Arroz de tamboril o rape: exquisito arroz caldoso portugués

Arroz tamboril o arroz de rape portugués.
Arroz tamboril o arroz de rape portugués. Pato confinado.

Al rape lo llaman tamboril en Portugal y en esta receta sale rico, aromático y sustancioso. Este arroz de rape está próximo a nuestros caldosos, con la especialidad de que se apoya en dos plantas que combinan bien con el pescado: el laurel y el cilantro.

El resto es parecido al uso y costumbre peninsular: sofrito, pimientos, marisco… Portugal es tierra marina y de comida excelente. Señorío del bacalao y de guisos magníficos. Lugar en el que dormitar tras un buen tamboril susurrando aquella máxima latina: ¡En la Arcadia estoy!. Si te has cansado de paellas esta es una ocasión perfecta para adentrarte en las maravillas vecinas.

Receta de arroz de tamboril o rape

Arroz caldoso de tamboril o rape.
Arroz tamboril. Pato confinado.

Ingredientes 4 personas:

  • 600 gr. de rodajas de lomo de rape.
  • 360 gr. de arroz.
  • 2 tomates maduros.
  • 1/2 pimiento verde o 1 tipo italiano.
  • 1/2 pimiento rojo.
  • 1 cebolla grande.
  • 2 dientes de ajo.
  • 2 hojas de laurel.
  • 8 gambas o langostinos (opcional)
  • 250 gr. de almejas.
  • 1 litro o litro y medio de caldo de pescado o agua.
  • 1 vasito de vino blanco.
  • Pimentón dulce o picante.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Pimienta negra.
  • Sal.

Elaboración:

Los arroces caldosos son en principio algo más fáciles de elaborar que una paella, al menos si hablamos de conseguir el punto exacto de sabor. Debes vigilar que no se pase o seque, por lo que es recomendable parar la cocción cuando esté al dente: el efecto del calor sigue su marcha aún después de retirarlo del fuego. En el caso del tamboril el punto especial se lo da el cilantro (si no te gusta, puedes substituirlo por perejil, pero no tendrá entonces el acabado portugués). Esta planta aromática interviene al final, cuando el arroz ya está listo. El arroz tamboril agradece un toque suave de picante, ya sea de pimentón o ají. La receta portuguesa no lleva calamar, sepia o pulpo, pero si se lo añades queda igualmente de maravilla (solo tienes que freírlo junto al sofrito). Algunos cocineros lo sacan meloso y otros muy caldoso (calcula la cantidad de caldo a tu gusto).

1. Prepara el sofrito:

Lava y pica bien la cebolla y los pimientos. En una olla honda añade un chorro de aceite de oliva y pon a pochar las verduras junto a dos hojas de laurel y los dientes de ajo con su piel. Cuando estén pochadas, echa una cucharadita de pimentón, rehoga un minuto y acto seguido añade los tomates cortados en dados.

2. Añade el tamboril:

Cuando el tomate haya formado su salsa, añade las rodajas de rape. Deja que se hagan unos minutos, a fuego medio. Salpiméntalo y dales la vuelta. Echa un vasito de vino blanco y deja que se evapore bien el alcohol (varios minutos). Pasado ese tiempo, añade el caldo de pescado (recomendado) o agua. Cuando empiece a hervir, agrega el arroz y repártelo bien con la cuchara de madera.

3. Culmina el arroz caldoso con el marisco y el cilantro:

Tiene que estar cociéndose alrededor de unos 10 minutos. Pasado ese tiempo, agrega las gambas y las almejas (deben estar bien limpias de arena, puede abrirlas a parte en una sartén con un chorrito de agua). Mantén la cocción unos 7 minutos más, a fuego medio. Recuerda apagar el fuego cuando esté el arroz al dente. Fuera del fuego, añade por encima un buen manojo de cilantro picado y remueve con cuidado para no romper el tamboril o rape. Deja que repose unos minutos.

JAVIER RADA

https://blogs.publico.es/recetas-caseras-nutricion-saludable

Deja un comentario