 2020 en la edición 2255 de la revista Proceso

Inicio

 

Muunjuun: un nuevo proyecto de jazz experimental que merece atención

El estadounidense multiinstrumentista Curtis James (28) de pseudónimo Muunjuun, explora en su único álbum en solitario Unusual Rounds: Introductory Collection (2019) un sonido psicodélico y fresco que revaloriza la necesidad de forjar un sentido de identidad en la música y una promesa de esencia vanguardista. En Culto conversamos en exclusiva sobre su proceso creativo e influencias.

Eloísa Alberdi
Muunjuun: un nuevo proyecto de jazz experimental que merece atención

Su música es como un tesoro escondido, de esos descubrimientos extraños, pero significativos y hasta inolvidables. Muunjuun es un proyecto inédito independiente del músico californiano de apellido James. Combina el rock progresivo, con psicodelia indistinguible que estimula la imaginación.

 

Un buen producto musical es generalmente resultado de trabajo arduo y la inquietud por romper esquemas. Eso es exactamente lo que James hace, y comúnmente se aferra a un impulso creativo que le llega, como una señal divina, para no soltarlo.

“Trabajo mejor cuando estoy solo, y comienzo con cualquier idea que me da un sentimiento o una energía mágica. Puede llegar mientras toco el bajo, el teclado, o al encontrar un beat genial en la batería. Desde ahí, tomo la idea y hago variaciones hasta que florece en algo que amo”, cuenta a Culto.

La fama no es sinónimo de calidad y eso James es capaz de demostrarlo. Su nombre artístico apenas suele aparecer en la prensa especializada; su carrera en solitario recién comienza. Aún así, su disco debut Unusual Rounds: Introductory Collection -disponible en las plataformas de streaming- tiene siete mil oyentes mensuales de 79 países y ha tenido buena recepción en Youtube.

Publicado en junio del año pasado, ahonda en sonidos variados y divertidos. Comienza con “Some Days in Time” un redoble en batería acompañado con líneas de bajo y sintetizador que le da una atmósfera especial. La canción “Unusual Rounds” abre con un bajo para continuar con innovadoras progresiones melódicas y dulces en la guitarra, seguido con el protagonismo de un violín abrasador, en notas simples.

El hombre de espíritu orquestral y carácter versátil, no se deja llevar por reglas y parece no mostrar límites a la hora de componer. Su formación en el jazz y el violín son elementos que le dan un valor agregado a sus creaciones: “desarrollé un lenguaje musical mucho más profundo. El jazz abrió mi mente a más estilos de música”, afirma.

“Creo que el potencial creativo humano es una de las fuerzas más potentes en la naturaleza y sólo parece estar limitado por nuestra imaginación”, opina. “Mis mejores ideas vienen de un estado de trascendencia; no pienso en qué tocar, solo llega a mí y para eso tengo que ser muy paciente. Cuando llega ese momento, trato de experimentar lo más posible”, explica James.

Su amor por la música lo heredó de su papá, quien lo introdujo en el rock: Black Sabbath y King Crimson fueron sus mayores influencias de la infancia, que lo llevaron a apasionarse en este mundo de una manera más profunda a una temprana edad. También le gustan Los Beatles, y de música actual, Anderson Paak, Mild High Club, Khruangbin y Vulfpeck, por mencionar a algunos.

Estuvo rodeado de instrumentos toda su vida y a los 9 años tuvo curiosidad de tocar la guitarra: “desde ese día, me obsesioné cada vez más con la idea de ser músico y de formar mi propia banda en algún momento”, cuenta a Culto.

A los 20 se fue a vivir solo a un bosque en California, el mismo de sus videoclips de presupuesto modesto. Ahí durante cinco años se profundizó en la producción musical, al punto de obsesionarse en perfeccionar su sonido: “pasé mucho tiempo de soledad antes de lanzar mi primer trabajo. Raramente veía a mis amigos, me volví loco en un buen sentido”, afirma el músico veinteañero.

Espera producir música todos los años y vivir únicamente de esta. “Aspiro a ser tan grande mientras la fuerza del amor y positividad me lo permita”, expresa.

https://culto.latercera.com

David Lynch interroga a un mono acusado de asesinato en Netflix

Sin previo aviso, el cineasta compartió el filme de 17 minutos en Netflix. Surreal, en blanco y negro y protagonizado por un animal que habla, es el más puro estilo de Lynch.

