Si doblaras una hoja de papel 103 veces terminaría siendo tan gruesa como el universo

Screen Shot 2014-07-19 at 11.30.59 PM

Entre el ocio hiper sofisticado y el origami cuántico, este potencial ejercicio, cuyo proceso es bastante simple, incluso familiar, tiene un resultado mentalmente inabarcable. Se trata de especular sobre qué sucedería si aplicaras a una hoja de papel 103 dobleces, algo viable si contáramos con un papel suficientemente grande y la fuerza para replicar el doblez en ese número específico de ocasiones. Lo que sucedería es que terminaríamos con un “objeto” de papel que tendría un grosor del tamaño del universo observable, es decir, una distancia 93 mil millones de años luz. 

Aunque parezca difícil de creer la explicación a esto es tan sencilla, como racional:

Una hoja de papel tiene un grosor equivalente a un décimo de un milímetro. Si la doblo exactamente a la mitad entonces su grosor se habrá duplicado. Si repito la operación, mi papel ya habrá alcanzado un espesor similar al de una uña. Tras diez dobleces la hoja tendrá un grosor equivalente al de mi mano, mientras que para el doblez número 30 este ya habrá alcanzado un kilómetro. Para la cuadragésimo segunda ocasión, nuestra hoja de papel tendrá un espesor que conectaría el punto en el que me encuentro con la superficie de la luna. 

Su dudas de esta extravagancia puedes hacer la comprobación matemática de la misma –y en caso de que los números no sean lo tuyo, entonces te invitamos a que procedas a la demostración física. 

[Sploid]

http://pijamasurf.com/

Deja un comentario