SALVADOR DALÍ: POESIA

SALVADOR DALÍ: POESIA

POEMA DE LAS COSITAS

(Dedicado a Sebastián Gasch)

Estoy contento, estoy contento, estoy contento, estoy contento,

Estoy contento, estoy contento, estoy contento, estoy contento,

Estoy contento, estoy contento

Hay una cosita mona que nos mira sonrriendo mi amiga tiene la

mano de corcho y llena de puntas de París.

Mi amiga tiene las rodillas de humo

El azúcar se disuelve en el agua, se tiñe con la sangre, y salta como una

pulga.

Mi amiga tiene aun un reloj de pulsera de macilla.

Los dos pechos de mi amiga el uno es un suavevisimo avispero y el

otro una calma gorota.

Los pequeños erizos, los pequeños herizos, los pequeños erizos, los

pequeños herizos, los pequeños erizo, los pequeños herizos

Los pequeños erizos, pinchan

El ojo de la perdiz es encarnado.

Cositas, cositas, cositas, cositas, cositas

Cositas, cositas, cositas, cositas, cositas

Cositas, cositas, cositas, cositas, cositas

Cositas, cositas, cositas, cositas, cositas

Cositas, cositas, cositas, cositas, cositas

Hay cositas quietas, como un pan

POEMA

A Lydia de Cadaqués

Una oreja quieta encima un pequeño humo derecho indicando lluvia

[de hormigas sobre el mar.

Al lado de la roca fría hay un pelo de pestaña.

Un pedazo de carne desgarrada señalando el mal tiempo.

Hay seis pechos extraviados dentro un agua cuadrada.

Un burro podrido zumbante de pequeñas minuteras representando el

[principio de la primavera.

Hay un ombligo puesto en un sitio con su pequeñísima dentadura

[blanca de espina de pez.

Un cangrejo seco sobre un corcho indicando la crecida del mar.

Hay un desnudo color de luna y lleva su nariz.

Una botella de anís del mono horizontal sobre una madera vacía,

[simulando el sueño.

Hay una sombra de aceituna en una arruga.

CON EL SOL

Con el sol me nace un pequeño cornetín de un puñado de más de

[mil fotografías de asnitos secos.

Con el sol, cerca de un sitio vacío y mojado cantan 6 babas y

[una pequeña sardina roncadora.

Con el sol hay una pequeña leche derecha encima del ano de una

[caracola.

Con el sol me nacen dos pequeños tiburones, desdentados, por

[debajo del brazo.

Con el sol hay un moco, de pie, al borde de un canto de acera

y otro moco, de pie, en la cumbre de mi dedo a punto de volar

y otro moco derecho a 20 m. encima una piedra que parece un

[monumento a los loros,

y otro moco quieto encima una arna a 40 m, que es un alegre canción,

y otro moco seco, que es un viraje,

y otro moco volador, que es un traje sastre,

y otro moco enrrampado, que es la historia de una nuez,

y otro moco, dado a la bebida, que es los ruidos de la guerra europea.

Cuando hace sol, cuando hace sol, cuando hace sol, cuando hace

[sol, cuando hace sol, cuando hace sol!

Cuando hace sol, hago bonitos castillos

Con corchos pintados de rojo.

Con plumas de colores.

Con saliva.

Con los pelos de las orejas de mi familia.

Con el vómito de los felices animalitos.

Con los hermosos marcos de los cuadros artísticos.

Con los excrementos de las cantantes, de las bailantes, de las cabras, de los

                                                          [aficionados a la grisantema, de las bestias secas.

Este castillo lo hago expresamente para que lo habite un curioso matrimonio

compuesto de un saltamontes viejo y una cenicita de cigarro. El saltamontes

está formado por más de 100/000.000 diminutos peces espada; si

se sopla, los diminutos peces espada se esparcen por el aire y sólo queda de

él una antigua y delgadísima pluma estilográfica peluda.

En cuanto a la cenicita, ¿tendré que insinuar aún que se trata de un simple

MOCO?

UNA PLUMA, que no es tal PLUMA, sino una diminuta HIERBA, representando

un caballito de mar, mis encías sobre la colina y al mismo tiempo un

hermoso paisaje primaveral

* * *

Hay una cabeza de ciervo seca puesta sobre el musgo,

de la cabeza del ciervo sale un pequeño puerco

después otro pequeño puerco

después otro pequeño puerco

después otro pequeño puerco

después un pequeño ciervo verde como una rana

después otro pequeño puerco

después otro pequeño ciervo, verde como el perejil

después aún tres pequeño puercos

y después otro ciervo

y a este pequeño ciervo se le enredan los cuernos

pero hace andar las patas

las patas hacen rodar un tonel de paja tierna

pero el tonel de paja rueda porque debajo hay un río que pasa

y la corriente se lleva el tonel

al llegar a la cascada cae encima de unas ramas y le nace borra

a la mañana siguiente el tonel queda anidado por infinidad de

[diminutas fotografías que representan

sombrillitas de colores

en las que están pintadas los famosos lagos.