Consuelo Calderón
David Lynch interroga a un mono acusado de asesinato en Netflix
What did Jack do?

Estrenado para su cumpleaños número 74, el director David Lynch vuelve a sorprender, y confundir, con su nuevo corto. Como un regalo de cumpleaños para sus seguidores, Netflix estrenó What did Jack do?, protagonizado por el cineasta y un mono que le responde.

Vestido con traje y corbata, David Lynch mantiene una tensa conversación con Jack Cruz, el acusado de asesinato, mientras el humo de un cigarro llena la habitación. En blanco y negro, con un aire misterioso, el corto recuerda a la ópera prima del cineasta, Eraserhead.

Jack Cruz, que aparece en los créditos como “él mismo”, es el atormentado mono que, con una boca agregada a través de efectos especiales, responde las preguntas del detective. O más bien, las evita. Vestido con un traje, está involucrado con una gallina llamada Toototabon, que también aparece en los créditos como “ella misma”.

De allí, la conversación entre los personajes se vuelve surreal, incomprensible entre frases inconexas. “Como un diálogo entre dos personas que hablan en el sueño: suena como si Lynch hubiese maliciosamente generado el guión en un semi-aleatorizado programa. El diálogo siempre está al borde de colapsar en algarabía pero nunca lo hace”, escribió The Guardian en su reseña.

La última película dirigida por Lynch, hasta la fecha, fue Inland Empire en 2006. Aunque el director volvió en el 2017 con una tercera temporada de la serie de culto Twin Peaks.

https://culto.latercera.com

Peso ancestral

Las lágrimas del vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, tuvieron valor simbólico doble

Alfonsina Storni en una una imagen sin datar.
Alfonsina Storni en una una imagen sin datar.

 

Cuando vi las imágenes de Pablo Iglesias llorando en el Congreso y leí los muchos comentarios despectivos a cuenta de su virilidad, recordé a Alfonsina Storni y un ejercicio que hacía con mis estudiantes de literatura hispanoamericana. Contraponía con ellos dos poemas de la poeta argentina: “Peso ancestral” y “Pudiera ser”. Los dos poemas tratan sobre el dolor que se transmite entre generaciones, de su expresión a través del llanto o su represión a través del silencio. En el primero, la transmisión es masculina y la voz poética se dirige a un hombre: “Tú me dijiste: no lloró mi padre; / tú me dijiste: no lloró mi abuelo / no han llorado los hombres de mi raza, / eran de acero”. En el segundo, la transmisión es femenina, la voz poética habla de su experiencia y la de las mujeres de su genealogía: “Dicen que silenciosas las mujeres han sido / de mi casa materna…”. Resulta que el amante de Peso ancestral no es tan de acero como sus antepasados y no puede evitar derramar una lágrima que cae en la boca de ella. La lágrima sabe a veneno y contiene “el dolor de siglos”. Ella reconoce que su alma no puede soportar el peso ancestral que se condensa en esa primera lágrima. Este poema habla de la imposición de la virilidad en el hombre y el daño que provoca no expresar dolor, al mismo tiempo que la mujer —“débil mujer, pobre mujer que entiende”— se declara incapaz de asumir la carga para aliviarlo. El peso, al fin y al cabo, le pertenece a él. Por otro lado, en “Pudiera ser” el tratamiento de la transmisión del dolor es radicalmente diferente. Los silencios y las lágrimas derramadas en la sombra toman un sentido, se convierten en un acicate para la escritura. El soneto comienza, de hecho, con lo que bien pudiera ser una explicación de la poética de Storni: “Pudiera ser que todo lo que en verso he sentido / no fuera más que aquello que nunca pudo ser / no fuera más que algo vedado y reprimido / de familia en familia, de mujer en mujer.” Es decir, lo vivido a través de la escritura es aquello que todas las mujeres que la precedieron no pudieron vivir. El verso libera; la realidad encarcela. Y es precisamente a través de la escritura cuando lo sufrido por su madre, su abuela, sus predecesoras se revela y la escritora se rebela: “Y todo esto mordiente, vencido, mutilado, / todo esto que se hallaba en su alma encerrado / pienso que sin quererlo lo he libertado yo”.

