Los hijos de Camarón, cantantes de trap

La descendencia del mítico cantaor pasa del flamenco y se ha sumergido en la música urbana, haciendo colaboraciones con referentes de la escena como Omar Montes

José Monje júnior, alias Mancloy
José Monje júnior, alias Mancloy – YouTube

Nacho Serrano

En la telenovela «Topacio» había un personaje que se llamaba Cheíto, que le hacía mucha gracia a la abuela de José Monje júnior, el hijo de Camarón. El nieto acabó siendo conocido así en la familia y en el barrio de la Línea de la Concepción, pero ahora «Cheíto» tiene un nuevo alias, Mancloy, un nombre artístico fruto de su inmersión en el rap y el trap, dos géneros alejadísimos de lo que hacía su padre, pero que, quién sabe, igual le hubieran parecido interesantes.

Nacido en noviembre de 1991, «Cheíto» es el menor de los cuatro hijos de Camarón y La Chispa. Apenas conoció a su padre, que murió en julio de 1992 a la edad de 41 años, pero su figura es imoportantísima para él, como es natural. Precisamente, es muy probable que esa sea la razón por la que no canta flamenco. La sombra del Dios sería demasiado alargada.

«No tengo recuerdos directos porque era muy chico, tenía un año y pocos meses. Tengo lo que me han contado», cuenta «Cheíto» en el canal Camaron Oficial de YouTube, donde asegura que sus familiares ven muchas cosas de su padre en él. «En mi casa dicen que somos iguales y se preguntan cómo puedo tener cosas que ni siquiera he conocido. El tío de mi madre me dijo que cojo la cuchara para comer como él».

«Cheíto», no obstante, sí cantó flamenco durante un tiempo. Exactamente hasta los 9 años, cuando sin él mismo saber por qué, dejó de cantarlo para no volver a hacerlo nunca más. Después dejó los estudios en 3º de la ESO, y trabajó como chapista en un taller de la Volkswagen, antes de descubrir que su pasión estaba en la música, pero no en la que todos esperaban que hiciera.

Sus héroes musicales eran 7 notas 7 colores, La Mala, El Chojín, Nach… todo raperos. Le costó un tiempo decidirse, pero a los 27 años se dio cuenta de que lo que quería era convertirse en rapero, debutando el año pasado con «Dicen de mí», un tema de rap clásico manifiestamente autobiográfico («Dicen que tengo que cantar como mi padre/ al final salí raper/ compares no me compares yo solo soy yo/ y Camarón el más grande») en el que pueden escucharse samples de su pater, el Camarón de la Isla. La canción contó con la producción de Coke Céspedes y scratches de DJ Rostro, y en el videoclip, que ya suma más de un millón de reproducciones, también colaboran Hugo López y Alejandro Jaramillo. El hijo mayor de Camarón, Luis Monje, que sí ha seguido los pasos flamencos de su padre, comenzó aquí a colaborar con la primera aventura urbana de la familia como co-productor. La canción, por cierto, se titula igual que la que grabó Camarón con la Royal Philharmonic Orchestra de Londres, en 1989.

Cada vez más influido por artistas como Dellafuente o Maka, Mancloy fue introduciéndose en sonidos más trap en su segundo tema, «Pasando dukelas», junto al colaborador Kinky Bwoy.

Su siguiente colaboración, esta vez con El Puto Rixa & Nolo, es ya un trap de manual. Se titula «Pureza» y fue producido hace un año por Alex Lumbier.

El hijo pequeño de Camarón también ha formado parte de un colectivo, Mancloy x Great Kings x Sava x Aaron del Sur x La Gata x Young Dealer, que lanzó el single «Nueva Liga». La Gata es, por cierto, nieta de Camarón.

Lo último que ha lanzado Mancloy, hace seis meses, también sigue la senda del rap clásico. Se llama «Dime» y está grabado en colaboración con Great Kings y Dani Heredia.

«Camarón es mi padre», decía Mancloy en una entrevista con El Español. «Sé lo que es, lo que conlleva, la mochila que llevo en mis espaldas. Pero mi padre es mi padre; como cualquier hijo con su padre, aunque el mío sea tan llamado, tan conocido por todo el mundo. Esa es la cosa, que mi padre es Camarón. Y tiene sus consecuencias, es una gran mochila; aunque la llevamos bien. Las críticas siempre estarán ahí, y más siendo hijo de quien soy. Lo hagas bien o mal. Por eso hablo de la mochila. Me van a mirar con lupa. Sí, me pesa y me ha pesado. Todavía no he acabado de salir porque he necesitado que vinieran de fuera para subirme la moral. Mi padre es Camarón, no me vayáis a comparar, yo no voy a llegar a eso. Él fue lo que fue y saldrá alguien igual dentro de mil años, si es que sale».

Las Camaronas

A las hijas de Camarón, conocidas como Las Camaronas, también les ha seducido la música de la nueva ola urbana y han colaborado con referentes de la escena como Omar Montes en un par de temas. También con la nieta del cantaor, La Gata, en la canción «Amor Gitano».

https://www.abc.es/cultura/musica

Deja un comentario