Macedonia de frutas. Couleur en Pixabay.

 

La macedonia de frutas es un festín, una comuna vegetal y colorida, dulce, vitamínica, excelente fuente de fibra. Al unirse distintas clases de frutas en un único postre te aseguras una descarga de saludables fitoquímicos. Un electroshock frutal, terapia revitalizante para los sentidos. Es necesario, eso sí, no pasarse con el azúcar, porque estos vegetales son ricos en fructosa. Permite ser diseñada al libre albedrío, en función de las frutas que más te gusten, siempre respetando la regla dorada de la macedonia: color, mucho color, un arcoíris​​ tropical, fuegos de artificio al estilo chino.

Los ingredientes se cortan en dados y luego se ponen en un vaso o cuenco. El nombre de la receta dicen que está inspirado en los territorios situados al norte de Grecia. Tiene parentesco con Alejandro Magno, el macedonio más ilustre: unió bajo el helenismo a pueblos de distintos colores, frutas de diverso pelaje. El corte macedonia o macédoine (en francés) se hace en dados o cubos de unos 0’5 centímetros aproximadamente, y una macedonia de frutas son los vegetales cortados de dicho modo.

 

Receta de macedonia de frutas con yogur

Ingredientes 4 personas:

  • 2 kiwis.
  • 1 naranja.
  • 1 manzana.
  • Zumo de cuatro naranjas.
  • 1 melocotón en almíbar.
  • 2 plátanos.
  • 6 fresas.
  • 2 yogures griegos.
  • Frutos del bosque (grosella, moras, frambuesas).

Elaboración:

Asegúrate de lavar bien las frutas y de pelarlas cuando sea necesario. Córtalas en dados pequeños, que quepan sin dificultad en la boca. Báñalas con zumo de naranja y así el resultado será más fresco y aromático. Para que las frutas no se oxiden, si las guardas en la nevera, también puedes echarle el jugo de medio limón. Combina los vegetales a tu gusto, siempre que estén lo bastante maduros. Usa yogur griego natural. Puedes ponerlo como base en el recipiente donde vayas a servir la macedonia o por encima de las frutas. Hay quien le añade al yogur cáscara de limón rallada. También puede llevar frutos secos, como nueces o incluso un poquito de licor (tipo ron). Los cocineros más dulzones hacen un almíbar con azúcar y agua (se hierve hasta que reduzca y salga un líquido espeso). Otros le echan melocotones en almíbar y aprovechan su jugo.

1. Prepara la macedonia:

Lava las fresas, frutos del bosque y la manzana. Pela la naranja, los kiwis, y plátanos. Córtalos en dados y ponlos en un bol. Haz lo mismo con el melocotón. Añade el jugo de cuatro naranjas por encima hasta que lo cubra. Remueve con mucho cuidado. Añade un poco de almíbar de los melocotones. Ponlo en el refrigerador (al menos 1 hora). Cuando vayas a servirlo, llena un vaso con las frutas y su jugo por cada comensal y esparce yogur griego natural en su superficie.

https://blogs.publico.es/recetas-caseras-nutricion-saludable