¿Cuál es el secreto de los encantadores de serpientes?

¿Cuál es el secreto de los encantadores de serpientes?

Las serpientes nos provocan un efecto mezclado de miedo y curiosidad, ya que si bien pueden ser letales, tienen un comportamiento imposible de predecir y, su cuerpo largo y vistosos colores, las hacen interesantes.

Seguramente viste en TV o, en persona si tienes suerte, a unos individuos que, tocando un instrumento similar a una flauta, las hacen moverse y bailar. Se trata de los encantadores de serpientes, un oficio tan viejo como interesante. ¿Quieres saber cómo lo hacen?

Encantadores de serpientes

Ser un encantador de serpientes no es fácil, se trata de un oficio que se empieza a aprender desde la niñez y que normalmente pasa de generación a generación en una misma familia.

Sus orígenes datan del antiguo Egipto, pero luego se fueron haciendo más comunes en la India. Sin embargo, hoy se trata de un oficio venido a menos, ya que el año 1972 el país introdujo una ley que prohíbe el tráfico de serpientes e incluye a los encantadores.

Sin embargo, la tradición sigue viva y, ya no tan públicamente, podemos ver a estos hombres sentados ante una serpiente que se esconde en un recipiente de mimbre y sale para moverse mientras el encantador toca un instrumento conocido como Pungi.

Qué técnica utiliza el encantador de serpientes

Los encantadores de serpientes, trabajan con animales entrenados. Generalmente utilizan cobras, una de las serpientes más venenosas del mundo y tienen varias a su disposición, pero los más valientes se atreven con algunas especies de pitones de mayor tamaño y viperas. Para evitar el riesgo de una mordida venenosa, muchos extraen el veneno de las cobras y sus colmillos.

Si bien se cree que la serpiente baila al escuchar la música, la gente no sabe que estos animales no son capaces de oír. Los encantadores, utilizan las vibraciones que produce el sonido del pungi y que las serpientes sienten a través de su cabeza. Durante su entrenamiento, se les enseña a tratar de cazar un objeto similar al pungi, mucho más duro.

http://www.youtube.com/watch?v=jGRpwOb4s4E

Al estar dentro de un cesto o caja, desprovistas completamente de luz, al salir se ven cegadas por la luminosidad y confunden al pungi con otra serpiente, por lo que los movimientos son más bien defensivos o de caza, mientras siguen con cuidado al supuesto predador o presa.

El encantador de serpientes, sabe exactamente a qué distancia colocarse; una cobra, sólo es capaz de extenderse a un tercio de su longitud de una sola vez, siendo esa la medida a utilizar.

Ya sabes, si vez un espectáculo así, la serpiente no está encantada o hipnotizada, sólo confundida y principalmente hambrienta, ya que parte del entrenamiento está en no alimentarlas, por lo que mueren pronto y el encantador de serpientes comienza a trabajar con un nuevo reptil.

A propósito, ¿sabes por qué tenemos miedo a las serpientes?

https://www.facebook.com/HumanismoCientifico

Deja un comentario