Porros, Twitter y ciencia ficción: La loca vida de Elon Musk

          

thumb image

 

Cuando uno piensa en el coche eléctrico hay un nombre propio que viene a la mente: Elon Reeve Musk. El fundador de Tesla (y de PayPal, SpaceX, Hyperloo, Solar City, The Boring Company, Neuralink…) es descrito por sus colaboradores como un adicto al trabajo. También es una de las personas más poderosas del mundo (la número 21 según Forbes) y de las más excéntricas que se recuerdan. Su cara aparece tanto en las páginas salmón como en el papel couché. Asegura que su misión en esta vida es salvar a la humanidad y se ha embarcado en los proyectos más locos y descabellados para conseguirlo. Sus promesas suenan a ciencia ficción, pero lo más absurdo es que muchas las ha cumplido. Estas son algunas de ellas.

  1. Con 12 años escribe el código de su primer videojuego, Blastar. Lo vende por 500 dólares.

 

  1. Lee Guía del autoestopista galáctico y tiene una epifanía. Decide que su misión en esta vida es salvar a la Humanidad.

 

  1. Se licencia en económicas. Y después en física. 

 

  1. Su padre le da 28.000 dólares para fundar Zip2, su primera empresa. Durante los tres primeros meses duerme en la oficina. La vende por 22 millones de dólares.

 

  1. Funda X.com, un banco online. También se compra un coche, no precisamente eléctrico: un McLaren de fórmula uno que le cuesta un millón de dólares. Tiene un accidente y el coche acaba en siniestro total.

 

  1. Fusiona su empresa con Confinity, dando lugar a Paypal. Se casa con su compañera de la universidad Justine. Mientras está de luna de miel le echan de la dirección de su propia empresa.

 

  1. Un año productivo y bastante loco: se muda a Los Ángeles para estar más cerca de la industria espacial, aprende a construir cohetes leyendo libros y viaja a Rusia para comprar unos cuantos. Su sueño de ir a Marte está algo más cerca.

 

  1. Funda SpaceX y vende Paypal (por 250 millones de dólares). Empieza a interesarse por los coches eléctricos.

 

  1. Funda Tesla. Dos años más tarde lanza su primer cohete para ver como explota. La explosión debió ser bien bonita, porque la NASA le ofrece un jugoso contrato para hacer el Falcon-9.

 

  1. Invierte en la empresa de su primo. Claro que su primo no tiene una empresa cualquiera, sino SolarCity, empresa de energía solar con 2.500 empleados. Estrella un segundo cohete.

 

  1. Se divorcia de su mujer. Estrella un tercer cohete, destruyendo varios satélites de la NASA por el camino. A la NASA no parece importarle demasiado. 

 

  1. Justo cuando SpaceX y Tesla están al borde de la ruina lanza su cuarto cohete. Y esta vez todo sale bien. La NASA le ofrece un nuevo contrato por 12 vuelos y miles de millones de dólares.

 

  1. Tesla (que se salva de la ruina gracias a una ronda de financiación) presenta su primer modelo de coche eléctrico, Model S.

 

  1. Se casa por segunda vez y promete (no a su mujer, sino al mundo) llevar humanos a Marte en la década de los 20. Para hacerlo viable económicamente, presenta su idea de cohetes reutilizables.

 

  1. Se divorcia de su segunda mujer. Presenta el Model X de Tesla y comercializa el Model S. Intenta aterrizar un par de cohetes en tierra, mar y barcos. Falla. Se vuelve a casar con su segunda mujer.

 

  1. Hace la típica apuesta entre colegas y reta a Jeff Bezos a aterrizar un cohete antes que él. Un mes más tarde gana la apuesta y consigue reutilizar, por primera vez en la historia, un cohete.

 

  1. Funda Neuralink, una start-up de neurociencia que pretende conectar nuestro cerebro al ordenador. De esta forma, explica el empresario, los humanos tendrán más capacidades para enfrentarse a la inteligencia artificial cuando esta quiera destruirnos.

 

  1. Elon Musk se embarca en un proyecto de nombre sugerente: Big Fucking Rocket. Se aburre en un atasco y tiene la idea de fundar otra compañía de nombre absurdo: The Boring Company. Su misión será construir carreteras subterráneas para evitar los atascos. Y el aburrimiento en atascos. Se divorcia por segunda vez de su segunda mujer. 

 

  1. Su empresa de construcción de túneles empieza a vender gorras. La cosa va tan bien que comienza a vender lanzallamas. Y extintores. La gente comenta que al bueno de Musk se le ha ido la cabeza. Mientras él gana 10 millones de dólares en estas ventas.

 

  1. Anuncia por Twitter que va a comprar todas las acciones de Tesla. Su precio se dispara y se inicia una investigación por manipulación del mercado. Musk es condenado a pagar una multa de 20 millones de dólares y deja la presidencia de Tesla. Se le prohíbe volver a tuitear sobre las finanzas de la empresa.

 

  1. Elon Musk se fuma el porro más caro de la historia en un programa en directo. Las acciones de Tesla se desploman un 3%: más de mil millones de dólares.

 

  1. Elon Musk tiene su sexto hijo junto a la cantante Grimes. Lo llaman X Æ A-12. Cuando empieza la pandemia se niega a cerrar su fábrica y se convierte en el líder de una  rebelión contra el confinamiento en EEUU.

    Porros, Twitter y ciencia ficción: La loca vida de Elon Musk

Deja un comentario