Poesia y prosa de ALEQS GARRIGÓZ

Poesia y prosa de ALEQS GARRIGÓZ

CALDO DE CULTIVO

El primer tufo del experimento tardío de las vacas adolescentes alberga en su jocoso espíritu un delirio de cadáveres inútiles que devoran el suburbio de clases judiciales en el crespo vaivén de las huidas arborescentes y nítidas que logran coronar mi plenitud en la vehemencia del claustro inmaculado y traslúcido sin que la higuera de tórtolas resolutas e indiferentes escape al trance de quienes abigarrados en el extremo de un plenilunio juicioso prestan su jacinto a un tío habitado de esperma hilado a la manera de los mismísimos trenes glotones que hasta el kilometraje invicto se retrasan por la manifestación de robustas patrias de maquillaje envuelto en simetrías irreverentes ya caducas o ahora tiránicas cobijadas bajo el respeto de gladiadores yuxtapuestos en la miseria abundante que quiere salar un trozo de óxido cuando hay que contradecir al culpable que frena el verbo estar en su máxima resolución hermafrodita y azulina si no cabalga en hijos indefensos ante la harta estría silábica frenando un misterio sin poderes semejantes a iones largos cuando el viento alimenta el bosque y sus tigres que son fuentes oligofrénicas bañadas en la forma de esos gorriones empacados en sus propios trajes abolidos por la frontera imantada de jacales que sobran antes de la hacienda tutelar porque es plena de vibratorio miedo total parecido al resentimiento de estar colgado y emparedado entre flechas que a nada engullen sino una alfombra básica estando hincada y sumisa ante la sapiencia harta de nuevo hasta el frenético mar de aquelarres lentos y pesados albergadores de la muerte en cada esquina por el placer de gobernar tu jirón de zapatos violentos tan placidamente si no nos guían al primer espasmo ancestral de calidoscopios torcidos comiendo un ajo explotado hasta la menor nube en fa menor considerada por su luminoso espacio que aplasta esos huevos en su flácida representación de bigotes azufrado y miles de vendimias vigentes al poniente saludador de manantiales e invictos de Dios en la guerra del verano de hilos suficientes para enterrar su sinfonía que habré saltado lo mismo que veinte océanos jóvenes y fríos cuando su túnica de salmón plateada vislumbre cada mínimo terreno galante sin algo oprimido por un acta de alboroto al que es necesario replicar huyendo de sátiras transeúntes deliberadamente hostiles alrededor de este paraíso donde clavas trece gusanos a mi escarmiento que no es igual a la trepanación de un grito violeta que hace como nueve torpezas que advierte a nuestro parecer un sin fin de volcaduras hacendosas porque valen lo que Judas si no presionas a su síndrome taciturno de ácidos volcánicos analfabetas y dementes en tonos que da pavor enamorar o incluso girar hasta el vértigo clerical de su mismo esplendor volcado hasta siempre si antes no regresamos con irreversibles multitudes en claras huestes delirantes haciendo un turbio proselitismo de caballos agridulces que es preferible omitir a amar blandamente vislumbrando infiernos voladores para escapar ante mí sin estar siendo acosados ante la voluntad del místico fruto de jugos gástricos gozosamente hechos para este sentido vicioso permutando un frasco de pastillas cubiertas de cien ilusionistas que aspiran a viajar hasta la casa de ella que cuida buenas jorobas floridamente acomodas entre los mismos muertos celestes proyectados a la inversa de las realidades que se jactan de trasponer claras tempestades del oriente menor.

ESTRUCTURAS PROFUNDAS

Sin tu desmesura erguida en la sensación de las calabazas mecánicas no vivo.

El plenilunio es como la fatalidad de los tobillos rotos y la arena movediza viscosa.

Todo último profeta tocará la mariposa vuelta al nombre de la serpiente embarazada.

Ofrecemos en sacrificio este sabor a gravedad cero y talco disoluto baratísimo.

El día de hoy la goma habrá asesinado el tren de cada placer desagradable.

Hay que saber que las sillas necesitan beber clavicordios que marcan la hora del funeral.

El derroche de enclaustradas infecciones huele a hongos que no saben decir no.

Me has sido enviado por la ducha de las ratas bebedoras de humor vítreo y filamentos rocosos.

Para saber es necesario desacelerar el perineo estirado por la multa anacoreta.

Una mula es el dolor que la mugre tiene de los acuarios flotantes de Hitler.

Los frenillos aclaran la condición hilarante de mis víctimas girando el té depresivo.

Sartenes flotan sobre girasoles triangulares naciendo de mapaches galardonados con estruendo.

Por la vértebra del sulfuro conocemos tratados de imantaciones grotescas para hornear mejor.

Un albañil es el colapso nervioso acrecentado sabiamente por la justicia de cierta ira.

PARA UN PSICOANÁLISIS

La

claudicación, tú,

no sabes nada.

Eres la plenitud

de los saberes arcaicos

que no vuelan.

Pero basta.

(En el tedio abriremos

el tiempo

a la misma necedad.)

*

Yo, yo, yo.

¡Y nada más yo!

NÄIF

Es una zona de protozoarios

Donde nace el río de los holocaustos.

Se pinta sola la metralleta abandonada

Cuando la cruzan las urracas

Y ciertos profetas de la risa.

RECETA DE COCINA

INGREDIENTES:

1 litro de pus de uñas encarnadas

1 vaso de semen de ochenta días a la intemperie

200 gramos de costras de niños no bautizados

1 cuchara de mugre de inglés de soldado

100 gramos de recorte de uñas con micosis de los pies de un anciano

66 pelos de axilas de un chimpancé negro

50 gramos de mocos de tuberculoso

PROCEDIMIENTO:

Licuar todo, escupir cinco veces en él y ya está listo para comerse.

MÁXIMAS

1

No soy feliz porque soy egoísta:

la dicha se comparte, mientras que el dolor se atesora.

2

El Mal lucha con el odio

y se regocija en la tristeza.

ALEQS GARRIGÓZ (Puerto Vallarta, México 1986). Empieza su carrera publicando Abyección (2003). Trabajos posteriores son: Luces blancas en la noche (2004), Perturbación de la mente (2004), La promesa un poeta (2005), De naturaleza amarga (2007) Páginas que caen (2008, 2013), La risa de los imbéciles (2013). En 2006 figura en la antología Nueva Poesía Hispanoamericana, a cargo de la editorial madrileña Lord Byron. Premio de Literatura Adalberto Navarro Sánchez 2005, otorgado por la Secretaria de Cultura de Jalisco. Premio de Literatura 2008 de la municipalidad de Guanajuato. Premio Espiral 2011 y 2012 de Poesía otorgado por la Universidad de Guanajuato. Mención Honorífica en el I Concurso de Cuento y Poesía de la Univesidad Marista de Querétaro, en el V Concurso de Poesía María Luis Moreno, de la ciudad de Guanajuato y en el I Concurso de Poesía La Palabra de mi voz, de la editorial estadounidense Entre Líneas. Ha publicado poemas en diversos medios impresos y electrónicos de México, España y algunos países de Latinoamérica. Figura en una decena de antologías literarias editadas en México.

Colaboración: José Antonio Íñiguez

http://www.revistaelhumo.com/

Deja un comentario