La escuela, el experimento, la casa

La escuela

Un romance es una vieja canción.

Y también una historia que podemos inventar entre todos.

Cada uno la retoma por turnos y agrega una nueva palabra, sin olvidar nada de lo que se ha dicho.

Este romance nos cuenta lo que encontraba un niño, día tras día, en el camino de vuelta a casa después de la escuela; y cómo su mundo, que era muy pequeño, de pronto se volvió muy grande.

Es una historia tan antigua como la vida: vuelve a empezar cada día.

El camino

La casa

Fue su amigo Laurent quien inspiró a Blexbolex (Bernard Granger) “esta hermosa forma de narrar”, reconoce el francés en las páginas finales de Romance (Libros del Zorro Rojo), que ha sido elegido por The New York Times como uno de los diez mejores libros ilustrados de 2013.

La historia es, en principio, sencilla: un niño regresa a casa después del colegio. En la primera secuencia del libro eso es todo lo ve a su alrededor: la escuela-el camino-la casa. Pero, en cada trayecto, la historia crece un poco más: se enriquece con nuevos personajes, nuevos escenarios.

La gente

La tienda

El desconocido

A medida que ese niño deja volar su imaginación –Romance consta de siete secuencias–,Blexbolex también pedirá al lector que desate la suya: es precisamente ese estilo telegráfico que mantiene durante todo el libro –solo hace una excepción con la introducción a cada historia– el que dejará margen suficiente para que cada uno cree su propia aventura a partir de este hermoso experimento visual, que empieza como un rutinario regreso a casa y termina poblado por bandidos, reinas, brujas y dragones.

Los bandidos

La bruja

La reina

El maleficio

El malvado

Romance de Blexbolex está editado por Libros del Zorro Rojo. Todas las imágenes son cortesía de la editorial.

Virginia Collera/http://blogs.elpais.com/storyboard/

Deja un comentario