Del museo al GIF: así serían los óleos más famosos si alguien pulsara el play

El artista experimental Rino Stefano Tagliafierro lleva el movimiento a grandes obras pictóricas que van desde el Renacimiento al Neoclasicismo

Por: 
Del museo al GIF: así serían los óleos más famosos si alguien pulsara el play | PlayGround | Actualidad Musical
La belleza, esa ninfa de piel blanca que ningún escritor ha conseguido liberar de las fauces del tiempo negro, y que muchos grandes pintores han intentado atrapar en sus lienzos, ha sido de nuevo reinterpretada.

El artista experimental Rino Stefano Tagliafierro ha creado un corto audiovisual que dota de movimiento a grandes obras pictóricas que van desde el Renacimiento al Simbolismo de finales de 1800, pasando por el Manierismo, el Romanticismo y el Neoclasicismo. Del instante eterno a la inercia del movimiento digital.

La primavera, el bosque idílico atravesado por una luz irrepetible, mujeres que juegan con querubines al atardecer, ángeles y niñas que florecen, parecen vivas gracias a las animaciones creadas por el director italiano. Pero Tagliafierro también aborda el descenso a los infiernos, las ejecuciones de las tragedias clásicas, el terror que tan bien plasmaron Tiziano y Caravaggio en sus óleos, y que siempre nos quitarán el aliento. El joven artista italiano propone que nos enfrentemos al drama humano representado en estas obras, a la locura y al odio, en modo gif. Así es como, según Tagliafierro, se verían estos cuadros si alguien los llevara al cine y los cortara en pequeños pedacitos para consumir en nuestras pantallas. Desde “El sacrificio de Isaac” hasta la “Venus de Urbino”, el director animado obras de Rembrandt, Rubens, Ivan Shishkin, William Adolphe Bouguereau, Luis Ricardo Falero, Jules Joseph Lefevre y John William Godward, entre muchos otros.

“Parece que estén vivos”. Esta es quizá una de las sensaciones más compartidas por los visitantes de grandes museos como el del Prado, los museos Vaticanos, los Capitolinos o el Palazzo Massimo. A Tagliafierro no se le puede negar el tacto y la sensibilidad estética, la innovación que estos clips visuales suponen. Gracias a los gifs podemos volver a visitar estas grandes obras de arte en unos tiempos de saturación de imágenes. Pero, ¿es realmente necesario dotar de movimiento a estos óleos para que el público del siglo XXI se sienta atraído por ellos? Y, ¿se consigue más fuerza expresiva con el movimiento digital que dedicando unos minutos a observar un valioso lienzo? A ti, querido lector, te encomendamos la respuesta.

Rino Stefano Tagliafierro

Rino Stefano Tagliafierro

Rino Stefano Tagliafierro

Rino Stefano Tagliafierro

Rino Stefano Tagliafierro

Rino Stefano Tagliafierro

Rino Stefano Tagliafierro

Rino Stefano Tagliafierro

 

 http://www.playgroundmag.net/

Deja un comentario