Tanto el hombre como la mujer llevan consigo su propio peso ancestral: unos, la imposición de la masculinidad que prohíbe mostrar debilidad y, por tanto, el llanto; otras, la imposición de la subalternidad y el silencio. Storni desobedece con su escritura y deja atrás —o lo intenta— el fardo heredado. Se compadece del hombre, víctima a su manera de la educación patriarcal. Pero es él, al fin y al cabo, quien tiene que buscar sus propias estrategias para romper la cadena, para rebelarse contra el peso ancestral. “Un hombre no debe llorar aunque se le muera su padre entre horribles dolores”, le decía Roque el Moñigo a Daniel el Mochuelo en El camino, de Miguel Delibes. Parece mentira que un siglo después de que Storni escribiera sus poemas, 70 años después de la publicación de El camino, hayamos avanzado tan poco en educación sentimental. Las lágrimas de Pablo Iglesias tuvieron valor simbólico doble: retrataron a quienes siguen comportándose como animales de carga y a quienes son capaces de dejar en el camino fardos ancestrales.

https://elpais.com/

¿De dónde salió el campo magnético de la Tiera?

El choque de un «planeta» contra una Tierra primitiva arrancó un proceso que generó un poderoso campo magnético, capaz de proteger el agua del planeta frente a la radiación solar

Cuando la Tierra era joven, no se había formado un núcleo interno (izquierda). Este se formó hace 565 millones de años (derecha), regenerando un campo magnético que estaba muy debilitado por entonces
Cuando la Tierra era joven, no se había formado un núcleo interno (izquierda). Este se formó hace 565 millones de años (derecha), regenerando un campo magnético que estaba muy debilitado por entonces – University of Rochester illustration / Michael Osadciw

En el sistema solar existen tres planetas rocosos que tienen un tamaño más o menos comparable, pero que no podrían ser más distintos: se trata de Venus, Tierra y Marte. En el primero, el más cercano al Sol, la atmósfera es tan densa que genera un efecto invernadero descontrolado que calienta el aire hasta los 400ºC cerca del suelo. La Tierra es un planeta con un clima suavizado, donde existe agua líquida en la superficie, mientras que Marte es un mundo desolado y frío porque perdió su atmósfera en el pasado.

El campo magnético es una de las piezas que mantiene apuntalada la atmósfera de los planetas: si desaparece o su intensidad baja, la radiación de las estrellas puede llegar a barrer esta capa de gas tan importante para el clima. Esta semana, un estudio publicado en la revista «Proceedings of the National Academy of Sciences», que se ha basado en el estudio de pequeñas partículas presentes en cristales de zircón, ha concluido que en el pasado el campo magnético de la Tierra fue más potente de lo que se pensaba. Según han sugerido los autores, este campo nació gracias al cataclismo que creó la Luna.

«Esta investigación nos está hablando sobre la formación de los planetas habitables», ha dicho en un comunicado John Tarduno, coautor del estudio e investigador en la Universidad de Rochester (Reino Unido). «Una de las cuestiones que queremos resolver es por qué la Tierra evolucionó como lo hizo, y esto nos da incluso más evidencias de que el campo magnético quedó registrado desde muy temprano en el planeta».

¿De dónde proviene el campo magnético?

El interior de la Tierra alimenta los terremotos, los volcanes y los movimientos de los continentes. En lo más profundo existe un núcleo interno, compuesto de hierro y níquel, que está a una temperatura de hasta 6.000 ºC y que se encuentra en estado sólido. Por encima de este existe un núcleo externo, en estado líquido, cuyo movimiento y giro, muy influido por las diferencias de temperatura entre el interior y el exterior, genera el campo magnético terrestre. Este campo es un escudo que frena y desvía el viento solar y los rayos cósmicos procedentes del Sol, protegiendo la superficie de sus efectos dañinos y permitiendo la existencia de la tupida atmósfera terrestre.

Las últimas investigaciones hechas por Tarduno sugieren que el campo magnético terrestre tiene por lo menos 4.200 millones de años. En aquel momento, el sistema solar había nacido hacía unos 300 millones de años y el Sol era una estrella joven cuyo viento solar era más agresivo que el actual. Adicionalmente, según este investigador, no fue hasta hace 565 millones de años cuando en el interior de la Tierra se formó un núcleo interno, sólido. Pero, entonces, ¿cómo se originaba el campo magnético terrestre cuando el planeta era más joven y todavía no se había diferenciado un núcleo interno y un núcleo externo?

