La información decapitada

La información decapitada

Cualquier que haya leído los extractos del discurso de Barack Obama en la 69 Asamblea de la ONU y esté mínimamente informado de lo que realmente sucede en el mundo pensará que los EEUU de los que habla Obama están en otro planeta. En la Tierra, desde luego que no. El presidente estadounidense habló de cómo su país “promueve la paz y la estabilidad”, incluso, se atrevió a poner ejemplos, como su supuesta solución diplomática a las tensiones con Irán, cuando precisamente hace un par de años llegó a amenazar con ir a la guerra codo con codo con Reino Unido.

En todo caso, no es su discurso el que me preocupa, sino el que se refleja en los medios. Mientras Obama hablaba de paz en la ONU, EEUU lanzaba mortíferosataques en Siria contra supuestos terroristas yihadistas. ¿Y saben qué? Sin siquiera haber contado con el respaldo del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas o, lo que es lo mismo, saltándose la legalidad internacional. ¿Qué es muy posible que se le hubiera dado autorización? Pues sí, pero no se lo planteó; obvió los cauces legales. Pocos son los medios que han señalado este hecho, más centrados en lo irrelevante de cuanto decía nuestro Felipe VI en su estreno en la ONU, haciendo campaña por entrar en el Consejo de Seguridad.

Apunte extra al repecto de  nuestra candidatura: durante mucho tiempo defendí que España era indigna de entrar en el Consejo de Seguridad cuando no pasa un sólo día sin que sea cómplice de la violación de Derechos Humanos del pueblo saharaui en el Sáhara Occidental, territorio del que todavía España es potencia administradora. Vista la connivencia con EEUU y sus bombardeos, creo que el hecho de España anteponga la economía a los DDHH en la cuestión saharaui, jugará a su favor (Modo Ironía ON).

Volviendo al tema que nos ocupa, al de la desinformación, creo que es interesante llamar la atención sobre las noticias de las terribles decapitaciones (y sus vídeos) por parte del ISIS. ¿Se han fijado cómo conocemos el estado civil, si tenían hijos, padres o abuelos, si eran buenas personas… de cada una de las víctimas? Si no lo han hecho, repasen hemeroteca. En absoluto critico que se retrate a las víctimas y los motivos que les llevaron allí, pero me asalta una duda:

¿Qué sucede con las víctimas civiles de los drones (ya no digo las de supuestos terroristas a los que, sin que haya guerra declarada, si asesina si juicio precio, por eso son muertes extrajudiciales)? En los 8 años de Bush, el saldo de víctimas civiles a manos de los drones fue de casi 300, de las que más de 120 eran niños.Con Obama, premio Nobel de la Paz, los ataques con drones se multiplicaron por siete y sólo en sus primeros cinco años de mandato había estadísticas que hablaban de la muerte de 3.500 personas, 800 de ellos civiles y casi 200 niños. Pero de todos esos civiles, no sabemos nada, sólo son cifras, números que de vez en cuando, como en este artículo, salen a la luz, pero que no atraviesan a nadie. Para empezar, porque no hay imágenes, porque Occidente se cuida muy mucho de que no las haya, del mismo modo que se ocupa de que las decapitaciones estén por doquier. En cambio, al otro lado, lo viven en primera persona, sientiendo la impunidad de estos asesinatos como vinagre en sus heridas abiertas.

“Vivir es fácil con los ojos cerrados” sólo debería ser el título de una canción o de una película. Ábranlos. Ábranlos ya.

David Bollero

http://blogs.publico.es/david-bollero

Deja un comentario