La danza de la vida

Danza macabra en la iglesia de San Nicolás en Tallinn | Baile de ...

En la iglesia de San Nicolás, en Tallin, Estonia, hay una enorme pintura llamada Danza macabra que representa lo inexorable de la muerte. El lienzo pintado a fines del siglo XIV muestra que nadie se salva de morir, ni ricos ni poderosos. El mismo papa aparece, con todo y tiara, guiado por un sonriente esqueleto que porta su ataúd. El tétrico desfile continúa con la figura de un emperador, una emperatriz, un cardenal y un rey, mientras que cado uno es acompañado hacia la muerte por un esqueleto.

Este tipo de pintura, que surgió para representar los estragos de la peste negra que azotó Europa en la Edad Media, se convirtió en un género artístico conocido como La danza de la muerte. La peste negra es considerada la pandemia más devastadora en la historia de la humanidad. Se calcula que fallecieron en el Viejo Continente unos 25 millones de personas, una tercera parte de la población europea. El contagio en Europa provino de Asia a través de marinos que navegaban la ruta comercial y se expandió por la falta de higiene.

La peste negra y el coronavirus (covid-19) entraron a Europa por Italia, por personas contagiadas procedentes de Asia, pero no se les identificó como la “peste china”. Es inaceptable estigmatizar el origen de enfermedades con nombres xenofóbicos como llamar “virus chino” al coronavirus (como lo hace el presidente Donald Trump), ni tampoco se debió llamar “gripe española”, la epidemia originada en Francia en 1918. Hasta ahora, la pandemia del coronavirus ha causado la muerte de 86 mil personas y el virus se ha detectado en al menos 177 países. Estados Unidos encabeza la lista con más de 418 mil infectados, seguido por España e Italia. Y en número de muertes Italia es primero, sigue España y luego Estados Unidos.

En México hasta ahora se mantiene relativamente bajo el número de casos y de fallecidos, en comparación con otros países. Pero no hay que confiarse y seguir las indicaciones de las autoridades de salud para evitar que se expanda peligrosamente. Si bien el brote es un grave problema de salud pública, la mayoría de las personas que contraen el coronavirus no necesariamente se muere. Las personas mayores y las personas con enfermedades pulmonares tienen un mayor riesgo. El coronavirus se está extendiendo por todo el mundo. Sin embargo, hay varias vacunas en desarrollo que pondrían fin a la pandemia este mismo año.

A diferencia de los sombríos pintores medievales, el maestro Nicolas Poussin pintó La danza de la vida humana, exaltación de alegría y de color. Son cuatro figuras alegóricas que nos invitan a danzar al son de la música que nos toca el tiempo: tiempo de placer y tiempo de trabajo, tiempo de riqueza y tiempo de pobreza, cuatro estadios por los que puede transitar el ser humano durante su azarosa vida. Vendrán tiempos mejores con días de reír y de llorar.

La danza de la vida humana - Wikipedia, la enciclopedia libre

No hay que desalentarse ante la incertidumbre en este tiempo de crisis. Volveremos a danzar con la vida, mientras haya tiempo.

 

https://www.milenio.com/opinion/agustin-gutierrez-canet/sin-ataduras/la-danza-de-la-vida

Deja un comentario