Poesia encontrada

Poesia encontrada

Despuès de una buena siesta
y una caminata por el bosque
recogimos los frutos de la zarzamora,
nos manchamos los dedos y la lengua.
Al probar la esquisitez de tales beneficios
nos besamos
y pudimos sentir el elixir en nuestros labios

……………………………………………………………………

Mil razones para decir que no
Quinientas por rechazar
Cien para repudiar
Cincuenta para maldecir
Veinticinco para vomitar
Diez para propender
Y una sola para embrujar

Juan A. Pèrez

Fotomontaje de Manuel Pèrez

Deja un comentario