Receta de pizza de coliflor: sabrosa masa de pizza sin harina

pizza hecha con masa de coliflor

La pizza sana. La pizza que presume. La reinona ligera del carnaval. Pizza sin harina, digestiva, baja en hidratos… Con semejantes títulos, es de suponer que la habrás visto anunciada en recetarios. Pero quizás nunca te hayas atrevido a cocinar esta pizza de coliflor.

Receta cuya masa es la coliflor triturada, mejor dicho. El plato que combate por el podio del queso fundido. Suponemos que si has llegado hasta aquí es porque estás a punto de dar el paso. No te arrepentirás. La coliflor no solo hace que esta receta sea más saludable que la convencional: su sabor recuerda al de las mejores artesanas. El tiempo estimado de elaboración es de unos 40 minutos.

Receta de pizza de coliflor

Pizza con base de coliflor
Pizza hecha de masa de coliflor. Pato Confinado.

Ingredientes 2 personas:

  • 1 coliflor pequeña.
  • 1 huevo.
  • Queso para fundir o mozzarella.
  • Papel de horno o de aluminio.
  • Orégano.
  • Sal.
  • Tomate frito ecológico.
  • Ingredientes para la pizza (al gusto: champiñones, jamón, etc.)

Elaboración:

Se trata de triturar la coliflor, mezclarla con huevo y pasarla por el horno hasta obtener una masa crujiente. Luego puedes añadirle los ingredientes de cualquier pizza. Quizás el problema sea conseguir que la masa de coliflor salga lo suficientemente estable como para que se parezca a la de harina. A la textura de este vegetal le cuesta mantener el equilibrio, es menos manejable. Debes deshidratarla muy bien y dorarla bastante. De todos modos, en cuanto a sabor, no echarás de menos el trigo.

1. Tritura la coliflor:

Desecha la parte verde de la coliflor. Con un robot de cocina, trituradora, o incluso con la batidora -si has cortado previamente la hortaliza con un cuchillo- tritura el vegetal. Debe quedar como arena de coliflor, en granos finos, tipo cuscús. Pasa el resultado por el microondas durante unos 10 minutos o lo que necesite para que ofrezca una textura blanda y deshidratada pero a la vez suelta. Cuando se enfríe, elimina el agua restante con un paño de cocina, o chafándola en un colador.

2. Mézclala con el huevo:

Cuando tengas la coliflor a punto, mézclala con un huevo en un bol hasta obtener una masa espesa, aglutinada y maleable. Sálalo. Puedes añadirle, además, un puñado de queso rallado (que le dará más consistencia) y orégano. En algunas recetas le echan 150 gr. de mozzarella rallada junto al huevo.

3. Haz la masa de pizza de coliflor:

Sobre un papel de horno o de aluminio ligeramente engrasado esparce la masa y dale forma de pizza. Es mejor que la base sea fina para que quede más crujiente y estable después.

4. Hornea la masa:

Pon la masa en el horno precalentado a 180 grados y durante unos 20 minutos. Mejor hornéala sobre una base de rejillas para que se haga por los dos lados. Debe quedar dorada, sin que se queme, pero que el resultado sea seco y firme, tostado.

5. Prepara la pizza:

Cuando la masa esté dorada y firme, sácala del horno. Aquí viene la parte de una pizza convencional. Sin abandonar el papel de horno, esparce sobre la masa la salsa de tomate frito ecológica, y luego, por encima, los ingredientes que desees junto a la mozzarella. Recomendamos una combinación de champiñonesjamón serrano y láminas de tomates cherry.

6. Vuelve a hornear:

Con el horno precalentado a 200 grados, vuelve a pasar la pizza de coliflor unos cinco minutos, hasta que se funda el queso. Servir caliente.

https://blogs.publico.es/recetas-caseras-nutricion-saludable

Deja un comentario