‘Inversos’: una cadena de poesía sobre cómo nos hace sentir el confinamiento

           

thumb image

Las casas se están hartando de presencia humana durante las últimas semas. Entre sus cuatro paredes se están cocinando sentimientos de todo tipo. Miedo, incertidumbre, aburrimiento, ansiedad… Sensaciones, algunas de ellas, inéditas para muchos de los que las están experimentando estos días de confinamiento.

Aunque no todas son negativas. Solo hay que asomarse al balcón o a las redes sociales para comprobar la creatividad que muchos tenían guardada para situaciones especiales.

Una de ellas es Inversos, una iniciativa que recurre a la poesía para hacer más llevadera la cuarentena. Y, de paso, para acercar el género a los que hasta ahora no eran demasiado afines.

Todo empezó como un reto en Instagram. Jota Santatecla , más conocido como «poeta del metro», escribió su propia poesía sobre la crisis del COVID-19. Era este:

 

Distancias

La noche, un espejo paciente

que late con el don de los aplausos.

No importan estas maletas vacías,

sólo restablecer lo que nos une.




La distancia se parece al columpio

que disfraza la humedad de la hierba;

contempla hasta el remordimiento

esa manía de dormir

antes que el latido de las paredes.




El pálpito de los recreos

es un eco de toboganes,

huellas que buscan nombres

en otros nombres que no son los nuestros.




Pienso en lo único breve:

este hecho, hablar del agua,

las gotas que ocupamos.




Escribo otra distancia,

pronuncio el testigo amarillo

de los parques. Vida en silencio,

alguna vez memoria.




Dos flores apiladas.




Una corriente anuncia

la vuelta de las horas.


Luego animó a los también poetas César BrandomRaquel Beck y Nerea Delgado a que escribieran la suya. Tenían que publicarla en Instagram en las siguientes 48 horas. Esa era una de las premisas del reto, aunque la principal era que el poema tratase de sentimientos directamente relacionados con la cuarentena. Después tendrían que invitar a otros colegas a sumarse al desafío.

Numerosos poetas han recogido el guante lanzado por @inversos_c hasta la fecha. Todas las creaciones de esta «cadena de poesía en cuarentena» serán recopiladas en un libro tan pronto como todo vuelva a la normalidad.

‘Inversos’: una cadena de poesía sobre cómo nos hace sentir el confinamiento

«Quedarán, así, como un inusual testimonio de una época crítica e histórica. Una crónica sentimental nutrida de momentos y sensaciones que en el futuro puedan complementar y poner un contexto emocional a las informaciones recogidas por las crónicas o los libros de historia», explican desde K.O Company, que está detrás de la iniciativa.

Rubén Fernández, productor ejecutivo de la central de entretenimiento, considera que, además de todo eso, el proyecto es útil ahora: «La poesía es un tipo de contenido que lleva tiempo viviendo una segunda juventud gracias a las redes sociales. Inversos hace evidente su capacidad de comunicar y hacer compañía a todo tipo de personas, tratando momentos, sentimientos y sensaciones que, en un momento u otro, todos estamos viviendo durante el transcurso de esta cuarentena».

‘Inversos’: una cadena de poesía sobre cómo nos hace sentir el confinamiento

Para el poeta Jota Santatecla, el primer eslabón de la cadena poética, «la poesía siempre se ha nutrido de todo aquello que rodea al poeta y, sobre todo, de la manera que este tiene de interpretarlo y traducirlo a sentimientos y reflexiones». El virus nos ha metido a todos en casa y, en ese sentido, todos estamos compartiendo, por separado, sensaciones muy similares, añade.

«Me parece muy interesante conocer de qué manera cada poeta elegiría expresar insights que, ahora mismo, toda la población tiene muy presentes: incertidumbre, aplausos a las ocho, monotonía, esperanza, soledad… Creo que la poesía tiene la capacidad de hacer un poquito más libre tanto al escritor como al lector, y ese es un valor que quizá estos días necesitamos más que nunca».

Home

Deja un comentario