JUAN MANUEL ZERMEÑO POSADAS: POEMAS

JUAN MANUEL ZERMEÑO POSADAS: POEMAS

[yo también estuve enamorado de una estudiante de bibliotecología]

a Carlos Rodríguez y Cristina Baz

ya éramos tú y yo

Alí Chumacero

antes de que mi lengua cupiera en un puño

con el silencio volcado en mi contra

dejando al fuego vivo el cielo vuelto trizas

antes de que el televisor del hotel dejara de ser un espejo negro

en donde las sombras de ambos se desligaran para coincidir

hundidos en el tacto

cuando el silbido de un violín abrió otro agujero en la noche

para que penetrara de lleno en ella

antes de que el amor tocara tierra en otros labios

y  en su cuerpo se dibujara el último rayo de la tormenta

dejando la brújula de ambos loca

y nuestros pubis retraídos acorde al libido

antes de que en sus libros le pesaran más que yo

mucho antes

ya nuestros fluidos se dividían a otro cauces del mismo cuerpo

ya la sábana goteaba más lágrimas que sudor por los bordes

y que en esos huecos de la luz que éramos

se alojara la distancia

antes de que lluvia viniera de mí y de ella

y del sol naciera un mañana

cuando el vacío era el suelo de nuestras flores

antes que el mismo poema y dios nos encontraran

ya estábamos perdidos el uno del otro

siendo los mismos de hoy

el lápiz que escribió el Desasosiego estriba en mis labios

he nacido en un tiempo en que los jóvenes
han perdido la creencia en los lápices

un lápiz no tiene cerebro ni corazón ni twitter
acaso cuerpo
pero es vulnerable y cae en muchas manos
acaso cuerpo que pierde la cabeza muy seguido

a veces cuando levanto la cabeza de los libros
cuando quito los ojos del otro y los pongo en mi lugar
ya tengo un lápiz sobre los labios

son como los gatos o los rayos del sol
que entran sin permiso y se instalan en la mano

hay un lápiz tirado sobre el suelo que me entristece
hay otro recargado en la pared de una historia
hay una casa con fantasmas que viven en los lápices
pero para hollywood eso no vende

los lápices no se pueden escribir así mismos

a veces
como tú y como yo
solo necesitan a alguien para hablar

ojalá en mi vida se me atravesara un buen lápiz
no lo pensaría dos veces
lo tomaría

y si el lápiz me diera hijos seguro serían un fiel
dibujo de los traumas de sus padre

doy todo mi imperio por ir a tomar un café
ahora mismo
a un lugar en donde sepa
que hay lápices buscando quien les ponga
una mano encima.

a tus espaldas tu novia esboza unos cuernos en tu nuca

para tener novia fácil y sencillo:
una licenciatura 
un auto y disponibilidad de horario después del trabajo
-renunciar a la vida-

para tener a la novia del que se cree novio y grande:
ser culto y rebelde

la fórmula se repite hacia todos los lados que voltees
el mundo está articulado para volverte un pendejo
tu novia por ejemplo te hace pendejo

el que no renuncia a su vida tiene amor y con quien compartir
el que lee posee la lengua del diablo
pero tiene en su beso a Dios

lo importante no es escribir sino la agilidad de las manos
para crear en la caricia

quien tiene poemas tiene a la muerte de su lado

para tener novia basta tener un mañana y qué hacer

dentro del amor vuelve a comenzar todo
y todo se calienta
y el vapor que se pega en las paredes siempre regresa

fuera del amor la mente se abre
y lo que guardamos tras los años se escapa

a veces abro el corazón de tu novia y no estás
en su cuerpo no hay rastros de ti
y entre nuestra plática apenas eres

un contacto en su facebook o en su celular

one poem: Gunpowder left the Bang Bang o Bye Bye 2014:

(soundtrack recomendado Dalida- Bang Bang https://www.youtube.com/watch?v=69U41WklpbI)

voltear hacia atrás y verte a ti mismo volteando para atrás para verte

a ti mismo mirando un reloj que en lugar

de ser reloj es un pequeño espejo redondo

que llevas en la muñeca para recordar quién eres

¿mirar el tiempo para reconocernos

o es que diciembre es el nombre de la

cortina de acero que nos mantiene a salvo

de la guerra interna,

es diciembre preámbulo idóneo para ir al gym

a hervir la saliva de nuestras bocas al verter

los ojos en cuerpos ajenos?

acumular el recuerdo en los labios

o debajo de la lengua

-analogía de barrer la basura bajo la alfombra-

guardar en el lenguaje posibles dibujos

de lo que fuimos

y esbozar nuevamente un paisaje con crayolas

como si fuera tarea del kindergarten

(en méxico las crayolas rojas se agotan)

atrás de la persona que fuimos y que miraba el reloj

hay un niño sentado en la banqueta que fuma cigarro tras cigarro

y ve pasar los autos sobre el bulevar como si fueran años

y en ese momento solo él sabe precisamente

que los pequeños finales no existen

y que no hay nada que celebrar al terminar el champagne.

 

Juan Manuel Zermeño Posadas (Monterrey, Nuevo León, 1991) es poeta, crítico literario y editor de la revista Kátharsis XXI. Estudiante de la licenciatura en Letras Mexicanas en la UANL. Cofundador del colectivo Slam Poetry Monterrey. En 2013 obtuvo el primero y segundo lugar más una mención honorifica en el Certamen de Literatura Joven Universitaria de la UANL. Su trabajo aparece en las antologías Poetas Parricidas -Generación de entre siglos- (Cuadrivio, 2014), Palabras de emergencia: poesía joven desde el asfalto (Ed. Regia Cartonera, 2013) y Los volátiles (Juanita Cartonera de Chile, 2014), así como en el CD “Antología de Spoken Word regiomontano” (Slam Poetry Monterrey, 2013). Ha colaborado en revistas impresas: Interfolia, Papeles de la Mancuspia, Clítoris y KXXI, así como en el suplemento Laberinto de Milenio Diario Nacional. En la página web española “Tenían 20 años y estaban locos” coordinada por Luna Miguel con el poema PoeObama, siendo éste traducido recientemente al inglés por Kevin Cole, y otras páginas web internacionales como Círculo de Poesía, Órfico, Los poetas del cinco, Nuestra Aparente Rendición, Letrina, Cráneo de Pangea entre otras. Actualmente coordina el taller literario de la Facultad de Filosofía y Letras de la UANL.

Selección por Jesús García Mora

http://www.revistaelhumo.com/

Deja un comentario