La gran herencia de Ali

Ver las imágenes de origen

Ningún deportista intervino tanto en la historia de la humanidad como Muhammad Ali.

Su contribución al movimiento de un mundo atado a los poderes que detenían el cambio fue una energía que rompió las cuerdas. Un peleador que tenía la conciencia de un líder, el movimiento de un retador, el pensamiento de un humanista y la voz de un poeta, desencadenó la conciencia de millones de personas que encontraron una figura capaz de luchar por ellos.

Invencible, inconformista y rebelde, las manos del boxeador se convirtieron en armas universales: Ali fue la empuñadura de una sociedad que despertó en épocas de enorme represión política y social. De Ali a Tommie Smith, John Carlos, Billie Jean King, Colin Kaepernick, Megan Rapinoe o LeBron James, el deporte consigue que la gente mire las pistas, las canchas o los cuadriláteros, como territorios comunes dispuestos a defender sus ideales.

Fue con esa participación activa y una poderosa representación que identificó a diversos sectores, como los deportistas lograron una posición de enorme influencia social. Aquellas luchas solitarias siguen convocando a través del tiempo al heroico espíritu del atleta.

Jóvenes, libres, ganadores, famosos, expresivos, y ejemplares, cada vez son más los que asumen riesgos, toman la palabra, levantan la mano y alzan la voz, saliendo de esa vitrina que les aislaba de la realidad y los presentaba al mundo como figuras para ver y no tocar. Desde lo alto de un pódium o en la cima de sus carreras, lanzar desafíos, abanderar causas, respaldar manifiestos y encabezar movimientos puede parecer normal, pero se necesita mucho valor y coraje para abandonar la comodidad que ofrece el estrellato y aceptar la popularidad como responsabilidad y solidaridad.

Con un compromiso gigantesco, los basquetbolistas de nuestro tiempo, herederos de Ali, continúan marcando el camino que seguirán futuras generaciones de deportistas.

JOSÉ RAMÓN FERNÁNDEZ GUTIÉRREZ DE QUEVEDO

https://www.milenio.com/opinion

Deja un comentario