Llega el verano: cinco cosas que no sabías del solsticio

Llega el verano: cinco cosas que no sabías del solsticio

MARIO VICIOSA

Más allá de las clásicas predicciones meteorológicas de cara al verano y los típicos “se prevén récords de temperaturas…”, esta estación está llena de peculiaridades astronómicas. Allá van algunas de éstas sobre el solsticio que se inició a las 0:34 de este martes:

Cuando más lejos estamos del Sol

Pese a que parezca lo contrario, la Tierra llega a su punto más alejado del Sol el 4 de julio. “Es el denominado afelio, a 152 millones de kilómetros”, recuerda el director del Observatorio Astronómico Nacional (IGN) Rafael Bachiller. “La Tierra describe una órbita elíptica y no circular alrededor del Astro Rey; a veces estamos más cerca, a veces más lejos”.

El calor estival tiene que ver con la inclinación del eje del planeta. Los rayos inciden de manera más directa en nuestro hemisferio durante estos meses.

La estación más larga

El verano durará 93 días y 15 horas, frente al invierno, que duró 88 días y 23 horas. “Al encontrarse la Tierra tan lejos del Sol, debido a la segunda ley de Kepler, su movimiento orbital es más lento. Y ello hace que nuestro planeta tarde más tiempo en completar el cuarto de la órbita que corresponde a nuestro verano, lo que equivale a decir que el verano es una estación particularmente larga”, afirma Bachiller.

La hora sin sombra

En verano, los rayos solares inciden de manera directa sobre el Trópico de Cáncer. Eso significa que el 21, a la hora del mediodía astronómico, en los países tropicales el Sol está en el cénit, lo más alto del cielo. Será difícil que se proyecten sombras. Cuanto más al norte o al sur, las sombras serán más alargadas.

El 21 no se pone el Sol más tarde

Por extraño que parezca, el día más largo del año (15h y 3 minutos en Madrid) no es el día en que el Sol sale antes y se pone más tarde. “Ello es debido a que la órbita de la Tierra es una elipse”. El amanecer más temprano se produjo el 14 de junio, mientras que el atardecer más tardío tendrá lugar el día 27.

El Sol está ‘quieto’

Les proponemos un experimento que les va llevar un año: construir un analema. Se trata de hacer una foto diaria apuntando hacia el mismo sitio, por donde esté el Sol. Al superponerlas, veremos una figura llamada analema. Los soles correspondientes al solsticio de verano e invierno se tienden a mostrar muy juntos: apenas se mueve su posición de un día a otro en el cielo a la misma hora. Son ‘soles quietos’, que es lo que significa ‘solsticio’.

http://www.elmundo.es/ciencia

Deja un comentario