La respuesta, en el zircón

Los investigadores han estudiado unas pequeñas partículas presentes en cristales de zircón. Estas partículas quedaron atrapadas hace miles de millones de años y su colocación muestra tanto la dirección como la intensidad del campo magnético que el planeta tuvo. Gracias a eso, han concluido que el campo magnético era más potente de lo que se pensaba y han sugerido cómo se pudo originar:

«Creemos que el mecanismo es la precipitación química de óxido de magnesio en el interior de la Tierra», ha dicho Tarduno. Según su hipótesis, el enorme impacto que creó la Luna, cuando un objeto planetario del tamaño de Marte chocó contra una Tierra primitiva, favoreció la disolución de esta molécula, gracias a un drástico aumento de la temperatura en el interior del planeta.

Sin embargo, con el paso del tiempo, la Tierra se fue enfriando, permitiendo la precipitación de ese óxido de magnesio. Este proceso permitió la formación de corrientes de convección (impulsadas por diferencias de temperatura) y la generación del campo magnético, según John Tarduno.

El debilitamiento que pudo ser fatal

Sin embargo, hace 565 millones de años, casi todo el óxido de magnesio había precipitado, por lo que el campo magnético se debilitó enormemente. Afortunadamente para la vida en la Tierra, la formación del núcleo interno del planeta permitió regenerar el campo magnético. En Marte, sin embargo, el debilitamiento del campo magnético no se invirtió y este planeta acabó perdiendo su atmósfera, quedando convertido en un desierto reseco.

«Este primer campo magnético fue muy importante porque protegió a la atmósfera y evitó que la Tierra perdiera agua, cuando el viento solar era más intenso», ha apuntado John Tarduno.

Lo interesante, según este investigador, es que es altamente probable que el mecanismo que ha descrito también funcione en otros exoplanetas. Además, considera que es crucial entender qué procesos están manteniendo el campo magnético de la Tierra hoy en día.

https://www.abc.es/ciencia

 

Construyen un objeto capaz de girar a 300.000 millones de revoluciones por minuto

Su rotación es siete millones de veces más rápida que la del púlsar más veloz conocido

Este es el objeto rotatorio más rápido jamás construido. Es capaz de girar a 300-000 millones de revoluciones por minuto

En julio de 2018, un equipo de investigadores de la Universidad de Purdue consiguió crear en su laboratorio el objeto rotatorio más rápido del mundo, ni más ni menos que a 60.000 millones de revoluciones por minuto. Y ahora ha conseguido pulverizar su propio récord creando un diminuto rotor que es capaz de girar sobre sí mismo cinco veces más rápido, esto es, a 300.000 millones de rpm. El impresionante logro se acaba de publicar en «Nature Nanotechnology».

En ambos casos, los objetos en cuestión son nanopartículas de sílice en forma de mancuernas, suspendidas en el vacío. En su actual experimento, cuando la diminuta mancuerna se puso a girar, alcanzó la extraordinaria velocidad de 300.000 rpm. En comparación, baste decir que el torno de un dentista gira a «solo» 500.000 rpm, y que el púlsar más rápido, el objeto natural con mayor tasa de rotación que existe, lo hace a 43.000 rpm.

Para alcanzar este hito, los investigadores apuntaron dos láseres hacia la nanopartícula. El primero para mantenerla en su sitio, el segundo para hacerla girar. Cuando los fotones (las partículas de las que está hecha la luz) golpean un objeto, le transmiten una pequeña cantidad de energía, conocida como «presión de radiación». Normalmente, esa fuerza resulta ser demasiado débil como para producir efectos medibles, pero en un vacío en el que apenas existe fricción, es posible alcanzar velocidades de rotación increíblemente elevadas. Es el mismo concepto que se aplica al desarrollo de velas solares, que algún día podrían impulsar naves a través del espacio a velocidades relativistas.

Presión de radiación

«En el siglo XVII -explica Tongcang Li, autor principal del estudio- Johannes Kepler se dio cuenta de que las colas de los cometas siempre apuntaban en dirección opuesta al Sol debido, precisamente, a la presión de radiación. Utilizamos lo mismo, solo que con un láser muy concentrado, para hacer levitar y rotar a las nanopartículas».

