Miliciano

Según el CIS, solo un 16% de los españoles está dispuesto a matar por España. El estudio no aclara a quién, lo cual solo puede constituir un error metodológico, ya que, conociendo la sociología española, muchos se animarían a tomar las armas en función del enemigo.

Sí se especifica, y esto puede servir de pista, los países que más claramente son percibidos como potenciales amenazas para la Patria; a saber: Marruecos y Gran Bretaña. Contra los ingleses, de momento, vamos ganando gracias a la sofisticada técnica del balconing. A este ritmo de dos o tres muertos anuales, nos llevará milenios acabar con la pérfida Albión, cierto, pero lo importante es la constancia.

La más preocupante revelación del estudio, sin embargo, es el progresivo descenso de españoles dispuestos a matar por su país. Un 16%, ya ves tú qué porquería. Ni que decir tiene que vascos, navarros y catalanes preferirían luchar por un quítame allá esas pajas, a muerte si es preciso, que por Extremadura (valga el ejemplo sin ofensa premeditada a los habitantes de esta región, suponiendo que quede alguno todavía).

Las cifras no dejan lugar a dudas: si la desidia nacional continúa su actual tendencia, en diez años nadie querrá luchar por esta gran patria nuestra, y, en veinte, muchos estarán dispuestos a luchar por cualquier otra.

En el epígrafe de psicopatologías, el CIS señala que tres (3) de cada cuatro (4) ciudadanos se sienten orgullosos de ser españoles. Resulta tranquilizador, sin embargo, saber que el porcentaje desciende año tras año, bien sea porque los orgulloso se van muriendo de viejos, bien porque van aprendiendo a leer.

Lo peliagudo de todo este asunto es el mensaje que semejantes cifras lanzan a las potencias potencialmente enemigas: poco menos que un convite a la ocupación. Es poco probable que tal cosa ocurra porque, seamos serios, ¿quién querría tener en su país a un montón de españoles?

En este sentido, los responsables de la Seguridad Nacional pueden estar tranquilos. España, hoy por hoy, resulta más disuasoria que un millón de idiotas armados.

Josè A. Pèrez

http://mimesacojea.com/

Deja un comentario