El mal amor: Historia de un alegato (Fragmento)

 El mal amor: Historia de un alegato (Fragmento)

“La vida, las cosas, las personas, somos estados de energìa que debemos conservar abierta para vivir en funciòn de lo que somos. Para hacer fìsica la fuerza de nuestro ser con la naturaleza. Si se enyesa y encierra la energìa, castramos nuestro modo de vivir y tras cada modo de vivir hay un modo de pensar, de ser, de actuar.  Los Toltecas decìan que nacemos siendo àguila pero nos empeñamos en vivir dentro de un gallinero y en volar como gallina. Asì nos destrozamos las alas contra el cerco, inadecuado a nuestra dimensiòn. Hay alguno que sale gallo y cacarea, pero somos àguila en cualquier caso y nuestra mediocridad nos hace dormir entre ponederos y pisar las cagaditas.

  A las personas nos gusta la vida, pero se nos hace un nudo en la garganta cuando nos planteamos ejercer nuestra libertad de espìritu hasta sus consecuencias extremas. Por esto y màs, las energìas del amor y la amistad deben ser vividas con su verdadera fuerza, en absoluta libertad, sin estar condicionadas por estructuras con formas mediocres ni maliciosas. Dejando que en nuestra forma de vivir el vinculo se convierta en una expresiòn gloriosa, en una obra de arte que harà  la vida con la forma de la antiforma.”

Luis Ramòn Garcia del Pomar

 

Deja un comentario