BLUES LUCTUOSO PARA JANIS JOPLIN

MARGE PIERCY 

BLUES LUCTUOSO PARA JANIS JOPLIN

Tu voz siempre me golpeó el nervio del codo,

la pinche fantasía del gran corazón en su congoja;

me arrastró como una luna de cobre,

por todas sus fases hasta alcanzar la libertad.

No puedo menos que amarte con mis pesadillas.

Tu voz chirría en la médula ósea

cocinada en el inmenso lupanar

del masoquismo en que nadamos.

Mujer maltratada, sufriente, defraudada.

Nos han domesticado para habitar

la casa candente de la explotación.

Nunca tenemos tanta vida,

ni somos tan personas,

hasta que caminamos

plenas de blues nocturnos;

cuando más vale que un hombre inexistente

haya partido

(ausencia que es gas para inflar globos)

y nos queda el pensamiento,

la sensación, la voluntad.

¡Oh!, ¡hembra blues tiranizada, jugosa, prolija!

Palpita tu rostro inflamado y malquerido.

Vuela tu cabello de alambres

desparramando la energía. Bocanada

de llamas

para quien toda su vida es combustible.

Tú personificaste a la mamá perfecta

que no se agota en las entregas,

como la sopa de pollo para embriagar

a la raza de hombres-ratas.

Personificaste el dolor

que se prende del pecho como un niño;

y a la goma de mascar, linda y pasiva.

Mujer ajena a la esperanza mendiga y

sin fin del mundo,

luchando encarnizadamente para ser fornicada; ese deseo llamado amor

Y que dejan colgando de la escarpia,

esa necesidad de amar

como un hueco que llora en el alma;

esa droga que nos cuelga y arrastra, matándonos,

tan fría como el aguanieve

que congeló tu sangre.

Versión de Jose Vicente Anaya

http://transtierros.blogspot.mx/

Deja un comentario