EL HISTÓRICO DEBATE ENTRE ALAN WATTS, TIM LEARY, ALLEN GINSBERG Y GARY SNYDER EN 1967 (VIDE

LA LEGENDARIA CONVERSACIÓN DEL HOUSEBOAT SUMMIT, EN EL APOGEO DE LA “REVOLUCIÓN PSICODÉLICA”
Ver las imágenes de origenVer las imágenes de origen

En 1967, poco después del evento generacional que fue el Human Be-In en San Francisco, se reunieron a debatir los temas del momento (y de todos los momentos) Alan Watts, quien fungió como conductor de la conversación, Tim Leary, Allen Ginsberg y Gary Snyder. La conversación histórica ha sido llamada el Houseboat Summit, por el lugar en el que ocurrió, el barco donde vivía Watts en Sausalito, California. 

Uno de los temas principales es la noción de Leary de dropping out (abandonar), salirse del ciclo habitual de la sociedad y crear comunidades alternas más parecidas a la vida tribal con la naturaleza, con componentes extáticos, aunque en el caso de Leary sobre todo conectándose a través de las drogas psicodélicas. Gary Snyder presenta un modelo alternativo de ese dropping out, que no es necesariamente el del hippie sino algo previo, el del “vagabundo del dharma” (Snyder fue la inspiración de la novela de Kerouac), sin pretensiones demasiado cósmicas de cambiar el mundo y la sociedad, simplemente llevando una vida simple, reduciendo los deseos, fluyendo con lo que se presenta, aprendiendo cosas nuevas, estando cerca de la naturaleza, meditando, cortando leña, acarreando agua, etcétera.

Los cuatro pensadores discuten temas como la tecnología, o lo que Ginsberg llama advanced electronic (electrónica avanzada), el colapso del Estado, la poligamia, nuevos modelos de educación y, por supuesto, Dios y los psicodélicos (lo que para Leary son casi sinónimos).

Quizá Snyder, el menos famoso de los cuatro, es el más sobrio y el que más vigente se mantuvo, en parte por ser el más longevo, pero también por una visión más orientada en la ecología y all zen sin pretensiones tecnocósmicas basadas en la explosión psicodélica. Snyder se convertiría en una de los pioneros del movimiento ecologista y en un hombre siempre coherente que por otra parte amasó una obra poética de mucha calidad, aunque menos extravagante y altisonante que la de Ginsberg. 

Pese a que se trata de cuatro tipos brillantes y la conversación no tiene desperdicio, sobre el punto ventajoso del futuro uno puede notar cierta ingenuidad o cierto exceso de entusiasmo, pese a que Leary buscaba ser muy pragmático. Era también la época de la ilusión de la libertad, en la que se pensaba que la libertad era poder hacer lo que quisieras: fiestas, drogas, poligamia, revoluciones. Parecía que libertad era sólo salirse de la convención y no un viaje de descubrimiento ético. 

Aquí se puede consultar una transcripción completa de la conversación y en el video se puede usar la herramienta de close captions para ver el video con subtítulos y una traducción.

 

 

 

Imagen de portada: YouTube

https://pijamasurf.com/

Deja un comentario