Fage, el yogur que se come con tenedor /I

Ahora que en México se impulsa una política nacional contra la obesidad y el sobrepeso y a favor de la sana alimentación, llega al mercado el yogur griego de la octogenaria empresa Fage (se pronuncia fa-yeh, que significa comer), elaborado con productos naturales y una larga lista de “sin” edulcorantes, conservadores, azúcar, saborizantes, grasa, aditivos, leche o crema en polvo, proteínas en polvo, gluten y con poca lactosa y acidez.

Athanassios Filippou, presidente de la empresa familiar, sabe de la nueva estrategia alimenticia y comenta: “En todo negocio se necesita una buena planeación, pero también algo de suerte… Le pregunto a Dios si tendremos éxito en México y aún no hay respuesta, aunque se venderá bien nuestro yogur, porque sabe rico y es muy nutritivo; es casi tan espeso como el queso crema pero con mejor sabor; se come con el tenedor y no con la cuchara”.

Filippou está feliz por abrir el mercado 37 para sus productos a escala mundial y está acompañado, entre otros, por su distribuidor, Alberto Rementería, director general de Gifan Internacional, que suministra los productos Procter & Gamble y marcas como Tide, Bounce, Downy, Clorox, White Wave, Gillette Fusion, Maestro Limpio y Duracell, entre otros.

El empresario me habla de la elaboración del yogur, del uso del suero extraído para generar electricidad y de cómo la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), que dirige Mikel Arriola, se sorprendió al conocer la lista de ingredientes naturales. “Nos dijo: ‘no tienen nada que declarar’, y nos aprobó”.

¿Cuál es la fórmula del éxito para ser la marca número 1 de consumo en Grecia y Estados Unidos? La respuesta está en uno de los principios de su abuelo: “nunca elaborar un producto que no pudiéramos dar a nuestros hijos”, y los hijos de Athanassios empezaron a comer el yogur desde los primeros meses de vida.

El yogur que se venderá en México es importado de EU, de la planta de Johnstown, en Nueva York, donde se elaboran más de 100 mil toneladas anuales; para 2015 se prevé alcanzar 160 mil toneladas. La inversión original en la planta fue de 40 millones de dólares y ahora llegará a 400 millones, 10 veces más el plan original de 2007.

Ya se vende en Costco y Sam’s Club y en unos días más en Soriana, Walmart, Superama y otras tiendas. Se ofrecerá el yogur tradicional y el sin grasa en presentaciones de medio kilo, un kilo y el de 170 gramos con seis sabores: miel, fresa, arándano, frambuesa, mango con guanábana y cereza con granada.

J. Jesús Rangel M./http://monterrey.milenio.com/

Deja un comentario