Río abajo vive un moco en una cabaña

no quiere más adorno

que una pequeña pero clarísima fotografía de una ardilla

y en vez de lavabo y como único mueble

tiene una almendra recién mondada suspendida de un hilo del

[centro del techo.

* * *

Es la época de los bonitos paisajes

de los bonitos paisajes consistentes

en 10.000 pequeños jarrones artísticos de cristal

con raíces de espuma

de los bonitos paisajes consistentes

en 3 caballos rabiosos confitados dentro de una botella

de los bonitos paisajes consistentes

en un mochuelo helado dentro de una piedra

de los bonitos paisajes consistentes

en lejanas montañas que son 3 caracolas altas como la torre

[Eiffel

y que se esfuerzan en representar una hojita de menta.

* * *

Por qué tanta altura caracolas de nácar?

Por qué las manos que caen de vuestra cumbre quedan dormidas?

por qué me han crecido uñas en la punta de los dedos?

es también esto un secreto?

tengo bastantes pelos…

es esto un motivo para estar triste?

debo quizás arrancar mis pelos?

estaría bien que bailara un bonito baile?

Un baile no muy cansado?

* * *

Por qué esperar que la espuma se pose sobre las rocas lisas

si precisamente las nubes viven

dentro las plumas de dentro las rocas lisas

pero las nubes, la espuma y las rocas lisas

no forman otra cosa que un antiguo y conocido paisaje

donde viví mi adolescencia

mis labios, mis ojos perdidos entre los guijarros…

mis cabellos imitando los gestos de las piedras

y vigilado únicamente

por una aceitunita vigiladora

alegre

como un violento puntapié en medio del culo.

NO VEO NADA, NADA EN TORNO DEL PAISAJE

POEMA

A Ferrán y Mayoral, Salvador Percarnau y

Manuel Brunet; respetuosamente.

Cuantas cuantas cosas hay este mediodía en el paisaje

tantas que no se pueden contar

las unas en un sitio las otras en otro todas están por allí

pero todas estas cosas cositas y cositaes

consisten en piedras

y en aceitunitas quietas secas a punto de dormirse o de volar

y en garrotas secas

y en algas secas

y en bestias secas

y en mierdas secas

y en mocos secos

y en moscas secas

y en tangos secos

y en valencianos secos

y en músicos secos debajo una pequeña hierba

y en peluqueros secos debajo una pluma

y en pulgares secos atraídos por el alta mar

y en narices secas puestas en fila

y en sardinas secas delgadas como un hilo[i] que quisieran ir a

[alguna parte

pero tiene los ojos encima una caña seca

las escamas en el fondo de un charco seco

las espinas las crestas las narices y las codornices

extraviadas en un pequeño ano seco llevado por la brisa

como una tortuga

o como una semilla.

Pequeño ano

tú habías vivido cerca del sexo de una joven y bonita nadadora

habías jugado

habías leído novelas instructivas

habías ido y venido

paseabas

traspapelabas

y ahora estás seco y la brisa se te lleva como una semilla.

* * *

Si se mira por tu agujero se ve una diminuta fotografía de un loro en colores

dentro de la cabeza del loro se ve aún la carita melancólica de una

monstruosa y lejana bestia, se trata de yo cuando era pequeño vestido con

un precioso traje de encajes salpicado de caca. Dentro de esta carita pueden

verse aún cada vez más diminutas la carita de una liebre, dentro la carita

de una liebre la carita de un pez, y dentro de la carita de un pez la carita de

una patata, pero mejor será volver a las piedras del principio.

Todas las piedras estaban anidadas por dentro

dentro de una piedra había un piñón volador

dentro de otra piedra había un piñón silbador

dentro de otra piedra había un pequeño piñón quieto

vigilado por una minutera de mijo[ii]

en otra piedra había un piñón derecho y quieto

con el cabello al rape y la bragueta desabrochada

dentro de otra piedra había un piñón disimulador

al lado de un pedazo de corriente de aire puesta sobre una rachada de coces

en otra piedra había un pequeño piñón como quien silba apoyado en una

[bofetada

en otra piedra había un piñón salpicado de sangre

al lado de una clarísima fotografía

de un joven bien vestido escupiendo por gusto en el retrato de su madre

en otra piedra había un piñón resquebrajado

al lado de un grito de ave

dentro de otra piedra había un piñón quieto barnizado de negro

al lado de un ruido lejano de tormenta

y de una magnolia iluminada por el sol

dentro de otra piedra había un diminuto piñón con bigote y un

[excremento encima la cabeza

VIVA

dentro de otra piedra había aún un pequeño piñón derecho quieto

[enrampado rabioso y confitado

con un microscópico sombrero de Napoleón

VIVAN VIVAN Y VIVAN los tales piñones

esportivos y demás

* * *

Y aún había más piedras

y más piñones

y más bestias secas

etc., etc.

