Un proyecto piloto con perros terapeutas en Río

 

Por: Juan Arias

Hospital Pedro Ernesto

Desde hace tres meses, en el Hospital Universitario Pedro Ernesto de Río de Janeiro, un equipo de médicos y psiquiatras están llevando a cabo un proyecto piloto, en el que un grupo de perros hacen de terapeutas con enfermos psiquiátricos graves.

El proyecto podrá ser extendido en 2014 en el campo de la psiquiatría infantil en otros centros médicos.

No se trata de la simple presencia en el hospital del animal de compañía del paciente como es permitido ya en algunos hospitales en todo el mundo y cuyos efectos benéficos son conocidos

La experiencia piloto del Pedro Ernesto va más allá. No son los perros de los pacientes los que actúan con los enfermos sino un grupo de 20 perros que han sido adestrados para actuar en la acción terapéutica.

Se trata, dice Roberta Araujo, coordinadora de Pelo Próximo, de usar al animal como “un punto de equilibrio” con el enfermo. Para crear un vínculo afectivo entre perros y pacientes se usan para cada uno de ellos los mismos animales.

Terapia-com-animais-sus
Según ha explicado al diario O Globo la psiquiatra, Bianca Magnano Paiva, una de las profesionales que acompaña la realización del proyecto, los animales están colaborando de forma sorprendente en la recuperación de los pacientes, algunos de ellos en depresión profunda.

Los hospitalizados por diagnósticos psiquiátricos juegan con los perros adestrados y tienen la libertad de peinarles, acariciarles y hasta conversar con ellos.

Hasta el momento, en los tres primeros meses del proyecto piloto, los resultados aparecen muy positivos afirma la experta en fonología, Fernanda Estela Doringaque explica que los pacientes acaban transfiriendo a los perros su afecto más aún que con los propios terapeutas y acaban “contando sus problemas al animal”.

Según Doringa, los pacientes acaban llorando y desahogándose con los perros como si se tratara de personas. En muchos casos, los enfermos han revelado una disminución importante de la presión arterial, de los síntomas de ansiedad y un aumento de la inmunidadEl caso más llamativo ha sido el de algunos pacientes que sufren de depresión profunda que no reaccionaban al tratamiento tradicional y tras algunas semanas de terapia con los perros llegaron hasta a salir de la cama y a volver a hablar.

Otro paciente, de 18 años, que había sufrido de una irrupción sicótica grave, tras haber sido tratado tres semanas con la ayuda de tres perros, acabó volviendo a su casa y pidió volver al hospital los lunes por la tarde, para “poder conversar” con los animales que le habían ayudado a recuperarse.

La experiencia piloto que se está realizando en el Hospital Universitario Pedro Ernesto hace parte del proyecto llamado Pelo Próximo, que ya actúa en varios hospitales de la capital carioca con la ayuda de animales de compañía.

El equipo del Pedro Ernesto está formado por médicos, psicólogos, psiquiatras, enfermeros etc. y los resultados del proyecto de terapia compartida por perros serán objeto de estudio académico en algunas facultades de medicina.

Terapia con perros (2)

Deja un comentario