Receta de bruschetta: la tostada italiana con ajo, tomate y albahaca

Bruschetta al pomodoro.
Bruschetta. Foto: Amiraxgelcola. Pixabay.

La bruschetta es una tostada típica de Italia, un antipasto, un aperitivo sencillo, emparentado, al menos en su espíritu, con los desayunos catalanes (el pa amb tomàquet o pan con tomate). Consiste en tostar unas rebanadas de pan de hogaza – tiene que ser un pan bueno, de pueblo- y frotarlas con ajo. Después se añaden los ingredientes que más nos apetezcan (tomates, mozzarella, aceitunas, jamón de Parma, sardinas…). Destaca, de lo contrario no hablaríamos de Italia, por el matiz aromático de la albahaca y del orégano fresco, que cumplen allí el papel de nuestro perejil o del cilantro en Asia.

La bruschetta al pomodoro o de tomate es el clásico entre los clásicos, la madre de todas las bruschettas, diríamos, si bien cada región italiana tiene su especialidad. Es una receta sencilla que merece, no obstante, una vocación hedonista: el pan, el aceite de oliva virgen extra y el tomate… todos deben ser de la máxima calidad. De este modo, al masticar nuestra bruschetta, nuestro paladar sentirá el mismo impacto que tiene la vista al contemplar por primera vez la campiña toscana.

Receta de bruschetta

Ingredientes 2 personas:

  • Varias rebanadas de pan casero o de hogaza.
  • 2 dientes de ajo.
  • 10 tomates cherry.
  • Mozzarella de búfala fresca (opcional).
  • Hojas de albahaca fresca.
  • Hojas de orégano fresco o, en su defecto, seco.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.

1. Tuesta las tostadas:

Corta el pan en rodajas a modo de tostada. Puedes tostarlas en una sartén, parrilla u horno. El resultado debe quedar dorado, crujiente, con las marcas del calor en la superficie. Pon los tomates cherry en el horno (opcional, también puedes añadirlos crudos a la bruschetta). Deja que se asen, con un pelín de aceite de oliva, durante unos cincos minutos a 180 grados.

2. Prepara la bruschetta:

Corta la mozzarella fresca en rodajas o dados y reserva. Parte el ajo por la mitad y sazona el pan con él, raspándolo por ambas caras. Añade un poco de aceite de oliva virgen extra sobre la superficie en la que montarás el resto de ingredientes. Pon los tomates cortados por la mitad. Cierra la bruschetta con los trozos de queso. Espolvorea un poco de albahaca y orégano bien picado. Echa un poco de sal y otro pelín de aceite de oliva virgen extra.

https://blogs.publico.es/recetas-caseras-nutricion-saludable

Deja un comentario