¿Hay que embrutecerse?

Ver las imágenes de origen

 

Salir a tomar el aire a la hora del café cotidiano. Pasear junto al río. Llevar en unas hojas un ensayo de Schiller sobre lo sublime. Abstraerse de la mecánica realidad, del medio pobre. Tienes media hora para eso. Mientras tanto corren las aguas y las horas cada vez más aprisa. Las velas apagadas del poema de Cavafis son cada vez más. Volver a la orilla del mar, mirarlo con atención dispersa. El mar siempre se mira por primera vez. Un paseo por la playa para limpiar la mente de estupidez y resentimiento. El mar es un trasunto del infinito en el cual el ego se anega. No dejar de pensar, no abandonarse a la inercia. Aunque el ambiente sea hostil o indiferente. Esto es muy difícil. De niños o de jóvenes ser inteligentes parece un regalo de la próvida naturaleza. En la edad madura es una obligación. Pascal dijo: “hay que embrutecerse” No sé qué quiso decir con eso.

 

 

Selva de varia opinión (selvadevariaopinion.blogspot.com)

Deja un comentario