La reunión de Genesis deja en el aire la participación de Peter Gabriel

El grupo británico actuará en 10 ciudades del Reino Unido con el hijo de Phil Collins como baterista

Mike Rutherford, Tony Bank y Phil Collins de Genesis.
Mike Rutherford, Tony Bank y Phil Collins de Genesis.FRANK AUGSTEIN / AP

 

Genesis se reúne después de 13 años del Turn It On Again: The Tour y vuelve a pisar los escenarios del Reino Unido, a la espera de otras fechas europeas. Sin embargo, la participación del histórico cantante del grupo en los 70, Peter Gabriel (Surrey, Inglaterra, 70 años), queda en el aire. El cantante en principio no estará, pero los seguidores confían en que se sume en alguna fecha. Gabriel no publica un álbum de nuevas canciones desde Up (2002) y la última vez que actuó en vivo fue con Sting en 2016. La relación con los otros miembros es buena, como demuestra la presencia conjunta en el documental Genesis: Together and Apart, de 2014, donde los cinco se reunieron por primera vez oficialmente desde el concierto Six of the best, de 1982.

The Last Domino? es el nombre de la nueva gira, inspirada en la canción en dos partes del disco Invisible touch (1986). La noticia fue desvelada a través de la publicación de una foto en Instagram donde aparecen Mike Rutherford (Guildford, 70 años), Tony Banks (East Hoathly with Halland, 70 años) y Phil Collins (Chiswick, 69 años), los tres miembros que han resistido prácticamente toda la trayectoria de la banda. Abajo, el texto: “And then there were three” (“Y aquí están los tres”), que se refiere al título del disco que representó el punto de inflexión: del rock progresivo al descubrimiento del pop rock.

Por ello, no estarán algunas piezas clave de la época experimental, en primer lugar Peter Gabriel. El cantante emprendió una carrera solista, segunda por éxito solo a la de su reemplazo en la voz, Phil Collins. Con su manera de interpretar los relatos fantásticos, como Selling England by the pound (1973) o The lamb lies down on Broadway (1974), y sus disfraces, se convirtió en un punto de referencia. Su despedida representó para muchos aficionados el principio del fin de la época dorada del rock sinfónico. Luego, el grupo descubrió que su voz ya estaba en la casa: Collins lo sustituyó e interpretó el doble papel de baterista-cantante. Al principio, siguió en la misma línea con álbumes como A trick of the tail (1976) y Wind and wuthering (1976).

Sin embargo, cuando también se marchó Steve Hackett (Pimlico, 70 años) en 1977, los tres que se quedaron ya estaban listos para el cambio de estilo. En 2007, los últimos conciertos celebraron los dos periodos: por un lado las larga piezas como el popurrí de In the cage, The cinema show y Duke’s travels, o auténticos manifiestos del progresivo como Firth of fifth; por el otro, los éxitos de los años 80 como Invisible touch, Land of confusion o Mama.

La vuelta de los Genesis fue oficializada por el bajista Mike Rutherford, que ya abrió los conciertos de Collins con su grupo Mike & The Mechanics y cantó con él Follow you follow me, en una entrevista en BBC Radio: “Hay canciones que sientes que tienes que tocar porque el público se sentiría engañado si no lo hicieras. Es una cuestión de juntar el resto de las canciones que no hemos tocado en mucho tiempo. Quisimos saber cómo funcionaría, así que estuvimos ensayando en Nueva York. La gente nos preguntaba qué hacíamos allí y nosotros contestábamos que habíamos viajado a la ciudad por una boda”, bromeó.

Las dudas sobre las condiciones de Phil Collins, de 69 años, son todavía muchas. El compositor e intérprete de In the air tonight regresó a la canción en una gira que llevaba el nombre de Still not dead yet live (Todavía no estoy muerto), en un mensaje autoirónico sobre sus problemas físicos. Collins ha pasado la mayoría de los conciertos cantando sentado, sin poder tocar la batería. Su importante pérdida de oído es el daño colateral de toda una generación de músicos de los 70, cuando se actuaba sin cascos y altos volúmenes. El otrora batería sufrió también dos operaciones en la columna vertebral. Tiene problemas para caminar y ha perdido sensibilidad de las manos. Por último, la caída en una habitación de hotel de Londres, que le obligó a suspender su gira en 2017.

En su lugar en la batería actuó su hijo, Nicholas, de 18 años, que también estará con los Genesis. “Phil ha estado de gira los dos últimos años y medio con su hijo Nick a la batería, así que parecía el momento natural para tener una conversación al respecto. Todos somos aún buenos amigos y aquí estamos”, ha añadido Rutherford. La alineación la completan el guitarrista Daryl Stuermer, en el grupo desde la marcha de Hackett.

El nuevo capítulo de los Genesis comenzará el 16 de noviembre en Dublín y llegará también a Belfast, Liverpool, Newcastle, Londres, Leeds, Birmingham, Manchester y Glasgow.

https://elpais.com/cultura

Deja un comentario