De la fast-fashion a la slow-fashion en un solo artículo

A día de hoy, conocemos de sobra la problemática derivada de la industria textil, que se ha convertido en la segunda más contaminante del planeta después de la industria del petróleo. Sabemos que la fast fashion tiene diversas consecuencias medioambientales como la contaminación de aguas, emisiones de carbono, deforestación, pérdida de diversidad terrestre y acuática etc. Sin embargo, también provoca impactos sociales y económicos, aumentando la desigualdad y la pobreza, fomentando la deslocalización o traslado de los centros de trabajo a países subdesarrollados donde el coste de producción es menor pero, ¿a qué costo?

Es por eso que han surgido alternativas que nos hacen posible reducir el consumo de fast-fashion. Sabemos obviamente que hay vida detrás de las grandes empresas a precios muy asequibles si damos una segunda oportunidad a prendas comprando en mercadillos, tiendas de segunda mano etc. En este artículo, además, queremos dar a conocer otras alternativas para comprar de forma sostenible y que no son tan conocidas además de ofrecer una diversidad de opciones tanto de productos como de formas de venta.

Aunque, con frecuencia, la fast-fashion es la opción más cómoda, hay veces que es mejor apostar por moda creada por productores locales que, muchas veces, nos ofrecen valores alternativos. Fomentando la sostenibilidad durante todo el proceso minimizando el impacto medioambiental, adoptando alternativas de economía circular como el cradle to cradle (de la cuna a la cuna) por ejemplo usando un solo tejido para facilitar el reciclaje y/o fomentando la inclusividad utilizando todo tipo de tallas en las prendas que producen y visibilizando cuerpos racializados en sus modelos.

También es importante saber detectar el greenwashing, ya que la gente cada vez está más concienciada con la preservación del medioambiente, hay algunas empresas que tristemente están utilizando esta estrategia para dar una imagen de falsa sostenibilidad e incrementar sus ventas.  A continuación recapitulamos una infinidad de opciones para tratar de reducir el consumo de fast-fashion facilitando la búsqueda de alternativas.

Mercadillos

Todos conocemos los mercadillos con puestos en la calle como el conocido Rastro en La Latina (Madrid), aunque, prácticamente podemos encontrar mercadillos en cada distrito de la ciudad. En el enlace anexo se pueden consultar: Mercadillos en los distritos. En estos eventos podemos encontrar prendas exclusivas que ni siquiera se venden en otros lugares y, además, a precios increíblemente bajos.

Tiendas de segunda mano 

Centrándonos en tiendas de venta de ropa de segunda mano localizadas en la ciudad de Madrid, encontramos diversas opciones en el barrio de Malasaña. Por ejemplo en la Calle Velarde podemos encontrar tiendas como Biba Vintage o Magpie, en la Calle Hernán Cortés se sitúan Aramayo o Lotta Vintage y, la famosa tienda al peso Flamingos Vintage Kilo en la Calle del Espíritu Santo, 1. Otra tienda física de reciente apertura es Medusa2ndhand en el barrio de Cuatro Caminos. Además, disponen de la aplicación Vinted para vender sus productos.

Como alternativa, también existe la posibilidad de comprar en tiendas de segunda mano de forma online en tiendas como Amargavintage, Munakua etc. Aunque realmente en la actualidad hay muchísimas opciones que podemos encontrar indagando un poco en internet.

Mercadillos en instagram

Una iniciativa muy reciente ha sido el uso de perfiles personales de la aplicación Instagram para vender ropa a la que ya no se le da uso y darle así otra oportunidad. Las personas suben fotos o vídeos de la ropa que venden con su talla y precio y, las personas interesadas les escriben para poder comprarlo. Algunos perfiles de instagram que suelen realizar estos mercadillos online son @otunoeh, @caroliuna, @diablurasss, @jimenobeis etc. Además, el primer perfil se define por su inclusividad a la hora de usar modelos y de la venta de sus prendas. Ellas se definen como visibilizadoras de cuerpos diversos y racializados.

