Sopa tarasca: frijolito y tortilla

caldo tlalpeño y sopa tarasca

La idea es genial: una comida completa preparada con caldito de frijol negro y tortillas fritas. Es un emblema de mestizaje cultural de la región tarasca de Michoacán y es deliciosa cuando hay frío y hambre.

Para coronar, lo mejor será crema ácida, quesito fresco, unas rodajas de chile pasilla y aguacate. ¡Combo completo!

¿Quieres innovar? Agrega fideos en lugar de tortilla.

Ingredientes (4 porciones)

Para el caldo

  • 3 jitomates
  • Ajo, 1 diente
  • 1 chile ancho desvenado
  • 1 chile guajillo
  • ¼ de cebolla 
  • 2 tazas de frijoles negros cocidos
  • c/s de sal y pimienta
  • 1 litro de caldo de pollo

Para el montaje

  • Queso fresco rallado
  • 4 tortillas cortadas en juliana
  • c/s de aceite
  • 1 aguacate laminado o en cubos
  • Crema ácida
  • Chile pasilla en rodajas

Procedimiento

  1. Tatemar los jitomates, el ajo y la cebolla en un sartén a fuego alto.
  2. Hidratar los chiles en agua caliente y quitar las venas y las semillas.
  3. Licuar los ingredientes tatemados y los chiles con una taza de caldo de pollo. Sazonar.
  4. Hervir en una cacerola a fuego medio y agregar dos tazas más de caldo.
  5. Colocar los frijoles con el caldo de pollo sobrante en una licuadora, moler e incorporar a la cacerola. Dejar hervir por 10 minutos y sazonar.
  6. En otra sartén, calentar aceite a fuego alto y freír las julianas de tortilla hasta que doren y dejarlas escurrir en papel absorbente. Hacer lo mismo con los aros de chile pasilla (éstos tendrán una fritura mucho más rápida, no dejarlos más de 10 segundos en el aceite)
  7. Servir el caldo en un plato hondo y colocar la juliana de tortilla. 
  8. Decorar con queso fresco rallado, crema ácida y chile pasilla.

Deja un comentario