[Futuro esplendor] Poemas de Camila Blavi Contreras

[Futuro esplendor] Poemas de Camila Blavi Contreras

En estos fragmentos, un cuerpo arrojado contra un paisaje, o más bien el cuerpo asimilado por la geografía, ensaya una lengua, una forma de decir. Se dirige a un tú y, en ese intento de aproximación, la lengua se tuerce en busca de luz, la vegetación reclama su vitalidad, el cuerpo muta y la sintaxis se quiebra para decir su exceso. Los siguientes poemas forman parte del libro inédito Contaminaciones, de Camila Blavi Contreras.


Deposito aljibes sirena no hay

cantos que cristalicen poros

Visviri macheteó a las toninas mis
tardes mirando baches sobrel cuerno
los cueros de las cebollas deshacerse

             y doler

se expulsa cariño porque sí
toninas ríen con el cuero raspado
de arena

Hidra sabe que no miento
estuvo aquí en los aljibes
oliendo a las sirenas

suspende
en los brazos de Caronte
que se quiebran
yo aterriza en el aljibe
mis pozas no expulsan
apartan

§

Bajo el novilunio con los ojos hídricos
semillas de hortaliza germinan
contra este cráneo a un ritmo tardío
temo el vegetal esté maduro
temo crezca porque no habrá

me siento a observar, recuerdo
manchas semillas mutan y se expanden
en silencio este cuerpo fue fértil y arrojaron
aquí muchas este cuerpo fue fértil y cambió
sus raciones sobre rocas fueron hongo 
y alga

§

Tú quebrabas mis huesos
a lo lejos se escuchan tambores
dijiste
oímos lluvia la bocina 
de un barco

no podrías doblegarme
menos esta idolatría – sabes 
que podría escupir criaturas 
sin flaquear si me lo pidieras

quiero jabalíes sobre mí
arrójamelos

§

Había un poco de luz
estaba seco pero pozas
cada veinte centímetros
reptaba ella daba giros sobre su
toma la naranja, entierra sus uñas
se desgrana

el torrente se contaminó piensa zigzagueante se sitúa en la habitación recuerda el clóset las paredes blancas la cama de plaza y media y un hombre sobre ella, parte del mobiliario ¿O sería muy obvio?

describe el árbol bajo esa ventana
no se había interesado por nombrarlo
al recorrer las cosas se simplifican
es posible sostener algo en su lugar

§

Amputar el órgano que molesta
quitarlo si ocasiona dolor
acabarlo
llamea en mí
esa posible autonomía

sé qué pasa si divido mi dedo Corazón
sé que el mal puede esparcirse a los limbos
crecer tentacular cubrir
pliegues
orificios
que conmueven ósea
médula
una
de mis palabras favoritas
mieloma

una cucharada de manjar se aplana
entre los cielos de mi boca y lengua
desalentada intenta pronunciar emes

si a Corazón lo sumerjo en un recipiente
lleno
quisiera es engullirlo íntegro


Camila Blavi Contreras (Santiago, 1988). Lic. en artes, mención artes plásticas.

Jámpster (jampster.cl)

Deja un comentario