También hay tiendas de segunda mano que sacan a la venta prendas exclusivas determinados días a modo de mercadillo virtual. Por ejemplo, lifelongtrends ofrece ropa vintage y de segunda mano via Instagram cada martes, jueves y domingo a las 21:00h.

Upcycling

Se trata del aprovechamiento  creativo de productos, materiales de desecho o residuos para fabricar nuevos materiales o productos de mayor calidad. En el ámbito de la moda se aplica a la producción de nuevas prendas a partir de telas u otros materiales sobrantes, por ejemplo, el uso de neumáticos como material novedoso. A día de hoy han surgido muchas alternativas y pequeños productores que realizan esta técnica que se puede englobar dentro de la economía circular. Las alternativas que hoy proponemos son muy diversas, por ejemplo:

La tienda trashyqueen en Instagram ofrece prendas upcycled hechas en Valencia caracterizadas por su estilo moderno y juvenil. Madkatala en Instagram, es una marca propia de Canarias y Madrid que realiza prendas hechas con tejidos 100% reciclados. Otra iniciativa muy interesante es la desarrollada por fitplanet, que desarrollan tejidos a base de botellas de plástico recogidas del mar y de la montaña Mediante un proceso industrial son molidas, derretidas y reformuladas en pellets, que a su vez son derretidos y extraídos en fibra reciclada. Con este tejido fabrican ropa deportiva. En Ilcollective seleccionan ropa para reformarla y la venden via Instagram, en radhastribe también practican el slow fashion, utilizan telas recicladas de tribus de la India para producir prendas, puramadre.custom recicla, transforma y customiza prendas para producir otras exclusivas desde Bilbao, matacomplex lo hace desde Inglaterra, vibratextil desde Chile… Marine Serre es una diseñadora que basa sus prendas en el upcycling, keniabarbosar ofrece cursos de costura y creación de prendas y conciencia con la moda sostenible desde Puerto Rico a modo de autoproducción etc. Como veis hay una infinidad de opciones entre las que elegir.

Marcas de ropa sostenible

Otra iniciativa es la producción de marcas que garantizan la sostenibilidad de sus productos. Cada vez más gente se ha lanzado a esta iniciativa y han desarrollado sus propias marcas basadas en el uso de tejidos respetuosos con el medioambiente, disponen de sellos que certifican la sostenibilidad de sus prendas, etc. Algunas opciones de las que disponemos son, por ejemplo, illuminatishopoficial, una marca de producción de ropa sostenible tanto de calle como deportiva creada por tres chicos de Bilbao. Disponen de sellos certificados como el VeganoAlta calidad y Fair wear – Fair wear foundation certificando que los fabricantes de ropa trabajan en un convenio digno y sin explotación. Los materiales que utilizan son 100% orgánicos, de poliéster reciclado y, la serigrafía está fabricada a base de pigmentos ecológicos de alta calidad de impresión. Así como packaging a base de cajas de cartón reciclado, reciclable y biodegradable. Slowcrazy es una tienda online de moda sostenible. Sus valores se basan en ser ecológicos, practicar el comercio justo y ser respetuosos con los animales a través del veganismo. Culture_clothingbrand es una tienda de ropa sostenible, de calidad y exclusividad desde Murcia. En royobrand ofrecen zapatillas hechas a mano con materiales orgánicos y reciclados en el País Vasco. Y así podríamos seguir escribiendo un artículo eterno.

Como veis, es verdad que hay que indagar un poco para encontrar otras alternativas, sin embargo, a día de hoy disponiendo de internet y de la tecnología, tenemos todas estas alternativas a un solo click. Os animo a que echéis un vistazo a estas alternativas o a otras que encontréis vosotros mismos, ya que, una vez que abres tus ojos a estos nuevos enfoques consumir fast-fashion se convertirá en tu última opción.

Janire Sánchez

Fotografía: Top a base de telas recicladas por madkatala.

Más información
Green Forest: ¿qué es la moda sostenible?