Idea Vilariño: Poemas

Idea Vilariño: Poemas

 

Idea Vilariño (Montevideo 1920 – 2009): poeta, mujer de letras, activista política de Uruguay. A lo largo de los ’50, su voz poética, fuerte y austera empezó a definirse y en la actualidad, es reconocida y despierta gran admiración a su alrededor. Nocturnos (1955), Poemas de amor (1957) y Pobre mundo (1966) representan las tres recopilaciones poéticas que más destacaron en su carrera literaria y que siguen reflejando el núcleo expresivo de Idea.

Ritmo y musicalidad han sido las máximas de su expresión y, por consiguiente, musicalizó algunos de sus poemas y además compuso letras de canciones. La canción y el poema (o la canción) interpretada por Alfredo Zitarrosa y Los orientales son solo dos entre los muchos títulos que la situaron, de forma más que legítima, en el panorama de la canción popular uruguaya. Como firme defensora de la cultura tanguera, publicó ensayos sobre el género: Las letras de tango (1965) y El tango cantado (Prólogo y antología) (1981).

En los años ’70, se dedicó, de forma intermitente, a la traducción de obras del teatro shakespeariano, entre otras. En 1966 recibió el “Premio Nacional de Literatura”, que finalmente decidió rechazar. En 1987 recibió el “Premio a la labor intelectual” José Enrique Rodó. En 2004 ganó el Premio Konex Mercosur a las letras. Hoy en día sigue jugando un papel crucial en la cultura uruguaya de la segunda mitad del siglo XX y su obra ha sido declarada patrimonio nacional de Uruguay.

El amor, la muerte y la soledad representan la base de su poética. Sus versos plasman el desengaño y la precisión. No dejan espacio para otros interlocutores que no sean el yo y el no, que dialogan y se encuentran violentamente y de manera incansable. Su estilo es, a veces, coloquial y el lenguaje se renueva constantemente, de acuerdo con las bases de la tradición rioplatense. Crea un espacio secreto para las confesiones donde poeta y lector se encuentran cara a cara con fragmentos de la vida cotidiana, recuerdos del pasado, amores físicos, lejanos y ausentes y geografías desfiguradas del sur.

La poesía de Idea Vilariño es la de los “adioses” que duran para siempre y de la mirada áspera e implacable hacia los acontecimientos de este mundo.

Dietro la maschera serena es el título que proponemos para nuestra nueva antología; encontrareis a continuación el extracto compuesto de cuatro poemas.

  

Dietro la maschera serena – Extracto

 

 

 

Oye,

te hablo a duras penas,

con la voz destrozada.

Hace frío, estoy vieja

y nada vale nada.

 

Yo tenía un rosal lleno de rosas

y un vaso de miel clara

pero pensé pensé pensé,

y no me queda nada.

 

Yo me hundí en los días hondos, cálidos,

en mi alma perfumada,

en las noches absurdas y serenas.

Hoy me hundo en la nada.

 

Yo era tanto, tan bien, tan plenamente,

tan armoniosamente modelada,

y me deshice en piezas sin sentido

y casi no soy nada.

 

Ya no soy yo ni nadie.

Estoy deshecha, muerta,

no soy nada.

 

Pensé pensé pensé

y hoy ya no queda

más que esta pobre cosa destrozada.

 

(1941)

 

Ehi,

ti parlo a fatica,

con la voce sfranta.

Fa freddo, sono vecchia

e a valer non vale nulla.

 

Io, avevo un roseto pieno di rose

e un bicchiere di miele chiaro

ma ho pensato pensato pensato

e non mi rimane nulla.

 

Io, sprofondavo nei giorni profondi, caldi,

nella mia anima profumata,

nelle notti assurde e serene.

Oggi sprofondo nel nulla.

 

Io ero molto, così ben, così pienamente,

così armoniosamente modellata,

e mi sono disfatta in pezzi senza senso

e non sono quasi nulla.

 

Io non sono più io né nessuno.

A pezzi, morta,

non sono nulla.

 

Ho pensato pensato pensato

ed oggi non rimane altro ormai

che questa povera cosa sfasciata.

 

(1941)

La flor de cenizaIl fiore di cenere
 

El amor. . . ah, qué rosa.

Tenla, sostenla, súbele aguas dulces y puras,

vela la milagrosa ascensión del perfume

y esa niebla de fuego que se le dobla en pétalos.

El amor. . . ah, qué rosa, qué rosa verdadera.

Ah, qué rosa total, voluptuosa, profunda,

de tallo ensimismado y raíces de angustia,

desde tierras terribles, intensas, de silencio,

pero rosa serena.

Tenla, sostenla, siéntela, y antes que se derrumbe

embriágate en su olor,

clávate en las espadas del amor, esa flor,

esa rosa, ilusión,

idea de la rosa,

de la rosa perfecta.

 

(1944)

 

L’amore. . . ah, che rosa.

Tienila, sostienila, dalle acqua dolce e pura,

veglia il miracoloso esalar del profumo

e quella nebbia di fuoco che si spande in petali.

L’amore. . . ah, che rosa, che rosa autentica.