Por supuesto, la utilidad de este logro no consiste en ir acumulando récords mundiales. Según los investigadores, esta clase de dispositivos «super rotatorios» podría utilizarse para medir efectos cuánticos como la fricción en el vacío o el magnetismo a nanoescala.

https://www.abc.es/ciencia/

 

El veto parental o del robo de los hijos

Resultado de imagen de golpear a alumnos comic

Quien se quiera engañar es muy libre de hacerlo, pero el conflicto en España entre la derecha y el gobierno progresista es un conflicto entre los privilegiados y las mayorías que se enmascara en peleas que lo que buscan es que las mayorías sientan junto a los que les están engañando. El principal objetivo de la derecha es lograr que gente que gana mil euros al mes o menos, apoye a los que se quieren robar España con impunidad. Y para eso necesita asustarles, convertirles en frustrados o que se sientan víctimas.

El veto parental lo han copiado del Brasil de Bolsonaro, otro ladrón. Porque la derecha reúne a los que necesitan justificaciones para robar. Ahí están los 1000 imputados del PP, los asuntos de la Monasterio y Espinosa de los Monteros o el chiringuito que le montó Aguirre a Abascal. Si robas envuelto en la bandera parece que robas menos. Cuando algunos intelectuales de la derecha apoyan barbaridades como el veto parental, abandonan el pensamiento y se convierten en propagandistas del machismo, la homofobia y el autoritarismo. Y es una lástima, porque para eso ya está Tertsch, el Cobra, Cara Anchoa o Rouco Varela.

A la derecha nunca le ha gustado que los sectores populares estudien. En el siglo XIX, contrataban sicarios para que golpearan o mataran a los maestros que iban a alfabetizar a los trabajadores, no fueran a enseñarles que había obreros y señoritos. Cuando por fin los hijos de los trabajadores llegaron a la escuela, la derecha quiso controlarla. Siempre, entregándosela a la iglesia. Si hacía falta, pasando por las armas o depurando a los maestros y maestras como hizo Franco. Luego, dejando que la escuela pública se deteriorara o privatizando la enseñanza. Nada hay que dé más miedo a la derecha que un pueblo culto.

El veto parental quiere impedir que los hijos puedan estudiar asuntos vinculados a la ciudadanía pese a que los consejos escolares, donde están los padres, que son los que deciden, aprueben previamente que sus hijos tengan charlas sobre temas económicos, políticos, sociales o sexuales o que eviten el acoso. Que además son evaluables. Ir a misa, si Estudiar la Constitución, toda la Constitución, eso no. El argumento es que los hijos son de los padres, algo que o es una perogrullez o esconde ideas peligrosas. Porque los hijos los conciben, paren, cuidan y educan en sus valores los padres y las madres. Pero los hijos no son una propiedad de nadie. De nadie. No estamos en los tiempos donde los padres solventaban las discrepancias con sus hijos a hostias. Por eso es bueno que los niños conozcan que hay más valores. Y derechos. Un padre no puede abusar sexualmente de sus hijos aunque sean suyos, ni golpearles, ni negarles el alimento y tampoco la educación. Aunque un padre sea terraplanista no puede negarle a su hijo que estudie geología en el colegio ni un creacionista que esté convencido de que venimos de Adán y su costilla puede negarse a que le expliquen a Darwin en la escuela.

El asunto no es ese. La derecha va a por los maestros y maestras públicos. A meterles miedo. A hacerles saber que los niños les vigilan como en el nazismo. A convertirles en sospechosos. La derecha miente sin pudor porque necesita un clima de odio. Y dirá que adoctrinan a los niños maestros comunistas, que les lavan el cerebro maestras lesbianas o, como dice un enfermo politoxicómano devenido en político, que les enseñan en la escuela a dar por culo a su hermanito, a hacer marxistas a los niños y feminazis a las niñas. O sea, que si enseñas a los niños a respetar la homosexualidad, les adviertes de que el porno que ven en su móvil no es una manera adecuada de aprender sexualidad o les ayudas a prevenir embarazos adolescentes o el contagio del SIDA u otras enfermedades, lo convierten en un plan comunista para robarles los hijos.

