Copiar

Copiar

Un frecuente comentario de quienes ven el cuadro es “muy original, me recuerda a Tal”. O sea que en qué quedamos. Hemos innovado o no. Somos originales o subordinados, inventores o discípulos de los doctores. Gauguin era uno de los que se indignaban con esta cualificación de la obra. Nunca se es más original que cuando se plagia decía Paul Valèry exagerando la boutade pero en resumen nada se hace desde la nada, por mucho que nadie se crea Dios. Las pinturas de todos se parecen a las pinturas de sus antecesores y, sobre todo, a los de sus más inmediatos antecedentes o a sus coetáneos. El arte anida en el arte. Allí se amamanta, vive entre sus escombros, recupera la basura o el filo de oro. Lo importante es sentirse libre y disfrutar de esa libertad al hacer. Lo que se haga será original. El hecho será, por antonomasia, un acontecimiento.

Texto y pintura de Vicente Verdù

http://www.elboomeran.com/blog

Deja un comentario