Carta de un cura a los jueces sobre lo que es un sentimiento religioso y lo que no

El juez procesa a Willy Toledo por insultar a Dios y a la Virgen María
El juez procesa a Willy Toledo por insultar a Dios y a la Virgen María EFE

 

De nuevo hay que salir a la palestra sobre el tema de los sentimientos religiosos. Es ya  preocupante saber lo que es un sentimiento religioso y lo que no, por lo menos en el ámbito del cristianismo, con motivo del procesamiento de Willy Toledo por parte del juzgado de instrucción número 11 de Madrid.

El juez considera un delito contra los sentimientos religiosos el hecho de cagarse en Dios y en la Virgen María en Facebook a raíz de una demanda formulada por la Asociación de Abogados Cristianos. Ni qué decir tiene que las redes sociales se van a hacer eco una y otra vez de la frase “Me cago en Dios y en la Virgen María”, como un acto de solidaridad y desafío.

Todo esto se produce en un momento en el que la pederastia de sacerdotes y obispos, añadido al encubrimiento, es una realidad patente y terrible que nos indigna y nos hunde de una manera indudable. Llevan razón cuando nos dicen que nos desgarramos las vestiduras por palabras o gestos que no nos gustan mientras, en cambio, se ha ejercido la pederastia, se ha consentido, se ha encubierto y algunos pederastas que se sabía han ocupado cargos muy importantes en la curia romana. Sobrecoge leer cómo se producían los abusos y no se hacía nada. Ahora nos ponemos muy sensibles y alterados por expresiones y gestos que no dejan de ser eso, expresiones y gestos.

Vuelvo a insistir en que estas expresiones y otras, junto a gestos y escenificaciones, entran en el mundo de la libertad de expresión, que podemos considerar a veces como hirientes y de mal gusto y de falta de respeto. He visto cosas en relación a este tema con las que he dicho “¡Madre mía!” y he resoplado porque me ha parecido muy molesto y muy desagradable, pero en ningún momento han atentado contra los sentimientos religiosos, que son otra cosa distinta.

El propio juez de este juzgado atenta contra los sentimientos religiosos porque castiga y abre un proceso en nombre de un Dios que perdona. De modo que se atenta contra el sentimiento religioso del perdón y la reconciliación: eso sí son sentimientos religiosos; mientras que la venganza, el rencor y el odio sí atentan contra los sentimientos religiosos. La propia Asociación de Abogados Cristianos atenta con sus demandas el sentimiento religioso de la reconciliación y el perdón. Parece que no han entendido mucho del cristianismo.

¿Ustedes se imaginan, jueces y juezas y fiscalía, que yo hubiera puesto una demanda contra el Gobierno español de José María Aznar por apoyar y participar en la guerra de Iraq por atentar contra el sentimiento religioso de la paz? Si lo hubiera hecho, me imagino la respuesta y la paz fundamentada en la justicia en un sentimiento religioso.

¿Ustedes se imaginan, jueces y juezas y fiscalía, que hubiéramos puesto una demanda por atentar contra los sentimientos religiosos cada vez que por una demanda de una entidad financiera se hubiera desahuciado a una familia? Echar a la calle a una familia es ir contra los sentimientos religiosos porque hay que defender a las familias, a los menores y a nuestros mayores. A raíz de esto quiero recordarles lo que ha pasado en Oviedo, donde un matrimonio de 72 y 74 años fueron desahuciados por la inhumanidad social, la indiferencia y la complicidad judicial, sin aplicar el protocolo de avisar a los servicios sociales ante una situación de vulnerabilidad. Echar a la calle a este matrimonio es atentar contra los sentimientos religiosos.

¿Ustedes se imaginan, jueces y juezas y fiscalía que hubiéramos puesto una demanda por atentar contra los sentimientos  religiosos por bajar las pensiones o no establecer pensiones dignas? No permitir que nuestros mayores tenga un final digno en sus vidas es atentar contra los sentimientos religiosos. Cada vez que se dice que nuestros mayores son un problema y un estorbo para el sistema financiero y productivo es atentar contra los sentimientos religiosos.

Jueces, juezas y fiscalía: un sentimiento religioso en el ámbito cristiano, no entro en otros credos, es algo profundo y hondo que te conmueve porque está relacionado con la justicia, la libertad, la paz, la tolerancia, el encuentro, el diálogo, la solidaridad, el perdón, la reconciliación, la ternura, la amistad, la bondad, la esperanza, en definitiva, todos esos valores que están recogidos en la Buena Noticia de Jesús de Nazaret (evangelios) y en la Doctrina Social de la Iglesia, valores que podemos compartir con personas de otros credos y  humanismos.

Y cuando estos sentimientos religiosos se conmocionan es porque se atenta contra ellos a través del racismo, la xenofobia, la aporofobia (rechazo del pobre), el fomento de las guerras, el saqueo de los recursos naturales de otros países, la usura de las entidades financieras, el trabajo esclavo o en condiciones indignas, como pueden ser la precariedad, el salario injusto y el mal trato, la discriminación, la violencia contra las mujeres, los asesinatos…

Miren, cuando destruimos el planeta y nuestros entornos naturales atentamos contra los sentimientos religiosos porque se destruye la creación. Cuando fomentamos un sistema basado en la concentración de las riquezas y el poder, como es el sistema capitalista, es atentar contra los sentimientos religiosos porque es un sistema, como dice el Papa Francisco, que mata y asesina. Cuando manipulamos la información y mentimos en los medios de comunicación es atentar contra los sentimientos religiosos porque van en contra de la verdad.

¿Ustedes son conscientes que la Ley Mordaza va en contra de los sentimientos religiosos porque reprime a las personas para que no se manifiesten y protesten? Vender armas es atentar contra los sentimientos religiosos porque hay que construir la paz, no destruirla. Rechazar a los refugiados e inmigrantes, utilizar las devoluciones en caliente es atentar contra los sentimientos religiosos porque defendemos la acogida y la hospitalidad.

Me vais a permitir un último ejemplo: que vaya una mujer a denunciar por amenazas de su expareja y no se le haga caso y como consecuencia son asesinadas sus dos hijas es atentar contra el sentimiento religiosos porque no se protege al más vulnerable e indefenso. Vuelvo a insistir: los expresiones y gestos, aunque sean mofa y burlas que no nos hacen ninguna gracia, pero que ninguna, no es atentar contra el sentimiento religioso. Atentar contra el sentimiento religioso es atentar contra la dignidad humana, contra los Derechos Humanos.

Cuando el sistema judicial en la época franquista condenaba muerte a gente o los encarcelaban, aunque tuvieran el crucifijo en la mesa y el apoyo de la jerarquía era atentar contra los sentimientos religiosos porque se vulneraba el principio de no matarás y no harás daño. Por cierto, ¿ustedes son conscientes que el propio Jesús de Nazaret fue acusado de blasfemo, de atentar contra los sentimientos religiosos del judaísmo y fue un detonante en la sentencia de su condena a muerte? Si leen los Evangelios, verán muchas acusaciones de este tipo a Jesús y sus seguidores.

Espero que les haya ayudado este artículo a discernir lo que es un sentimiento religioso, siempre vinculado a la justicia, a la vida, la dignidad humana y a la defensa de la naturaleza y lo que no es. Con este procesamiento y otros hacen daño a la judicatura, a la propia Iglesia, sí a la propia Iglesia y promueve la hipocresía, el fariseísmo y el nacionalcatolicismo, que tanto daño hizo.

 
https://www.eldiario.es

Deja un comentario