Sobre cómo Trump se beneficia de las falsas noticias

Alexander Portelli tiene un blog, con mucho éxito y poca crítica, en el que divulga propaganda a favor del candidato republicano

Alexander Portelli trabajando en su casa de Aurora (Colorado).
Alexander Portelli trabajando en su casa de Aurora (Colorado). FIONA ENDRES

Cuando Alexander Portelli revisa el número de lectores, le brillan los ojos. Entre 1.5 y 2 millones de usuarios se dan cita cada mes en prntly.commarshallreport.com . El espectáculo que dirige Portelli en la Red no podría ser más hipócrita. Una página le hace publicidad a Donald Trump, la otra empezó como campaña para el demócrata Bernie Sanders.

El blog de Trump prntly.com hospeda un caos en mayúsculas, anuncios e imágenes editadas con Photoshop. En el medio figuran titulares como “Hillary morirá pronto” o “Trump a la cabeza de los sondeos”. El principio del blog es sencillo, confiesa Portelli: “Nuestros autores toman una noticia existente y la transforman de forma tal que parezca que hay algo de Donald Trump en ella”.

El propio Trump tuiteó frecuentemente artículos de este sitio web. Es divertido, dice Portelli: “Ya que ni siquiera están de acuerdo”. Otros medios retoman cada una de las noticias. A veces, no siempre, exponen las falsedades. A él le gustaría enfocar el blog más profesionalmente, dice Portelli: “Aunque así es como mejor funciona”.

Portelli dice que gana bastante con el blog. No quiere decir cuánto. Se aprovecha del hecho de que mucha gente ya no confía en los medios tradicionales: “Internet es el futuro”. El alto número de lectores le da la razón.

Alexander Portelli
Alexander Portelli FIONA ENDRES
 

En su blog no se trata realmente de informaciones engañosas, se defiende Portelli: “No son más que noticias distorsionadas”. Como todos los medios hacen. Le molesta que la CNN o Fox News solo vayan a por Trump y dejen en paz a Hillary Clinton. Su blog busca el equilibrio. “Hay mierda en ambas partes”.

Portelli vive en la actualidad en Aurora, un suburbio de Denver. Es originalmente de Albany (Nueva York). Según informes de prensa, se postuló allí como alcalde hace tres años. Pero tuvo que retirarse de la carrera al no ser elegible, ya que había sido condenado recientemente por tráfico de drogas. El propio Portelli no votará a Trump en noviembre, sino al liberal Gary Johnson.

http://internacional.elpais.com/

Deja un comentario