Cuando VOX o el PP hablan de ideología de género es porque les molesta que se deje de agredir a las mujeres o de tratarlas laboralmente de manera desigual. Quieren asustar a los maestros. Si dices en clase de historia que Franco dio un golpe de Estado en 1936, te acusarán de bolivariano, si dices que las dictaduras van contra la democracia, te llamarán comunista, si dices que las mujeres tienen los mismos derechos que los hombres, te llamarán feminazi, si mencionas los casos de corrupción en clase, dirán que adoctrinas.

El veto parental va dirigido a ese cuerpo de frustrados -o en vías de frustración, que para eso están los medios de comunicación- que configuran el voto de la extrema derecha. Son la gente que venía de sentirse de alguna manera superior y ha perdido ese lugar cómodo. Que se creía un rey o dueño de un privilegio y con una libertad incuestionada, y ahora lo ha perdido. Lo ha perdido en manos de hijos que les cuestionan su autoridad sin argumentos, de maricones que les hacen dudar de su sexualidad, de feminazis que les debilitan su condición de patriarcas, de mujeres que les cuestionan su derecho a confundir el sexo con una película porno, de inmigrantes que les disputan el puesto de trabajo -y ya no digamos un amante-. El mensaje es simplista y faldo: si los hijos ganan, los padres pierden, si los inmigrantes ganan, los nativos pierden, si las mujeres ganan, los hombres pierden, si los homosexuales ganan, los heterosexuales pierden. Es mentira, pero se agita ese miedo y se producen un profundo enfado en quienes sienten que les están robando algo que les pertenecía. A esos frustrados -y frustradas- la extrema derecha les lanza un mensaje: podéis hacer lo que os dé la gana. Pero para ello, ayudadme a acabar con los que nos ponen frenos. A esa gente cabreada hay que hacerle entender que la están engañando y que los que les quieren sumados a sus filas, les necesitan para robarles.

Y si les dejamos, volverán a encarcelarnos, a convertir España en un cuartel adosado a una capilla, a cortarle el pelo a las mujeres que no se plieguen a sus exigencias. Esta pelea no es solo del gobierno: es de todas y todos porque nos amenaza a todas y a todos. O terminaremos midiendo la libertad por la longitud de la cadena.

https://blogs.publico.es/juan-carlos-monedero

Otra tumba

¿Realmente merece la pena salir del cementerio? Por mi parte, lo haría para cosas como celebrar un amanecer en el mar tomando un ron con amigos en un velero

Luis Buñuel durante una Semana Santa en Calanda (Teruel).
Luis Buñuel durante una Semana Santa en Calanda (Teruel).

Luis Buñuel, cerca ya de la muerte, manifestó que lo ideal sería poder levantarse de la tumba cada 10 años, comprar el periódico, ver un telediario, enterarse de los últimos chismes, tomarse un martini y volver al cementerio. Buñuel murió en 1983, cuanto los socialistas acababan de llegar por primera vez al Gobierno. Desde entonces en política no ha sucedido nada en este país que merezca el esfuerzo de salir de la tumba. En 1983 la derecha estaba soliviantada ante los rojos que iban a hundir la economía y a destruir España. Hoy el Buñuel resucitado no habría notado diferencia. El odio corrosivo de la derecha persistía. En algunos periódicos y telediarios se anunciaba de nuevo el apocalipsis, el golpe de Estado, la destrucción de la patria por parte de los socialistas. Puede que Buñuel, mientras se daba una vuelta por la ciudad, se hubiera llevado algunas sorpresas. Los urinarios públicos estaban limpios, en las panaderías te daban el pan con pinzas sin manosearlo, habían desaparecido los limpiabotas y en el bar ya nadie tiraba las cáscaras de mejillones al suelo. Pero nada sabía de los avances de la biología molecular ni de la inteligencia artificial. De hecho, si en el futuro el guardián de la eternidad le sigue concediendo a Buñuel un pase de pernocta cada 10 años fuera de la tumba, puede que un día se encuentre con que hasta los berberechos han tomado conciencia y exigen sus derechos. Y no será extraño que en otra salida le hagan saber que no tiene obligación de volver a la tumba porque la inmortalidad se vende en las farmacias. ¿Realmente merece la pena salir de la tumba? Por mi parte, lo haría para oír La muerte y la doncella de Schubert, leer algunos versos de Dante, contemplar La danza de Matisse, saber si siguen las risas de verano de unos niños en el jardín, celebrar un amanecer en el mar tomando un ron con amigos en un velero.

https://elpais.com