Adaptan cámara satelital para que diagnostique precozmente el cáncer

Satélite Proba-V ESA
A pesar de que en mi blog he publicado artículos tan reveladores como los 15 inventos de la NASA que cambiaron nuestras vidas, todavía hay gente que cree que invertir en el espacio es un derroche innecesario. Se indignan cuando les hablas de presupuestos (no tanto cuando les hablas de Messi o Cristiano) destinados a investigación, casí siempre con la excusa “bienintencionada” de que existen otros asuntos más urgentes en los que poner dinero, como la sanidad. Bien, para todos ellos va dedicado este post, porque a pesar de lo corto de sus miras, ellos también terminarán por beneficiarse de la tecnología creada por y para el espacio. ¡Sí! Incluso en asuntos relacionados con sanidad.

Y es que una cámara diseñada inicialmente para monitorizar desde el espacio el estado de la vegetación (en la actualidad se encuentra montada sobre el satélite Proba-V de la ESA), podría muy pronto ayudar a salvar vidas en la batalla contra el cáncer. La idea es que las increibles capacidades tecnológicas de esta cámara, que incluye un sensor infrarrojo digital, podrán ayudar a que los médicos vean cosas que ahora resultan invisibles al ojo humano, lo cual les ayudará a realizar diagnósticos precoces.

Por lo que puedo leer en la web de la ESA, la cámara de alta velocidad toma instantáneas de todas las manchas verdes terrestres cada dos días. Como ejemplo, la que podéis ver bajo estas líneas corresponde al delta del Nilo, y fue tomada el 24 de marzo de 2014.

Imagen tomada por la cámara montada en el satélite Proba-V
La habilidad que la cámara tiene para poder ver ondas cortas de luz infrarrojas en la vegetación, ayuda a distinguir las capas saludables de vegetación, de aquellas que están en mal estado. Esa misma habilidad podría usarse para ver cambios en las células epidérmicas, una vez que la cámara se acople a un escáner médico. Detectar estos cambios podría ayudar a los doctores a anticiparse para realizar diagnósticos e iniciar tratamientos en casos de cáncer de piel, mucho antes incluso de que las huellas de un melanoma comiencen a ser visibles.

En fin, un ejemplo más de las insospechadas ventajas de invertir en el espacio.

Me enteré leyendo Petapixel.

http://maikelnai.elcomercio.es/

Deja un comentario