Esta herramienta no fue construida por humanos

Hallan un conjunto de herramientas de hueso de 800.000 años de antigüedad, mucho antes de la aparición de Homo sapiens

Esta punta de hueso con púas tiene cerca de 800.000 años de edad, mucho antes de la aparición de los humanos modernos
Esta punta de hueso con púas tiene cerca de 800.000 años de edad, mucho antes de la aparición de los humanos modernos – M. Pante et al / Journal of Human Evolution

Hasta ahora se pensaba que las herramientas del tipo que muestra la fotografía, puntas de hueso con púas, habían sido inventadas por humanos de la Edad de Piedra. Es decir, por nuestros antepasados directos, pertenecientes a nuestra misma especie. Pero según un estudio recién publicado en Journal of Human Evolution la realidad podría ser bien distinta, y las herramientas en cuestión podrían haber empezado a utilizarse por homínidos varios cientos de miles de años antes de que Homo sapiens existiera.

El sorprendente hallazgo procede de un conjunto de 52 huesos de animales excavados hace tiempo, aunque aún poco estudiados, en la garganta de Olduvai, en el África oriental. Entre ellas, en efecto, se encuentra la punta de hueso con púas conocida más antigua del mundo y posiblemente elaborada, según los investigadores, por Homo erectus, un hominino que lleva ya 800.000 años extinto.

La herramienta en cuestión está formada por un fragmento de costilla de un animal grande, y presenta tres púas curvas y una punta tallada. Además, los científicos, dirigidos por el bio antropólogo Michael Pante, de la Universidad Estatal de Colorado en Fort Collins, lograron identificar otras cinco herramientas de hace 800.000 años como martillos, plataformas para golpear o cuchillos.

Las herramientas de hueso más antiguas conocidas hasta ahora, también africanas, databan de hace “solo” 90.000 años, y se suponía que eran un fiel reflejo del exclusivo ingenio de Homo sapiens, la única especie capaz de fabricarlas y que las utilizaba profusamente para pescar y cazar grandes presas.

Una herramienta a medio terminar

La punta de hueso de púas de Olduvai parece estar a medio terminar, ya que no muestra signos de haber estado sujeta a un mango de madera (cosa que sí hacían los Homo sapiens) y por lo tanto no queda claro cuál era la forma en que los homininos la utilizaban. Cuatro de las herramientas, como se ha dicho, datan de hace por lo menos 800.000 años, pero la quinta parece ser incluso mucho más antigua: los investigadores le atribuyen una edad de aproximadamente 1,7 millones de años.

“La garganta de Olduvai -explica Pante- implica que Homo erectus fue el inventor de la tecnología de puntas de hueso con púas”. La seguridad del científico se deriva de un hecho concreto: en los mismos yacimientos también aparecen las toscas herramientas de piedra que se suelen encontrar en los lugares con fósiles de Homo erectus.

Las herramientas descritas en el estudio proceden de una colección de huesos de animales excavada por Mary Leakey a finales de la década de los 60 y principios de la de los 70 y que fueron almacenadas sin apenas estudiarlas junto a miles de fósiles y artefactos en una instalación en Olduvai. Pante y sus colegas descubrieron el conjunto de 52 huesos en 2007 y llevan estudiándolos desde entonces.

Lo que parece claro es que Homo erectus y quizá también otras poblaciones “pre humanas”, ya mostraban una gran habilidad a la hora de construir herramientas funcionales, un claro signo de inteligencia. Sabemos, por ejemplo, que esas mismas poblaciones protagonizaron a lo largo de la historia otra serie de avances críticos mucho antes de la aparición de nuestra propia especie hace unos 300.000 años. Avances como herramientas de piedra, el uso controlado del fuego o la capacidad de adaptarse y sobrevivir en entornos nuevos.

Pante cree que esas antiguas herramientas de hueso podrían haber ayudado a los antiguos homininos a migrar a través de regiones desconocidas en las que no sabían dónde estaban las canteras de piedra. Y sospecha que esos mismos constructores debieron ser capaces, también, de crear ornamentos y elementos simbólicos. Ahora solo es cuestión de encontrarlos.

https://www.abc.es/ciencia

Deja un comentario