“Mi ex mató a Jim Morrison”, confiesa cantante

Marianne_Faithfull_770 Jim Morrison murió el  3 de julio de 1971 en París en condiciones que se han vuelto legendarias, aparentemente por un paro cardiaco propiciado por el consumo de heroína, según un libro reciente (aunque otras versiones míticas sugieren que Morrison fingió su muerte para dedicarse a ser un poeta underground y tal vez traficar diamantes como Rimbaud o la infaltable teoría de que fue la CIA…). Parte del club de los 27, quizás la razón por la que su muerte es tan fértil en conspiraciones y versiones alternativas, tiene que ver con su juventud, con la tendencia a mistificar la muerte de las jóvenes estrellas, que en su ápice, resulta inexplicable para la mayoría de los meros mortales. De cualquier forma, la muerte de Morrison sigue dando de que hablar, ahora la cantante Marianne Faithfull ha reavivado la polémica al decirle a la revista Mojo que ella “no mató a Morrison, pero sí sabe quien fue”. Supuestamente fue su novio Jean de Breiteul, dealer de heroína de las estrellas, el que ultimó a Mr. Mojo Risin.  La historia va así. En el verano del 71 Faithful viajó a París con de Breutil y al llegar éste le dijo que iba a hacer una parada en el departamento de Morrison en  17 Rue Beautreillis. She says she felt a strange sense of foreboding and stayed behind at the couple’s hotel, knocking herself out with downers. Desde ahí las cosas empezaron a marchar mal –al menos en su percepción.  “Podía sentir intuitivamente que habría problemas. “Pensé, ‘me voy a tomar unas pocas Tuinal [barbitúricos] y no voy a ir allí’. Y él  se fue a ver a Jim Morrison y lo mató. Lo que quiero decir es que estoy segura de que fue un accidente. ¿La heroína estaba demasiado fuerte? Sí. Y murió. Y no sabía nada de esto. En realidad todos los que estaban conectados a la muerte de ese pobre hombre ya están muertos. Excepto yo”, dijo confusamente.  Las declaraciones han encendido la red con una ola de interés y discusión, aunque exactamente Faithfull no ha dicho nada nuevo. La muerte de Morrison habría sucedido por sobredosis; el asesinato como tal no habría ocurrido, al menos de que de Breiteul supiera que la droga era demasiado fuerte o estaba alterada, algo que no revelan sus declaraciones. Por otro lado, Morrison en sus canciones y poema había jugado constantemente con la idea del asesinato (como perpetrador y víctima), generando quizás cierto magnetismo. También en Pijama Surf: Citas, poema y frases brillantes de Jim Morrison a 40 años de su muerte http://pijamasurf.com/

Deja un comentario