¿Y si los carteles de cine se movieran?

CRISTINA ROMERO 
 

Si fue CompuServe quien decidió crear el formato gráfico Gif en 1987 es hoy, en 2014, el momento en el que los gifs llegan a los carteles de cine. Porque el gif también puede ser un arte y, sobre todo, un reclamo que no es sólo una tontería sino una manera de ver el futuro de la imagen fija. 

Drive, protagonizada por Ryan Gosling es uno de los anuncios elegidos para hacer de él un gif. 

La mejor producción de Tarantino, Kill Bill, también ha sufrido reajustes y así es el resultado. 

Qué mejor que crear un cartel en el que un monstruo abra y cierre los ojos constantemente para producir miedo. No deja de ser un reclamo a la butaca del cine y aquí está el deHobbit

Si hay algo mejor que imaginar el tremendo miedo de alguien por su cara es viendo su cara en movimiento. Alien sabe de esto. 

El cartel de Regreso al futuro es más divertido si se ve en movimiento a Christopher Lloyd y Michael J. Fox siendo víctimas de sus propias trastadas. 

Las caras de odio de John Travolta y Samuel L. Jackson apuntando con una pistola en Pulp Fiction son dignas de verlas gesticulando. 

El último agente 007 en acción ya tiene el cartel animado de Skyfall

Aunque nadie quiera vivir 2001: Una odisea del espacio, por el bien del correcto funcionamiento del corazón, este cartel lo permite. 

El cartel de Looper y su cuenta atrás también. 

Fight club no iba a ser menos y adelante en el cartel parte del contenido que se espera en la película. 

Y, por supuesto, E.T. no podía quedarse sin pedalear por lo más alto. 

¿Y si los carteles de cine se movieran?
Regreso al futuro, 1985

Deja un comentario