Confirmado: el gobierno mexicano maquilla cifras en economía y seguridad pública

desaparecidosLa información oficial es esencial. En ocasiones son ellos, el gobierno, los únicos que poseen la infraestructura para medir estadísticamente realidades sociales. Dos temas muy sensibles para la sociedad, la economía, y las personas desaparecidas, han sido manejados por  el estado de una manera irresponsable.

Cuando inició el gobierno del priísta Enrique Peña Nieto (partido que gobernó el país por 70 años bajo una dictadura simulada) se admitió que el saldo de desaparecidos que dejó el sexenio de Felipe Calderón, producto de la polémica Guerra contra el Narcotráfico, fue demás 26 mil desaparecidos. Luego, la semana pasada, el  Procurador Jesús Murillo Karam dijo que la cifra había sido depurada a 13 mil 195, después, Miguel Ángel Osorio Chong,  secretario de gobernación ante el Senado de la República, citó una cantidad de 8 mil desaparecidos. También, la semana pasada la Comisión de Derechos Humanos declaró una cifra de 24 mil 800 personas desaparecidas.

En el tema económico diversos especialistas habían declarado que la economía mexicana está en recesión. El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, que por cierto  había sido fuertemente alabado por revistas financieras como The Banker, tuvo que retractarse al corregir las proyecciones de crecimiento para este año, de 3.9% a 2.7%, pero negó que  la economía mexicana esté en recesión, aunque el Banco de México anunció una salida de capitales del país mayor a las reservas internacionales. Finalmente el Inegi aclaró que la economía mexicana está estancada. Todo esto, mientras la firma Bank of America Merrill Lynch sostuvo este miércoles que la economía mexicana “todavía se encuentra en recesión”.

La opacidad en los datos, la falta de transparencia en las metodologías usadas por el gobierno, y la poca sensibilidad se revelan con esta evidente especulación al interior del mismo gobierno, que se contradice y golpea. En el tema de los desaparecidos, por demás lastimoso (imagina la angustia de los familiares de esas personas), el juego de datos es indignante. Organizaciones como Amnistía Internacional y colectivo FUUNDEC están presionando para que el gobierno transparente sus métodos.

La advertencia de la Universidad de San Diego de que el estado mexicano podría estar maquillando las cifras se confirma por ellos mismos ( el gobierno), ¿no es este cinismo un  juego notable de los estados autoritarios?

Twitter de la autora: @anapauladelatd

Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de Pijama Surf al respecto.

http://pijamasurf.com

Deja un comentario