Ah, che rosa assoluta, voluttuosa, profonda,

dal gambo assorto e radici di angoscia,

da terre terribili, intense, di silenzio,

ma rosa serena.

Tienila, sostienila, sentila, e prima che cada

ubriacati nel suo odore,

figgiti nelle spade dell’amore, o fiore,

rosa, illusione,

idea della rosa,

della rosa perfetta.

 

(1944)

Carta IILettera II
 

Estás lejos y al sur

allí no son las cuatro.

Recostado en tu silla

apoyado en la mesa del café

de tu cuarto

tirado en una cama

la tuya o la de alguien

que quisiera borrar

–estoy pensando en ti no en quienes buscan

a tu lado lo mismo que yo quiero–.

Estoy pensando en ti ya hace una hora

tal vez media

no sé.

Cuando la luz se acabe

sabré que son las nueve

estiraré la colcha

me pondré el traje negro

y me pasaré el peine.

Iré a cenar

es claro.

Pero en algún momento

me volveré a este cuarto

me tiraré en la cama

y entonces tu recuerdo

qué digo

mi deseo de verte

que me mires

tu presencia de hombre que me falta en la vida

se pondrán

como ahora te pones en la tarde

que ya es la noche

a ser

la sola única cosa

que me importa en el mundo.

 

(1954)

 

Sei lontano e al sud

lì non son le quattro.

Chinato sulla tua sedia

appoggiato sul tavolino del caffè

della tua stanza

steso su di un letto

il tuo o quello di qualcuno

che vorrei cancellare

–sto pensando a te non a chi cerca

al tuo fianco la stessa cosa che voglio io–.

Sto pensando a te già da un’ora

forse mezza

non so.

Appena la luce svanirà

saprò che son le nove

rifarò il letto

mi metterò il vestito nero

e mi pettinerò.

Cenerò

è ovvio.

Ma prima o poi

tornerò in questa stanza

mi butterò sul letto

e allora il tuo ricordo

che dico

il mio desiderio di vedere te

che mi guardi

la tua presenza di uomo che mi manca nella vita

cominceranno

come fai tu adesso a sera

che è già notte

ad essere

la sola unica cosa

che mi importa al mondo.

 

(1954)

  

El espejoLo specchio
 

Dejá déjame hacer le dice

y cuando inclina

cuando va a hundir el rostro suavemente

en la dura pelambre

en la oscura maraña entreverada

sobre la piel tan pálida

ve el espejo es decir ve en el espejo

una cabeza rubia −no− dorada

el pelo blandamente recogido

en un lánguido moño como si

fueran la cara el cuello la cabeza

de alguna delicada bailarina.

El espejo mirá el espejo dijo

y arrodillada hundió por fin el rostro

y le dejó que él viera la cabeza

dorada hundiendosé en el vello negro

y su cuello doblándose

tan armoniosa tan hermosamente

dejó que él viera absorto enamorado

ese pedazo de su amor viviendo

encerrado en el óvalo de oro.

 

(1970)

 

Lascia, lasciami fare, gli dice

e quando china 

quando il viso quasi affonda, dolcemente

nel grezzo vello

nell’oscuro groviglio intricato

sulla pelle assai pallida

guarda lo specchio, anzi, guarda nello specchio

una testa bionda –no– dorata

i capelli lievemente raccolti

in un languido chignon

il viso il collo la testa come quelli

di una delicata ballerina.

Lo specchio, guarda lo specchio, diceva

e in ginocchio, alla fine immerse il viso

e le lasciò guardare la testa

dorata che sprofondava nel manto bruno

e il collo, armonioso e incantevole

che si piegava

le lasciò guardare, assorto e innamorato

quel pezzo del suo amore che viveva

rinchiuso nell’ovale d’oro.

 

(1970)

TRADUCTORES

 Davide Caroleo

 Licenciado en Lenguas y Culturas Modernas (Inglés y Español) en la Università degli Studi di Urbino “Carlo Bo” (Italia); inmediatamente trabajó como profesor de italiano L2, traductor, mediador lingüístico y cultural en una organización de primera acogida e integración de solicitantes de asilo político. Posteriormente finalizó el Máster en Traducción Literaria de la Universidad Complutense de Madrid, ciudad donde actualmente reside y trabaja como traductor literario (ESP – ITA). Cuenta con numerosas traducciones publicadas a nivel editorial y en varias revistas literarias. Se dedica también a tareas de editing y proofreading.

 Francesca Giovanna Proietti

Licenciada en Idiomas, Culturas, Literaturas y Traducción en la Universidad de Roma “La Sapienza” y especializada en Traducción Literaria en la Universidad Complutense de Madrid. En 2019 empezó a enseñar italiano (L2), como voluntaria, a niños extranjeros de la ESO en una escuela de la red “Scuolemigranti”. Más tarde, a través de un proyecto europeo PON, impartió clases de español e inglés a estudiantes de la ESO en Roma. Ha traducido artículos para un blog literario a partir de dichos idiomas. En París, continuó con la enseñanza del italiano (L2) para los niños franceses de primaria. Hoy en día reside en Roma, donde imparte clases de español e inglés y se dedica a la traducción.

http://www.revistaelhumo.com/

Deja un comentario