Diez descubrimientos asombrosos sobre el cerebro en 2020

La acción del Covid-19 en las neuronas, ratones que hibernan o la ruta cerebral del lenguaje

Diez descubrimientos asombrosos sobre el cerebro en 2020

Lo que el Covid-19 puede hacer al cerebro, ratones que entran en hibernación o la antiquísima ruta cerebral del lenguaje, últimos hallazgos en Neurociencia.

1. Delirio, ictus o daño nervioso: las complicaciones neurológicas del Covid-19

Diez descubrimientos asombrosos sobre el cerebro en 2020

Delirio, inflamación cerebral, accidente cerebrovascular y daño nervioso. Estos son algunas de las complicaciones neurológicas que puede causar covid-19, según un nuevo estudio dirigido por el University College de Londres y el University College London Hospitals NHS Foundation Trust (Reino Unido) que publica la revista «Brain». Seguir leyendo aquí.

2. Más cerca de la hibernación humana: ya es posible conseguirlo en ratones

Diez descubrimientos asombrosos sobre el cerebro en 2020

Un equipo de investigadores de la Universidad japonesa de Tsukuba anunció en Nature el hallazgo de células específicas en el cerebro de ratones que pueden llegar a desencadenar un estado similar al de la hibernación cuando se activan. Y los ratones no forman parte del grupo de animales que hibernan de forma natural. La información, aquí.

3. El extraño caso del hombre que no puede ver los números

Diez descubrimientos asombrosos sobre el cerebro en 2020

RFS, esas son sus iniciales, es un individuo de 70 años con una anomalía cerebral única en el mundo. No puede reconocer los números del 2 al 9. Cuando se le muestra un dígito, solo ve una mezcla de líneas que describe como «espaguetis» y no tiene la menor idea de qué dígito está mirando. Por lo demás, su visión es normal. Por ejemplo, puede identificar letras y otros símbolos. La causa es una atrofia extensa en la corteza y los ganglios basales.

Para los investigadores de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore, Maryland (EE.UU.), RFS demuestra que los seres humanos podemos tener un procesamiento cerebral extenso sin ninguna consciencia. Es decir, que nuestro cerebro puede identificar algo como una cara o una palabra sin que nosotros nos demos cuenta. La noticia, aquí.

4. La ruta cerebral del lenguaje, desde hace 20 millones de años

Diez descubrimientos asombrosos sobre el cerebro en 2020

Un equipo internacional de investigadores acaba de descubrir que los orígenes evolutivos del lenguaje se remontan, como mínimo, a hace 20 millones de años, mucho más atrás en el tiempo de lo que se pensaba hasta ahora. Por supuesto, eso no significa que aquella época, en la que aún no había humanos, algún antepasado lejano tuviera ya la capacidad de hablar, sino que las rutas cerebrales que mucho más tarde permitirían el habla ya estaban presentes. Hasta ahora, se creía que esas rutas habían surgido mucho más tarde, hace unos 5 millones de años, en algún antepasado común entre simios y humanos. Sigue leyendo.

5. Las ondas del cerebro que desvelan que estás siendo egoísta

Diez descubrimientos asombrosos sobre el cerebro en 2020

Un estudio que se ha publicado en «Nature Neuroscience» ha podido demostrar, por primera vez, que la actividad del cerebro cambia notablemente cuando se está cometiendo un acto egoísta o uno altruista. En concreto, los investigadores lo han observado en unos experimentos en los que unos monos se enfrentaban a la disyuntiva de compartir, o no, un zumo de frutas. Lee la noticia completa aquí.

6. La parte del cerebro que nos distingue de los neandertales

Diez descubrimientos asombrosos sobre el cerebro en 2020

Un equipo de Paleoneurobiología del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH), dirigido por Emiliano Bruner, ha descubierto que el cerebro del hombre moderno posee dos áreas más desarrolladas en comparación con el de los neandertales. La primera es la parte posterior y dorsal del lóbulo parietal superior, y la segunda, la zona intermedia del surco intraparietal, en el lóbulo parietal inferior. Resulta que estas áreas están relacionadas con las habilidades visoespaciales que, entre otras cosas, permiten la imaginación visual, la gestión del espacio y del tiempo, la creación de herramientas e incluso las relaciones sociales, aspectos que nos definen como especie. Los resultados también explican la forma más redonda de nuestro cerebro. La información, al detalle.

7. Una mujer toca el violín mientras le extirpan un tumor en el cerebro

Diez descubrimientos asombrosos sobre el cerebro en 2020

Tocar el violín mientras te extirpan un tumor del cerebro en el quirófano. Eso es lo que hizo Dagmar Turner, de 53 años, una paciente del King’s College Hospital de Londres. Con esta técnica, que no es nueva, aunque sí muy llamativa, los cirujanos se aseguran de no dañar las áreas del cerebro del paciente responsables del movimiento y la coordinación de las manos, componentes cruciales cuando se toca el citado instrumento. Lee la noticia aquí.

8. Describen por primera vez emociones en la cara de los ratones

Diez descubrimientos asombrosos sobre el cerebro en 2020

Los investigadores han descrito por primera vez diferentes expresiones de emoción en las caras de los ratones. De forma similar a como ocurre con los humanos, la cara de un ratón se ve completamente diferente cuando algo sabe dulce o amargo, o cuando se siente ansioso. Este hallazgo, dado a conocer en la revista «Science», podría arrojar luz sobre los principios básicos de cómo se generan y procesan las emociones en el cerebro. Más sobre este estudio, aquí.

9. Tu cerebro cambia mientras comes

Diez descubrimientos asombrosos sobre el cerebro en 2020

Un equipo de investigadores ha revelado cuál es el mecanismo que activa la saciedad justo después de comer. Su estudio, que ha sido publicado en «Cell Reports» y que ha sido elaborado con ratones, muestra que se produce una cascada de reacciones después de que aumenten los niveles de glucosa en sangre. La información, aquí.

10. Cómo el trozo de cerebro de un decapitado ha sobrevivido intacto 2.600 años

Diez descubrimientos asombrosos sobre el cerebro en 2020

Un hombre fue decapitado cerca de la actual ciudad de York (Reino Unido) hace 2.600 años. No se conocen las razones, pero su cabeza -solo su cabeza- fue rápidamente enterrada en un suelo rico en arcilla. Y allí permaneció hasta 2008, momento en el que investigadores del York Archaeological Trust hallaron el cráneo. Al estudiarlo, apareció la sorpresa: un trozo de lo que parecía el cerebro del hombre se encontraba en su interior. Un hallazgo muy raro, ya que se trata de uno de los órganos que primero se degrada tras la muerte. Lee aquí cómo ha sido posible.

https://www.abc.es/ciencia

Deja un comentario