10 Obras de arte ridículas que cuestan una fortuna

Tal vez te sorprenderá, pero hay unas cosas muy raras que se convirtieron en grandes obras de arte. Por ejemplo, una taza con un platillo de piel, un plancha con espinas, un orinal e incluso un frasco con desechos de origen humano. Depende de ti cómo tratar tales formas de arte. Pero si todos ellos fueron muy bien valorados por los expertos y el público, entonces seguro que no es tan sencillo como podría parecer a primera vista.

Genial.guru te ofrece una pequeña colección de obras de arte extraordinarias, que les trajeron a sus creadores fama mundial y buenos ingresos.

“Juego de desayuno de piel”, Meret Oppenheim

Una taza, un platillo y una cuchara, cubiertos con pieles naturales, trajeron fama mundial a una surrealista suiza en 1936. La composición absurda se convirtió en un clásico reconocido del surrealismo y el dadaísmo, porque combina lo incompatible y se burla del sentido común.

Actualmente, el juego de desayuno de piel se encuentra en el Museo de Arte Moderno de Nueva York. Parece que durante todos estos años no sufrió en absoluto los ataques de las polillas, por lo que si de repente se decidiera a venderlo en una subasta, sin duda habría costado millones a su comprador.

“M*erda de artista”, Piero Manzoni

El artista conceptual italiano afirmó que su proyecto se centra en la credulidad de los compradores a los que “solo les gusta la m*erda”. Se cree que cada una de las latas numeradas (son 90 en total), contiene 30 g de heces del propio Manzoni, pero según su colega, el artista Agostino Bonalumi, en realidad ahí hay solo yeso.

Las inscripciones en italiano, inglés, francés y alemán dicen: “M*erda de artista. Contenido neto: 30 gramos. Conservada al natural. Producida y envasada en mayo de 1961”. En cuanto al costo, inicialmente era igual al precio del oro para la misma masa: 37 dólares, pero el 23 de mayo de 2007, una de las latas fue vendida por 124 mil euros en la subasta de Sotheby’s.

Foto “Rhein II”, Andreas Gursky

Como se puede adivinar por el título, esta es una foto del río Rhein. Es interesante como todos los detalles accesorios (la estación de energía, las instalaciones portuarias y un hombre paseando a su perro) fueron borrados digitalmente. Pero incluso el hecho del retoque no evitó que la obra de Gursky se convirtiera en una obra maestra reconocida y la segunda de las fotos más caras vendidas en el mundo. La imagen fue vendida por 4.3 millones de dólares y es inferior solo al trabajo fotográfico de “Phantom” de Peter Lik (6.5 millones de dólares).

“Concepto espacial”, Lucho Fontana

Por lo general, los defecto irrevocablemente dañan a las obras de arte, pero no en el caso de Lucho Fontana. Este artista se especializó en pinturas con cortes, muchas de las cuales se vendieron posteriormente a precios astronómicos. La obra maestra que ves en la foto fue vendida en 2012 en la subasta de Christie’s en Londres por 1,5 millones de dólares. Sin embargo, en comparación con el costo de algunas otras pinturas, este es un precio muy razonable.

“Cuadrado negro”, Kazimir Malévich

Ya que estamos hablando de pinturas, sería injusto ignorar la famosa obra “Cuadrado negro” de Malevich. No todos lo saben, pero hay dos cuadrados básicos más del mismo artista: rojo y blanco. Hay otras pinturas de esta serie: “Círculo negro”, “Cruz negra”, además varias versiones del original, hechas por el propio Kazimir Malevich y que difieren en textura y color.

La pintura se encuentra actualmente en el museo y no está en venta, pero, según la casa de subastas Sotheby’s, el valor del “Cuadrado negro” hasta la fecha puede estimarse en 20 millones de dólares.

“Venus de Milo con cajones”, Salvador Dalí

Una de las obras más famosas de Dalí, cuyo significado hasta ahora tratan de resolver. ¿Por qué el artista necesitó, no dudaríamos en llamarlo de esta manera, desfigurar la hermosa Venus con cajones? Probablemente, así Salvador Dalí intentó retratar un “cacheo”, cuando otra persona intenta “penetrar la fachada” de alguien para comprender lo que esta esconde en el alma.

La escultura está en el museo, pero podemos suponer que los coleccionistas privados pagarían millones por ella. Por cierto, el molde para Venus fue hecho por Marcel Duchamp, el colega de Dalí, no menos excéntrico que él. Verás su obra maestra al final del artículo.

“Regalo”, Man Ray

Este objeto inusual se convirtió en una obra maestra de manera accidental. El artista planeó presentarlo como un regalo para el dueño de la galería en París, el poeta Philippe Soupault, pero en el último momento cambió de opinión y lo hizo parte de su exposición. El “Regalo” se ha vuelto increíblemente popular, por lo tanto, se hicieron varias copias (en la foto ves una de ellas). Dado que las otras obras de Man Ray se vendieron por millones de dólares, se puede suponer que esta “plancha con espinas” habría sido apreciada en una suma muy sustancial.

“Sin título”, Cy Twombly

Esta increíble pintura parece garabatos de niños o una hoja de papel en la que alguien probaba un bolígrafo. Pero, aparentemente, los verdaderos conocedores de las bellas artes ven en Twombly algo más, de lo contrario, ¿cómo puede uno explicar que en la subasta de Sotheby’s en 2015 el cuadro “Sin título” fue vendido por un récord de 70 millones de dólares?

 

“La Fuente”, Duchamp

Como es fácil de apreciar, “La Fuente” es un urinario común con la firma “R. Mutt” (R. Tonto). Increíblemente, pero este objeto fue reconocido como la mejor obra de su época y se considera un hito importante en el arte del siglo XX.

El propio artista reaccionó a la popularidad de su creación diciendo esto: “Les tiré en la cara un estante con un urinario y ahora admiran su perfección estética.”

El original de “La Fuente” desapareció, se supone que fue arrojado como una basura inservible. Pero una de las copias de este objeto artístico fue vendida en 1999 en la subasta Sotheby’s por 1,7 millones dólares.

Imagen de portada Wikipedia Commons

https://genial.guru/admiracion-curiosidades

Deja un comentario