* * *

Pero conozco desde la infancia este antiguo paisaje

y he aprendido de tiempo a descifrar

el significado tan hábilmente disimulado de tales simulacros.

Sé de sobras que todas las cosas han sido colocadas

para ocultarme

la verdadera personalidad de mis amigos

para ocultarme

la existencia de ciertos rostros puestos boca tierra

con una leve hemorragia de sangre

que vierten sus narices desproporcionadas

realmente demasiado largas

estos rostros están rendidos del tormento de la luz del día

llevan un saltamontes arrapado a la boca

y están ocultos

detrás del último muro

que separa los andenes de las estaciones del paisaje

[primaveral

para ocultarme

el vuelo lleno de crueldad de las palomas de ojos vacíos

para ocultarme

el sufrimiento y el esfuerzo estéril

de las patas de las gallinas

al intentar salir del cuello de las bestias previamente podridas y secas

para ocultarme

los dientes afilados de las mujeres bellísimas

esculpidos en los jarrones artísticos

que rematan los lugares más altos

de los preciosos y decorativos edificios de yeso

para ocultarme

ciertos objetos malvados

cuya vista me revela la más irremediable desesperación

ciertas cajas de ébano de uso desconocido

de forma parecida al estuche de un violín

cuya tapa imita exactamente en relieve una magnífica y rubia

[cabellera de mujer

para ocultarme

este saltamontes erizado de hormigas

cuyo contorno coincide con la extraña mancha negra

que tengo en mi espalda

para ocultarme

esta hora demasiado avanzada del día.

* * *

Pero no tengo necesidad de girarme, para saber que detrás de mis espaldas es ya la tarde, ni para saber exactamente lo que allí está pasando. Sé que si me girara vería aquella playa a la que alguna vez me he acercado en sueños, sembrada de animales fósiles, ramas de coral y el mar cubierto de hormigas aladas. A lo lejos habría aquellos tres angustiosos personajes de siempre encubiertos bajo la apariencia de tres solitarios montones de conchas.

* * *

Un montón

es un personaje exquisito con moño de mujer

que está olvidándose del nombre de su hermana

el otro es un loco

y el montón más lejano

aquél del final de la playa cubierto hasta la mitad por una sábana

aquél es el tercer personaje

va vestido como yo

y sigue con la mirada el contorno de una piedra.

FOLLETO ACUNADO CUNA

EN RÚSTICA

Folleto perdura

al mismo tiempo declinando

una tasa

una tasa portuguesa cualquiera

que se fabrica hoy

en una fábrica de vajillas

pues una tasa

se parece por su forma

a una dulce antinomia municipal árabe

montada al final del alrededor

Salvador Felipe Jacinto Dalí i Domènech,1 marqués de Dalí de Púbol (Figueras, 11 de mayo de 1904-ibídem, 23 de enero de 1989), fue pintor, escultor, grabador, escenógrafo y escritor español del siglo XX. Se le considera uno de los máximos representantes del surrealismo.

[i] Un hombre se puede llamar Jorge Luis Pellisier y también Pelison Fontanier o

Felipe. Se puede cortar la piel, el pelo, las cuerdas de los barcos, los picos de los pájaros, el vello de la cara, el pelo del pubis, el pelo de la rata almizclada, los pelos

del oso blanco, el cabello de la mujer, el rebrote de la barba, etc. etc.

[ii] Los niños, los ancianos, los adolescentes, los hombres y los ancianos forman el sexo masculino; las niñas, las mujeres, las ancianas, forman el sexo femenino; el padre, la madre, el abuelo, la abuela, las hermanas y los hermanos, son los miembros de la familia; los hombres son jóvenes, viejos, bajos, altos, delgados, robustos, enfermizos, sanos, activos, perezosos, buenos, malos. Los hombres, viven, piensan, hablan, ríen, lloran, comen, beben, andan, bailan, leen, escriben, hacen media, cosen, tejen, enseñan, estudian y juegan. El hombre piensa, la niñita ríe.

Son muchas las niñas que cosen una camisa, son muchas las mujeres que tejen. Mi abuela hace medias pequeñas. Todos los hombres comen, beben y respiran. Las madres enseñan a los niños a contar; el niño aprende a calcular. Papá tiene toda la barba. Enrique no tiene todavía barba. El abuelo tiene el cabello cano.

¿Cómo son tus cabellos? La mamá es una buena y amable persona. Berta es una buena hija. Carlos es un escolar, Juana es la nieta del abuelo, Francisco se parece a papá ¿A quién te pareces tú? Tu serás adolescente, hombre y después anciano. El hombre tiene cabeza, cuello, espalda, vientre, un lado derecho y un lado izquierdo, dos brazos, dos manos y dos pies; tenemos una frente, dos ojos, dos orejas, dos mejillas, dos labios, una barba, una lengua, treinta y dos dientes, un paladar, muchos cabellos, diez dedos en las manos, diez en los pies y veinte uñas.

http://www.revistaelhumo.com

Deja un comentario